DECIAMOS AYER

Viernes, 23 septiembre, 2016

POR SI FALTABA ALGO, UN VOCAL DEL CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL, EL JUEZ MARLASKA, DEJA AL PERSONA ATÓNITO AL PONER EN CUESTIÓN LA INDEPENDENCIA DE UN COLEGA SUYO, CONDE PUMPIDO, PARA JUZGAR EL CASO DE RITA BARBERÁ.

No pretendemos remedar al gran poeta Fray Luis de León; que fue el primero que, al parecer, utilizó lo de “decíamos ayer” para resumir las lecciones impartidas la clase anterior, o a Miguel de Unamuno que, cuatro siglos más tarde, utilizo la misma expresión al reincorporarse a sus clases de la Universidad, después de un tiempo alejado de ellas. No, estamos muy lejos de esos genios de las letras y del pensamiento, pero no se me ocurre otra cosa el incorporarme de nuevo a esta sección porque les dejé descansar desde julio y viendo como está el patio de la política parece que fue ayer. DEBATE A CUATROEn este tiempo nada ha cambiado para mejor, si acaso para enmarañar más, el panorama político y social de este país. Y es que la vorágine en la que se encuentra la política española tiene influencia directa en la sociedad, en como se desarrolla esta porque, aunque muchos se empeñen en decir que a ellos ni les va ni les viene, lo cierto es que a cualquier ciudadano le va y le viene mucho este sinvivir en el que estamos: nos incorporamos con el mismo empantanamiento de la, formación–no formación, de un Gobierno, con los mismos mensajes equívocos y no esclarecedores sobre la forma de hacerlo y con la misma sensación de puro hartazgo con la que nos fuimos.

Y aquí estamos, en plena campaña electoral vasca y gallega, donde al parecer los políticos han puesto todas sus complacencias a ver si suena el voto fiel y no les ponen al borde de un ataque de nervios: oyendo los mismos mensajes del mes de julio, descubriendo las mismas trampas del mes de julio, y percibiendo la desconfianza, entre unos y otros; como en el mes de julio.

No, parece que no ha pasado el tiempo, o sí, pero para peor, porque las divisiones internas de los partidos se acrecentaron en este tiempo—en eso, Podemos está demostrando que pertenece a la “vieja política”–, el PP deja ver sus heridas con los mensajes enfrentados sobre Rita Barberá, entre los nuevos y menos nuevos dirigentes, y el PSOE parece olvidar que, a lo largo de los años, lo que distinguió a esa formación política de otras, es el sentido crítico de sus militantes; a lo que un partido de izquierdas no debe renunciar: creerse en posesión de la verdad, no es democrático.

Por otra parte, y por si faltaba algo, un vocal del Consejo General del Poder Judicial, el juez GRANDE MARLASCAFernando Grande Marlaska, deja al personal atónico al poner en cuestión la independencia de un colega suyo, el magistrado Conde Pumpido, sembrando la duda sobre la idoneidad de esta juez para juzgar un caso y es que, Marlaska, la semana pasada, en un programa de radio, manifestó que no quería hablar sobre la designación de Conde Pumpido como instructor del caso Barberá “para no generar desconfianza”. Sí, un vocal del CGPJ se permite poner en cuestión la obligada imparcialidad de un colega, provocando la intervención de Jueces para la Democracia, que hizo publico un comunicado en el que señalaba que “Marlaska ha incumplido gravemente los deberes del cargo de vocal del CGPJ, pues su obligación es precisamente defender la independencia e imparcialidad de los miembros de la Carrera Judicial”.

Ya ven, estamos en un país tan agitado que los que han de dar ejemplo de mesura y de templanza pierden ambas cualidades, y otras más, para convertirse en provocadores de titulares, al calor del halago periodístico, y es que estas declaraciones se producían en el transcurso de una entrevista de promoción del libro que ha escrito Marlaska, titulado “Ni pena ni miedo”.

Pues a mí si me da pena que estas cosas ocurran y miedo de estar en manos de tanto irresponsable, sobre todo cuando algunos que actúan así, deberían estar obligados a mostrar una especial responsabilidad.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 21-9-2016

ES EL MOMENTO DEL PP

Jueves, 30 junio, 2016

No, no pasa nada por saber esperar y hacer una buena oposición que muestre la necesidad de la vuelta de la socialdemocracia, la de verdad, a la presidencia de este país.

NOCHE ELECTORALEl PP ha sido el ganador de las elecciones. No con mayoría absoluta, pero si pueden decir, y lo dicen, que ha sido la única formación política que ha mejorado los resultados de las elecciones anteriores. El PSOE ha mantenido el segundo lugar. No se produjo el sorpasso, tan pretendido por Podemos—no quiero ser revanchista pero ya lo aventuramos en su momento–, pero ha empeorado los resultados con respecto a las elecciones anteriores. Podemos aún se pregunta como es posible que las encuestas amigas, y las menos amigas, hayan fallado tanto. Su cúpula continua analizando las causas, sin aparente autocrítica y los de IU ni tienen fuerzas para hacerlo. Y los votantes de ciudadanos, muchos de ellos, han vuelto al redil del PP. A grandes rasgos estos son los datos electorales y discutirlos es como intentar analizar el sexo de los ángeles.

MCHE ELECTORAL IIY esto significa que no es posible un Gobierno de izquierdas y sí lo es uno de derechas porque con la suma de PP, Ciudadanos, PNV—ya saben, los nacionalismos son de derechas—y Coalición Canaria, Mariano Rajoy se quedaría a un escaño para la mayoría absoluta. Un escaño que puede ser el del diputado de Nueva Canarias, que ha ido en coalición con el PSOE y que ha mostrado su disposición a facilitar el Gobierno del PP, algo que quizás le vendría bien al PSOE porque, de esta manera, no tendría que apoyar nada, ni tomar decisiones que molestaran a una parte de su electorado. Pero el PSOE no puede continuar jugando, como hizo en las anteriores elecciones, un papel protagonista porque no le corresponde. Ahora le concierne dejar que gobierne el PP y hacer la oposición que se espera de un partido socialdemócrata porque, teniendo en cuanta la fragilidad que tendrá el Gobierno de Rajoy, necesitará, por lo menos, la comprensión de los socialistas para gobernar. Y tendrá que aceptar muchas iniciativas que los socialistas deberán presentar para que el electorado note la importancia que un partido socialdemócrata tiene para el avance de un país. Pero no es el momento de continuar con las conversaciones con Podemos porque Iglesias desperdició su gran oportunidad para tocar poder a nivel estatal. A Podemos, a Iglesias, le perdió la soberbia y el no saber ver más allá de su prepotencia. Aquella oportunidad se perdió y en política, y en todo en la vida, hay que saber calibrar las decisiones.

No pasa nada porque el PSOE se mantenga en la oposición. En ella es donde se forjan los grandes políticos porque es cuando más han de mostrar sus capacidades y sería un tremendo error que los socialistas tuvieran la tentación de escuchar los falsos cantos de sirena de Iglesias. Ya dijimos en su momento que no es de fiar, y nos reafirmamos en ello. Una persona que cambia tanto de chaqueta; hoy se sitúa en la extrema izquierda, mañana en la socialdemocracia, no puede dar confianza, aunque conozca todos los trucos de la comunicación y sea un especialista en utilizar el lenguaje, verbal y no verbal, para convencer en los medios audiovisuales —inolvidable la noche del debate a cuatro en televisión con aquel susurro en tono monjil con el que decía insistentemente “nosotros no somos el enemigo”, “los enemigo son otros”–.

PEDRO SANCHEZSí, seria un tremendo error volver a las andadas que solamente pueden dejar en evidencia a los socialistas. Pedro Sánchez es joven, tiene todo un mundo por delante de él para demostrar que puede ser un político de altura. Ahora le toca estar en la oposición y revelar a los desmemoriados las razones por las que su partido ha sido el que más ha hecho por las igualdades en este país: desde las pensiones no contributivas, sanidad y educación universal de Felipe González, entre otras cosas, a las leyes de marcado carácter social propugnadas por Zapatero, entre otras muchas cosas.

No, no pasa nada por saber esperar y hacer una buena oposición que muestre la necesidad de la vuelta de la socialdemocracia, la de verdad, a la presidencia de este país.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 29-6-2016

EL GOBIERNO, GTM Y SECUOYA

Jueves, 23 junio, 2016

LA NEGOCIACION NO SE PRESENTA FÁCIL PORQUE COMO PRIMERA MEDIDA GTM TENDRÁ QUE RETIRAR LAS QUERELLAS QUE PRESENTÓ Y CONTINÚA MANTENIENDO CONTRA SECUEOYA.

Al parecer, el Gobierno Regional no descarta la idea de unir Secuoya y GTM. Es decir, el Gobierno, después de haberse columpiado en la adjudicación del funcionamiento de la Televisión Autonómica—en nuestra condición de Consejera de la RTRM ya lo hicimos constar así en alguna que otra reunión—pretende que la actual concesionaria de la televisión autonómica, Secuoya, comparta sociedad con el Grupo de Televisión Murciana (GTM), la anterior titular del canal, con la perspectiva de la renovación de la concesión, que se habrá de producir en los últimos meses de este mismo año.

GTMLes explico, GTM se presentaba, junto a otros aspirantes, a la concesión de explotación de la Televisión Autonómica, pero ante la sorpresa de muchos, la mía entre otros tantos, no fue la beneficiada por dicha concesión. Sí, la que tenia y continua teniendo las mejores instalaciones,–he visto las de GTM y conozco las dispersas de Secuoya y no hay color–, la que contaba con magníficos profesionales, y continua teniéndolos, fue preterida para otorgar la concesión de explotación a otros. Una aparente extravagancia que nos hizo, y nos hace preguntarnos, cuales fueron los motivos para que los “sabios” que tuvieron que decidir se decantaran por concederle este honor a una empresa de fuera y no a una que nació aquí y cuyas ilusiones son de aquí. No, se les concedió a Secuoya con ninguna conexión con esta realidad y que se ven obligados a contar con distintos estudios en diferentes instalaciones, con lo que esto significa de dispersión de los esfuerzos y de disgregación de las capacidades. LA 7Sí, se decidió concedérselo a Secuoya que tenia que hacer milagros, y continua haciéndalos, para realizar su programación desde diferentes lugares, en vez de concedérselo a GTM, una empresa murciana, con unas instalaciones modélicas, unos buenos profesionales y una gestión seria y responsable.

Y ahora, al parecer, el Gobierno aspira a una solución salomónica que le permitiría prorrogar la concesión, pero con la incorporación de nuevos accionistas, los procedentes de GTM, que mantienen emisiones a través de su canal privado de televisión local. Y aquí nos surge la duda, ¿el Gobierno se limitará a sugerir esta confluencia entre GTM o Secuoya o intentará actuar como mediador? Porque la negociación no se presenta fácil, antes al contrario, diríamos que muy difícil porque como primera medida para poder llegar a un acuerdo GTM tendría que retirar las querellas que, lógicamente, presentó en su momento y continua manteniendo, contra Secuoya: tanto por el concurso de concesión como por los presuntos incumplimientos del contrato público de esta empresa, que intuimos que GTM podría ganar. A todo esto, se tendría que dilucidar que empresa tendría la mayoría del accionariado, que esa es otra, aunque nosotros no tenemos la más mínima duda sobre quienes deberían de marcar el compás, por un mínimo de sentido común.

Pero vale, el rectificar es de sabios y aunque el grupo que decidió la concesión no mostró mucha sabiduría—desconocemos, y no nos imaginamos, los intereses que alguno podría tener– nunca es tarde para rectificar, nunca es tarde para comprender que una empresa de aquí, con gente de aquí, con unas instalaciones insuperables, aquí, no puede quedarse al margen de la explotación de una televisión autonómica que ellos pusieron en marcha y a los que se les dejó fuera incomprensiblemente.

Verán, nunca estuve a favor de las televisiones autonómicas, son solamente un instrumento del partido en el poder, pero si se ponen en marcha hay que respetarlas. Por cierto, hace unos días Rajoy pregonó en una radio que él pretendía de RTVE el mismo funcionamiento que la BBC. Pasmá me quedé, sobre todo porque él fue el que se cargo el modelo Zapatero de RTVE, o sea, el funcionamiento de la BBC. Oír para creer.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 22-6-2016

DE GUINDOS Y EL PAIS DE LAS MARAVILLAS

Miércoles, 15 junio, 2016

SEGÚN EL MINISTRO, SOMOS LA ENVIDIA DEL MUNDO MUNDIAL PORQUE NADIE COMO NOSOTROS CRECE Y CRECE AUNQUE CONTINUEMOS ESTANDO A LA CABEZA EN DESIGUALDADES SOCIALES.

El lunes, LA OPINIÓN hacía público un informe que pone de relieve que las grandes empresas de la Región han salido de la crisis con menos deuda y más capital propio y que las 721 compañías de aquí, con más de cinco millones de facturación, han reducido sus créditos con las entidades financieras en casi un 20% en el año 2014, consiguiendo rebajar su endeudamiento en 1.170 millones. Destaca igualmente que, “a pesar de la caída del IPC, en 2013 y 2014 todos los sectores han aumentado la cifra de negocio, lo que supone un aumento en el volumen de ventas” que confirma la recuperación. El informe concluye que “la disminución de la deuda financiera, tanto a corto como a largo plazo, junto con el aumento de la cifra de negocio, nos indica que las empresas murcianas han robustecido su salud financiera y están, así, en condiciones favorables para afrontar con éxito las buenas expectativas de crecimiento económico que se espera que tenga España en 2016”.

Y nos alegramos, nos alegramos infinito que las empresas de la Región, y todas las empresas de este país, avancen y consigan una rentabilidad solo al alcance de los elegidos. Sí, nos alegramos que esto ocurra porque no tenemos la más mínima duda de que las empresas y los empresarios son los que generan riqueza, los que producen el tan necesario empleo en una sociedad. Sin ellos no es posible que un pueblo funcione, que una comunidad progrese, pero algo estamos haciendo mal cuando un informe de la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) correspondiente al año 2015, que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE), nos dice que en este tiempo de crisis el número de personas en riesgo, en la Región, aumentó un 60% por ciento, lo que se traduce en que 200.000 murcianos de clase media han caído durante este tiempo en la precariedad económica y casi 568.000 personas viven aquí en el umbral de la pobreza, por no hablar directamente de exclusión.

DEBATEY por desgracia, estos datos que afectan a nuestra tierra, se repiten en esta España que asiste atónita a los distintos debates electorales donde los expertos de todos los partidos, no importa en que tema, hacen tremendos esfuerzos para hacernos entender sus mensajes. Como el pasado domingo, cuando veíamos con sumo interés a los portavoces en economía de los distintos partidos políticos.

Sí, se desarrollaba un interesante debate en una televisión de ámbito nacional y asistían De Guindos, por el Gobierno, Sevilla, por el PSOE, Garitano, por Ciudadanos y Garzón, por Podemos. Y lo veíamos con interés porque escuchar a los economistas ahora es sumamente aleccionador, todos parecen llevar la razón y todos manifiestan sus ideas con aires de verdad suprema, como si todos ellos estuviesen en los arcanos de esa ciencia tan difusa en la que, al parecer, solo se acierta cuando ya paso el huracán. Lo cierto es que todos los españoles nos quedamos atónitos ante la intervención de De Guindos. DE GUINDOS (1)Ya se, lo tenia harto difícil porque los otros tres lo convirtieron en el pin, pan, pun, pero lo cierto es que los años de Gobierno le han prestado al señor de Guindos una capacidad de simulación de la realidad, de que su cara no mueva un músculo, diga lo que diga, que comienza a ser preocupante que el ser humano pueda llegar a atesorar tanta capacidad de cinismo como parecía mostrar el señor De Guindos. Tanto, que el ministro en funciones era capaz de contarnos en el país de las maravillas en el que los trabajadores españoles viven sin sonrojarse. Porque sí, según él, somos la envidia del mundo mundial porque nadie como nosotros crece y crece: aunque continuamos estando a la cabeza en desigualdades sociales, los contratos temporales alcanzaran el récord de 17,07 millones en 2015 y los contratos por horas se situaran en 6,4 millones. Y nos hablan de éxito económico. ¿De quienes?

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 15-6-2016

EL COLOR DE LOS PECES AZULES

Sábado, 11 junio, 2016

LA OBRA DE JOSA FRUCTUOSO ES UN RETRATO FIE Y RECONOCIBLE DE LA TRANSICIÓN, UN DIBUJO HISTÓRICO EN EL QUE LOS MOVIMIENTOS FEMINISTAS Y ARTÍSTICOS DEL MOMENTO TIENEN UN GRAN PROTAGONISMO.

Han pasado dos años desde que en esta misma sección publicara un articulo al que titule

“Ha nacido una novelista”. JOSA FRUCTUOSOHablaba de Josa Fructuoso, articulista también de LA OPINIÓN, y del primer libro que ella se disponía a publicar porque había conseguido el IX Premio Fundación Arena de Narrativa—anteriormente Premio Terence Moix—por su primera novela, Perros de Verano. Una obra que más tarde fue publicada por la editorial Egales. Recuerdo que en aquel artículo resaltaba la apreciación que el jurado tuvo del buen hacer literario de Josa Fructuoso al calificar su novela de “excepcional calidad literaria”.

Pues bien, aquel premio sirvió para que Josa tomase conciencia de que podía dedicarse a eso tan maravilloso de contar historias, e historias bien contadas. Y eso es lo que ella hace con otro libro que acaba de publicar, El color de los peces azules, y que será presentado en Murcia—tras firmar ejemplares en la Feria del Libro, de Madrid–, el día 21 de este mismo mes.

Ciertamente, no nos equivocábamos cuando nos atrevimos a titular aquel articulo con eso de que había nacido una novelista, porque es así, como pone de manifiesto esta nueva obra que se enmarca en el periodo de la Transición cuando, muerto Franco, España estaba saliendo de la dictadura y aún no había entrado la democracia. Los personajes que en esta obra aparecen, son reflejo de las inquietudes y contradicciones que le tocó vivir a una juventud que había desafiado al franquismo y que, de alguna manera, continuaba luchando contra sus secuelas.

Podemos afirmar que Josa Fructuoso se ha hecho mayor de edad en la literatura. No exageramos si decimos que es una obra escrita con maestría literaria y con una gran inteligencia. Inteligencia que le ha permitido hacer un retrato fiel y reconocible de lo que estaba ocurriendo en esos momentos, consiguiendo un dibujo histórico en el que los movimientos feministas y artísticos del momento tienen un gran protagonismo.

El color de los peces azules nos habla de la historia de amor de Ari y Miryan, aunque se nos presenta también como la historia de un error, tal vez necesario se nos dice, que comete la protagonista, una mujer desconcertada que busca sin encontrarlo su lugar en el mundo.

Jose Luis SerranoEl escritor José Luis Serrano, autor entre otras obras, de Sebastian en la Laguna, que será llevada al cine, ha escrito que “Josa Fructuoso escribe muy bien. Los diálogos, las reflexiones, están cargadas de sensatez, de esa sensatez y sentido común que da la vida, que suponemos larga y llena de experiencia…literatura honesta, madura y elegante”. Y yo no puedo por menos de compartir esta opinión porque, que quieren que les diga, a mi no me ha cogido de sorpresa. Su primer libro ya me hizo ver en ella lo que hoy es, una novelista a la que hay que leer con atención cosas como: “Cuando las últimas palabras de Ari se apagan, el silencio, como de algodón, invade la casa. Desde los dos balcones del salón se ven caer la abundante nieve y la hilera de esas estalactitas de hielo que penden del tejado de la casa de enfrente forman una estampa que, como cada vez que la ha contemplado, absorbe la atención de Ari”.

En aquella ocasión en que me hacia eco del primer libro de Josa Fructuoso casi me justificaba por escribir de alguien que comparte el mismo medio para expresar sus opiniones, para publicar sus artículos. Y llegue a hablarles del pudor que los que nos dedicamos a esto del periodismo sentimos en hablar y ensalzar los logros de los que comparten con nosotros el oficio de escribir. Pero esto ha dejado de preocuparme porque el entusiasmo que confieso por la obra de Josa Fructuoso, está justificado: una escritora a la que vimos nacer como novelista.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 8-6-2016

NUEVO CONSEJERO DE FOMENTO

Martes, 7 junio, 2016

ES NECESARIO UN RESPONSABLE DE ESE DEPARTAMENTO QUE NO TENGA MENTALIDAD DE CONCEJAL.

Hay frases que se repiten una y otra vez a lo largo del tiempo y que no pierden vigencia como esa que dice “No son tiempos para la lírica”, cuando queremos hablar de la inoportunidad de algún acontecimiento. Y eso seguramente es lo que estará pensando PEDRO RIVERAPedro Rivera Barrachina, el abogado recién nombrado Consejero de Fomento e Infraestructuras de la Región, porque no parece el momento oportuno para dicho nombramiento cuando el Presidente que le ha nombrado, al parecer, está a punto de ser procesado y el Gobierno Regional parece estar en el aire, según percibimos en las declaraciones del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que ya ha dicho que, o se aclara el tema, o que con ellos no cuenten para continuar apoyando el Gobierno en la Región.

Y lo sentimos, porque conocemos a Pedro Rivera: dos legislaturas junto a él en el Consejo de Administración de la Radio Televisión Autonómica nos ha permitido descubrir a un hombre educado, reposado y con el que se puede hablar, que no es poco. Y esto que les digo, que debería de ser lo normal, no lo es en muchos casos porque hay quienes ven en los demás amigos o enemigos dependiendo de que defienda cada uno sin pararse a pensar que no es bueno confundir “las churras con las merinas”. Pero hay muchos que lo hacen, y que no le encuentran sentido a su vida si no es arremetiendo contra los que no participan de sus puntos de vista.

AEROPUERTOPedro Rivera no es así, es un riguroso y preparado jurista y quizás por ello fue elegido para ese puesto, el de Consejero de Fomento, que por las circunstancias en las que se encuentran las grandes obras públicas de la comunidad; aeropuerto de Corvera, Ave y otras menudencias, ha de ser todo menos fácil de gestionar, por las experiencias que han tenido sus predecesores en el cargo, Manuel Campos Sánchez—aún recordamos sus declaraciones siempre llenas de optimismo pregonando que el inauguraría el aeropuerto–, que dejó la consejería con más pena que gloria y Francisco Bernabé, que aun no sabemos por qué se va, por qué nos deja: ni siquiera lo sabe él. Pero lo cierto es que tampoco será el que inaugure el aeropuerto, así es que no creo que sea un regalo esa consejería, pero si creemos en la capacidad del recién nombrado. Y yo no caeré en la trampa de esos que dicen que no tiene experiencia policía porque quizás sea conveniente que no la tenga, observado lo precedente. No siempre los que tienen más experiencia muestran más capacidad, que es lo que percibimos día tras día.

En fin, que no lo tendrá fácil, pero vista la labor del anterior, yo le recomendaría que se dedique en cuerpo y alma a lo mucho que tiene pendiente en su consejería y que no caiga en la tentación de salir en las fotos diariamente porque es todo menos glorioso que un consejero se pase el día inaugurando obras de medio pelo, de los alcaldes de su partido todas ellas; que ya es sospechoso, y lo mismo ponga la primera piedra—si, lo han leído bien, primera piedra —de la remodelación de una calle de Bullas, pongamos por caso, que ya hay que tener imaginación, que presentar junto al alcalde, esta vez el de Mula, el proyecto de mejora de la carretera RM-C2, en el tramo entre las pedanías muleñas de La Puebla de Mula y Fuente Librilla. Leyeron bien, presentación de un proyecto de mejora de la carretera–así como suena, presentación– aunque el arreglo se proyectase para un año más tarde. Y dejamos aquí los ejemplos porque es de aurora boreal.

AEROPUERTOIINo, espero que el nuevo consejero tenga su vanidad la suficientemente colmada como para entender que hay cosas que rayan en el ridículo. Que los consejeros no pueden tener mentalidad de concejales—con todos mis respetos para los concejales, pero cada uno tiene su papel—y que ellos están para temas de más altura, por ejemplo, el aeropuerto, que ya va siendo hora de que se le busque solución: hemos de recordar que las obras se iniciaron en julio de 2008, terminaron en el 2012 y aquí estamos.


CIUDADANOS, PODEMOS Y TRANSPARENCIA

Martes, 7 junio, 2016

ELLOS, QUE PREGONAN LA TRANSPARENCIA MÁS ABSOLUTA, TERMINARÁN ENTRANDO EN LA OPACIDAD DE OTROS Y NO CREO QUE LOS CIUDADANOS NOS LO MEREZCAMOS. YA TENEMOS BASTANTE.

ASAMBLEA Ayer, este periódico informaba de que la Oficina Técnica de Seguimiento y Control Presupuestario de la Asamblea Regional ha hecho publico un informe provisional de fiscalización de las subvenciones asignadas a los cuatro grupos parlamentarios en el segundo semestre de 2015, resaltando los gastos y facturas presentadas por Ciudadanos y Podemos, los partidos que han entrado por primera vez en la Cámara en esta legislatura, en los que detecta ciertas irregularidades relacionadas con un posible uso electoral. Miguel Sanchez CiudadanosAsí, en el caso del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, se habla de que se cargan facturas de “alquileres de salones en hoteles, los viajes y gastos de manutención que no declaran el motivo de los gastos ocasionados, encuadernaciones o reportajes fotográficos”, y más cosas por el estilo. Uralburo PodemosY en el caso de Podemos la Intervención considera incorrecto el uso de su subvención para gastos electorales, que incumple la finalidad de la ayuda y la legislación electoral, haciendo mención a ciertas facturas que han sido cargadas indebidamente.

Leyendo el informe, y tal y como aparece en el mismo, no nos atreveríamos a decir si la inclusión, por parte de estos grupos parlamentarios de distintos gastos, que al parecer no debían incluirse en las cuentas de la Asamblea, es legal o no, pero teniendo en cuenta que la Asamblea Regional repara en ello y hace una llamada de atención sobre el tema, debemos de suponer que algo no muy ortodoxo, por no utilizar otros términos, ha ocurrido. Y esto si nos preocupa porque teniendo en cuenta que acaban de llegar a esto de la cosa pública nos parece muy pronto para utilizar ya ciertas triquiñuelas legales que, sin ser delito, no deberían de ponerse en práctica, sobre todo si tenemos en cuenta que son dos formaciones políticas que han hecho bandera de la rectitud, de la honradez, del bien hacer político.

Hemos recabado información, de parte de una de estas formaciones políticas, y se nos dice que como acaban de llegar y su infraestructura–para un adecuado funcionamiento administrativo–, está en mínimos; desconociendo en muchos casos el funcionamiento de los organismos en los que desarrollan su labor, pues que eso, que se han equivocado y que solamente ha sido un error de tipo administrativo sin que, en ningún momento, existiera animo de engaño por parte de esa formación política hacia la Asamblea. Y lo creemos, porque estas cosas por lo bisoño de estas formaciones quizás puedan ocurrir, pero teniendo en cuenta que, hasta ahora—suponemos que el paso del tiempo les irá moderando sus ímpetus—han sido bastante beligerantes e incluso demasiado impacientes por arreglar el mundo en un “plis-plas” si sería necesario que dieran cumplida información al respecto, que no continúen siendo opacos en la explicación, que no mareen la perdiz en definitiva porque los ciudadanos están muy cansados de explicaciones a medias, de si pero no, de contar pero solo un poquito y ellos, que acaban de llegar a este proceloso mundo de la política, deberían de tener otro comportamiento y actuar de una manera más directa en los temas. Si no se han cumplido las normas por pura torpeza en el hacer, demuéstrese y dígase claramente, pero háganlo ya, no dejen pasar el tiempo porque al final ellos, que pregonan la transparencia más absoluta, terminarán entrando en la opacidad de otros y no creo que los ciudadanos nos lo merezcamos. Ya tenemos bastante.

Sinceramente, a mi me hubiera gustado que hubiesen tardado más en aparecer en estas cosas, pero ya que ha ocurrido aclárenlo, por favor, lo más pronto posible, porque es bueno recordar la famosa frase del Divino Cayo Julio César, que hace referencia a que, por la importancia que tenía en la sociedad romana la mujer del César, esta no solo debía de ser honrada sino parecerlo. Pues eso.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 25-5-2016

A %d blogueros les gusta esto: