PODEMOS Y CIUDADANOS, ENVEJECIMIENTO PREMATURO

Lunes, 10 junio, 2019

descarga (10)Isabel Franco, la cabeza de lista a la elecciones autonómicas por Ciudadanos, en la Región, ha escrito, entre otras cosas, en LA OPINIÓN: “El tiempo de las mayorías absolutas, el ordeno y mando y el rodillo inmisericorde se ha acabado en nuestra tierra, para afrontar su futuro político de una forma distinta a la de las tres últimas décadas. Nuestra Región quiere transparencia y exige regeneración…”. Un escrito pleno de buenas intenciones que nos recuerda al Ciudadanos de sus comienzos al apuntar cosas como: “Renovamos así nuestro compromiso por aportar sentido común y regeneración a los conceptos más tradicionales de la política, pero también por convertirnos en un dique de contención para otras opciones basadas en el populismo, independientemente del lugar que ocupen en el espectro político”. Pues que bien, pero se nos han hecho tan mayores en tan poco tiempo que es inevitable acordarnos del nacimiento de este partido, en el ámbito nacional, para que se esfume nuestro natural optimismo y nos preguntemos sobre las verdaderas intenciones de este partido que nació socialdemócrata, que más tarde se hizo liberal y que ahora gobierna apoyado por Vox.

Sí, la expansión de Ciudadanos, de Cataluña al resto de España, y la irrupción de Podemos en el panorama político nacional, fue recibida por los crédulos con toda suerte de parabienes. Dos formaciones que venían a “limpiar” la vida pública de corrupción, a eliminar los muchos vicios que, decían, los otros partidos atesoran en el ejercicio del poder. Y llegaban encabezados por líderes jóvenes y dispuestos a salvar a los españoles de todos los males que, según ellos, venimos padeciendo durante estos cuarenta años de democracia porque, aunque ustedes no lo crean, esto no ha sido una democracia. Antes al contrario, y en palabras de uno de estos preclaros líderes, Pablo Iglesias, esto ha sido el resultado del “régimen del 78” que propició que todos aquellos ciudadanos que vivieron la transición democrática y lucharon por que en España hubiese una democracia, tras largos años de dictadura, se dejaran engañar por los taimados artífices de aquella transición que habiendo podido hacer tabla rasa con todo lo anterior, incluso metiéndonos de nuevo en otra guerra civil, prefirieron pactar, hablar, ceder en sus postulados para conseguir el tiempo más largo de ejercicio democrático que ha vivido este país, a lo largo de su historia.

descarga (13)Sí, el señor Iglesias y el señor Rivera llegaban para librarnos de los viejos partidos que todo lo hacían mal y de sus dirigentes: todos corruptos. Y comenzaron a soltar sus diatribas y a dar lecciones de buena conducta a derecha e izquierda. Y mientras que Podemos ha pasado de querer “asaltar los cielos” a preocuparse solamente de los sillones que puedan ocupar (Iglesias debería de hacérselo mirar porque su obsesión deviene en patología digna de estudio), mientras el partido se desangra, Ciudadanos se nos aparece tan desconcertado que preocupa. Si en sus inicios, cuando se declaraban socialdemócratas, les dimos la bienvenida porque nos pareció que sí, que venían a regenerar la vida pública, ahora se muestran ante nosotros dubitativos y tambaleantes, con distintos discursos, dependiendo de quienes hablan. Y así, mientras que hay voces que abogan por facilitar la gobernación del PSOE, en Castilla y León, Arrimadas nos dice que estudiarán caso por caso, Villegas ya no niega la posibilidad de las fotos con Vox, en Murcia parecen olvidar que son 28 años los que gobierna el PP, y Valls decide que hacer en Barcelona, mientras los otros callan.

Que pronto han envejecido, y que mal: que mal lo están haciendo.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 5-6-2019
Anuncios

RUBALCABA, EL VALOR DE LA PALABRA

Jueves, 16 mayo, 2019

descarga (5)A muchos parece haber extrañado la unanimidad en los halagos, en la calificación que se ha hecho de Alfredo Pérez Rubalcaba como de hombre de Estado, por parte de toda la sociedad. A muchos si, a los que lo conocieron no, porque conocerle era tener la seguridad de que había pocos políticos como él, tan lúcidos, tan íntegros, con tanto sentido del deber. Hombre de fino sentido del humor, síntoma de inteligencia y, sobre todo, socialista de los de verdad. Y esa coherencia atrajo hacia su capilla ardiente a todos los socialistas, de antes y de ahora, que quisieron decirle su adiós.

En una entrevista que se le hizo hace tiempo, de manera un tanto irónica, dijo aquello de “sabemos enterrar a nuestra gente, no tratarlos en vida con respeto, pero sí enterrarlos adecuadamente”. Algo que ahora han recordado muchos, pero sobre todo lo ha hecho Felipe González, el primer presidente socialista en esta España democrática, por la que lucharon muchos, entre los que se encontraba el ex secretario general socialista fallecido, al que su partido le debe ahora un comportamiento distinto al que ha tenido hacia él en los últimos tiempos. A unos les parecerá tarde, a otros no. Es el momento justo para, como ha expresado Felipe González en una reciente entrevista, el PSOE aproveche el fallecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba para hacer una “reflexión interna” y “volver a integrar talento” de personas cercanas a él.

Álvarez Cascos, el que fuera hace tiempo Secretario General del PP, decía con motivo de este fallecimiento que Rubalcaba conocía el valor de la palabra dada. Que se podía negociar con él, porque siempre cumplía lo que prometía: en definitiva, era un hombre de fiar. Ahora González nos dice de él que era un hombre que reivindicaba el valor de la lealtad a los proyectos, no a las personas. Algo que practicaba Rubalcaba porque, por encima de todo, aplicaba la lealtad de “no callarse y decirte todo lo que pensaba”. Pues bien, es el momento de que su partido le haga justicia y aunque él ya no pueda verlo, le borre la tristeza de su cara al ver nombres tan valiosos del socialismo como los de Elena Valenciano y José Blanco, entre otros, fuera de las listas de un partido al que ellos han servido con absoluta lealtad durante muchos años.

En algún momento leí que la verdad tiene tres verdades “tu verdad, mi verdad y la verdad”. Y nadie está en posesión de ella. Por eso este es el momento en el que, en las filas de los socialistas, ha de haber unión y olvidar desencuentros porque la generosidad dignifica al ser humano. Y cuanto más alto se está, más ennoblece bajarse de las alturas y reflexionar sobre las cosas en las que han podido equivocarse,

descarga (6)Felipe González, con su acostumbrada lucidez, dice que este es “un buen momento de reflexión interna a nivel de partido por la emoción auténtica y compartida” que ha vivido el PSOE con la muerte de Rubalcaba y que es “un buen momento para volver a integrar talento”. Sí, es el momento de olvidar los agravios, de una y otra parte, porque el sentimiento de rencor más que reconfortar hace daño. La imagen de Sánchez, junto a Felipe González, junto a Zapatero, junto a tantos socialistas diciendo el ultimo adiós a un político capaz y honesto no debe de quedarse ahí. Debería de ser el momento de la unión del socialismo, porque no descubrimos nada al decir que la unión de los partidos los hace más grandes y la desunión los debilita.

Por cierto, desde hace un tiempo, más del que debería, nuestro país parece estar viviendo en una continua zozobra. Ningún partido habla de los auténticos problemas de los ciudadanos y todo lo han convertido en eso tan manido de “y tu más”. Y ahora, con la muerte de Rubalcaba, quizás es el momento de oír a alguien como Felipe González cuando dice “vuelvan a jugar en un tablero que no sea solo de crispación, ni de inclinación hacia extremos poco razonables, ni de irredentismos de cualquier tipo”.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 15-5-2019

EL BUEN CAMINO DEL PSRM-PSOE

Lunes, 6 mayo, 2019

La vida, parece sucederse tan deprisa que los artículos hechos sobre las elecciones generales celebradas en nuestro país el pasado domingo, y las autonómicas valencianas, ya parecen fuera de tiempo, porque ya se hicieron todos los análisis, y se dieron todas las razones que motivaron los resultados. Pero lo cierto es que hemos de continuar reflexionando sobre los resultados de estas elecciones para poder intuir lo que puede ocurrir en las próximas autonómicas y municipales que se celebrarán el próximo 26 de mayo y que, después de 20 años, coincidirán también con las elecciones europeas.

descarga (2)Y lo que puede ocurrir, aquí, en las próximas elecciones autonómicas, es que el PSOE, después de casi 30 años de gobierno del PP en la Región de Murcia, se presente como un aspirante legítimo a ganarlas. Quizás también, porque la digestión de una derrota como la que se ha producido en las filas populares es de tan difícil digestión que no queda tiempo para la reflexión serena y para el análisis sensato y se continúan diciendo las mismas naderías de la campaña electoral sin analizar si esa desmesura lingüística ha podido llevarles a este resultado. Y es que la misma noche electoral (no hay que hablar en caliente), el presidente de la Comunidad, López Miras, continuó diciendo eso tan sin sentido de “van a gobernar los que quieren romper España”. Un discurso que nadie se cree y con el que el PP les ha venido haciendo el juego a los que les han birlado los votos, a Vox, porque siempre se ha dicho que el elector termina votando al original y no al sucedáneo. Y no se si me explico, o sí, porque si los populares han perdido 154.000 votos, logrando situar en el Congreso solamente al secretario general del PP nacional, Teodoro García, y a Isabel Borrego, y VOX ha logrado gran parte de esos votos, 143.000, colocando en el Parlamento otros dos, es porque el PP se ha confundido bastante a la hora de no saber calibrar sus alianzas, cegado quizás por lo ocurrido en Andalucia donde, aún habiéndose dado un castañazo de padre y muy señor mío, está gobernando con Ciudadanos y con Vox, y esto les hizo perder el oremus. Pero lo cierto es que, con el 23,4%, el PP ha cosechado, en estas elecciones, el peor resultado de toda su historia en la Región, logrando mantener solamente dos de los ocho escaños que llegó a conseguir en el año 2011.

descarga (3)Algunos justifican el triunfo del PSOE aquí (ha recuperado 45.000 votos en la Región), en la elevada participación que siempre benefició a la izquierda, pero eso es quitarle mérito a los socialistas porque, si solo fuese eso, Podemos le hubiese seguido en esa ascensión y, antes al contrario, los morados ha perdido casi 25.000. Debemos preguntarnos si el triunfo del PSOE, aparte de la labor del gobierno central, no es el resultado, también, de una política responsable por parte del líder de los socialistas murcianos, Diego Conesa, que desde la delegación del Gobierno tomo el prudente camino de las apariciones justas y precisas en los medios de comunicación; sin querer ser el perejil de todas las salsas, que a veces cansa al electorado, y con el discurso que se espera del socialismo: el de la moderación y el entendimiento.

descarga (4)Queda apenas un mes para que se celebren las otras elecciones, y el comportamiento de unos y otros se medirá con lupa. El de Ciudadanos también, porque creo que es pasarse un “pelín” el que, en la misma noche electoral, Miguel Garaulet vaticinara, sin datos en los que apoyarse, que Ciudadanos “liderará el cambio” en la Región en las próximas elecciones autonómicas y municipales”. Y que quieren que les diga, a mi, por ahora, no me dan los números. La prudencia es una buena consejera, pero hay que disculparle el exceso. En una noche electoral, donde se ganan algunos votos, la desmesura está a la orden del día. No vendría mal la vuelta a la moderación y el sentido común, olvidándose de los excesos verbales. Digo yo.


LA CAMPAÑA DE PODEMOS

Viernes, 26 abril, 2019

Yo comprendo que Pablo Iglesias, el de ahora, se sienta confuso y desesperanzado ante los datos que arrojan las encuestas; aunque las mismas haya que ponerlas en cuestión después del poco éxito que los expertos han cosechado en las últimas elecciones celebradas en nuestro país. La angustia debe de ser agobiante y seguramente le esta llevando a meteduras de pata de principiante en esto de las campañas electorales, aunque él se la de de experto en las mismas.

Iglesias se presenta como la gran esperanza de los electores desfavorecidos pero, cada vez más, él está acotando su electorado, haciéndolo más y más pequeño, con sus discursos dirigidos solamente a un segmento de la población, lo que le impedirá ganar unas elecciones generales, que son las que le permitirían que todo el país gozase de su sapiencia. imagesNo, con una torpeza infinita, él va cerrando las puertas de una parte del electorado diciendo, por ejemplo, en un mitin en Cataluña, cosas como que “No queremos que se conozca la democracia española porque haya presos políticos, nos parece un escándalo”. Pero lo que a muchos electores les parece un escándalo es que, quien pretende gobernar este país, recorra una parte de esta geografía enarbolando sus banderas independentistas y diciendo cosas como que el jamás pronunciará la palabra España, tal y como afirmó durante el transcurso de un seminario celebrado en la Universidad de La Coruña donde confeso: “No puedo decir España, no puedo utilizar la bandera roja y gualda”. descargaDiscurso que también mantiene en Euskadi donde hace unos días aparecía en el escenario de un acto electoral portando un Ikurriña mientras arremetía contra todos los otros candidatos porque él es el único que garantiza eso de la plurinacionalidad, lo de muchas banderas y muchos himnos.

descarga (1)Pero esa torpeza con la que está desarrollando toda su campaña, ese blandir banderas de todos los rincones, menos la de este país llamado España, que a él no le gusta, le hace cometer groseros errores. Como el ir a Canarias y realizar lo mismo que viene haciendo en otros lugares, elevar la bandera independentista durante un mitin en Las Palmas de Gran Canaria. Una bandera vinculada al independentismo canario desde 1964 ( el MPAIAC), que también utilizó el terrorismo para sus reivindicaciones y que en Canarias es absolutamente residual, como comprobé cuando tuve la fortuna de vivir en esa tierra , donde los partidos que ganan las elecciones son siempre los que defienden la unidad con España. Pero el va allí, y olvidando que no está ni en Euskadi ni en Cataluña empuña la bandera independentista. Y pierde votos, y los ciudadanos se ríen porque no comprenden esa salida de tono en un candidato a la elecciones generales, que se supone pretende gobernar en todo el territorio, no por parcelas.

Tan extraña es su campaña que el que Iglesias pronunciara la palabra España ha merecido el honor de figurar en titulares de muchos medios de este país. Sí, este suceso ocurrió en un pueblo de La Rioja, donde cuando Iglesias se disponía a hablar uno de los asistentes lanzó un “¡Viva España!”. El descoloque le duró unos segundos, y reaccionando rápido, dijo cosas como “Claro que sí, ¡Viva España!, pero ningún patriotero de charanga y pandereta nos va a dar lecciones de lo que es ser españoles”, porque al parecer, a él no le da lecciones nadie. Pero su secretario general Pablo Echenique si se permitió dar clases de comportamiento al acusar a Ciudadanos de ir a Rentería (Guipúzcoa) a “incendiar la convivencia entre los diferentes pueblos de España a ver si rebaña votos de odio en otros territorios”, después de que radicales vascos, recibieran con insultos, amenazas y toda la parafernalia independentista a Albert Rivera en un acto electoral. Que hay que ser miserable para justificar algo así.

Me pregunto si ellos solitos han planificado semejante campaña electoral.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 24-4-2019

ABSOLESCENCIA DE NUESTRA DIPLOMACIA

Jueves, 4 abril, 2019

descarga (17)El “dejar hacer dejar pasar” de Rajoy en el tema catalán; sin enterarse, o sin querer enterarse, de lo que estaba pasando. La inoperancia de los servicios de inteligencia españoles que parecen estar en la inopia; a incapacidad de las embajadas españolas en el extranjero, que no han sabido detectar, a lo largo de los años (esto no es de un día) la incesante labor de socavación del prestigio de España que han ido desarrollando las delegaciones catalanas en el extranjero, sin que al parecer nadie se enterara de lo que estaba pasando, han traído como consecuencia que España tenga perdida la batalla de la imagen, sobre el independentismo, fuera de nuestras fronteras, como puso de manifiesto el tercer grado al que fue sometido Josep Borrel en una entrevista en Deutsche Welle, televisión financiada con fondos públicos alemanes. Y es que el independentismo catalán ya se ha ido encargando, a lo largo de los años, de invitar a periodistas de todos los rincones del planeta a visitar Cataluña, o a pagar publireportajes,

Los independentistas catalanes, el Gover, ha ido, año tras año, contactando con expertos en creación de opinión, participando en lo más diversos foros donde el tema catalán fuese tratado, bajo el prisma independentista, y ganando voluntades mientras los diversos gobiernos españoles no lo vislumbraban, o no querían vislumbrar, que es peor. Por ejemplo, los distintos Gobiernos no se enteraron de que, pongamos por caso, el exconsejero de Exteriores de Cataluña, Raül Romeva, y algunos otros, recorrían las llamadas “embajadas catalanas”, diseminadas por toda Europa, para dar conferencias sobre el derecho a decidir de Cataluña, a la vez que destinaba, al parecer, 27 millones de euros a la estrategia independentista en el exterior por medio del Diplocat, el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña, creado en 2012, con Rajoy de Presidente.images (7)

El resultado de tanta desidia, de tanta incapacidad para contrarrestar esa campaña publicitaria, que era percibida por muchos e ignorada por todos, se está viendo ahora, y muy gravemente, en lo que ha ocurrido en el Parlamento francés, hace unos días, donde cuarenta y un senadores han difundido una carta con el título “Por el respeto de las libertades y los derechos fundamentales en Cataluña”. El documento pide a Francia, y a la Unión Europea, que intervengan para buscar una solución política porque, según ellos “Esta situación es un verdadero ataque a los derechos y libertades democráticas”. Así, como suena. Un parlamento de un país aliado de España, se permite dar lecciones de funcionamiento democrático a esta. Y esto debería de hacer reflexionar sobre como se están haciendo las cosas en este tema, porque aunque es cierto que el Gobierno francés se apresuró a hacer pública una nota de defensa de la unidad e integridad de España, “Un país aliado y una gran democracia”, y que el comunicado abunda en que se trata de “La expresión individual de los senadores” y no refleja la posición del grupo, lo cierto es que la voz del máximo representante de España en Francia, el embajador Fernando Carderera, se debería de haber oído con más firmeza. Al final ha quedado en un diplomático, “Lamento y rechazo este manifiesto que demuestra un desconocimiento absoluto de la situación en España por parte de un grupo minoritario de senadores franceses”. Sí, 41 senadores son una minoría antes lo 348 senadores del Parlamento francés, pero hasta un historiador francés, Benoît Pellistrandi, se ha pronunciado más firmemente en defensa de nuestro país al decir que la carta de los senadores refleja “Un desconocimiento brutal de la situación”. Para añadir que, “Lo que no quieren entender es que se juzga a algunos responsables políticos por haber abusado de sus poderes”. Sí, es un francés el que dice esto, no el embajador español.

Que en algo tan grave como lo ocurrido en el Parlamento Francés, nuestro embajador se haya mostrado tan políticamente correcto, es descorazonador.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 3-4-2019

LOS AFILIADOS, A BELEN CON LOS PASTORES

Miércoles, 3 abril, 2019

descarga (15)Nunca hubieron tantos responsables de partidos políticos, con tanto libre albedrío para confeccionar sus listas, como ahora. Ni afiliados a esos partidos, tan “a Belén con los pastores”, como ahora, incapaces de imponerse a lo que, a todas luces, son cacicadas de sus secretarios generales, o presidentes, a la hora de confeccionar las listas electorales porque, en muchos casos, han sacado de las mismas a quienes ejercían una impecable labor sustituyéndoles por gentes que llegan a la política por los caprichos de los “jefes”. Sus caprichos en muchas ocasiones, sus inseguridades en otras, han propiciado que las listas hayan sido confeccionadas sin tener en cuenta las razones internas de los partidos imponiéndose, en todos los casos, las estrategias de los líderes de los mismos; cuando no sus inseguridades, que les impulsa a obrar de manera un tanto caciquil, para sentirse más fuertes en su debilidad. Al parecer desconocen que cuando se tiene autoridad, no es necesario hacer alarde de la misma: se ejerce y basta.

Hace un tiempo, los partidos políticos buscaban la fortaleza de sus ideas con la selección de los militantes más capacitados. Ahora se impone el espectáculo de los personajes que se fichan para encabezar las listas, o figurar en los primeras puestos, mientras dichos militantes brillan por su ausencia, y el compromiso con las siglas, de los que se incorporan, en muchos casos, es inexistente porque, al final, lo que se busca es la fidelidad perruna de los que forman parte de las mismas.

descarga (16)Sí, para las próximas elecciones ya se publicaron las listas, tras haberse abierto la espita para desarrollar una guerra de fichajes que nos hace pensar en un Parlamento y Senado del todo imposible de predecir. Yo me atrevería a decir que con muy poca altura política y mucho espectáculo. Porque teniendo en cuenta que los primeros, o primeras, de esas listas se supone que son quienes han de llevar el peso de las actividades; tanto en el Senado como en el Congreso, no nos imaginamos a muchos de ellos, y ellas, fichados para dar esplendor a las listas, pergeñando discursos, tomando iniciativas parlamentarias o enterándose de los secretos de la política que, suponemos, es algo más; debe ser mucho más, que el oropel, la popularidad o la amistad personal con los jefes de las formaciones políticas. Los más variados empresarios, deportistas, militares, toreros, nos muestran un futuro panorama político muy difícil de predecir. Pablo Casado, Pedro Sánchez y Albert Rivera han elegido personalmente a quienes figurarán en los primeros puestos de sus distintas candidaturas. Y sabemos que es así porque, al parecer, no han tenido mucho interés en que no se notase que fue de esa manera. Unas listas a medida de ellos, y en algunos casos, poca preocupación por las indemostradas capacidades políticas de quienes llegan a la misma creyendo que esto es sentarse en el Parlamento y salir en la tele.

descarga (14)Capitulo especial merece lo que ha hecho Ciudadanos con, José Manuel Villegas, que forma parte del comité ejecutivo del partido desde 2007; siendo desde 2016 Secretario General. O Miguel Gutiérrez, secretario general del grupo parlamentario de esa formación política y Marta Rivera de la Cruz, que es Secretaria de Relaciones Institucionales y Responsable del Área de Cultura. Los tres han sido situados en puestos con peligro de no salir elegidos, lo que sin lugar a dudas es digno de estudio. Y tenemos la sospecha de que Iglesias no ha entrado en esta subasta de nombres, porque bastante tiene con los incendios que se suceden en distintas partes del país en sus “confluencias”. Nos imaginamos que ya no tendrá suficientes bomberos para apagarlas o, posiblemente, porque el lleva mucho tiempo haciendo limpieza en Podemos. Quizás, como los tres anteriores, para poder sentirse seguro en la cima.

Pero esto es lo que hay. Mucho desconcierto y tristeza por el espectáculo.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 27-3-2019

LA CANSERA DEL “PROCES”

Martes, 26 marzo, 2019

Procuro escribir poco sobre la cuestión catalana, y no porque no me interese, es que he terminado por experimentar una cierta ‘cansera’ sobre el asunto. Y quizás también porque no salgo de mi asombro ante el ‘buenismo’ de los que intervinieron en la declaración de independencia de Cataluña y de su reclamada República. Porque de quienes utilizaron el Parlament para proclamar sus ensoñaciones esperábamos que aparecieran en el juicio con una cierta dignidad, defendiendo sus principios ideológicos, proclamando las razones de sus actos. Pero no, nos encontramos con gentes que niegan sus acciones, que dicen no saber el porqué estaban allí, que niegan la mayor y pregonan sus bondades, hasta caer en el ridículo como, pongamos por caso, el señor descarga (11)Junqueras, que nos dijo que era muy buena persona, o el señor Jordi Cuixart, que es tan ‘medio español’ que hasta habla castellano en la intimidad (suponemos que para poder entenderse con su madre murciana), y que se empeña en continuar diciendo que el día en que acosaron a la secretaria judicial obligándola a abandonar el edificio por una terraza lo hicieron sin violencia. Y el acto de destrozar los coches de la Guardia Civil se produjo sin violencia porque ellos son así de pacíficos: «Asumimos un acto de desobediencia civil y de no responder con violencia, aunque hubiese violencia por parte de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. descarga (12)La no violencia es nuclear en la desobediencia civil». Ya ven, unos pacifistas al nivel de Mahatma Gandhi. Y no hablemos de la declaración de Forcadell. De aquella altanería con la que solemnemente declaró, como presidenta del Parlament, la independencia de Cataluña, y la creación de la República, ha quedado una mirada sumisa y un decir que solo había sido algo testimonial. Cara humillada, voz tenue y mirada huidiza eran lo que tocaba. Ni un atisbo de dignidad, como tampoco la tuvo cuando desobedeció al Tribunal Constitucional y la ley del Consejo de Garantías Estatutarias de Cataluña.

images (6)Pero lo que me hace hablar hoy de este cansino asunto es lo último de la señora Artadi, que en el colmo de la desfachatez, ha intentado comparar a Ana Frank con los lazos amarillos. Porque, al parecer, en este llamado Procés cabe todo. Cabe el cinismo y la mentira. Cabe la desmesura y la incoherencia. Cabe decir ayer una cosas y hoy todo lo contrario para salir en titulares. En esto parece haber quedado la política.

Elsa Artadi, en contestación a Soraya Sáez de Santamaría, aseguró en julio de 2018 que «las banalizaciones del apartheid o del nazismo no caben en el debate político catalán porque es una falta de respeto a las víctimas del nazismo o del apartheid». Así, como lo leen, y claro que llevaba razón. Pero ahora, en un ejercicio infumable de mala memoria publicó un tuit: «No se nos permite tener nuestra opinión. La gente quiere que tengamos la boca cerrada, pero esto no te impide tener tu propia opinión. Todo el mundo debe poder decir lo que piensa. Una frase de Ana Frank para el día de hoy en el que se cumplen 69 años de su muerte en Bergen-Belsen» (murió hace 74 años, no 69, como la desinformada Artadi dice). El mensaje se acompañaba de un lazo amarillo. Como era de esperar, la embajada de Israel, a través de Assaf Moran, ministro consejero de la misma en España, ha mostrado su indignación por esta vergonzosa comparación porque Ana Frank y su familia fueron detenidos por los nazis y enviados a un campo de exterminio por el solo hecho de ser judíos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 20-3-2019

A %d blogueros les gusta esto: