EL TRABAJO DE GOBERNAR

lunes, 18 octubre, 2021

Bueno, pues al parecer el tiempo es “la prueba del algodón”, o lo que es igual, el tiempo es el mejor antídoto para las exageraciones de los políticos, entre otras cosas.

AeropuertoSí, el tiempo, y el titular de LA OPINIÓN, el pasado lunes, comunicando que “Desaparece el servicio médico en el Aeropuerto de Corvera”, ha venido a dejar en evidencia, la hipérbole con la que se manejan los políticos, sobre todo en las inauguraciones. Porque, si ciertamente, ese aeropuerto tuviese la importancia que el Presidente de la Comunidad le adjudicaba en el acto de inauguración del mismo, no es posible que se produzca el cierre de un servicio médico, que hasta los más modestos aeropuertos mantienen. Una modestia que no era posible adivinar cuando en 2019 se inauguraba, a bombo y platillo, el pomposamente llamado Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia. Nombre que prometía mucho, sobre todo cuando en el acto inaugural, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, aseguraba solemnemente, que “es la plataforma definitiva para nuestro despegue turístico y económico ya que posibilitará la creación de nuevos puestos de trabajo, y nuestra economía podrá alcanzar mayores cotas de desarrollo en todos los sectores”. Y tanto progreso se aventuraba que anunciaba igualmente que “abrimos la puerta al mundo, al progreso, a la llegada de millones de turistas y a que las empresas de la Región se puedan aventurar a lograr objetivos mejores y más ambiciosos”.

aeropuerto iiiY recordamos ahora como se nos anunciaban 12 destinos a la Unión Europea, para adelantar que en poco tiempo se establecerían nuevos servicios a España y Europa, confirmando vuelos a Asturias, Leeds y Manchester, con otros a cuatro ciudades de Noruega, a Praga, a Moscú, porque se estimaba que anualmente podían llegar a la Región 5 millones de turistas. Así mismo, 5 millones de turistas que pondrían nuestro aeropuerto a la altura de los mejores de España, donde lógicamente, tienen la obligación de tener un servio médico. Ese que ahora se ha quitado aquí, lanzando un claro mensaje sobre la verdadera importancia de nuestro aeropuerto, o sobre la racanearía de la gestora del servicio aeroportuario Aena, que ahora se ahorra este servicio que anunciaba poco antes de la inauguración del mismo, cuando se comunicaba que se le había otorgado la adjudicación de la “atención primaria de urgencias sanitarias y gestión y coordinación de los traslados a centros hospitalarios” al Hospital Mesa del Castillo, informándose igualmente de que un profesional médico y otro sanitario darían, a partir de ese momento, atención médica a pasajeros, tripulaciones y trabajadores, en un local equipado para la atención de posibles accidentes o problemas de salud. Es más, según se informó en ese momento, para este servicio, que se realizaba 24 horas al día, Mesa del Castillo ponía a disposición del mismo cerca de 15 profesionales, entre médicos y personal de enfermería, que irían repartiéndose los turnos de trabajo.

Pero este servicio ha desaparecido en una extraña decisión. Una decisión, que al parecer se ha tomado por el bajo volumen de tráfico que se mueve en estos momentos en el aeropuerto “a consecuencia de la pandemia”.

1No hemos visto el contrato de adjudicación de la explotación del aeropuerto, por lo que no sabemos si, en cualquier momento, Aena puede prescindir también del servicio de mantenimiento, de seguridad y de limpieza que fueron anunciados a la vez que el de la atención primaria de urgencias sanitarias y gestión y coordinación de los traslados a centros hospitalarios, al que se ha renunciado ahora, sin que al parecer, el Gobierno regional se haya pronunciado al respecto. Porque digo yo, que algo tendrá que decir ¿O no se hizo la concesión bajo determinadas condiciones?

Esto de gobernar da un trabajo…

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 13 de octubre de 2021

QUITAR AULAS, CERRAR CENTROS

lunes, 18 octubre, 2021

colegioComenzó el curso escolar en la región. Aproximadamente, 280.000 alumnos se van incorporando a sus aulas entre unas medidas sanitarias que ya dieron resultado el curso anterior. Pero si es de esperar que ese buen resultado continúe este curso también, nos tememos que la no renovación de los contratos de 1500 profesores, de lo que se dio en llamar “docentes de refuerzo Covid”, que impartieron sus enseñanzas en los colegios de la región el pasado curso, hará que se resienta la calidad de la misma, porque Murcia es una de la regiones en las que, al parecer, no se respeta la ratio de alumnos por aula, que no es otra cosa que la proporción adecuada del numero de alumnos en cada clase que haga posible una enseñanza de éxito: El número máximo de alumnos por aula está establecido en 25 en la educación primaria y en 30 en la educación secundaria obligatoria, y es aplicable tanto a los centros públicos como a los centros privados concertados.

Pero si el debut de la consejera de Educacación y Cultura del Gobierno de la Región de Murcia, María Isabel Campuzano Martínez, ya fue “prometedor” con la publicación de aquella “estrambótica” carta llena de faltas de ortografía donde explicaba cuáles eran sus planes como responsable del área de Educación y Cultura del ejecutivo murciano, con negación incluida sobre las bondades de la vacuna contra el Covid y su pretensión de hacer realidad eso que VOX llama pin parental (es difícil olvidar de donde se viene), no lo es menos su intervención en la inauguración del curso hace unos días, cuando aseveró que la Región tenía algunas de las mejores ratios de España. Y claro, si según ella eso es así, pues es normal que piense y manifieste eso de quitar aulas y cerrar centros, haciendo oídos sordos a las peticiones, en absoluto descabelladas, del Secretario general de Enseñanza de CCOO, Nacho Tornel, que ha pedido recuperar a los 1.500 profesores e incluirlos de manera permanente en la plantilla, así como una reversión de los recortes sufridos desde la crisis de 2012 y una apuesta por las oposiciones al cuerpo de maestros con otras 1.500 plazas para bajar las altas tasas de temporalidad.

Escuelas IIPor cierto, otra petición de este sindicato, que cualquier persona con sentido común ha de apoyar, es que la Consejería determine una agenda y un plan de trabajo para tratar con ellos aspectos como el destino de la financiación extra del Gobierno central o la necesidad de consolidar la plantilla, porque como apunta Tornel, esta Región está sufriendo “descapitalización del sistema educativo en la Comunidad, a través de un desvío continuo de recursos económicos hacia la empresa privada, que es al mismo tiempo, un proceso de descapitalización cultural que sufrirán los jóvenes de cara a su futuro”.

Al parecer, la señora consejera olvida, o desconoce, que aunque la tasa de abandono educativo temprano bajó en el 2020 en la Región de Murcia un 3,9 puntos, lo cierto es que podemos presumir poco de estos datos si tenemos en cuenta que aun con esa bajada, esta Región cuenta con un dato muy preocupante de abandono escolar, ya que se sitúa en un 18,7%.

A veces, tristemente, tenemos la impresión de que, algunos políticos, nos toman por tontos. O eso, o viven en una burbuja que les impide ver la realidad, lo que es peor aún, porque nadie que viva fuera de ella podrá tomar decisiones coherentes; las que toda sociedad a la que dicen servir, necesita. Y la educación en Murcia, necesita al frente de ella a alguien no sectario, no dogmático, y con más conocimientos sobre sistemas educativos que los mostrados por la máxima responsable de dicho departamento. Porque ya no es lo que no hace, es lo que dice cada vez que tiene ocasión.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 6 de octubre de 2021

LOPEZ MIRAS NO QUIERE CRECER

lunes, 4 octubre, 2021

1Hace unos días, oía en La Ser una entrevista que Paco Sánchez hacia al Presidente Fernando López Miras. Hablaba del inicio del curso político marcado por la situación ambiental del Mar Menor, y se refería a la reunión con el comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, diciendo cosas como: “Agradezco su voluntad de colaboración con expertos científicos y fondos. Le he pedido la implicación de la UE”. Y aparte de culpar a cualquier organismo; que no sea de la comunidad autónoma, claro, de falta de medidas que impidan la entrada de nitratos a la laguna, se refería también a la manifestación prevista para el próximo día 7 de octubre en Murcia, en defensa del Mar Menor, de la que dice que “es una manifestación que parte de razonamientos erróneos. No sé si por ignorancia o de forma intencionada”. Al considerar que “la responsabilidad del estado de la laguna es de muchas administraciones y esta protesta solo culpa al gobierno regional”, para terminar apuntando que esto es algo equivocado.

11Y sobre la Iniciativa Legislativa Popular que pretende dotar al Mar Menor de personalidad jurídica propia, cree que “en el mejor de los casos, se tardará años en dotar al Mar Menor de personalidad jurídica. Eso es no hablar de lo importante, que es salvarlo”. Se le olvido decir que posiblemente ahora no tendríamos necesidad de salvarlo si un Gobierno del Partido Popular no hubiese terminado con la ley de Protección y Armonización de Usos del Mar Menor, que aprobó en 1987 el Gobierno socialista de Carlos Collado, con la pretensión de evitar el urbanismo desmedido, e impedir los vertidos de la actividad agrícola que se ha mostrado como el peor enemigo de la laguna.

iiiSiempre que oímos al señor López Miras hablar de los problemas que tiene planteados su Gobierno; e invariablemente, en sus alocuciones siempre culpa al “pregonero”, en este caso al Gobierno central, de la irresolución de los mismos, tenemos la impresión de que se niega a crecer. De que como Peter Pan pertenece a la cultura de aquellos jóvenes, y algunos adultos también, que tienen terror a hacer frente a los problemas. Lo que ocurre es que el señor López Miras es Presidente de esta Comunidad y no puede olvidar que es solamente haciendo frente a los problemas cuando el ser humano crece, porque como bien decía Winston Churchill, “El precio de la grandeza es la responsabilidad.” Así es que ya va siendo hora de que López Miras ejerza su responsabilidad de Presidente de esta Región, desde hace más de tres años. Decir obviedades como “En el Mar Menor, no nos va a llevar a ningún sitio hablar de lo que pasó hace 40 o 50 años. Hay un ecosistema gravemente herido y hay que curarlo”, no lo deja en muy buen lugar. Que culpe a otros organismos de la no desmantelación de regadíos ilegales, de no impedir esos riegos ilegales, es de una cierta impudicia, teniendo en cuenta que, según los expertos, la entrada de agua dulce y cargada con nutrientes y nitratos procedente de la actividad agrícola es la raíz del embolado, y que el Gobierno de Murcia “tiene competencias de sobra para controlarlo y para velar porque se deje de envenenar el Mar Menor” y no «diluirlo» en el Mediterráneo, según manifestó la Ministra para la Transición Ecológica en su ultima visita a la Región.

Todas las organizaciones científicas, los colectivos ecologistas, el Gobierno de España y Europa, han indicado que el único camino para comenzar a solucionar el problema es actuar en origen en el Campo de Cartagena para reducir las aportaciones de nitratos agrícolas, y eso es responsabilidad del Gobierno de López Miras, que debería de leer a George Washington Carver para aprender que “El noventa y nueve por ciento de los fracasos provienen de personas que tienen el hábito de poner excusas.” Pues eso.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 29 de septiembre de 2021


NO ESTÁN TODOS LOS QUE SON

martes, 28 septiembre, 2021

El pasado 15 de este mes, muchos medios de comunicación publicaban una foto en la que aparecían el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, en el Palau de la Generalitat, durante la visita del primero con motivo de la celebración de la primera reunión de eso que se ha dado en llamar “mesa de diálogo”. AragonesEn esa foto, se mostraban los dos mandatarios sentados en sendos sillones, y lo que llamaba la atención era la escasa altura de los mismos. Una altura que si hacia que Pere Aragonés se hallase sentado correctamente, no ocurría así con Pedro Sánchez, que aparecía casi como en cuclillas, en una forma desairada de estar. Y en política, el protocolo no es baladí, porque cuando dos mandatarios se encuentran (y la Generalitat con su puesta en escena ha querido dejar claro que era un encuentro entre dos hombres de Estado), todos los detalles se estudian con detenimiento, así es que la elección de los sillones en los que habían de aparecer fue estudiada también, y teniendo en cuenta la diferencia de estatura física de ambos presidentes, da la sensación de que la elección de estos sillones fue muy meditada. Y el resultado fue la extraña postura del presidente español, que más que sentado aparecía casi encogido, ante el otro presidente que mantenía una adecuada postura en su sillón. Gracias a que la “mesa de dialogo”, si contaba con una mesa y unas sillas apropiadas para la ocasión; en la que no estaban todos los que son, aunque fuesen todos los que estaban.

pere vY me explico: En las ultimas elecciones catalanas, celebradas el pasado febrero, es cierto que la suma de los partidos independentistas alcanzaba un 51% de los votos, cuando en 2017 se quedaron en el 47,5%. Es cierto, también, que tienen una mayoría de escaños, pero no pueden hablar de mayoría social independentista, cuando la abstención nos hablaba de cansancio y hartazgo por parte de una parte de la sociedad catalana “harta ya de estar harta” de que el Govern se dedique más a sus obsesiones que a arreglar los muchos problemas que tiene la sociedad. Sí, por cada tres personas que votaron en 2017, en las últimas elecciones solo lo hicieron dos. Es decir, el grupo más numeroso, fue el de los abstencionistas; casi el 50% de los electores. Pensar que aquellas elecciones invistieron de absoluta legitimidad al actual Govern, como para decidir lo que quieren hacer con Cataluña, de forma unilateral, no contando con el resto de catalanes, es una absoluta barbaridad.

Los independentistas hablan continuamente, de manera eufemística, de dialogo, cuando lo que quieren es imponer sus puntos de vista al resto de los catalanes, y al resto de España también. Y si el dialogo es una forma natural de construir conocimiento a partir del intercambio de saberes, de dudas, de creencias, como la única manera de generar una profunda reflexión, no es posible imaginar que ese dialogo se lleve a cabo dejando fuera del mismo a una parte de la sociedad.

pere ivSi los soberanistas no tuviesen ese tufillo a totalitarios que les acompaña, lo primero que hubiesen hecho es organizar una mesa de dialogo sí, pero con la otra parte de la sociedad catalana que no lo es. Y poner sobre esa mesa las ideas de todos los actores participantes, no solo las de una parte, como única manera de encontrar caminos de entendimiento. Y seria tras esta mesa de dialogo entre toda la sociedad catalana, cuando se debería de organizar otra con el Gobierno Central para que todos, todos, pudieran expresar sus puntos de vista, su visión del Estado. Tal y como se ha planteado, con desprecio absoluto a la mitad de la sociedad catalana, no tiene sentido.

Que el Gobierno Central quiera sentarse con los independentistas para fomentar el entendimiento solo puede parecernos bien. Lo que no puede parecernos de igual manera es que ese dialogo solo se abra con la mitad de los catalanes.


EL DECORO DE UNA DIMISIÓN A TIEMPO

martes, 21 septiembre, 2021

El verano es el tiempo en el que les dejo descansar a ustedes de mis intervenciones en esta sección, e intento distanciarme del ruido informativo diario, aunque ciertamente no lo consigo; seguramente porque tampoco se hacerlo, o es imposible lograrlo. Seguramente porque este país nuestro genera tanto ruido informativo que a no ser que te vayas a la Patagonia, pongamos por caso, sin teléfono móvil, ordenador y cosas por el estilo, es imposible aislarte del barullo, del murmullo, del estruendo también, y es que al parecer, los decibelios informativos no descansan ni en estos meses de estío que deberían de estar dedicados a una cierta reflexión. descarga (8)Profunda reflexión que nos imaginamos en el Presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, porque todos los años, durante este tiempo, ha de preparar el discurso de apertura del Año Judicial. Y desde diciembre de 2018, ya en funciones de un organismo que tendría que estar libre de ciertos juegos de los partidos políticos, viene recordando en sus intervenciones la responsabilidad de unos y otros para renovar este honorable organismo al que no parecen respetar algunos.

descarga (11)Y este año, como no podía ser de otra manera, ha vuelto a llamar la atención sobre la anomalía que esta viviendo esta institución con la no renovación de sus miembros, denunciando la situación del CGPJ, “La situación en la que nos encontramos resulta insostenible para la judicatura y para la propia sociedad, porque este incumplimiento de la legalidad, postergando la renovación del Consejo, está afectando de manera directa a un órgano que fue diseñado por la propia Constitución para garantizar la independencia en el ejercicio de la función judicial”. Para terminar su intervención diciendo solemnemente eso de, “No hay mejor forma de defender la Constitución que procurando su cumplimiento”,

Y lleva razón, pero oyéndolo se nos ocurre pensar si no seria una manera de defender la Constitución, por parte del señor Lesmes y el resto de vocales que forman el CGPJ, el que todos hubiesen presentado la dimisión la primera vez que se mostraba imposible la renovación de este organismo. Aguantar un año y otro, y otro, presidiendo una institución que lleva camino de perder el respeto de los ciudadanos; al percibir estos que está siendo utilizada por intereses partidistas, dando la sensación (no decimos que se así), de que lo único que les importa es el brillo de los sillones, está muy lejos de beneficiar a este organismo y de defender la Constitución.

El señor Lesmes ocupa su sillón desde el 2013, y tendría que haberlo hecho durante cinco años solamente, pero desde diciembre del 2018 se encuentra en funciones, e inaccesible al desaliento, perorata todos los años en solemne ceremonia ante el Rey de España, sobre el extraño hecho de que el órgano de gobierno de los jueces, que ha de ser renovado cada cinco años, lleve en funciones tanto tiempo, ante la extrañeza de toda Europa, con lo que esto supone de irregularidad, diciendo cosas como que el retraso “constituye una grave anomalía en el funcionamiento de las instituciones y, si se prolonga, puede contribuir al descrédito del propio órgano de gobierno de los jueces”. Una alocución de 2018, pero que puede servir para todas las ocasiones en las que muy dignamente se ha dirigido a las autoridades, en presencia del Rey, para poner de relieve la anormalidad de esta situación, pero en ningún momento hemos percibido tentación alguna de presentar su dimisión, que posiblemente hubiese ayudado a solventar este problema. No porque él tenga la culpa del vodevil en el que se ha convertido la elección de un nuevo CGPJ y sí porque los partidos que han de ponerse de acuerdo, se verían obligados a pactar para no continuar haciendo el ridículo.

¿De verdad, no es más decoroso dimitir a tiempo?

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 15 de septiembre de 2021

AZNAR, LA FUNESTA MANIA DE MENTIR

martes, 7 septiembre, 2021

Denis Diderot, fue una importante figura de la Ilustración, y en su calidad de escritor, filósofo y enciclopedista francés, dejó para la historia expresiones a las que, a veces hay que acudir, para reflexionar sobre el hoy. Por ejemplo, oyendo decir al expresidente José María Aznar que el PSOE ha llegado dos veces al Gobierno “en circunstancias muy especiales”. “Una fue en el año 2004, como consecuencia de unos ataques terroristas que utilizó”, en referencia al 11M, y otra “con la moción de censura”, es inevitable acudir a Diderot y a esto que dejó escrito “Cuidado con el hombre que habla de poner las cosas en orden. Poner las cosas en orden siempre significa poner las cosas bajo su control”. Y esto es lo que parece pretender Aznar cada vez que habla, “poner las cosas bajo su control”. Un control que perdió aquel atentado terrorista del 11 M, cuando sus cálculos electorales le jugaron una mala pasada y no dudo en mentir descaradamente a los ciudadanos diciendo aquello de que era un ataque de ETA, cuando él sabia, perfectamente, que el atentado se había producido por una célula terrorista islamista. Y su Gobierno en pleno, con él a la cabeza, intentaron engañar, una y otra vez, a un electorado con más capacidad de análisis de lo que ellos creían, y pasó lo que pasó, que perdieron las elecciones, porque aunque según Goebbels una mentira repetida se convierte en una verdad, no siempre ocurre así, y aquella mentira mil veces repetida por Aznar y los suyos, solo sirvió para la movilización de un electorado que roto de dolor no pudo soportar tanta falacia.

descarga (6)Por eso perdieron aquellas elecciones, pero esperar de José María Aznar un gesto de reconocimiento de un error, es un empeño inútil. Pasado el tiempo, su arrogancia continua impidiéndole ver más allá de sus ensoñaciones, y lo mismo que cuando ya se sabia quienes eran los autores del terrible atentado continuaba diciendo en TV eso de “Lo mantengo íntegramente. Digo que los que idearon estos atentados yo creo que no están ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas. Lo dije entonces y lo repito ahora, sean quienes sean”, incapaz de reconocer que se había equivocado, y que había intentado equivocar a los ciudadanos, ahora regresa poniendo en cuestión aquel triunfo electoral de Rodríguez Zapatero, lo que viene a ser poner en cuestión la propia democracia. descarga (7)Y no bastándole con esto, dudando de la legitimidad de una moción de censura absolutamente legal, y contemplada en nuestro ordenamiento jurídico.

José María Aznar, nunca se caracterizó por su modestia, es más, siempre puso de relieve su prepotencia, y ese estar en posesión de la verdad absoluta que solo se encuentra al alcance de personajes como él, que cuando hablan dan la sensación de buscar el asombro en el resto de los mortales, que no están a la altura de tan preclaro personaje. Es por esto, que en la mayoría de las ocasiones en las que Aznar suelta sus prédicas, nos queda la sensación de que este país salió ganando con aquel arrebato suyo de limitar su mandato, porque cada vez que habla, nos queda la sensación de que sí, de que a él, sobre todo, le gusta que las cosas “estén bajo su control”, y si se tiene que mentir, sin el más mínimo rubor, pues se miente. Como mintió cuando nos habló de que habían armas de destrucción masiva en Irak, ávido de figurar en los libros de historia, no importa de que manera. Y si no era en los de historia, por lo menos en aquella foto de las Azores, donde aparecía con George Busch y Tony Blair (al presidente de Portugal Barroso se lo limpiaron). Una foto que simboliza una inmensa equivocación que provocó una terrible guerra y la destrucción de un país.

George Bush pidió perdón, Tony Blair pidió perdón. José María Aznar ni lo hizo, ni lo hará, porque su soberbia le impide reconocer una equivocación. Como jamás aceptará que aquellas elecciones del 11M las perdió él, por su funesta manía de mentir.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 30 de junio de 2021

RESPONSABILIDAD POLÍTICA

martes, 22 junio, 2021

Dicen que la responsabilidad política es la imputabilidad de una valoración por el uso que un órgano o individuo hace del poder. Y nosotros nos preguntamos si los gobernantes no deberían de ser exigidos, no solo por un uso torticero del poder, y si por que, desde ese poder, sus decisiones puedan perjudicar a la sociedad a la que se deben.

colegio ii¿Si, pongamos por caso, un gobernante desmantela los servicios públicos de su comunidad no debería de poder ser demandando? ¿En nombre de una determinada ideología se pueden empobrecer los servicios públicos básicos de una colectividad como la educación, la sanidad, y todo aquello que nos acerca a la igualdad?

Que algunas autonomías; de manera especial las gobernadas por el PP, tienden a desmantelar los servicios públicos, para fortalecer los privados, es de todos conocido. Los conciertos con la sanidad privada, pongamos por caso, crecen como setas, a la vez que la sanidad pública se empobrece, al mismo ritmo que se produce el deterioro progresivo de las condiciones de los colegios públicos, mientras se fortalece la educación privada y concertada, en nombre de que no se que libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos. colegioQue hasta aquí podríamos llegar, claro que tienen toda la libertad del mundo para hacerlo, pero pagándolo ellos. Porque muchos ciudadanos entienden que, con sus impuestos, lo que quieren es que los colegios públicos tengan calefacción y aire acondicionado, que las instalaciones deportivas estén a la altura de esos colegios concertados que pagamos todos, que el numero de alumnos por aula no sea imposible para recibir una adecuada formación, que el numero de profesores sea el que ha de ser y que, por ejemplo, como denunciaba hace unos días el Sindicato de Enseñanza de UGT, en la Región, se termine con los colegios públicos que continúan teniendo amianto en sus estructuras, “son entre 130 y 150; es una cuestión que hay que resolver porque se trata de un elemento cancerígeno y que puede ser un factor de riesgo para desarrollar mesotelioma, una forma rara de cáncer” . Un problema que, al parecer, no tiene visos de solucionarse totalmente antes del 2027.

Tenemos la sensación, de que algunos gobernantes se sienten por encima del bien y del mal, porque esas decisiones que perjudican a miles de ciudadanos, no tienen consecuencias, aunque esas determinaciones afecten de manera irreparable a la sociedad a la que han de servir, posiblemente porque, como muchos pensarán, la responsabilidad política es distinta a la responsabilidad jurídica, entendiendo que la responsabilidad jurídica es la de los gobernantes ante los Parlamentos o los tribunales por su uso del poder y la responsabilidad política es evaluada por los ciudadanos cuando, asumiendo el papel de electores en un sistema democrático, estiman el uso que los gobernantes han hecho del poder, aplicando cualquier tipo de criterio para valuar su desempeño y no una norma jurídica. Y sí, podemos entender que el juicio de valor que un gobernado atribuye a los actos de poder de un gobernante constituye, en efecto, una manera de evaluar la responsabilidad política que es fundamental para la vida democrática.

colegio iiiPero pongamos un ejemplo, el que la justicia haya dictaminado que no ha lugar condenar al concejal del Ayuntamiento de Murcia, Felipe Coello, por vacunarse, cuando no le correspondía (su condición de médico no le exime del cumplimiento puesto que no está en activo), no significa que el señor Coello no se saltase a la torera su responsabilidad política, que era no escandalizar a los ciudadanos con su acciones.

Que ahora, continúe exigiendo pomposamente que todos aquellos que le reprocharon su acción han de pedir perdón es no haberse enterado de nada.

En política, sobra soberbia, falta reflexión, y el ciudadano tiene la impresión de que carece de mecanismos de control sobre la acción de sus gobernantes.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 9 de junio de 2021

LOS MISTERIOS DE LA POLITICA

martes, 25 mayo, 2021

barcelonaEl espectáculo ofrecido por ciudadanos de Madrid, Barcelona, y otras poblaciones españolas, por el final del Estado de alarma, como si con ese final el coronavirus dejase de estar en nuestras vidas, es para hacernos reflexionar a todos. La Puerta del Sol, de Madrid, pongamos por caso, parecía cualquier nochevieja vivida allí hace años. La mayoría de los ciudadanos sin mascarillas, sin mantener las distancias, gritando desaforadamente, cantando, haciendo todo aquello que nos han venido diciendo que no podemos realizar, si pretendemos protegernos del coronavirus. Y eran jóvenes si, pero no adolescentes, tenían edad suficiente para saber qué estaban haciendo, y si no lo sabían, es un pregunta colectiva la que esta sociedad ha de hacerse, sobre la capacidad de nuestros jóvenes para pensar, para asumir responsabilidades.

Las imágenes eran tan deplorables, hablaban tan duramente de lo que ocurrió en las calles madrileñas, que el alcalde de la ciudad, José Luís Martínez Almeida, portavoz a su vez del PP, tachaba de “lamentables” los multitudinarios encuentros de jóvenes en distintos puntos de la capital, tras finalizar el estado de alarma, confesando que “libertad no es infringir las normas”. Ya ven, la presidenta Díaz Ayuso ha basado su campaña en un concepto de libertad tan extraño, como hacer cada uno lo que le de la gana, y el alcalde nos vino a decir; muy sensatamente, que sí, que la libertad es lo más preciado que hay si se sabe utilizar, y que la libertad, por supuesto, es un concepto muchísimo más hermoso que eso de ponerse el mundo por montera.

Que tenemos una clase política muy poco responsable, es cierto. Que a todos parece importarles más sus propios intereses electorales que lo que ocurra con la ciudadanía; es la sensación que a todos nos queda, pero que no se den la más mínima tregua es un poco cansino y desesperante.

casado iPablo Casado se ha desahogado diciendo cosas como “Con Sánchez pasamos del estado de alarma al caos”, afirmando que “Será el responsable si hay otra ola sin que las comunidades autónomas tengan la ley de pandemias que llevamos ofreciendo hace un año”. Y en el colmo del disparate, más que nada porque los tumultos que se celebraron en Madrid no podían ser evitados por el Gobierno central, y si por el de la señora Ayuso y el alcalde de Madrid, el líder del PP culpaba al Gobierno central de permitir las irresponsables aglomeraciones sin medidas de seguridad por haberse negado a aprobar, según el, una legislación que permita a las autonomías mantener restricciones de derechos fundamentales una vez finalizado el estado de alarma.

Asimismo, Pablo Casado, que votaba en contra de la prórroga del estado de alarma en el Congreso de los Diputados, mostrándose en el debate muy crítico con el confinamiento decretado para evitar los contagios por el coronavirus, desbarrando un poco al decir que “Evidentemente, se evitan contagios encerrando en casa a 47 millones de personas, igual que se evitan accidentes laborales y de tráfico así también”, ahora culpa al Gobierno central del desbarajuste callejero, en algunas ciudades.

casado iiAnte lo ocurrido, también en Barcelona, con las playas atiborradas de desesperados bebedores, Salvador Illa, el exministro de sanidad, mostraba su preocupación por lo ocurrido la madrugada del pasado domingo, diciendo: “Se acaba el estado de alarma pero la pandemia continua. Hay que ser constantes en el seguimiento de las recomendaciones sanitarias y en el ejercicio de la responsabilidad”.

¿Y si la pandemia continua, por qué se terminó el estado de alarma, sobre todo cuando el numero de vacunados en España esta muy lejos de hacernos pensar que en el verano tendremos un 70% de vacunados? Para esto, no tenemos respuesta.

Misterios de la política.

Publicado en el diario La Opinión, de Murcia, el 12 de mayo del 2021

A IGLESIAS SE LE FUE LA MANO

martes, 4 mayo, 2021

debate 1Continua hablándose profusamente del fallido debate de la SER, sobre las elecciones autonómicas de Madrid, por ese levantarse Pablo Iglesias de la mesa de debate y ser seguido un poco más tarde por Ángel Gabilondo, candidato del PSOE, y Mónica García, candidata de Más Madrid. Y sinceramente, yo creo que se equivocaron. Y se equivocaron, porque la desmesura hay que combatirla con la templanza. Porque, en democracia, la palabra es la que tiene que tener su lugar para rebatir aquello que haya que rebatir y porque los políticos, no pueden estar pendientes de las redes sociales para ver como reaccionan (estas siempre lo hacen al toque de corneta de quien sabe manejarlas), porque eso es simple y llanamente populismo.

Al hilo de ese debate fallido el señor Iglesias, cuenta en las redes que los “asesores” de los candidatos del PSOE y Más Madrid (olvida al de Cs Edmundo Bal) que les acompañaban ese día, entraron en el tiempo de publicidad al estudio para decirles a sus candidatos “tendríais que estar viendo lo que está diciendo la gente, hay que salir de aquí, irse de aquí, no porque se haya ido Pablo Iglesias, sino porque la gente está diciendo que está en peligro la democracia y no se puede seguir estando sentado en una mesa con el fascismo y la ultraderecha”. Es decir, en ese momento, lo más importante no fue que se hubiese dado el espectáculo de intolerancia que se dio. No, lo importante fue el movimiento en redes que condicionaba el que se continuara exponiendo a los oyentes la manera de entender el gobierno de Madrid, por parte de los candidatos, porque como ha dejado claro el señor Iglesias, “Nosotros fuimos el click que sirvió para que se viera lo que piensan cientos de miles de personas en este país, para que vieran que lo que se vota el 4 de mayo es entre fascismo y democracia”. Y en su continua lucha contra los periodistas que no aplauden todas las cosas de Podemos ha dicho eso de “cuando un pueblo señala a los fascistas, los partidos toman nota y muchos periodistas valientes dicen la verdad”. Es decir, solo son “periodistas valientes” aquellos que dicen “la verdad” de Podemos. Puro sectarismo, como el de Vox.

debate 2Todos vimos que el señor Iglesias pretendía cargarse ese debate, al pedir que Monasterio se retractase de unas declaraciones que no había hecho allí, y si en RNE, porque él sabia que la ultraderechista candidata de Vox, una mujer de sonrisa que hiela la sangre, no se disculparía por algo que no había dicho en ese foro, antes al contrario, Monasterio ponía sobre la mesa su enorme frialdad para sacar de sus casillas a todo el que estaba allí, incluida a la presentadora, Ángels Barceló (llegó a llamarla activista), que aguantó magníficamente los envites de esta señora y que tuvo que pasar por el mal trago de suspender el programa que llevaban tanto tiempo preparando.

Aquel tsunami de intolerancia, se ha llevado por delante los debates que estaban preparándose en dos televisiones, con lo que nos quedaremos con las ganas de saber que proyectos tienen todos para gobernar Madrid; aparte de acusarse de fascistas y comunistas, provocando que el PSOE y Más Madrid, le hagan el juego a Podemos, e Iglesias cayera en la trampa de Vox, porque lo que no quiere la ultraderecha es debatir.

Y es fácil preguntarse a quien beneficia esto, y permítanme que les diga que yo creo que el señor Iglesias ha cometido un error de cálculo, porque la no celebración de diálogos no beneficia a las izquierdas, antes al contrario, les perjudica claramente, teniendo en cuenta que Díaz Ayuso, la candidata del PP, ya dijo que ella no participaría en ningún debate más (tenia mucho que perder y poco que ganar) y estos se presentaban como una gran ocasión para mostrar el deseo de la izquierda por debatir y la huida de la derecha para hacerlo, y el dialogo es la esencia de la democracia.

Sí, al señor Iglesias, una vez más, se le fue la mano del cálculo populista.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el miércoles, 28 de abril de 2021

LA RESPONSABILIDAD DE LÓPEZ MIRAS

martes, 20 abril, 2021

Estamos asistiendo a la política de vodevil, de la falta de seriedad, del espantajo, que nos hace pensar que algo hemos hecho mal los españoles para contar con esta pléyade de políticos que han hecho de esta noble profesión (mucho no conocen otra) una continua trampa a las normas de convivencia que todos nos dimos hace tiempo. Y así, mientras en Madrid, el PP ha intentado engañar a la Junta Electoral, colándoles un carnet de identidad, hecho a prisa y corriendo por sus candidatos, Agustín Conde y Toni Cantó, cuando ninguno de los dos estaba empadronado en la Comunidad de Madrid antes del 1 de enero; como marca la ley electoral, para poder ser candidatos para los comicios del 4 de mayo, ha tenido que ser el juzgado de lo contencioso-administrativo número cinco de Madrid el que ha anulado la inclusión del exportavoz de Cs en las Cortes Valencianas, Toni Cantó y del exalcalde de Toledo Agustín Conde de la lista electoral de Isabel Díaz Ayuso, a las elecciones de la Comunidad de Madrid. Y si eso parece poco serio, en la Región de Murcia, el espectáculo político es digno de la técnica teatral que utilizaba Valle-Inclán, o sea, el esperpento.

Sí, aquí, se nos es dado asistir a una rocambolesca moción de censura donde a los que había que recompensar se les distinguió con una consejeria (yo siempre creí que estos puestos eran más caros), para días más tarde contemplar como uno de esos premiados; tan premiado que sin ser titulado se le distinguió con la Consejería de Universidades, renunciaba a dicha consejeria para ser el portavoz del Cs, o sea, el portavoz de las siglas a las que el traicionó, haciéndonos pensar que el cinismo, la impudicia, la desfachatez, la desvergüenza de algunos, no tiene limites.

a iiiPero obviamente, lo que tampoco tiene límites es la poca exigencia que López Miras; el presidente de este Gobierno tan cambiante, tiene para hacer la selección de los miembros de su gabinete, donde al parecer cabe todo. Y si en ese su Gobierno cabe un consejero que sin ser titulado puede ocupar tan ricamente la Consejería de Universidades, en ese mismo Gobierno, tan frívolamente elegido, puede tener cabida también; de hecho la tiene, una consejera de Educación y Cultura, Mabel Campuzano, que utiliza un tono impropio del puesto que ocupa para pregonar a los cuatro vientos que no se va a vacunar de la Covid-19. Y alguna responsabilidad tiene el Presidente.

Esta consejera, y diputada regional, expulsada de Vox, cuyo único mérito para ocupar ese puesto; teniendo en cuenta las pocas exigencias del señor López Miras a la hora de elegir a los miembros de su Gobierno, ha sido encontrarse en el lugar justo, en el momento adecuado, ha dicho con tono chulesco eso de “No voy a estar aquí haciendo una defensa de la vacuna y luego no vacunarme, eso me parecería bastante mal”. Eso dice, “le parecería bastante mal”.

descarga (2)Pues imagínense lo que puede parecerle a cualquier persona, con un mínimo de sentido común, el que en unos momentos en los que el país está como está con la pandemia, en los que todos vemos como única solución a tanto desasosiego la vacuna, alguien que ocupa una consejeria en un gobierno autonómico, se muestre negacionista y de extrañas explicaciones sobre las bondades, o no, de la vacuna. Porque teniendo en cuenta que ella aboga, también, por eso llamado pin parental y que será, según dice, “una autorización del padre para asistir o no a una charla en las actividades extracurriculares”, quien nos asegura que no va a impartir sus “enseñanzas”, a los colegios que están bajo su administración. Miedo me da.

Por cierto, no se si esta señora se ha enterado de que El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que la vacunación obligatoria es “necesaria en una sociedad democrática”. Claro que también serian necesarios otros gobernantes.

Publicado en el diario La Opinión, de Murcia, el 14 de abril de 2021

A %d blogueros les gusta esto: