REQUIEN POR RTVE

Martes, 24 abril, 2012

 

RTVECharles Baudelaire escribió: “Solamente es igual a otro aquél que lo demuestra, y solamente es digno de libertad aquel que sabe conquistarla”. Y los españoles creíamos haber conquistado el derecho a contar con una radio y televisión pública de ámbito nacional que estuviera al servicio de los ciudadanos y no del gobierno de turno, como vino ocurriendo hasta el año 2006 en que Rodríguez Zapatero—algunas cosas hizo bien—decidió acercar RTVE a los parámetros de la BBC haciendo posible una radiotelevisión publica gestionada desde el consenso con el primer partido de la oposición.

Pues bien, el Gobierno del PP ha hecho saltar por los aires aquel acuerdo que se pactó, entre Zapatero y Rajoy, encaminado a que al partido gobernante no pudiese imponer el nombramiento de su candidato a gestionar RTVE al necesitar de una mayoría de dos tercios en el Parlamento para nombrar al máximo responsable y a los consejeros del ente. Es decir, el PP ha vuelto a una televisión de partido; que es lo que deseaba, hurtando a la sociedad la imparcialidad, el equilibrio informativo del que ha venido haciendo gala TVE desde el 2006 y es que, como dice un viejo proverbio “no hay ley sin agujero para quien sabe encontrarlo” y el Gobierno de Rajoy ha sabido encontrar razones para justificar este atropello a la libertad de información, incluso mintiendo, porque intentar argumentar esta tropelía echándole la culpa al PSOE de no querer llegar a un acuerdo sobre el tema es de aurora boreal, vamos que no cuela.

RODRIGUEZ ZAPATEROAquí, la única verdad es el deseo de acabar con una de las decisiones de Rodríguez Zapatero que mas ha valorado la opinión pública: la puesta en marcha de una Ley que convirtió a TVE y RNE en unos medios independientes, incluso a costa de muchas críticas internas en el seno del propio partido socialista.

Sí, a partir de ahora, no solamente TVE ha dejado de ser libre, los ciudadanos de este país lo somos un poco menos porque, sin medios alejados de las influencias políticas, la calidad democrática se resiente.

RAJOYEs imposible imaginarnos a los primeros ministros ingleses hacer con la BBC lo que ha hecho Rajoy, laminar fulminantemente la libertad de la radio y televisión pública española de ámbito estatal—hablar de libertad en las televisiones autonómicas seria un sarcasmo–, porque estamos seguros de que los ciudadanos ingleses no se lo permitirían. La BBC es grande porque los ingleses creen en la democracia, sean del partido que sean, y aunque muchas veces sus mandatarios se han enfrentado a los dirigentes de ese prestigioso organismo de comunicación, ellos saben que la sociedad británica no les permitiría arremeter contra su libertad de funcionamiento. Aquí sí, aquí lo permitimos de la manera más natural.

Hace tiempo The Journal hablaba de un informe realizado por Michael Cockerell sobre la televisión británica y los primeros ministros y decía que “políticos y hombres de la televisión juegan un perpetuo duelo del gato y el ratón, en el que cada uno está convencido de ser el gato”. Pues bien, aquí, algunos políticos, en cuanto se les deja; y se les deja… tienen tendencia a querer convertirse en tigres.

Anuncios

LA INUTILIDAD DE LO INÚTIL

Martes, 10 enero, 2012

Lo cierto es que las distintas Asociaciones de la Prensa perdieron toda credibilidad cuando permitieron que el político de turno comparezca en “rueda de prensa”— un sarcasmo llamar eso a lo que está ocurriendo—y no tolere que el periodista le haga la más mínima pregunta.

MARIANO RAJOYLa Asociación de la Prensa de A Coruña–APC–, ha denunciado la existencia de una oferta de trabajo, a periodistas, que no llega a los cincuenta y cuatro euros al mes. Esta asociación, señala que ha detectado esta propuesta de trabajo; que califica de “oferta basura”, en la página Web trabajofreelance.com. “A través de dicha oferta, una empresa, de la que no se especifica su nombre, ofrece el pago mensual de 70 dólares–aproximadamente 53,80 euros– al periodista que acepte redactar, optimizar, agregar foto y subir al blog tres artículos diarios sobre varios temas”, según pone de manifiesto la mencionada asociación, APC, que exige a las autoridades que extremen el control y no permitan prácticas laborales que atenten contra la legalidad, recomendando, al mismo tiempo a los periodistas, que “rechacen cualquier oferta de trabajo como la aludida y que pongan en conocimiento de esta organización proposiciones que atentan contra la dignidad personal”.

Pues que bien, ha tenido que publicarse en la Red la oferta de un miserable sueldo para que una asociación profesional salga en defensa de una profesión; la nuestra, cada vez menos valorada, y no me refiero solo al dinero, que también. Pero lo cierto es que las distintas Asociaciones de la Prensa perdieron toda credibilidad cuando permitieron que el político de turno comparezca en “rueda de prensa”— un sarcasmo llamar eso a lo que está ocurriendo—y no tolere que el periodista le haga la más mínima pregunta.

Lee el resto de esta entrada »


A %d blogueros les gusta esto: