CARTAGENA PIENSA

martes, 25 enero, 2022

CartagenaMuchas veces, acontecimientos que tuvieron lugar de manera puntual, sirven de caldo de cultivo para que emerjan otras ideas que se sedimentan a lo largo del tiempo. Y esto es lo que ocurrió en el año 2015 cuando del poso que dejaron las jornadas de Cartagena, Cultura y Municipio, se produjo el nacimiento de Cartagena Piensa. Un programa de pensamiento y cultura científica que cuenta con la inestimable ayuda de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Cartagena y que nació gracias a la iniciativa de un colectivo, sin ánimo de lucro, que pone de manifiesto que cuando la ciudadanía se une a la administración publica los resultados se dejan ver.

Y esto es lo que está ocurriendo en Cartagena con la colaboración establecida entre el grupo promotor del programa Cartagena Piensa y la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la ciudad portuaria, una colaboración que hace posible que nombres importantes de la cultura, de la investigación, del pensamiento, del periodismo, de la creación, lleguen a esa ciudad para transmitir sus conocimientos. Cartagena IIAsí, entre los invitados al primer trimestre de 2022 de Cartagena Piensa, se encuentran, entre otros, nombres como el del Presidente de la Fundación para una Cultura de Paz y exsecretario general de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza; el físico e historiador de la Ciencia, y vicepresidente de la RAE, José Manuel Sánchez Ron; el director y fundador de la asociación Proactiva Open Arms, Oscar Camps; el filosofo Sami Naïr, y otros nombres importantes de la cultura y de los movimientos sociales, porque este trimestre Cartagena Piensa colabora también con las VII Jornadas: Una Educación para el Siglo XXI, a la vez que da cabida en su programa a unas Jornadas Solidarias porque, como apunta este colectivo: “Aquí sólo queremos ser humanos, dedicadas a llamar la atención de la sociedad y de las administraciones sobre el drama humano que supone la llegada de migrantes cruzando el mar a nuestro país y la insuficiencia de las políticas públicas que atienden esta situación”.

Una programación trimestral que responde a la definición que el grupo Cartagena Piensa hace de sus principios fundacionales: “La idea en la que se fundamenta el proyecto es la de incorporar el pensamiento, la filosofía y la cultura científica a la programación cultural municipal, como una necesidad vinculada a la formación de una ciudadanía crítica, con capacidad de intervenir en los debates que conforman una democracia participativa y de calidad. Se trata de democratizar el conocimiento en la sociedad, desarrollando y cualificando a la propia ciudadanía para intervenir en el debate público sobre los grandes problemas que nos conciernen como sociedad, sacándolos del ámbito exclusivo del saber experto y tecnocrático. Y todo ello desde la participación democrática, canalizando y potenciando las iniciativas ciudadanas que coincidan con nuestros fines”.

Cartagena IIIFines estrechamente unidos a la colaboración con otras entidades. Y esa colaboración se extiende en este trimestre a La Noche de las Ideas, junto a la Alianza Francesa de Cartagena y la UPCT. Una institución académica que tiene muchos motivos para presumir de sus logros en los últimos años. Logros que ponen de relieve que cuando se trabaja con seriedad los resultados llegan, hasta ser reconocidos en el ámbito internacional, como ha ocurrido hace poco en que la Universidad Politécnica de Cartagena ha sido elegida para promocionar, en la Exposición Universal que se está celebrando en Dubai, al consorcio de la Universidad Europea de Tecnología (EUt+), explicando en los pabellones de los ocho países en los hay campus EUt+ el potencial de esta alianza internacional de politécnicas.

Ya ven, ocurren otras cosas: no todo es ruido político.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 19 de enero de 2022

DIEGO CONESA, UN EJEMPLO DE POLÍTICO

martes, 18 enero, 2022

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Totana ha dictado el sobreseimiento y el archivo de la causa contra Diego Conesa, exsecretario general del PSRM, por una multa que no se tramitó a un concejal de Izquierda Unida, en Alhama de Murcia cuando Conesa era alcalde de este municipio.

AlhamaDenuncia presentada por el entonces Sargento de la Policía Local de esa localidad, José Clares Martínez, por un presunto delito de prevaricación administrativa contra Conesa, cuando fue el sargento el que se saltó presuntamente el trámite administrativo que conlleva toda multa o sanción, optando por intentar hacer caer en una trampa al entonces alcalde de la ciudad, al remitir la citada multa directamente a la alcaldía, con una petición expresa dirigida a Diego Conesa, para que abriese un expediente informativo al edil de IU y que, además, diese cuenta de ello en el Pleno por que, al parecer, a el no le gusto la actitud del concejal de IU, Juan Romero, con respecto a los guardias que le sancionaron (por cierto, este edil dio negativo en la prueba de alcoholemia que le hicieron). Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, el Partido Popular se personaba como acusación particular en dicha causa, con lo que la politización estaba servida.

«No puede considerarse que la actuación del investigado, no ordenando la incoación del correspondiente procedimiento sancionador, sea encuadrable en el tipo penal correspondiente a la infracción penal a la que se alude en la denuncia inicial», señala la jueza en el auto ya que “los alcaldes podrán imponer las sanciones y adoptar las medidas previstas cuando las infracciones se cometieran en espacios públicos municipales o afecten a bienes de titularidad local, siempre que ostenten competencia sobre la materia de acuerdo con la legislación específica».

Es decir, aquí había un deseo de hacer daño por parte del denunciante (al parecer Clares Martínez, no encajó bien que en 2016 el Ayuntamiento convocara la selección de un Oficial para la Policía Local por concurso-oposición libre, interpretándolo como un acto de «mala fe, descrédito y desprestigio» hacia su persona), y un deseo del Partido Popular de aprovecharse de esto para hacer el mayor daño posible a un competidor político.

Al parecer, en política vale todo. Se puede difamar, insultar, acusar de mil y un delitos a los adversarios políticos sin que, por lo que vemos, estas acusaciones tengan consecuencias para el que las profiere, aunque se demuestre la falsedad de las mismas. Acusaciones que, en la mayoría de los casos, dañan la reputación de la persona afectada de manera irreversible. Y en este caso, tan irreversible, que ha terminado con la carrera política de un hombre que ha dado ejemplo de honestidad y de respeto a la justicia, sin estruendosas declaraciones y aceptando, en todo momento, el transcurrir de los acontecimientos que han terminado afectando a su vida política y personal.

Alhama IIISí, Diego Conesa ha sido un ejemplo de comportamiento, porque no es normal que un político renuncie a su condición de aforado para enfrentarse a una denuncia que, desde el primer momento, tuvo un gran tufillo a intereses políticos. Y lo hizo, renunciando, a principios de diciembre de 2020, a su aforamiento como diputado para declarar de forma voluntaria. Como más tarde decidió no presentarse a la reelección como Secretario General de su partido, hasta dejar su acta de diputado y abandonar la política. Un adiós de la vida pública, que nos gustaría que fuese temporal. Porque es joven, porque es injusto lo que le ha ocurrido, y porque la política no está sobrada de gentes que, como él, la dignifican.

Hasta su despedida, tras saber el resultado de este sainete, ha sido modélica.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 12 de enero de 2022

LLAMATIVAS CRUCES DE CARLOS III

martes, 11 enero, 2022

La Real y Distinguida Orden Española de Carlos III, fue establecida por ese Rey de España el 19 de septiembre de 1771, con el objeto de condecorar a aquellas personas que se hubiesen destacado especialmente por sus buenas acciones en beneficio de España y la Corona.

Pues bien, el Consejo de Ministros aprobaba días pasados la concesión de la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III para 23 exministros del Gobierno, entre los que se encuentran siete del Partido Popular, entre otros José Manuel Soria y José Ignacio Wert, catorce del PSOE, como José Luis Ábalos y el efímero titular de Cultura y Deporte, Màxim Huertas, y dos de UP, el silencioso y desaparecido Manuel Castell, que ha dimitido hace poco por motivos de salud y el exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, que fue vicepresidente del país entre 2020 y 2021. Y ciertamente, los casos de Huertas e Iglesias, son especialmente llamativos.

Si ustedes recuerdan, Máxin Huertas fue ministro de Cultura y Deporte en el primer Gobierno de Pedro Sánchez, y se vio obligado a dimitir tras estar solamente siete días en el cargo como consecuencia de una información en la que se ponía de manifiesto que en 2017 había sido condenado por defraudar a hacienda a través de una sociedad que constituyó en el año 2006. O sea, engaña a Hacienda y se le premia, y si a esto unimos que solamente desempeñó el cargo durante siete días, poco tiempo le dio a destacar en eso de “las buenas acciones en beneficio de España y la Corona”.

Y hablando de “acciones en beneficio de la Corona”. En Septiembre de 2020 Pablo Iglesias era vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 (cargo que ocupó desde enero de ese mismo año a marzo de 2021), y ese mes de septiembre, Pablo Iglesias reunía a su Consejo Ciudadano Estatal (máximo órgano entre asambleas de Podemos), con dos objetivos, los Presupuestos sólo serian posible con los nacionalistas, y sobre todo, endurecer el ataque a la Monarquía en beneficio de la República diciendo cosas como: «Hay que trabajar para avanzar hacia un horizonte republicano que profundice en la democracia española. Trabajar y construir alianzas para avanzar hacia este horizonte republicano tiene que ser una de las tareas políticas fundamentales de Podemos en los próximos tiempos». «Tenemos que ser capaces de entender el momento de crisis en el que se encuentra la Monarquía y el modelo de estado que ésta encarna. Tener la valentía y audacia de poner sobre la mesa la necesidad de que España avance hacia una nueva República, que la República llegue a la Jefatura del Estado». Es decir, como quiera que su calidad de vicepresidente le obligaba a mantener las formas, con respecto a la monarquía, aprovechaba los actos de su partido para acentuar la campaña de acoso a la Corona, algo que continua haciendo ahora que está fuera del Gobierno y tiene presencia en los medios de comunicación

Que un republicano, tan republicano como Pablo Iglesias, sea distinguido con una condecoración establecida por un Rey, y cuyo objeto es reconocer, entre otras cosas, a las personas que destaquen especialmente por sus “buenas acciones en beneficio de la Corona”, es de difícil comprensión, pero más difícil es entender como es posible que este republicano, tan republicano, no renuncie a dicho honor (en su caso debería de ser deshonor), porque que sepamos, hasta ahora, el señor Iglesias no ha rehusado dicha distinción, y debería de hacerlo, aunque solo fuese para que aquellos que en algún momento creyeron en la sinceridad de sus palabras, pese a muchas de sus incoherencias, puedan continuar creyendo en el. Debería de leer al especialista en Terapia Cognitiva Walter Riso: “Eres lo que haces y lo que piensas. Las dos cosas y si no son compatibles, no eres creíble”. Pues eso.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 5 de enero de 2022

DEMOCRACIA EN CATALUÑA

martes, 4 enero, 2022

Pasaron los tiempos aquellos en que se ponía de ejemplo al Gobierno de la Generalitat de Cataluña hablando de su seny, de su saber estar, de todo aquello que transmitía el señor Pujol (ahora sabemos que, ese no ruido, era para que se amortiguara el del 3% que tantos réditos proporcionó a él y a los suyos), en contraposición al estruendo del País Vasco en medio de los tiros y las bombas de ETA.

Afortunadamente, los disparos y el ruido de las bombas cesaron en Euskadi, pero el ruido independentista ha ido acrecentándose en Cataluña. Porque desde el esperpento montado por Puigdemont y los suyos, saltándose a la torera la Constitución en la que no creen (Pujol hizo campaña a favor del sí) se ha ido acrecentando de manera exponencial los síntomas de deterioro de una sociedad, la catalana, absolutamente dividida y en la que, cada vez mas, se perciben síntomas poco democráticos.

CataluñaPorque no es democrático que los relevos en la cúpula de los Mossos, la policía autonómica catalana, se produzcan en función de las investigaciones que los cesados llevan a cabo, como lo que ha ocurrido con el intendente Toni Rodríguez, destituido como responsable de la Comisaría General de Investigación Criminal. Porque es normal preguntarse si no tiene nada que ver esa destitución con que hace muy poco tiempo Rodríguez dijese en una acto publico que era necesario trabajar en conexión con jueces y fiscales, que era lo que estaba haciendo.

Así es que entendemos perfectamente la preocupación que, al parecer, ha ocasionado en sectores de la judicatura y la fiscalía de Cataluña este relevo, teniendo en cuenta que la unidad que dependía de Rodríguez, se había encargado de la investigación de casos de corrupción que afectaban a responsables políticos del Govern, así como a políticos de Junts per Catalunya. cataluña iiiEntre otros, a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, que está acusada de prevaricación, malversación, falsedad y fraude.

Y por supuesto, tampoco tiene nada de democrático que se intente eliminar la educación en castellano en los colegios de Cataluña, mediante amenazas a los padres y alumnos, que intentan defender sus derechos a ser educados, también, en esta lengua, como ha ocurrido en una escuela en Canet de Mar (Barcelona), donde unos padres tuvieron la osadía de pedir que su hija, una niña de cinco años de Educación Infantil, recibiese las clases en catalán y en castellano. Pero es que este problema no se da solo en enseñanza primaria, porque hace un tiempo, la Plataforma Universitaris per la Convivència, de la que forman parte más de 200 profesores de todos los campus catalanes, denunciaban lo que consideraban persecución al castellano tras la decisión de la Generalitat de investigar qué profesores no utilizaban el catalán en las aulas.

cataluña iiEl que este tema es de capital importancia para el Govern ha quedado reflejado en el mensaje de Navidad de este año de Pere Aragonés, desde el centro educativo donde nació la inmersión lingüística, en Santa Coloma de Gramenet , y desde donde ha dejado muy claro que lo de la aprobación de los presupuestos tiene su precio al demandar que “2022 tiene que ser el año en que la negociación con el Estado avance y comience a dar resultados tangibles”, presionando con un llamamiento a “construir alternativas”. Y ya sabemos que las “alternativas” de los independentistas suelen estar relacionadas con saltarse a la torera la Constitución. Porque lo ha dejado muy claro en su mensaje, al decir que “la resolución del conflicto pasa por el ejercicio del derecho a la autodeterminación y a la amnistía”. Es decir, continua pensando que «el referéndum sobre la autodeterminación de Cataluña lo organiza el gobierno de Cataluña». Pero yo sigo creyendo en el presidente Sánchez cuando apuntaba aquello de que «lo que sea España, tendremos que decidirlo todos los españoles, no una parte de ellos».

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 29 de diciembre de 2021

OTROS SERVIDORES PARA LA DEMOCRACIA

martes, 4 enero, 2022

Al parecer, Castilla y León ocupa el sexto lugar de las comunidades autónomas afectadas por el coronavirus, lo que significa que se encuentra entre los territorios más tocados por esta pandemia. En casos así, el sentido común indicaría la necesidad de proteger la sanidad con el número adecuado de personal sanitario y fortalecimiento de centros de salud, y todo aquello que sirva para luchar contra el coronavirus.

Mañueco IPues bien, lejos de esto, el presidente de la Junta de Castilla y León, Fernández Mañueco, olvida las sabias palabras de San Ignacio: “En tiempos de desolación no hacer mudanza” (lo que viene a decir que las grandes decisiones no hay que tomarlas cuando la vida se desmorona, cuando se está atravesando una gran crisis), y poniendo sus intereses electorales, y los de su partido el PP, por encima de los intereses de los ciudadanos de su comunidad, en plena convulsión sanitaria, cambia a la Consejera de Sanidad de su Gobierno, Verónica Casado, porque ha decidido llevarse por delante a los cuatro consejeros de Ciudadanos con los que el PP tenía un acuerdo de gobernabilidad en esa comunidad. Así es que en el camino, de prisa y corriendo, vía Twitter (una manera muy moderna de actuar) se ha quedado el vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Acción Exterior y Ordenación del Territorio, Francisco Igea y tres consejeros más de Ciudadanos. Ese partido que se encuentra “cuesta bajo en la rodada”, porque nunca supo elegir sus alianzas.

Mañueco IISegún la RAE, la política es “El arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados”, y mucho arte se ha de tener cuando se actúa de la manera en la que lo hizo el pasado lunes el presidente de la Junta de Castilla y León, que anunciaba una remodelación exprés de su Gobierno del que salen los cuatro consejeros de Ciudadanos, incluido el vicepresidente y portavoz, anunciando la disolución de las Cortes y convocando elecciones anticipadas en la comunidad autónoma para el próximo 13 de febrero. Y todo ello, sin haberlo hablado con sus socios de gobierno, a los que les ha hecho pasar la vergüenza de enterarse de que ya no están en el mismo por los medios de comunicación. Es más, Igea ha declarado que Fernández Mañueco, «En privado, me dio su palabra de que no convocaría elecciones».

Bueno, seguramente la misma palabra que él daría a UPyD cuando los dejó plantados. Y es que, al parecer, toda la gente de Ciudadanos tiene una historia detrás de pertenencia a otros partidos políticos, lo que nos da una idea de la seriedad de sus convicciones, de la fortaleza de la ideología de la mayoría de ellos, y ellas.

Mañueco IIIPues que Juan Antonio Marín, Vicepresidente de la Junta de Andalucía, ponga sus “barbas a remojar”, porque no le arriendo la ganancia pasados unos días. Pero yo creo que un señor con tanta experiencia de cambios en política: ha pasado por Alianza Popular (apareciendo en la lista del partido para las elecciones municipales de 1983), en las filas de Independientes de Sanlúcar (con ellos gobernó en coalición con el PSOE en el ayuntamiento de dicha ciudad), hasta terminar en 2015 en Ciudadanos, siendo vicepresidente de la Junta de Andalucía con Susana Díaz, del PSOE, para traicionarla más tarde apoyando al PP, tiene el suficiente bagaje como para esperar cualquier cosa.

Y sí, los ciudadanos también nos podemos esperar cualquier cosa de ciertas alianzas (en Murcia hemos hecho un master sobre traiciones, transfugismos y “puñaladas traperas” con la fallida moción de censura al Gobierno Regional), pero es difícil acostumbrarse a ciertos espectáculos protagonizados por algunos políticos que nos hacen desconfiar del que debería ser un digno ejercicio. Porque sin ellos no puede haber democracia, pero la democracia debería demandar otro tipo de servidores que nos evitasen el bochorno, la vergüenza, que a veces nos hacen pasar.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 22 de diciembre de 2021 

¿HAY QUE SUFRIR ESTOS ATROPELLOS?

miércoles, 15 diciembre, 2021

Ley IIEn España, cada Gobierno entiende que si no cambia la Ley de Educación no cumple con lo que los ciudadanos esperan, e invariablemente rompe con la ley anterior y pone en marcha la suya. Y no hay un ministro, o ministra de Educación que se precie, que no piense en dejar su “huella” haciendo funcionar otra norma que mejore; o no, la anterior, empujándonos a la cola en valoración del sistema educativo, porque es muy difícil dar con otro país que, como ocurre con el nuestro, haya aprobado ocho leyes educativas en 40 años de democracia, amenazándonos ahora con otra. Porque sí, cada Gobierno quiere dejar su impronta, sin importarle el desconcierto educativo que genera.

Y el resultado es un conglomerado de siglas -desde la LOECE de 1980 hasta la LOMLOE o ‘ley Celaá’ con la que arrancó este curso 2021-2022-, que según los expertos, repercute claramente en la calidad de la enseñanza: PSOE y PP han sido incapaces, a lo largo de nuestra historia reciente, de ponerse de acuerdo en algo tan importante como esto.

Así es que no es de extrañar que tanto batiburrillo provoque que España sea el segundo país de la Unión Europea en el que menos avanza la comprensión lectora entre los 15 y los 27 años (solo se encuentra detrás de Grecia), tal y como puso de manifiesto un informe publicado por OCDE y donde los autores de dicho informe destacan el abandono escolar temprano (España es el país de la UE con la mayor tasa de jóvenes que no estudian más allá de la ESO) y que llevan a los españoles a estancarse en su habilidad para entender los textos. Algo fácilmente entendible, si tenemos en cuenta que parece haber un interés desmesurado por parte de los partidos en cargarse las humanidades de los planes de estudio. Así es que, asignaturas fundamentales como la filosofía, la lengua o la historia, las están convirtiendo en conocimientos de segunda clase. Y si el señor Wert, que fue ministro con Rajoy, pasaba a la historia eliminando con su Ley de Educación la enseñanza de la filosofía, la “disciplina académica que es un conjunto de reflexiones y conocimientos de carácter que estudia las causas primeras y los fines últimos de las cosas, y que permite conectar diferentes saberes y desarrollar una mayor capacidad de juicio para afrontar la complejidad del mundo contemporáneo», ahora es la actual ministra de Educación, Pilar Alegría, quien al parecer, quiere dejar su marca con una nueva ley educativa.

Un proyecto que deja fuera el estudio de los Reyes Católicos, de Al Ándalus, de los Austrias, porque al parecer, lo importante es estudiar la Historia Contemporánea. Que sí, que claro que es importante estudiar la Historia Contemporánea; faltaría más, pero es que es muy difícil llegar a la comprensión de esta sin saber de donde venimos: cada etapa de la historia es una consecuencia de lo vivido anteriormente. Imposible entender nuestro carácter, por ejemplo, sin saber lo que fue Al-Andalus, lo que significó en aquella época de siglos para la humanidad.

AulasQue desaparezcan del bachillerato las enseñanzas de Al-Andalus, los Reyes Católicos o los Austrias es todo menos comprensible. Este país es demasiado grande, demasiado importante como para preocuparnos solo de la historia reciente.

Ya ven, una Diplomada en Magisterio, especialista en Educación Primaria, quiere eliminar de la enseñanza una parte importante de la historia de este país. Quiere suprimir la “disciplina que estudia y expone, de acuerdo con determinados principios y métodos, los acontecimientos y hechos que pertenecen al tiempo pasado y que constituyen el desarrollo de la humanidad desde sus orígenes hasta el momento presente” ¿De verdad los españoles tenemos que padecer estos atropellos cada vez que cambiamos de responsables de enseñanza?

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 15 de diciembre de 2021

TÍPICA MUJER PROGRESISTA

miércoles, 15 diciembre, 2021

yolanda diaz iiDe la Vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, todos y todas las periodistas, hemos destacado su saber estar, su sentido común, su capacidad de dialogo, de liderazgo. Y todo ello ha debido de influir para colocarla en lo más alto en la valoración que hacen los españoles de los políticos; de uno y otro signo.

Se ha ido creando de ella una imagen de mujer moderna, elegante, consecuente con sus ideas y respetuosa con sus adversarios. Muy de agradecer, teniendo en cuenta el nivel que a veces observamos en el Parlamento Español donde, en los últimos tiempos, no sobran las buenas formas. Todo esto es cierto, pero en los últimos días han ocurrido algunas cosas que nos hacen pensar que, posiblemente, una cosa es estar un poco en la sombra, haciendo el papel agradable (lo desagradable corría a cargo del entonces vicepresidente Pablo Iglesias) y otra muy distinta es tener que estar en primera línea ejerciendo el poder y forjando, a la vez, una imagen de cara a las elecciones. Y quizás, la compatibilidad de ambas cosas no sea muy fácil de casar.

Lo cierto es que, como decimos, en los últimos días se ha pasado de frenada en su deseo de protagonismo y no sabemos si; pretendiéndolo o no, ha desbarrado bastante, porque no es de recibo que el mismo día en que el Gobierno del que ella forma parte como Vicepresidenta, podía presumir de haber conseguido un doble récord de caída del paro (baja en 74.381 personas, la mayor bajada de la serie en un mes de noviembre, y se amplía a nueve meses el periodo acumulado de descensos, situándose en las 3.182.687 personas, la cifra más baja en un mes de noviembre desde 2008), ella aguara la fiesta, mitigando el eco de esos datos con el ruido producido por sus inoportunas declaraciones en un medio digital, en las que presumía de haber previsto lo que ocurriría con el Covid-19. «El 15 de febrero, como ya la pandemia azotaba fuertemente a Italia, convoqué a mi equipo porque tenía la convicción de que Italia es España y, por tanto, teníamos la necesidad de desplegar un montón de medidas porque veíamos lo que iba a pasar», «tanto fue así, que el 4 de marzo presenté una guía que fue enormemente polémica en el Gobierno y también fuera, se me acusó de ser una alarmista… en fin. Esto fue en la antesala del 8 de marzo».

Y bueno, no dudamos de que fuese verdad (ella no asistió a la manifestación del 8M), pero si creemos que no era el momento de salir a presumir de estas cosas, y es que nos da la sensación de que está desatada en ese aparecer en los medios, en ese hacer declaraciones constantemente, algo no muy bueno para alguien con tan alta responsabilidad en el Gobierno, porque una excesiva exposición puede ser contraproducente, sobre todo si no se miden las consecuencias. Y no parece que lo esté haciendo cuando, en la misma semana, aparece en la revista de un medio impreso ocupando la portada de la misma, elegantemente vestida en cuero negro y diciendo eso de “No soy la típica mujer progresista», dejándonos en la duda de cómo son las mujeres progresistas ¿Qué ha querido decir? porque como en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros prefirió esquivar esta cuestión, decidiendo no contestar:“Gracias por la pregunta, pero creo que no compete que le responda a la misma. Me va a permitir que se lo diga con toda la cortesía”, pues nos quedamos en un sinvivir por saber como es “una típica mujer progresista”.

DiazHemos de comprender que debe de producir un subido de autoestima figurar en una lista en la que aparecen, la Reina Letizia y Ana Patricia Botín, entre otros nombres ilustres, y que tu foto sea la elegida para ocupar la portada: quizás se esperaba de ella que le diera menos importancia a estas cosas. Pero esto debe de ser tan importante que hasta ella ha perdido el oremus, o lo parece con eso de “la típica mujer progresista”.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 8 de diciembre de 2021

EL FACTOR HUMANO EN MEDICINA

martes, 7 diciembre, 2021

En su último artículo, Ángel Montiel, hablaba del factor humano para entender que el servicio de autobuses entre Lorca y Murcia funcionase de alguna manera, pese a la desorganización de los que deberían de organizarlo.

Pues bien, gracias también al factor humano, la sanidad pública murciana funciona con la dignidad que se espera de ella. Porque los gestores de esta sanidad pública parecen hacer lo imposible porque esto no sea así, teniendo en cuenta las decisiones que está tomando el Gobierno de la Región en cuanto a los sanitarios, pese a la necesidad que de ellos existe, considerando que el Covid continúa entre nosotros con gran virulencia.

el c armen IIPero pese a esto, nuestros gobernantes han ofertado 364 plazas de formación especializada en la convocatoria 2021-2022, lo que supone el primer descenso en los últimos seis años. Sí, son tres plazas menos de las ofrecidas el pasado año, pese a la que está cayendo en la sanidad. Y aunque el partido popular se empeñe en culpar siempre al pregonero (tradúzcase por Gobierno central) de todos los males que aquí ocurren, lo cierto es que, en este caso, no pueden colar dichas acusaciones si tenemos en cuenta que el BOE (Boletín Oficial del Estado) publicaba el sábado la orden por la que se convoca la mayor oferta de plazas de formación sanitaria especializada, alcanzando las 10.634, lo que supone un incremento del 3,8 por ciento respecto a las plazas ofertadas en la anterior convocatoria, mientras que en Murcia, se reducen cuando más se necesitan. Y si tenemos en cuenta también, el Real Decreto 1474/2001, de 27 de diciembre, sobre traspaso a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia de las funciones y servicios del Instituto Nacional de la Salud. Es decir, este Gobierno tiene las competencias de Sanidad, y aunque se empeñen sus voceros, no se puede continuar culpando al Gobierno central; en este y otros temas, porque suena a chiste o a pura incapacidad para Gobernar.

Que la viceportavoz del Partido Popular en la Asamblea Regional, Mari Carmen Ruiz Jódar, nos salga diciendo sobre este tema que “en la Región de Murcia no hay falta de planificación por parte del Gobierno regional, sino absoluta ausencia de implicación y compromiso del Gobierno de España», es de Aurora Boreal, por no decir algo más fuerte, si tenemos en cuenta también que, según consta en el Colegio de Médicos, se han ido, entre 2020 y hasta septiembre de 2021, 232 profesionales a otras regiones del país y 14 al extranjero, ante las perspectivas laborales que padecen aquí.

AmbulatorioPues bien, teniendo en cuenta el empeño que los rectores de la sanidad pública murciana parecen poner en que esta se deteriore cada vez más para fortalecer la sanidad privada; algo que hemos de denunciar, también es justo que destaquemos ese factor humano al que nos referíamos al comienzo de este articulo y que la semana pasada percibí de manera especial en el llamado Centro de Especialidades El Carmen, donde la profesionalidad de médicos, enfermeras y auxiliares se hace patente en la manera de atender a los enfermos. En la forma de recibirlos, en la preocupación que les muestran. Y en ese ayudarse mutuamente entre profesionales, para que el paciente se sienta cómodo desde su llegada, donde es atendido por alguien, que aunque no pertenezca a la consulta a la que va, se encargará de entregar su informe a no importa que otro colega.

Esto lo advertimos allí en Otorrino, pero suponemos que en otras especialidades ocurrirá igual. En otras, también podremos encontrarnos con doctoras que aunque no se llamen Aída, a auxiliares que no se llamen María José, tendrán en cuenta el factor humano en medicina, porque cada paciente requiere la comprensión de este concepto por parte del médico; de los sanitarios en general, a los que tanto debemos ahora, y a los que algunos gobiernos tanto están maltratando.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 1 de diciembre de 2021

LOS CIUDADANOS, POR ENCIMA DE LOS POLÍTICOS

martes, 30 noviembre, 2021

Consejo de MInistrosOír a la oposición, un día si y otro también, hablar de cómo funcionan las cosas en nuestro país es un auténtico dolor. Da igual la decisión que tome el Gobierno central, porque siempre encontrará voces que digan que el país va mal, que España es una ruina (esto lo dijo Pablo Casado durante el debate a la totalidad de los presupuestos generales). Una ruina que, según el líder popular, se agrava con los presupuestos del Gobierno de Sánchez propios de un ejecutivo, son sus palabras, «radical y sectario», “no sirven para la recuperación”, «nacen muertos» y van en contra de «lo que hacen los socios europeos».

Ya ven, la oposición aquí negando el pan y la sal al Gobierno, poniendo de ejemplo a “lo que hacen los socios europeos”. Y estos socios europeos aplaudiendo, a su vez, entre otras cosas, la manera en la que tanto el Gobierno central como el autonómico están actuando sobre lo que está ocurriendo en la isla de La Palma.

Sí, como se está trabajando en la llamada isla bonita, o como se está luchando contra el Covid, se está poniendo de ejemplo en otros países, que en teoría, están mejor organizados que nosotros. Los mismos países que hace años pusieron de ejemplo nuestra Transición Democrática, aunque ahora algunos nos salgan con eso del “Régimen del 78” (olvidando que ese proceso fue estudiado, y puesto de ejemplo, en prestigiosas universidades internacionales), intentando poner en cuestión todo lo que significó aquello de entendimiento entre españoles y de renuncia por parte de todos para hacer posible una democracia de la que, con sus imperfecciones, podemos sentirnos orgullosos. Pero al parecer, nos va la marcha de la descalificación por sistema hacia lo bueno que podemos hacer, que hacemos, pero que no hicieron ellos.

Gracias a que la ciudadanía muestra muchas veces, estar por encima de las mezquindades de algunos políticos que solamente se sienten felices en el fango de la descalificación y de la negación de nuestras cualidades; que son muchas, como están poniendo de manifiesto muchos españoles, que llegan voluntarios desde distintos puntos de la península para ayudar e los isleños. Y esos españoles; que si se interesan por lo importante, están demostrando con su entrega desinteresada hacia sus compatriotas de La Palma que pertenecemos a un país serio, en contra de opiniones interesadas que hacen lo imposible por demostrar que estamos en la tierra del caos, de la improvisación, de la inconsistencia, en definitiva.

Yo creo que algunos españoles tienen un problema de autoestima, o de falta de generosidad, porque nos pasamos la vida tirándonos los trastos a la cabeza en los momentos en los que más necesario es el entendimiento, sin percatarnos de que la solidaridad nos sitúa a la cabeza en el número de donantes de órganos. Y esa misma solidaridad que florece en los transplantes nos lleva a ponerla en practica en esa llegada de voluntarios de toda la península a La Palma, demostrando que quizás, los ciudadanos en este país están muy por encima de los políticos, que también son ciudadanos, pero que a veces dan la sensación de perder esa condición, situándose por encima del resto para vivir en ese mundo desagradable, cicatero y matón, en el que muchos están instalados, negando cualquier virtud a los que no piensan como ellos.

Lopez MirasClaro que todo lo que está haciendo el Gobierno central no nos gusta. Claro que hay cosas que nos gustarían que se hicieran de otra manera, pero reconocer en los demás alguna virtud es signo de generosidad y también de inteligencia. Algo que brilla por su ausencia, por ejemplo, en el Gobierno de la Región, donde López Miras, el presidente, se pasa la vida, da igual de lo que se hable, diciendo eso de que el “Gobierno central la tiene tomada con los murcianos” ¿De verdad no le cansa ya el discursito?

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 24 de noviembre de 2021

OTRAS POLITICAS, Y EL MACHISMO

martes, 30 noviembre, 2021

La RAE define el “adanismo” como la “Tendencia a comenzar una actividad sin tener en cuenta los progresos que se hayan hecho anteriormente” o, lo que es igual, “Hábito de comenzar una actividad cualquiera como si nadie la hubiera ejercitado anteriormente”. Y he mirado la definición de esta expresión porque me ha llamado la atención leer un artículo; escrito por un periodista, que habla de “adanismo feminista”, poniendo un poco, o un mucho en cuestión, eso de que se junten “las chicas con las chicas”, en relación con el acto, que con el nombre de otras políticas, reunió en Valencia a la Vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz; a la Vicepresidenta de la Generalitat de Valencia, Mónica Oltra; a la Alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; a la líder de Más Madrid, Mónica García y a Fátima Hamed Hossain, miembro de la Asamblea de Ceuta por el partido Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC), que se ha hecho muy popular por sus enfrenamientos con el líder de Vox, en Ceuta, Carlos Verdejo, que al parecer lleva muy mal eso de que Fátima aparezca en los plenos con el hiyab.

Y me ha llamado la atención el titular y el contenido de este articulo, escrito por un hombre, porque llevamos cuarenta años de democracia. Durante todo este tiempo hemos visto y asistido a actos donde todos los protagonistas que intervenían en los mismos eran hombres. Todos con sus corbatas en ocasiones y en otras sin ellas, pero todos hombres. De distintos partidos, de diferentes organismos, pero todos hombres. Hombres, muchas veces, que formaban parte de plataformas para presentar proyectos (en la Transición democrática raro era el día que no se presentaba un nuevo plan) y a los que nunca se les calificó de “adanistas” y se les dijo eso de “los chicos con los chicos”. Seguramente porque eso era la normalidad, aunque algunas echáramos a faltar la presencia de alguna mujer en esas demostraciones de poderío político, social, empresarial, y todo lo que ustedes quieran. Y el camino ha sido largo, muy largo, hasta que en un acto de esas características solo aparecieran mujeres. Que no digo yo que sea lo mejor, pero tampoco digo que no lo sea, teniendo en cuenta los antecedentes.

Lo cierto es que lejos de pensar en que las cosas, afortunadamente, están cambiando, algunos articulistas, se han puesto estupendos y han jugado con las palabras haciendo titulares facilones y graciosetes. Pero el que denuncie la incomodidad que me supone ver titulares así, no significa que la reunión a la que nos referimos me llenara de entusiasmo periodístico o simplemente personal, porque si quieren que les diga la verdad, me quedé con la sensación de que ese acto, que al parecer es la puesta en escena del proyecto político que encabeza Yolanda Díaz, con la principal ayuda de la vicepresidenta de Valencia y la Alcaldesa de Barcelona, decepcionó bastante a mucha gente, por su falta de contenido. Y porque se esperaban otras cosas, otros argumentos.

Es cierto que Yolanda Díaz, advirtió previamente que “hoy no se va a lanzar nada”. Pero que ella dijese eso de “Frente a los miedos, el ruido y los odios, queremos dialogar, derribar fronteras y hablar de los problemas con serenidad, aportando propuestas con cuidado y cariño”, que Oltra—organizadora del encuentro– soltase lo de que “Vamos a hablar, con tiempo y calma, de lo que afecta a la gente; no de qué político se pelea con otro” o Colau, solemnizase lo de “Trabajamos a través del diálogo y queremos, ante tanta polarización y retórica, construir un nuevo método de trabajo, hacer de la política algo útil” no parecieron discursos que llevaran al entusiasmo.

Al final, Díaz concluyo: “Estamos innovando con este acto, veremos a dónde nos lleva”. Pues eso, veremos.

Por cierto el señor Casado, se lucio al calificar el encuentro de “aquelarre”, o lo que es igual “reunión de brujas y brujos”. Puro y zafio machismo.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 17 de noviembre de 2021

A %d blogueros les gusta esto: