MALOS TIEMPOS PARA LA PRENSA

viernes, 29 abril, 2022

Malísimos tiempos, que nos permiten ser testigos de esa actitud chulesca y matona de que hacen gala algunos, que lejos de cumplir estrictamente con sus obligaciones, pongamos por caso la de director de gabinete de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se dedican a empujar e intentar amedrentar a los y las periodistas que se limitan a hacer esas preguntas que molestan y no interesan a cierto tipo de políticos.

Andreo AroperoSí, nos estamos refiriendo a Miguel Ángel Rodríguez Bajón, el llamado MAR, que fue nombrado por José María Aznar durante su presidencia en Castilla y León, portavoz de la Junta de esa comunidad y que ya continuaría al lado del político del PP durante mucho tiempo, llegando a ser director de Comunicación del Partido Popular y Secretario de Estado de Comunicación, durante el mandato de Aznar.

Pues bien, este sujeto, que debería de limitarse a hacer bien su trabajo (la responsabilidad de un jefe de gabinete es muy variada) , al parecer se dedica también a hacer de guardaespaldas de la presidenta de la Comunidad de Madrid y cual avezado especialista en estos temas, (los guardaespaldas son personas entrenadas en el combate cuerpo a cuerpo en varias disciplinas de artes marciales, entre otras cosas) salta presto cuando una peligrosa periodista osa preguntar algo tan extraño como “¿Echa de menos que no esté aquí hoy el señor Feijóo?”, porque esa fue la arriesgada pregunta que hizo la periodista Andrea Ropero en el acto en el que la ausencia del Presidente del PP se notaba mucho puesto que era la toma de posesión de uno de sus presidentes autonómicos. Pero esa sencilla interpelación a Díaz Ayuso despertó los demonios de Miguel Ángel Rodríguez quien con una gran diligencia entró en acción para evitar tamaño desatino, por las buenas o por las malas, y eligió las malas, empujando a la periodista de La 6 para, tras decirle esta que no le empujase, contestarle acaloradamente eso de “No la he empujado, lo que no hace falta es que haga usted el ridículo, señora”, obligando con su exabrupto a que la periodista defendiera su trabajo y le reprochara su comportamiento impresentable : “Yo no hago el ridículo, el que está haciendo el ridículo ahora mismo es usted, que me está insultando. Lo único que he hecho es preguntar a la presidenta en un sitio en el que puedo preguntar”.

IIIPero es que el señor Rodríguez sabe mucho de hacer el ridículo, como cuando en 2013, se vio obligado a entregar su carnet de conducir en los juzgados de Plaza Castilla, en Madrid, en cumplimiento de la pena que le fue impuesta tras un juicio rápido por conducir pasado de copas por las calles de la capital de España y provocar un accidente con tres vehículos, o como cuando fue condenado en abril de 2011 por un delito continuado de injurias graves contra el anestesista y excoordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, el Doctor Luis Montes, al que ​ Miguel Ángel Rodríguez llamó nazi en dos programas de televisión por las supuestas sedaciones irregulares realizadas en un centro médico de Leganés. Porque hay que ser muy ridículo para insistir en sus acusaciones a pesar de que la Audiencia Provincial de Madrid había archivado dicho caso contra el doctor Luis Montes, por la falsedad de la acusación. Pero la chulería de este señor, su prepotencia es de tal grado, que no solo dio lugar a ser condenado a pagar una multa de 10.000 euros y a indemnizar al doctor Luis Montes con 30.000 euros, es que ante la negativa a pagar esas cantidades, en enero de 2013 un juzgado de Madrid decretaba el embargo de las cuentas de este antiguo periodista metido a político, que hace tiempo encontró en el intento de intimidación de periodistas su escondida vocación.

Sí, Miguel Ángel Rodríguez Bajón, está muy acostumbrado a hacer el ridículo.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 27 de abril de 2022

VUELVE EL ARTE, VUELVE LA VIDA

jueves, 14 abril, 2022

Los dos años que han transcurrido desde que el Covid-19 apareciera en nuestras vidas para trastocar toda nuestra manera de vivir, de relacionarnos con los demás, ha afectado de manera especial al mundo del arte (músicos, cantantes, pintores, creadores en general), que ha visto como muchas de sus instalaciones se veían obligadas a cerrar, a la espera de mejores tiempos, con lo que esto supone de ruina económica, y psicológica también, para aquellos y aquellas que han dedicado su vida al mundo de la creación, contra viento y marea.

galeria iiY esta sensación de impotencia ha debido de dejarse sentir, de manera más rotunda, en aquellas ciudades que por su numero de habitantes, ya supone un pequeño milagro el mantenimiento de pequeños teatros, de galerías de arte, de salas de exposiciones, pongamos por caso, que durante años han venido ofreciendo muestras que, en muchas ocasiones, nos han sorprendido. Y este es el caso de la Galería Efe Serrano de Cieza, que desde el año 1997 y en una ciudad de poco más de treinta y cinco mil habitantes, ha venido sorprendiendo con exposiciones de nombres para la historia del arte como José Lucas, Molina Sánchez, Antonio Suárez, Toledo Puche, Antonio Granados Valdés, Pablo Lau, Antonio Miró, Rafael Romero Masía,Vicente Ruiz, Juan Martínez Lax, Mengual, Antonio Ballester, Concha Hermosilla y otros muchos pintores y pintoras, escultores y escultoras, que han prestado su prestigio a esta galería que no ha dejado de asombrarnos con el paso del tiempo.

Como ahora, que cuando la Covid nos deja respirar un poco, ya se lanza a abrir sus puertas con la esperanza de que este tiempo no acabe y puedan continuar ofreciéndonos sus exposiciones de pintura y escultura, de grabados, collages o dibujos. Exposiciones que siempre han pretendido ofrecer las últimas tendencias plásticas con artistas de ámbito nacional e internacional.

Y Paquita, como llama todo el mundo en Cieza a la directora de F Serrano, no ha dejado pasar más tiempo para que esa galería que se emplaza en un caserón restaurado de finales del siglo XVIII, situado en el corazón histórico de Cieza, continúe funcionando, para continuar con la vida en definitiva. Con esa apuesta que a lo largo de los años hizo siempre por la difusión del arte y de la cultura en general, porque este recinto, que ocupa tres plantas dedicadas todas ellas al placer de la contemplación del arte, amplió hace mucho tiempo sus actividades para la presentación de libros también, hasta convertirse en un referente de la cultura ciezana.

galeria ivY de ese lugar ha salido la exposición ONÍRICOS, una muestra que se exhibe en la Biblioteca Padre Salmerón, de Cieza, y que ha brotado de los pinceles del pintor ciezano Francisco Manuel Martínez al que Pepe Lucas, el gran artista de la tierra ha calificado de «inquieto, convulso, intuitivo pintor cuya prometedora obra es para mí muy sorprendente».

Y nos alegra, y hemos de felicitarnos porque las galerías comiencen a funcionar, porque los ayuntamientos hagan un esfuerzo de olvido de estos dos años de alejamiento de tantas cosas que la vida nos regala. Sí, hemos de felicitarnos porque el ritmo de la vida comience a recuperarse. Y si, entre otras cosas, ocurre también de la mano de un pintor autodidacta, que descubrió el arte hace mucho tiempo y que ahora ofrece con legitimo orgullo ese ONIRICOS (algo surgido del sueño o relacionado con las imágenes que se imaginan mientras se duerme), bienvenido sea, para felicitarnos y felicitar a esas pequeñas galerías que han hecho de la vida una cruzada para la difusión del arte.

El regreso de la actividad artística es el regreso de la vida.

JUAN JOSÉ LIARTE SIN PUDOR

martes, 12 abril, 2022

liarte iiViktor Orbán es el actual primer ministro de Hungría. Su conservadurismo social y nacionalista, su euroescepticismo y la defensa de unos valores arcaicos, ​ lo sitúan en el campo de la extrema derecha. Un conservadurismo que fue rechazado en su momento, entre otros, por personajes como Angela Merkel, y los presidentes de la Comisión Europea José Manuel Barroso​ y Jean-Claude Juncker, organizaciones intergubernamentales y organizaciones no gubernamentales. Entre otras cosas, la oposición le ha acusado de realizar reformas antidemocráticas, reduciendo la independencia de la prensa, el poder judicial y el banco central de Hungría. Y de igual manera, ha modificado la constitución de su país para fortalecer su manera dictatorial de gobernar, habiendo sido acusado, por diversos medios, de xenofobia, entre otros excesos por el estilo.

Dicho esto, no parece que Viktor Orbán sea un político del que los demócratas tengamos que copiar algo, antes al contrario. Pero lo que son las cosas, puestos a romper moldes, nuestro Parlamento Regional (que ya ha roto muchos) también ha sido el primero en el que se ha reivindicado la figura de este personaje y se ha reclamado para esta tierra la puesta en marcha de algunas de sus ideas.

LiarteAsimismo, Juan José Liarte, el diputado que fue expulsado de Vox, junto a los otros diputados, Mabel Campuzano y Francisco José Carreras, acusados los tres de cometer irregularidades e infracciones graves tipificadas en los estatutos de esa formación política, se descolgaba la semana pasada defendiendo en la Asamblea regional políticas de Orbán, con una moción que urgía al Consejo de Gobierno para que, a su vez, apremiara al Gobierno de España a adoptar medidas que promuevan la natalidad y evitar, según sus palabras, el «invierno demográfico» que «amenaza» al país. Y en su intervención, desde la tribuna, no dudaba en exponer su admiración por las políticas impulsadas por el Gobierno de Hungría, presidido por el ultraderechista Viktor Orbán, diciendo cosas como «No hay otra forma que imitar sin pudor las políticas de Hungría. Las propuestas que presentamos van en la misma línea».

Justo sin pudor. O con el mismo pudor con el que utilizó sus votos para evitar que prosperase la moción de censura presentada por PSOE y Ciudadanos contra Fernando López Miras, que premió el gesto nombrando consejera de Educación y Cultura a Campuzano, cuando Liarte se había pasado los días previos jugando al ratón y al gato con López Miras, amagando su voto y actuando como un embaucador de tres al cuarto. Todo sin pudor.

Y sin pudor, Liarte dotaba su discurso de un tufillo insoportablemente xenófobo al preguntar a los diputados si quieren apostar por el aumento de la natalidad o si «prefieren la sustitución étnica de los españoles» ya que, según él, la sociedad española podría ser sustituida «por personas cuyas culturas son incompatibles con la democracia, con la igualdad entre hombre y mujer o con la aconfesionalidad del estado». Todo esto, a la vez que proponía la «creación de centros de orientación familiar que asesoren a las familias que atraviesan crisis, con la perspectiva de facilitar su conservación y evitar su ruptura». Y todo esto lo dijo de un tirón, y sin pestañear.

Ya ven, la política que se está haciendo en nuestra Asamblea, permite una cosa y la contraria en un pispas, porque este señor, que dice que el será siempre de Vox, habla de igualdad entre hombres y mujeres, cuando hay políticos en su antigua formación (está a la espera de su readmisión en Vox) que dicen cosas como “En nuestro partido hay muchas mujeres que valen casi tanto como los hombres”.

¡Qué panorama!

Publicado en La Opinión, de Murcia el 30 de febrero de 2022

NUÑEZ FEIJÓO MUY LEJOS DE LA CENTRALIDAD

martes, 29 marzo, 2022

La mayoría de los países europeos están gobernados por coaliciones de centro, centro derecha y centro izquierda. Y en nuestro país, todos los gobiernos (excepto esta coalición entre PSOE e IU-Podemos), han gobernando desde el centro, centro izquierda y centro derecha. Y desde esa centralidad, no nos fue tan mal.

Han sido cuarenta años de democracia en el que se ha ido avanzando en derechos y libertades, aunque seamos un pueblo muy difícil de contentar. Un pueblo con un exacerbado sentido crítico, que nos hace aparecer siempre como un país eternamente insatisfecho. Pero hemos de aceptar que ni los políticos, de uno y otro signo, lo hicieron tan mal, ni los votantes se han equivocado tanto a lo largo del tiempo. Quizás, porque tanto políticos como votantes, comprendieron que el centro, centro izquierda y centro derecha, no es un mal lugar para situarse, antes al contrario: Europa ha avanzado tanto, desde la II Guerra Mundial, gracias a la moderación que los partidos europeos han sabido imprimir a sus gobiernos.

Y si el centro izquierda se ha identificado siempre con la socialdemocracia, el calificativo de «centroderecha» o «derecha moderada» se ha utilizado para diferenciarla de la derecha radical, o ultraderecha, muy alejadas de esa otra derecha comprometida con la democracia y con el Estado de Derecho, que encuentra sus orígenes en el liberalismo clásico, y por lo tanto, está dispuesta a aceptar algunos compromisos o consensos. Algo que pareció olvidar Pablo Casado, como presidente del PP, siendo incapaz de percibir que los bandazos en política se pagan. Que hoy no se puede decir una cosa y mañana otra. Que la herencia de un partido moderado no se puede echar por la borda por no saber medir las consecuencias de los actos, de las palabras, de los gestos, como su aparición en la llamado “foto de Colon”, de hace un tiempo.

ColonAquella foto, en la que aparecía henchido de gozo Santiago Abascal, el líder de Vox, significó también el adiós del centro derecha en este País. Allí estaban Albert Rivera, entonces líder de Ciudadanos, Pablo Casado, y Cristiano Brown, el entonces candidato de la desaparecida UPyD. Tres partidos de centro derecha que no supieron medir las consecuencias de sus actos, que no supieron ver que ciertas compañías no son aconsejables. Hasta tal punto no son aconsejables, que el único partido político en ascenso, de los que aparecen en aquella foto, es el ultraderechista Vox, muy alejado de esa derecha moderada tan necesaria.

colon iiUn centro derecha que creímos regresaría con Feijóo, pero es que este político nos tiene un tanto desconcertados. Si cuando se rumoreaba que aspiraría a la presidencia del PP nacional dijo aquello de que “Vox es un partido de ultraderecha”, y nos hacia pensar que estaba dispuesto a centrar el PP, según avanzan los días, antes de que en el próximo congreso sea elegido presidente por aclamación (solo se presenta su candidatura), la sensación que tenemos es que no está tan “centrado” como parecía.

Porque esta muy lejos de la centralidad eso de pactar con Vox y convertir a Castilla y León en la primera región de toda Europa donde gobernará la extrema derecha. Está muy lejos de la centralidad la acusación que hizo al Gobierno de “forrarse” con la subida de la electricidad y de los hidrocarburos, cuando el, mejor que nadie (es presidente de Galicia), sabe perfectamente que las Comunidades Autónomas son quienes reciben el 100% de la recaudación del Impuesto sobre Electricidad y el 58% sobre Hidrocarburos. Y está muy lejos de la centralidad, entre otras cosas, lo de reproducir el discurso de la extrema derecha y soltar eso de que la violencia vicaria no es violencia de género, sino “intrafamiliar”. Sí, muy lejos de la centralidad.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 23 de marzo de 2022

CLARA PONSATÍ DEJÓ DE HACER GRACIA

martes, 22 marzo, 2022

La Guerra declarada por Putin a Ucrania llena todas las paginas de los periódicos y abre todos los informativos de radio y televisión. Y es lógico, porque la locura desatada del sátrapa ruso puede llevarse por delante todo nuestro bienestar, todo nuestro estilo de vida. Toda nuestra vida, en definitiva. ucrania

Pero aunque lo que está ocurriendo en Ucrania sea lo más importante de estos momentos, en Europa ocurren otras cosas que no dejan de sorprendernos y preocuparnos también, como las declaraciones que hizo la semana pasada la exconsejera y eurodiputada de Junts Clara Ponsatí que en la presentación de un libro que acaba de publicar aseguraba que ve al Estado “dispuesto a matar” si el independentismo protagonizara un nuevo esperpento (esto lo digo yo), contra la Constitución española “El Estado, si es necesario, utiliza la violencia tanto como lo necesite. ¿Esto significa que estarían dispuestos a matar? Estoy convencida”.

Sí, al parece esta independentista está convencida de que el “Estado opresor” estaría “dispuesto a matar” si el independentismo renace. Es más, declara que puede que haya muertos y que la lucha sea encarnizada entre Catalunya y España. Y ella, que abandonó el país cobardemente después del fiasco independentista de 2017 (no le veo yo mucha madera de héroe), ahora se permite decir que “la república catalana solo se conseguirá mediante sangre y sufrimiento”, animando a los independentistas catalanes a enfrentarse con el Estado de manera violenta si fuese necesario, pero dejando caer eso de que en ningún caso sugiere que los catalanes “tengan que usar palos y garrotes”. Lo que nos deja en un absoluto descoloque, porque no sabemos a que se refiere, ya que por una parte dice que hay que estar preparados para el enfrentamiento, para el sufrimiento, para el derramamiento de sangre, y por otra parte suelta eso de los “palos y garrotes”, haciendo pensar que se tendrían que preparar con armas más contundentes, para hacer realidad lo que ella propugna; un enfrentamiento civil, porque de otra manera no se podría conseguir, según ella, la libertad de ese “pueblo oprimido”.

ucrania iiClara Ponsatí siempre se declaró liberal, políticamente. Esa ideología que se identifica como “una doctrina que propone la libertad y la tolerancia en las relaciones humanas. Promueve las libertades civiles y económicas, oponiéndose al absolutismo y al conservadurismo”, pero por lo que vemos, ella no es muy tolerante con aquellos que no comparten su punto de vista independentista. Un punto de vista que a lo largo de su vida docente ha intentado imponer en sus clases, hasta el punto de que en 2013, ante lo que esta señora soltaba sobre el derecho a decidir de los catalanes y la actitud opresora del Estado, el Gobierno de España decidió no renovar su puesto como profesora visitante de la cátedra Príncipe de Asturias en la Universidad de Georgetown por su posición favorable al derecho a decidir. Por supuesto, el ministro de Exteriores en aquel momento, José Manuel García-Margallo, tuvo que aguantar estoicamente que esta independentista, y los suyos, pregonasen a los cuatro vientos que había sido una “maniobra de censura” ante sus opiniones políticas. Lo que no dijo es que para los rectores de aquella prestigiosa universidad debió resultar ciertamente chocante que en una cátedra con el nombre de Príncipe de Asturias esta profesora dedicara sus clases a verter sus puntos de vista sobre lo que ella llamaba “relaciones entre Cataluña y España” provocando que García-Margallo, asegurara que una cátedra en el extranjero no debe servir “de base para alentar procesos secesionistas contrarios a la Constitución”.

Las intervenciones de esta eurodiputada en el Parlamento Europeo, a veces causan estupor, y otras muchas veces risa, por su desmesura. Pero cuando habla de la necesidad de un enfrentamiento entre españoles, ya deja de hacer gracia.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 16 de marzo de 2022

EL ACIERTO DE PABLO CASADO

jueves, 10 marzo, 2022

La RAE define a las personas leales como “Alguien que es incapaz de traicionar o engañar, actúa con respeto y fidelidad a sus principios morales, a sus compromisos o hacia la persona que lo ayuda, protege o mantiene”. Es decir, lealtad es sinónimo de respeto, de nobleza, de rectitud, de honestidad, entre otros valores morales y éticos.

Cualidades que no parecen atesorar muchos políticos del PP como se ha puesto de relieve en la caída de Pablo Casado (hemos aprendido que denunciar posibles corruptelas te puede hacer perder el sillón), al que los compañeros a los que él eligió para acompañarle le han dejado caer sin miramientos.

lealtad iiBueno, no todos, porque si yo fuese Alberto Núñez Feijóo, correría a ofrecerle a Pablo Montesinos, el todavía Vicesecretario de Comunicación del PP, la continuidad en la ejecutiva de ese partido, porque lo que hemos visto, con la caída de Casado, nos hace pensar que la lealtad en su partido (nos tememos que en todos los partidos) es algo muy extraño y que cuando surge alguien con esas cualidades es mejor no dejarlo escapar: quien es leal una vez, lo es siempre.

Núñez Feijóo tiene mucha experiencia como gobernante (es presidente del PP gallego desde 2006 y de la Junta de Galicia desde 2009), pero el sabe muy bien que el salto es considerable, sobre todo porque ha sido espectador privilegiado de lo ocurrido con Pablo Casado. Del cinismo de la mayoría de los que le deben el asiento en el Parlamento (y alguna presidencia autonómica), que aplaudían con desfachatez en su despedida mientras pedían un congreso extraordinario para dejarlo caer de manera vergonzosa. Por todo ello, teniendo en cuenta la poca lealtad de que han hecho gala los diputados del PP, Núñez Feijoo debería de tomar nota y ofrecerle ya a Montesinos que continúe, porque un hombre que hizo lo que él, el día en que Casado se despedía del Parlamento, saltando como un resorte de su asiento para acompañar al vencido presidente del PP, subiendo en el ascensor del adiós con los ojos arrasados en lagrimas, es un hombre que merece la pena tenerlo al lado.

lealtad iiiPablo Casado se ha venido equivocando estrepitosamente en su labor como Jefe de la Oposición, dando bandazos, no sabiendo tomar las decisiones adecuadas en modo alguno, olvidando que para ganar unas elecciones hay que mostrar rasgos de hombre de Estado en algún momento. Pero eso ha brillado por su ausencia durante su tiempo al frente del primer partido de la oposición. Sí, se ha equivocado mucho, pero si acertó, en elegir a un periodista honesto, Pablo Montesinos, para Vicesecretario de Comunicación del PP. Un hombre, tan poco apegado al sillón ( no ha hecho de la política su modo de vida), que ya anunciaba en Twitter que dejará la vida política después del congreso extraordinario del partido del que saldrá la nueva dirección «He trasladado a Pablo Casado mi decisión de dejar la vida política tras el congreso del PP. Ha sido un auténtico honor ser diputado por mi tierra, Málaga. Estoy muy orgulloso de haber formado parte del proyecto de Casado y deseo lo mejor a la próxima dirección del partido».

LealtadEs la despedida de un señor, de un hombre que merece el aplauso de todos. Por eso he querido recordarlo en este rincón. Seguramente porque me siento identificada con el por su condición de periodista, sí, pero también por esa manera suya de entender la política como un servicio a la idea que le llevo a ella. Y vemos tan pocos ejemplos así (Casado continua dándole vueltas a eso de ¿tu también Bruto?), que no puedo por menos de resaltar su figura, en contraste con otras muchas de ejemplo reciente en nuestra tierra, donde el sustantivo lealtad es algo desconocido.

“Creo que he sido honesto todo este tiempo”, ha dicho. Y ha dicho bien.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 9 de marzo de 2022

PODEMOS-IU Y VOX COINCIDEN

miércoles, 2 marzo, 2022

El lunes, oía una tertulia radiofónica de ámbito nacional. Uno de los tertulianos, sorprendía a sus contertulios acusando a Joe Biden, entre otras cosas, de no haber intervenido a tiempo en la guerra que Vladímir Putin ha declarado a Ucrania, pese a que el presidente americano había venido diciendo, hace un tiempo, que Putin invadiría ese país, ante las negativas del sátrapa a que eso fuese verdad.

guerra IVEs decir, en un momento, ante el estupor de otros tertulianos, convirtió a Biden en el culpable de lo que Putin está haciendo. Porque no se quedó ahí, en un intento de esparcir tinta de calamar para ocultar este hecho, se remontó a otras guerras en las que el papel protagonista lo ha tenido EE.UU., y así, lejos de condenar la agresión de Putin, a Ucrania, intentó que nos perdiéramos en aquella injustificable guerra de Irak (tan injustificable como la de Ucrania), que comenzó en marzo del 2003, cuando una coalición de varios países encabezados por Estados Unidos invadieron ese país, con la justificación de que poseía y estaba desarrollando armas de destrucción masiva.

Ni una palabra sobre la justificación de Putin para invadir Ucrania al anunciar que iniciaría una “operación militar especial” contra ese país (ocurrió durante la madrugada del pasado jueves), diciendo aquello de tener la necesidad de “desnazificar y desmilitarizar Ucrania”. Un pretexto tan falso como lo de las “armas de destrucción masiva” de Irak, porque Ucrania es una democracia parlamentaria, con tres poderes separados: ejecutivo, legislativo y judicial, donde el presidente presenta un candidato a primer ministro, que debe ser confirmado por el Parlamento.

Sí, Ucrania es una democracia (las dudas las tenemos en si Rusia lo es) donde gobierna un señor de familia judía que se atrevió a decir en campaña electoral que era partidario de que su país se acercase a la Unión Europea y a la OTAN, algo a lo que Rusia se opone. Y esa es la razón de la invasión de Ucrania por las tropas soviéticas. Esa es la razón por la que Putin, haciendo gala de su desprecio por la democracia, no solo ha invadido Ucrania, está amenazando a Suecia y Finlandia, y de paso, como los matones de barrio, amenaza al mundo con la utilización de armas nucleares.

Guerra IIILa tertulia fue muy clarificadora, entendimos perfectamente los motivos por los que en España el NO A LA GUERRA de Irak se convirtió en un clamor, del que todos participamos, y por el contrario, este país se encuentra a la cola de este activismo (las pocas manifestaciones que se suceden son organizadas y participadas casi en su integridad por ciudadanos ucranianos), mientras vemos como las manifestaciones de solidaridad con Ucrania y en contra de la invasión rusa se multiplican en todo el mundo, al grito de «parar a Putin – parar la guerra».

Pero en España no, los organizadores de aquellas manifestaciones contra la guerra de Irak, parecen olvidar que las guerras son terribles, las provoquen quienes las provoquen. Que el no a la guerra no puede tener color político. Que Putin no es mejor que George Buch, antes al contrario, es infinitamente más peligroso porque tiene todo el poder en un país armado hasta los dientes, donde solo se hace y se ejecuta su voluntad. Un sátrapa, sí, que se permite humillar, ante las cámaras, a su jefe de inteligencia (las imágenes son bochornosas), Serguéi Naryshkin, en una reunión de alto nivel sobre Ucrania, para dejar bien claro quien manda allí.

GuerraVergonzoso, y triste, el silencio ahora de nuestras calles, mientras los ciudadanos ucranianos pagan con sus vidas la locura de un psicópata primario, tal y como lo han definido: agresivo, narcisista, histriónico, y antisocial. Las guerras no pueden ser despreciables, o no, en función de quienes las declaren.

Por cierto, Podemos-IU y Vox han coincidido en justificar a Putin. Que cosas.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 2 de marzo de 2022

LA HUMILDAD DE LOS GRANDES CAMPEONES

miércoles, 23 febrero, 2022

Casi todos los medios de comunicación españoles, y algún que otro extranjero, andan tras el sainete montado en el PP por parte de su líder nacional Pablo Casado, y quien aspira a serlo cuanto más pronto mejor (este guirigay no se monta si no se tienen altas aspiraciones), Isabel Ayuso, que por el momento se conformaría con la presidencia del PP madrileño, pero solo por el momento. Y lo fácil seria dejarnos seducir por el espectáculo de atrevidas comparecencias ante los medios de comunicación de Ayuso, Egea y Casado, los máximos actores de esta comedia de difícil calificación, incluida la “espontánea” manifestación de los seguidores de Ayuso ante la sede del PP donde han reclamado la dimisión de Pablo Casado, presidente del partido, y de su número dos, Teodoro García Egea, pero resistimos la tentación de entrar en estas cosas para hablar de algo mucho menos ruidoso, y mucho más agradable también.

alcarazY ciertamente, es muy agradable el traer a este rincón la figura de un chaval de 18 años, nacido en El Palmar, en Murcia, que lleva camino de convertirse en un enorme tenista, y que por encima de eso, apunta maneras de campeón. Porque los grandes campeones no son solo aquellos que lo ganan todo, que también. Los grandes campeones, los que dejan huella en el tiempo, atesoran otras virtudes, como las de la humildad, las del saber estar: en los triunfos, y en las derrotas también.

alcaraz iiPues en eso está Carlos Alcaraz, el jugador al que se le nota que está entrenado por el ex tenista Juan Carlos Ferrero. Porque Juan Carlos, formaba parte también de la escuela de esos tenistas que no salen a la pista a provocar a los espectadores rompiendo raquetas por la frustración de la pérdida de un partido, ni a discutir con jueces de silla por un quítame allá una pelota dudosa. Juan Carlos era un tenista al que se le recuerda por su saber estar en la pista. Y ese saber estar se lo está transmitiendo al tenista murciano que ya apunta maneras de ese estilo que atrae el respeto y la admiración de los espectadores, de la prensa y de todos aquellos que tienen el privilegio de tratarle, como esos dos recogepelotas del ATP Río de Janeiro 2022, que se veían sorprendidos cuando nuestro tenista les hacia un gesto para que se cubriesen junto a el bajo un toldo en el partido que se suspendía por un autentico diluvio cuando jugaba contra el argentino Federico Delbonis. La cara de sorpresa y de agradecimiento de esos chicos, hacia el gesto de Carlos Alcaraz, habla de la admiración que en ese momento sintieron por la sencillez y la normalidad de que hacia gala el jugador. Porque esos son los gestos de los campeones. Un gesto que no olvidarán los recogepelotas, que ha sido resaltado por todo la prensa especializada y que nos descubre en este jovencísimo tenista unas cualidades humanas a la altura de Rafael Nadal y el suizo Federer, admirados por la forma que tienen de comportarse y de concebir el tenis.

Desde el 17 de febrero de 2020, en que derrota al tenista español Albert Ramos, en primera ronda del torneo ATP 500 de Río de Janeiro, ganando su primer partido en el cuadro final de un torneo del ATP Tour con 16 años, Carlos Alcaraz no ha dejado de crecer como tenista, hasta llegar al Open de Río 2022, en este mes de febrero, ganando su primer título de la categoría (el más joven en lograrlo)​, después de eliminar a los italianos Berretini y Fognini, (el primero cabeza de serie del torneo y número seis del mundo), para derrotar en la final al argentino Diego Schwartzman. Un titulo con el que alcanzó el puesto 20 en el ranking ATP.

Sí, Carlos Alcaraz ya está entre los grandes del tenis mundial, pero lo más importante, es que no solo es admirado por sus cualidades tenísticas, también lo es por esas otras cualidades que distinguen a los grandes campeones: las del respeto a los demás, las de la humildad, que él comenzó a aprender en su casa de El Palmar.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 23 de febrero de 2022

GOBERNAR ES TRABAJAR

jueves, 17 febrero, 2022

Bajo el título «Evolución de la cohesión social y consecuencias de la Covid-19 en España», Cáritas y la Fundación Foessa (Fomento de Estudios Sociales y de la Sociología Aplicada) presentaban en Madrid la primera radiografía social completa de la crisis provocada por la pandemia.

IllanEn ese informe, se refleja que en la Región de Murcia la desigualdad se ha multiplicado por veinticinco. Trece de cada 100 personas se encuentran en situación de exclusión severa y otras doce en situación de exclusión moderada, habiéndose incrementado el porcentaje de hogares con alguna persona sin cobertura sanitaria. Para más abundamiento de la realidad que está sufriendo la comunidad, el secretario general de Cáritas en la Región de Murcia, Juan Antonio Illán, alerta de la elevada exclusión del empleo que se da aquí, y advierte de que «Tener un puesto de trabajo no te garantiza salir de la pobreza en la Región de Murcia debido al aumento tremendo de la precariedad». Si a esto se une el que ha aumentado de manera muy importante el número de hogares con todos sus miembros en paro «y no vemos que los sistemas de protección social estén llegando de manera efectiva», entendemos el desaliento de Illán al asegurar que “solo un tercio de los necesitados están recibiendo algún tipo de prestación social y debemos ver qué está pasando».

Y lo que, al parecer, está pasando, es que el Gobierno de la Región de Murcia se piensa mucho eso de ponerse a trabajar para buscar soluciones a estos problemas porque el Ministerio de Inclusión afirma que la Región de Murcia se queda fuera del reparto de 109 millones de fondos europeos de inclusión al no presentar ningún plan al respecto, aclarando que «no se rechazó ningún proyecto de los que se presentaron a la primera convocatoria, los gobiernos autonómicos que no han accedido a los fondos ha sido porque no presentaron ningún proyecto».

Lopez MirasSí, al parecer desde el Ministerio, se realizó una comunicación formal, por escrito a todas las CCAA, además de reuniones para explicar en qué consistía esta convocatoria. A partir de ahí, unas decidieron participar y otras no. Y entre las que decidieron no participar están Andalucía y la Región de Murcia, en la que debe de sobrar el dinero, o el trabajo es tan intenso que no da tiempo a estas menudencias. Trabajo que se incrementa sobremanera con el uso de Twitter, donde nuestro presidente ,López Miras, tiene una presencia constante para denunciar los muchos desmanes que, según él, comete el Gobierno central contra Murcia, y las comunidades gobernadas por el PP. Y ha estado tan enjugascado con estos mensajes acusando al Gobierno de Pedro Sánchez de sectario y de volver a usar “los fondos europeos de forma partidista”, ya que “Murcia no ha recibido ni un euro de los fondos europeos para inclusión”, que se le olvidó que su Gobierno tenia que presentar un proyecto, o algo así.

Por cierto, tan sectario no ha debido de ser el reparto de esos 109 millones de euros cuando algunas de las entidades beneficiadas han sido la Fundación Secretariado Gitano, Cáritas España, Hogar Sí, Confederación Plena Inclusión y la Fundación Save The Children. Entre las comunidades autónomas se encuentran País Vasco, Galicia, Asturias, Valencia, Aragón, Navarra, Extremadura y Ceuta. Y los beneficiarios de las subvenciones destinadas a entidades locales han sido los ayuntamientos de Madrid y Barcelona.

Isabel FrancoLa vicepresidenta y consejera de Política Social, Isabel Franco, asegura que «Hablamos con Galicia a la que sí habían llamado desde el ministerio para presentar proyecto. A nosotros no nos llamaron pese a que estábamos interesados». Lo que no se atreve a negar es que recibieron por escrito las normas para participar ¿A que esperaba?

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 16 de febrero de 2022

FEMINISMO RIDÍCULO

jueves, 17 febrero, 2022

NadalLos triunfos de nuestros deportistas sacan de nosotros lo mejor y lo peor. Y esas reacciones; a veces muy mezquinas porque no somos capaces de aceptar valores en los demás, que nosotros no poseemos, nos fotografía, porque refleja todas las miserias que el ser humano puede atesorar, como ha ocurrido con el reciente y extraordinario triunfo de Nadal en el Open de Australia (el deportista balear hizo toda una demostración de entrega y compromiso, superando dos sets en contra, ante un jugador diez años más joven que él), donde una minoría de personajes han intentado dar la nota buscando minutos de gloria en los medios de comunicación. Minutos que, seguramente, no hubiesen conseguido, sin su crítica a un deportista tan grande como Rafael Nadal, que al ganar el Open de Australia, ha superado a otros dos grandes, Federer y Djokovic, como el tenista masculino con más Grand Slam de la historia.

Nadal IIUna de esas voces discordantes, incapaces de reconocer ese mérito, llegaba extrañamente, de alguien que ocupa un puesto importante en la dirección del deporte español. Sí, la directora de Programas de Mujer y Deporte del Consejo Superior de Deportes, Natalia Flores, en nombre de un feminismo mal entendido, intentaba quitar mérito a Nadal diciendo cosas como «El domingo Nadal consiguió un hecho histórico, pero tres mujeres lo hicieron antes. No quiero quitar mérito a Nadal, quiero que seamos conscientes que tres mujeres lo hicieron antes en la historia», recalcó en alusión a la australiana Margaret Court, con 24, la estadounidense Serena Williams, con 23, y la alemana Steffi Graff, con 22.

Por supuesto que hay que reconocer el valor de esas tenistas, pero cuando un deportista español consigue un triunfo tan extraordinario no se comprende que alguien con una relación directa con la administración deportiva intente rebajar la importancia del mismo, en una comparecencia ante los medios, preocupándose más de destacar que «se ha conseguido que la mujer esté presente en los órganos de representación del deporte español, con un 33% en las juntas directivas”. Y pidiendo «poner en valor los éxitos deportivos independientemente del género», al referirse al éxito de Nadal en el Open de Australia.

Nadal IIICiertamente, hay mujeres que confunden las “churras” con las “merinas” cuando les dan ataques de feminismo radical. Y es que en los últimos tiempos, hay algunas que hablan como si el feminismo hubiese nacido con ellas, ignorando que, entre otras cosas, ya en el siglo XVIII con la publicación de la obra Vindicación de los derechos de la mujer, de Mary Wollstonecraft, tuvo un importante desarrollo teórico, político y filosófico, hasta llegar a la aparición del feminismo como movimiento colectivo. Movimiento que se inició en la ciudad de Nueva York en 1848, donde se demandaba la igualdad de género, la no discriminación y se reclamaba el derecho al voto. Y de ahí, aquí, a discutir los méritos de Nadal por un feminismo que cae en el ridículo.

Ser feminista no es pensar que el hombre es tu enemigo. El feminismo es la lucha por la igualdad, por unos derechos que tradicionalmente han estado reservados para los hombres, y esos aires que han surgido en los últimos tiempos de descalificación del hombre para reforzar el papel de la mujer son sencillamente ridículos.

Y yo le diaria a la directora de Programas de Mujer y Deporte del CSD, Natalia Flores, que el feminismo también tiene mucho que ver con el sentido común. Con que cuando una mujer ocupa un puesto de responsabilidad sepa estar a la altura del mismo (cualidades exigibles, también, a los hombres), y ella, al parecer, aún no se enteró de que está viviendo del máximo organismo deportivo español. Reconocer los méritos de los deportistas españoles (hombres o mujeres) debería de entrar en sus competencias.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 9 de febrero de 2022

A %d blogueros les gusta esto: