LA MILONGA DEL TENIENTE

Jueves, 13 abril, 2017

A tresEl abogado, Antonio Suárez-Valdés, que representa a una agente de la Guardia Civil, comparecía, hace unos días, ante los medios de comunicación para denunciar que, justo el pasado 8 de marzo, el Día de la Mujer, su representada, una agente de la Guardia Civil, de quien no se ha facilitado el nombre, cuando estaba destinada a la vigilancia a bordo de un coche patrulla en el Consorcio de Barcelona, se había visto obligada a ir al cuarto de baño porque tenia que ponerse una comprensa. Según el letrado, cuando la guardia volvió del cuarto de baño se encontró con un teniente de quien recibió gritos y amenazas porque se había ausentado de su puesto, pese a que ella le explicó los motivos que le habían obligado a ello. Al parecer, la respuesta del superior fue la de alguien que no ha tenido madre, hermana, novia, mujer o amante, porque cualquier varón, con dos dedos de frente y medianamente vivido, ante una explicación tan natural no puede contestar algo tan pedestre como: “A mí no me cuentes milongas, vas al baño antes o después del punto de control pero no durante”. Ya ven, este hombretón desconoce como funciona la naturaleza femenina. Al parecer, todo un mando de la Guardia Civil, desconoce que las mujeres en edad fértil acostumbran a ovular todos los meses, produciendo un “Proceso fisiológico por el que las mujeres y las hembras de ciertas especies animales expulsan periódicamente por la vagina un óvulo maduro no fecundado con sangre y otras materias procedentes del útero”. “La menstruación tiene lugar desde la pubertad hasta la menopausia; se produce todos los meses, siempre que el óvulo no haya sido fecundado”. A este proceso, muchas veces muy doloroso, le llamamos vulgarmente “periodo” o “regla”. Ustedes se estarán preguntando los motivos de mi detallada explicación, y es que confío en que este ignorante, o simplemente machista personaje, aprenda un poco de las cosas que, al parecer, ignora.

A SEISAl considerar la guardia que había recibido un trato injusto solicitó a su jefe de turno hablar con un superior y, miren por donde (alguien de dicho cuerpo debería explicar lo de protestar ante el mismo al que quieres denunciar), le enviaron con el teniente con el que había tenido el problema y aunque al parecer, más tarde, pudo exponer su protesta ante un capitán, en palabras del abogado, “no han sido atendidas sus reclamaciones”. Antes al contrario, días más tarde, el teniente de los gritos, los malos modos y la ignorancia, dio parte de que la guardia había abandonado sus labores de vigilancia, (porque él es muy listo y a él nadie le va con milongas), lo que motivó que a la guardia civil le abrieran un expediente por el que podría ser sancionada a cuatro días sin sueldo, según el abogado. La agente decidió entonces pedir al instructor del expediente, un oficial de la Comandancia de Barcelona, que activara el protocolo de acoso laboral, lo que aún no se ha producido, por lo que el abogado de la “culpable de ser mujer y en edad fértil”, ha anunciado que, si finalmente no prospera la pretensión de su patrocinada, presentarán una denuncia ante un Juzgado togado militar de Barcelona.

AcuatroHay quienes aun se sorprenden de que se conmemore todos los 8 de marzo el Día de la Mujer. Como si la igualdad entre sexos estuviese conseguida, como si no hubieran cosas por las que luchar, como nos indica este caso que, no es que nos asombre, es que nos causa vergüenza por lo que muestra de falta de sensibilidad, de ausencia del más mínimo conocimiento, de puro y duro machismo que nos hace preguntarnos en manos de quien está la Guardia Civil. Porque si un teniente, que ha debido pasar por una academia y recibir la necesaria formación, puede comportarse de esta manera, díganme que debemos pensar.

Amos Alcott dejó escrito: “La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia”. Pues eso.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 12-4-2017

ADIOS A ANDRES MORENO

Jueves, 23 febrero, 2017

CALLADO, SONRIENTE SIEMPRE Y LEAL HASTA DECIR BASTA. UN ANDRÉS MORENO QUE NOS DIJO ADIÓS PARA SIEMPRE DE PRONTO, HACIÉNDONOS PENSAR QUE ÉL, COMO FUE SIEMPRE, PRETENDIÓ NO LLAMAR LA ATENCIÓN, AUNQUE EN RADIO CLÁSICA SE GUARDEN AMOROSAMENTE SUS GRABACIONES.

Dicen que solo percibes el paso del tiempo cuando comienzan a desaparecer los que formaron parte de tu vida. En eso estoy estos días, en aquellos que conocí en un momento de mi existencia y formaron parte de la misma en RNE, en Murcia, en un momento ya lejano; la primera vez que llegaba a esta tierra a la que amo profundamente. Porque aquellos que estaban en esa radio, cuando descubrí este universo, hemos perdido a un extraordinario profesional pero, sobre todo, perdimos a una gran persona. Ya se, estarán pesando que eso se dice de todos los que se fueron. Es posible, pero en este caso, es verdad.

ANDRES MORENOAndrés Moreno, no era solo un exquisito del sonido, era también un extraordinario ser humano, y un compañero excepcional, al que tuve la fortuna de conocer cuando arribe a Murcia, a RNE, y el formaba parte de la plantilla de técnicos de sonido, de los que esa emisora siempre ha podido presumir, y de la que formaban parte también, entre otros, José Luis Más y Diego Gómez. Emisora a la que Andrés llegó después de un intenso aprendizaje en Radio Nacional de Extremadura y Bilbao. Porque aquí, en su tierra, era donde quería estar para dedicarse en cuerpo y alma; no nos lo imaginamos haciéndolo de otra manera, a las grabaciones de Radio Clásica de RNE.

ANDRES MORENO IIYo recalaba en Murcia para dirigir RNE con pocos años, con muchas ilusiones y todos los miedos del mundo por llegar a un lugar desconocido. Pero me encontré con gente extraordinaria que hizo muy fácil mi labor, que me enseñaron mucho, porque la vida es un continuo aprendizaje, un flujo y reflujo. Y entre esa gente maravillosa me encontré a Andrés Moreno. Callado, sonriente siempre y leal hasta decir basta. Un Andrés Moreno que nos dijo adiós para siempre de pronto, haciéndonos pensar que él, como fue siempre, pretendió no llamar la atención, aunque en Radio Clásica se guarden amorosamente sus grabaciones y es que, conseguir los sonidos más perfectos no está al alcance de cualquiera. La música, clásica o no, exige poner el corazón y sentir sus latidos al compás de los más diversos sonidos. No, eso solo está al alcance de los elegidos y el lo fue, porque Andrés poseía el don del saber hacer, del saber sentir: solo sintiendo se puede mostrar el alma que percibíamos en sus grabaciones.

El, como otros, se fue de RNE, pero continuo mostrando su saber en el Conservatorio de Música de Murcia. Para prolongar su actividad, para proseguir en activo dejando su impronta para los que quisieran empaparse de su maestría, como el Cuarteto Saravasti, a cuyos miembros pude saludar en el ultimo adiós que le dimos los que le queremos, que somos muchos, los que le admiramos, que somos todos los que le conocimos, Y les vi con lagrimas en los ojos, con gestos de incomprensión porque, de alguna manera, ellos también han perdido algo muy importante, la persona más adecuada para transmitir en las grabaciones el alma que todo músico muestra cuando suelta su inspiración. Y también estaba Curro Piñana, y también su gesto sincero de dolor y si me apuran de rabia. Y tantos otros que fueron a decirle adiós, como Paco García y Victoria y otros muchos que sintieron romperse algo dentro de ellos.

RNE IIISí, estaban aquellos compañeros de RNE, los que formaron parte de su vida. De una vida que paso presumiendo de oficio y de Cartagena y de las grabaciones que siempre estaban empezando o finalizando, como en estos momentos, cuando le ha sorprendido el adiós inevitable, trabajando, más que eso, disfrutando, con la impresión del último disco de Curro Piñana. Ese cantaor de flamenco y profesor del conservatoria de Murcia al que descubrí haciéndole una entrevista; como no, junto a Andrés, y al que le recuerdo diciéndome que ese Andrés Moreno, al que extrañaremos tanto, era su amigo, su confidente, su aliado. Como lo fue de tantos otros: siempre te querremos.


MUJER, CAMINO POR RECORRER

Lunes, 20 febrero, 2017

AL PARECER, LOS LISTOS, EN PODEMOS, Y EN OTRAS FORMACIONES QUE HARÍAN LA LISTA INTERMINABLE, SON HOMBRES. PERO NO OCURRE SOLO EN LOS PARTIDOS NUEVOS; EN LOS CLÁSICOS TAMBIÉN.

BASTAEstamos en el siglo XXI, pero tenemos la impresión de que en el tema de la lucha de la mujer por la igualdad con el hombre nos queda largo camino por recorrer, porque una sociedad no puede pretender hablar de igualdad si asiste impasible a la muerte de 53 mujeres el año anterior y 10 mujeres, ya, en lo que llevamos de año, a manos de sus parejas o de sus exparejas. Los datos son tan espeluznantes que sobran las palabras. Y asistimos a todos esto como si fuese une epidemia difícil de erradicar, como si el Gobierno no pudiese hacer un poco más al respecto, como si la sociedad no tuviese mecanismos de respuesta ante tanta barbarie. Y es para estremecerse, y mucho, pero quizás todo esto ocurre porque nuestra sociedad, al parecer, no avanzó tanto como creemos. Y la prueba la tenemos en el Congreso celebrado por Podemos.

Si, se ha celebrado un Congreso de un partido nuevo, emergente, que al parecer viene a cambiar el mundo mundial y se porta con un absoluto desprecio hacia la figura de la mujer porque, Podemos, esos chicos y chicas que votan por todo, han puesto de manifiesto su manera de ver y de entender la figura de la mujer haciendo posible que, entre las primeras diez personas más votadas de la dirección salida de su Congreso, solo dos sean mujeres. Que digo yo que, oyéndoles hablar y disertar a todos ellos, podemos deducir que alguna mujer más ha de figurar en ese partido que merezca la pena ser votada, pero no. Al parecer los listos, en esa formación, y en otras que harían la lista interminable, son hombres. Pero no son solo en los nuevos, en los clásicos también. En el PP, donde no hay votaciones para elegir ejecutiva, porque es el responsable máximo del partido el que decide su equipo; o sea Rajoy, forman parte del organigrama de la dirección quince hombres y ocho mujeres. Como verán un poco desequilibrado. Pero ya estamos acostumbrados a eso, así es que ni media palabra mas al respecto.

OMEPAsí es que, para subirme un poco la moral he buceado en actividades de mujeres que me hicieran sentir que pertenezco a un género que puede tomar sus propias riendas. Y sí, lo he encontrado en la Organización de Mujeres Empresarias y Profesionales de la Región de Murcia, OMEP. Una asociación empresarial, a la que la CROEM no le hace mucho caso—todo hay que decirlo–, entre cuyos objetivos se encuentran el incentivo, el desarrollo y la promoción en materia de Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres. Y de esas actividades hemos de destacar la creación, hace un tiempo, del Observatorio para la Igualdad. Ya ven, la mujer ha de continuar luchando por la igualdad de oportunidades que, como saben, es un principio de obligado cumplimiento, pero que solo determinadas instituciones, como OMEP, procuran la aplicación del mismo en todos los ámbitos: social, cultural, político y empresarial. Así es que desde este Observatorio se pretende dar visibilidad a aquellas conductas positivas, tanto dentro del ámbito público como privado, para que sirvan de guía en la consecución del objetivo que se han marcado: la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

ISABEL FRANCOY como creemos en la capacidad de esta institución y en la de la periodista Isabel Franco, directora de este Observatorio para la Igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, esperamos con interés la presentación de la primera memoria de valoración de funcionamiento del Observatorio desde su creación, porque será un paso muy importante en la consolidación de OMEP, una entidad que nació ante la evidente necesidad de promover la visibilidad de la mujer y su acceso a las mismas oportunidades que los hombres. Así es que nos felicitamos por ello y nos continuamos indignando por tanta dejadez de los Gobiernos; central y autonómicos, hacia la protección de los derechos de la mujer: lo primero, defender su seguridad. No es posible hablar de igualdad con las escandalosas cifras de muertes por violencia de género.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 15-2-2017

SIEMPRE NOS QUEDARÁ CARITAS

Viernes, 10 febrero, 2017

 

Cuando todos los días oímos hablar de Trump. Cuando el expresidentes catalán Artur Mas intenta confundir al personal hablando de Cataluña; para evitar hacerlo de la subvención ilegal de su partido, o de su antiguo partido, que yo ya no se donde nos encontramos. Cuando la macropolítica anula la micropolítica, yo les voy a contar una historia: sencilla, cercana, espeluznante. Una historia que no aparece en titulares, que los medios de comunicación no reflejan porque no tienen suficiente espacio para ello, que pasa desapercibida porque no es una historia única, es una historia que forma parte de la vida de muchas personas. Es por esto que hoy quiero hacer un alto en el camino y no discursear sobre los conflictos del PSOE, sobre los enfrentamientos de Podemos, sobre la ceguera de Rajoy en el tema catalán, para quedarme en una historia muy simple, y muy triste, y tan desazonante que debería hacernos sonrojar a todos.

CARITAS IIVerán, les hablaré de una familia de Puente Tocinos. Una familia formada por la madre separada y seis niños, entre 18 meses y 15 años. El padre es un parado de larga duración, mayor de 45 años, que trabajaba en la construcción y ahora hace algunos trabajos esporádicos, sin producir alta en la seguridad social. La madre, sólo accede a trabajos eventuales en almacenes de fruta, limpiando casas o cuidando a personas mayores; que ya es tener capacidad de trabajo teniendo en cuenta que ha de atender a seis hijos. Y con estos datos, no es preciso decirles que apenas tienen ingresos, por lo que a fin de mes esta mujer puede conseguir 300 o 400 euros, y los 100 o 200 que le aporta su marido, del que está separada desde el nacimiento del hijo pequeño. Y ustedes se estarán preguntando; yo también me lo pregunto, cómo es posible sobrevivir en estas circunstancias. Pues les cuento: Se alimentan básicamente de lo que reciben en Caritas–que orgullosa me siento de ser socia de esta institución—y, por supuesto, los alimentos frescos en esa casa brillan por su ausencia. Hablar de comer carne y pescado es una entelequia y la dieta infantil está ausente de yogures, quesos o cosas por el estilo. La desesperada madre ha recibido una ayuda para la guardería del pequeño, pero no incluye la alimentación, que le supone 120 euros mensuales, los mismos que ha de quitarle de la boca al resto porque si recoge al bebé a mediodía tiene que dejar el trabajo. Ya saben, hay que elegir; una cosa u otra. Viven de alquiler, con amenaza constante de desahucio. Como la madre no declara ingresos mínimos de 9000 euros al año, puesto que trabaja en economía sumergida, no reúne los requisitos básicos de la convocatoria de ayudas al alquiler de la Comunidad Autónoma– con gran hipocresía se defiende diciendo que desde la administración no se puede alentar la economía irregular–, así es que hemos de deducir que los pobres de solemnidad siempre pueden cobijarse debajo de un puente. Por lo tanto, también es Caritas quien algunos meses tiene que hacerse cargo del pago del alquiler. CARITASEn cuanto a la luz—esas poderosas compañías que dan cobijo a tantos y tantas—pues eso, que como no podían pagar, se la cortaron hace un año y le penalizaron por darse nuevamente de alta, pero hasta que eso ocurrió, la madre no pudo cocinar, calentar el biberón del pequeño, encender una bombilla para que los niños hicieran los deberes, ducharse o lavar la ropa. Y en cuanto al agua, hace unos días, coincidiendo con la ola de frío, también se la cortaron. Mientras llevaban a cabo la operación una vecina pidió encarecidamente al técnico que no lo hiciera porque en la vivienda vivían 6 niños. La respuesta fue: “señora, ese no es mi problema, yo he venido a cortar el agua y eso es lo que voy a hacer”. El operario no tiene la culpa, pero el tono si nos habla del grado de deshumanización a la que ha llegado esta sociedad tan estupenda en la que vivimos. Una sociedad en la que la administración regional “no puede alentar la economía irregular”.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 8-2-2017


TWITTER NO ES PARA COSAS SERIAS

Jueves, 12 enero, 2017

ES CUENTO MENOS CHOCANTE QUE TODO UN MAGISTRADO DEL SUPREMO CONVIERTA UNA RED SOCIAL EN FORO PARA DEFENDER SU MANERA DE ENTENDER LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

Expresar una idea en 140 caracteres, que es el número que se puede utilizar en Twitter, debe ser harto difícil porque, por mucha capacidad de síntesis que se tenga al escribir, no será posible expresar con nitidez las ideas, sobre todo si estas son sobre temas que necesitarían de una más profunda reflexión.

Que deportistas, cantantes, artistas y escritores, hagan un uso abusivo de Twitter, para tener debidamente informados a sus seguidores de sus idas y venidas, de lo que comen y lo que cenan, de lo que hacen a cada hora y segundo del día entra dentro de la normalidad porque, a los que forman parte de ese mundo les conviene y a sus seguidores les encanta. Lo que puede ser un tanto preocupante es que existan partidos políticos, por muy actuales que sean, que diriman sus enfrentamientos a través de este sistema, que el presidente electo de EE.UU haga un uso adolescente de sus mensajes; sobre todo porque ya ha dejado de ser un poderosos empresario para convertirse en uno de los amos del mundo, o que hasta MINISTRA SANIDADuna ministra, como la nuestra de Sanidad, utilice un Twitter para desmentir por la noche sus propias declaraciones de por la mañana, porque no vemos posible que en ese medio se pueda explicar algo tan serio como lo de su pretensión de subir el copago de las medicinas a los pensionistas. Sí, todo esto es alarmante, pero que hasta los jueces utilicen este sistema para dar a conocer su interpretación de las leyes es, permítanme la expresión, de Aurora Boreal. Es por esto que no resisto la tentación de referirme al magistrado de la Sala Civil del Supremo Antonio Salas, que incendió Twitter tras afirmar el pasado día 1, a raíz de la primera muerte de una mujer víctima de la violencia de género en 2017, que “si la mujer tuviera la misma fuerza física del hombre no pasaría esto”. AANTONIO SALASEs decir, para este magistrado no hay un componente machista tras las muertes de mujeres a manos de hombres, tal y como le escuche en una televisión de ámbito nacional donde le invitaron a aclarar sus ideas. Según él, yo le oí, “conoce de casos de maltrato de hombres a manos de mujeres”. Se le olvidó decir cuantas mujeres murieron el año pasado a manos de sus parejas y cuantos hombres a manos de las suyas. Hubiese sido esclarecedor.

A partir de ahí, se produjeron distintas intervenciones en dicha red en las que el juez fue objeto de “atenciones” por parte de, entre otras, periodistas, la delegada de la mujer de la Asociación Unificada de Militares Españoles, Teresa Franco, que señalaba que Salas “necesita formación en género”, y hasta la fiscal Inés Herreros que salió también a contestarle. En ese cruce de mensajes, Salas aceptaba que en la violencia de género haya un componente machista pero la causa es, a su parecer, “la maldad del ser humano unida a la fuerza”.

BASTAVerán, más de la mitad de las víctimas de violencia machista durante 2016 tenían entre 31 y 50 años, un 10% no llegaba a los 30. Es decir, jóvenes, y supongo que muchas de ellas tan fuertes como para aguantar maltratos hasta decir basta y denunciar a sus maltratadores que, fuertes o no, hacen gala de su machismo agrediendo a sus parejas porque eso les hace sentir más poderosos, aparte de la maldad que tengan.

Con todo el respeto que me merece la judicatura, que todo un magistrado del Supremo convierta una red social en un foro para defender su manera de entender la violencia de género es cuanto menos chocante porque, sencillamente, no es posible explicar la visión que él tiene de esa ley en 140 caracteres. Y no se trata de que le nieguen su derecho a la libertad de expresión, como él ha dicho. No, es que la figura de un juez debería estar un poco más preservada, cuando se trata de temas tan espinosos. Sobre todo porque nos queda la duda de como seremos capaces de percibir, ahora, sus resoluciones sobre este tema, si es que ha de dictaminar al respecto.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 11-1-2017

NUEVOS TIEMPOS, VIEJO MACHISMO

Jueves, 8 diciembre, 2016

RECOMENDARÍA A PABLO IGLESIAS, LÍDER DE PODEMOS, Y A DAVID PÉREZ, ALCALDE DE ALCORCÓN, LA LECTURA DEL LIBRO DE JUAN ÁLVAREZ ¿POR QUÉ NO ME AMAS?

ALVAREZ JUANJuan Álvarez, uno de los ilustradores más conocidos en nuestro país, gracias a sus colaboraciones en revistas de ámbito nacional: El Jueves, Interviú, Playboy, entre otras, ha presentado recientemente un libro en el que refleja interesantes reflexiones sobre la violencia machista. El libro se llama ¿Por qué no me amas? Y su lectura yo la recomendaría a Pablo Iglesias, el líder de Podemos, y a David Pérez, alcalde de Alcorcón porque, aunque parezcan tan distintos políticamente si tienen muchas cosas en común a la hora de calificar a las mujeres. Uno, Pablo Iglesias, con un discurso más florido, más académico, si se quiere, y el otro más de andar por casa, pero vienen a decirnos lo mismo. O, si no es lo mismo, si reflejan altas dosis de machismo en ambos, aunque con distinta forma de enfocarlo. Juan Álvarez, en su libro, se hace y nos hace veinte preguntas, acompañadas por veinte ilustraciones, con las que pretende denunciar la violencia hacia la mujer; que no es solo la violencia física, y el machismo, tan latente en muchos personajes, incluso en algunos que, por su relevancia social y política, deberían tener otro discurso. Es por ello que el autor, al que conocemos por su trabajo y por alguna que otra entrevista que le hicimos, nos dice que “En España se permiten comentarios contra la mujer que en otros lugares sería impensable”. Aseveración que compartimos porque en el resto de países de Europa seria totalmente inadmisible que algunos que se dedican a la política se permitan discursos tan bochornosos como los pronunciados por Pablo Iglesias o David Pérez. Y es que IGLESIASPablo Iglesias– sí, ese señor tan moderno– se permitió hablar de la mujer diciendo cosas como “La feminización no tiene nada que ver con que los partidos políticos tengan más mujeres en cargos de representación, que eso es importante y está bien. La feminización no tiene que ver con la presencia de más mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas. En este momento feminizar la política es construir comunidad en los centros de estudio, en los centros sanitarios, eso que tradicionalmente conocemos porque hemos tenido madres, que significa cuidar”. Es decir, este señor prefiere ver a sus compañeras en Podemos llevándoles el café a los hombres; cuidándoles en definitiva, que ocupando puestos de responsabilidad.

Y el señor alcalde de Alcorcón, del PP, se despacho, hace un tiempo en unas jornadas de familia con una intervención vergonzosamente machista, donde calificaba a las feministas de “mujeres frustradas, amargadas, rabiosas y fracasadas como personas”. Palabras dichas en un discurso rancio y que muestran una gran ignorancia, porque hay quienes no terminan de comprender que el feminismo no es machismo, pero al contrario. ALALCADEEl feminismo no pretende que la mujer se sitúe en un plano de superioridad con respecto al hombre. Ni persigue que la mujer tenga más derechos que el hombre. Las feministas solo desean la equidad con los hombres, que es tanto como decir que buscan la igualdad como seres humanos, y eso es lo que cualquier persona de bien reclama. Que todos seamos iguales ante la ley y que todos recibamos de la sociedad el mismo trato. El feminismo solo procura superar las diferencias discriminatorias y elevar a todos los seres humanos a la categoría de personas y ciudadanos sin distinción de sexo. Solo eso, o nada más y nada menos que eso.

Por todo esto, el Gobierno debería reflexionar sobre la eliminación de la asignatura Educación para la Ciudadanía. Quizás con sus enseñanzas, este país podría evitar que, en el futuro, otros hombres; emulando a Iglesias y López, continúen diciendo las mismas barbaridades y mostrando esa cara machista, impropia de gentes con un mínimo de sentido común. Y ahora se disculpan, pero sus disculpan suenan tan falsas como fuertes sonaron sus declaraciones.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 7-12-2016

MUJER, TRABAJO, DIGNIDAD

Jueves, 10 noviembre, 2016

EL DRESIDENTE DE LA CEOE, JOAN ROSELL, EN UN ACTO EN CASTELLON, SE PERMITIÓ AFIRMAR QUE “LA INCORPORACIÓN DE LA MUJER AL MUNDO LABORAL ES UN PROBLEMA PARA EL EMPLEO”

El camino de la mujer para conseguir sus derechos, como simple ser humano, ha sido arduo y difícil y, si me apuran, en muchos casos ha costado sangre, mucho sudor e infinitas lágrimas vertidas por muchas mujeres a lo largo de la historia que han dejado su vida defendiendo, simplemente, el derecho a votar, algo que se consiguió gracias al sufragismo que fue un movimiento internacional de reivindicación del derecho de las mujeres a ejercer el voto. Un movimiento que se inició en los Estados Unidos a finales de la década de 1840, y que tuvo una fuerte implantación en el Reino Unido, para desde ahí, y a partir de 1865, extenderse a gran parte de los países europeos.

EMILY WINDING DAVISONPero antes de que esto tuviese lugar la activista británica y defensora del sufragio para las mujeres, Emily Wilding Davison, perdió la vida atropellada por el caballo del rey Jorge V, Anmer, en el Derby de Epsom el día 4 de junio de 1913: falleció a causa de este suceso cuatro días después. Emily había tenido la osadía de defender sus ideas ondeando delante del caballo la bandera sufragista. El jinete, lejos de detenerse, no lo hizo y el caballo la tiró al suelo dejándola inconsciente, muriendo cuatro días después.

Pero la mujer no solo ha tenido que luchar para tener derecho a votar—en España no fue reconocido este derecho hasta el año 1931–, ha tenido que morir también para que se dieran a conocer las infames condiciones de su trabajo, como ocurriera en el incendio de la fábrica de confección de camisas Triangle Waist Co. 2 de Nueva York el 25 de marzo de 1911. Fueron 146 muertos, la mayoría de las víctimas eran jóvenes mujeres inmigrantes de Europa del Este e Italia de entre catorce y veintitrés años de edad. La víctima de más edad tenía 48 años y la más joven 14 años, que trabajaban con un horario de nueve horas diarias, más siete los sábados, ganando por sus 52 horas de trabajo entre 7 y 12 dólares por semana. La tragedia se debió a la imposibilidad de salir del edificio incendiado y en llamas ya que los responsables de la fábrica de camisas habían cerrado todas las puertas de las escaleras y salidas, una práctica habitual para evitar hurto de mercancía

Pues bien, estamos en el siglo XXI, han pasado siglos de todo aquello y las mujeres tenemos que oír, por boca del responsable máximo de los empresarios españoles, que somos las culpables de los problemas que España tiene con el empleo. JUAN ROSELL CEOESí, hace unos días el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Joan Rosell, en un acto en Castellón, se permitió afirmar que “la incorporación de la mujer al mundo laboral es un “problema” para el empleo” y que la llegada al mercado de trabajo de las mujeres, a pesar de ser un dato “positivo”, suponía “un problema”. “¿Cómo creamos más empleo para que haya trabajo para todos?”, se preguntaba. Ante tamaña barbaridad, poco más tarde, la propia CEOE hacia publico un comunicado negando “categóricamente las afirmaciones que se le atribuyen….” porque, según explicaban, “lo que ha hecho Rosell ha sido destacar como un hecho positivo que “la presencia de las mujeres en el mundo laboral ha aumentado la tasa de actividad en 25 puntos en los último 25 años”. “En este sentido, cualquier otra interpretación que se haga de sus palabras es falsa y no responde a la realidad”, ha sentenciado.

Pero lo que decimos no es falso, ni falta a la verdad. En un medio escrito; en este caso Levante, que fue el primero en publicar la noticia, estos señores pueden hablar de malentendido del periodista: al parecer, sale gratis. En un medio audiovisual eso es imposible. No se ustedes, pero yo vi y oí a este señor decir la barbaridad que apunto anteriormente: no caben interpretaciones. Pero lo más indignante es la tibia respuesta de los sindicatos. Yo me pregunto, si su falta de reacción tiene algo que ver con que sean mujeres las afectadas por este discurso difícil de entender y fácil de calificar.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 9-11-2016

A %d blogueros les gusta esto: