QUIM TORRA NO SERÍA PRESIDENTE EN OTRO PAÍS

Miércoles, 20 junio, 2018

descarga (6)Los españoles de todos los rincones de esta vieja nación llevamos leyendo hace largo tiempo ese slogan que los independentistas catalanes crearon: España nos roba. Mantra que ha ido calando como lluvia fina y que para algunos justifica sobradamente ese ardor independentista que bulle en una parte de la sociedad catalana. Esa parte que considera que el resto de los españoles son inferiores a ellos y no se cuantas barbaridades más, haciendo suyas las teorías, absolutamente supremacistas, y por lo tanto de claro tufillo nazi, que el president de la Generalitat, Quím Torra, ha ido vertiendo a lo largo del tiempo en sus escritos en diarios y en libros infumables, e inflamables, de contenido absolutamente racista y xenófobo, diciendo barbaridades como: “la configuración racial catalana es más puramente blanca que la española”, o llamándonos “bestias con forma humana”. Si, esto dice de los españoles, de nosotros, el incalificable president. Excesos verbales que le han llevado a que el diario francés ‘Le Monde’ se refiera al personaje como un político “sectario, radical, antiespañol y xenófobo”. Del mismo país, ‘Le Fígaro’, en una columna de opinión, lo compara con Mussolini y Milosevic. Y hasta el “The New York Times”, en un artículo del escritor aragonés, Daniel Gascón, habla de la excepcionalidad del momento, “como, por ejemplo, que fuerzas de izquierda permitan que dirija el Gobierno un conservador de discurso xenófobo”. Pues sí, esto nos lo preguntamos nosotros también. Que partidos que se declaran de izquierdas como ERC y la CUP hagan posible que este “pensador” gobierne Cataluña es todo menos comprensible. Pero al parecer, el independentismo es así.

descarga (7)El lunes vi en una televisión de ámbito nacional al alcalde de Valencia, Joan Ribó, decir en relación con la continuidad de Franco en el Valle de los Caídos, que no se imaginaba a Italia dedicando un lugar a Mussolini ni a Alemania haciendo lo propio con Hitler. Y lleva razón el señor Ribó. Pero ni Mussolini ni Hitler tenían un discurso distinto al hoy president de la Generalitat. Solo cambiaban los objetivos. Unos contra los gitanos y los judíos, el señor Torra contra los españoles. Pero lo mismo que en Italia y Alemania seria imposible un homenaje a Hitler y Mussolini también sería impensable que en los landers alemanes, pongamos por caso, los presidentes de sus gobiernos ganen más que la presidenta de su país. Porque los integrantes del Gobierno del “España nos roba”, hasta el cuarto escalón, no solo pueden decir barbaridades contra los españoles, también pueden cobrar más, cobran más, que el presidente de España.

Así, el president Quím Torra cobrará este año 146.925 euros anuales. Por el contrario, Pedro Sánchez, como presidente del Gobierno de España, percibirá 79.458. Pero aquí no queda la cosa, el jefe del Ejecutivo español está, también, peor pagado que los consejeros del gobierno catalán, que recaudarán cada uno 110.759 euros anuales. Es decir, ellos cobrarán 30.000 euros más de los recibidos por el presidente de todos los españoles. El tercer escalón de la administración catalana o, lo que es igual, los secretarios generales de las respectivas consejerias, también percibirán más que el presidente Español, 85.769 euros anuales. Y hasta los directores generales de la Generalitat recibirán un salario bruto anual de 82.209 euros. Sí, ellos, también cobran más que el Presidente del país que los oprime y les roba.

descarga (8)Pues bien, el president de la Generalitat exigirá al Gobierno de España que compense económicamente a Cataluña por el “daño ocasionado” por la aplicación del artículo 155. Así, Torra que casi duplica el sueldo de Pedro Sánchez nos habla de “daño ocasionado”, cuando la Generalitat catalana depende del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), la deuda de Cataluña asciende a 77.793 millones de euros y Mody’s tiene calificada su solvencia al nivel de países tercermundistas.

Es de Aurora Boreal.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 20-6-2018
Anuncios

ME GUSTA ESTE GOBIERNO

Lunes, 18 junio, 2018

images (2)Me gusta el nuevo Gobierno. Sí, me gusta mucho: Me gusta la formación académica y profesional de ellas y ellos. Me gusta que, no por cuota, y si por su valía, haya más mujeres que hombres. Me gusta que en el Gobierno figuren dos personas que se declaran gay, porque es tiempo de normalizar en las instituciones lo que es normal en la sociedad. Me gusta lo bien que ha sido recibido en el extranjero y me molesta que haya quienes, como no les pueden reprochar nada profesionalmente, se dediquen a analizar la forma de vestir de las ministras porque, miren por donde, ningún articulista ha comentado las corbatas o los trajes, más o menos adecuados, de ellos. Pero supongo que esto ocurre por la falta de costumbre. Sí, estábamos acostumbrados a que, en algunos casos, el nombramiento de mujeres ministras llevase más aroma de cuota femenina que de auténtico valor como gestoras y esto no ha ocurrido ahora, por suerte para el país. Así es que demos tiempo a este Gobierno para saber como actuará porque, se empeñen los que se están empeñando, este Gobierno es legítimo, lo han votado los españoles (si señor Rajoy, estamos en un sistema parlamentario, cuyos poderes emanan del pueblo español en el que el candidato a presidente del Gobierno debe ser aprobado al menos por mayoría simple en el Congreso de los Diputados) y, como todo en la vida, necesitará de un tiempo para mostrar sus capacidades. Es cierto que tiempo no tiene mucho. Dos años quedan para la finalización de esta legislatura, aunque no creo que se agote el plazo. Y aunque pensamos que tendrá una oposición feroz por parte del PP, se atisba igual de dura por parte de Ciudadanos, y Podemos ha comenzado a asomar la patita, en un prematuro nerviosismo, no creemos que los de la formación morada sean tan torpes como para alinearse con PP y Ciudadanos y hacerle la vida imposible al PSOE. No, no lo creemos, aunque alguno y alguna hayan comenzado a dar síntomas de una cierta intranquilidad. Pero tan obtusos no pueden ser.

descarga (5)Dicho esto, ya sabemos que el tema catalán necesita de diligencia, pero también de prudencia, y nunca han sido buenas consejeras las prisas, las precipitaciones. Pero esa es la sensación que nos están dejando las primeras declaraciones y acciones de la Ministra de Administraciones Publicas, Meritxell Batet, al que un lógico deseo de solucionar la cuestión catalana puede estar llevándole a no medir bien sus pasos. Quizás, esa natural ansia de ella por buscar solución al problema provoca en los independentistas una suerte de satisfacción propia que les lleva a un cierto tipo de chulería. Una chulería que les hace actuar como si ellos no tuviesen ninguna responsabilidad en lo de arreglar el lío en el que nos han metido y esta recayera íntegramente en el Gobierno español. Pero quieran asumirlo o no, y como dice Josep Borrel, en Cataluña se ha instalado un conflicto civil que hay que solucionar.

descarga (6)Así, ERC exige al Presidente del Gobierno diálogo sin descartar la autodeterminación y el PDeCAT, muy prepotente, fija como punto de partida de las conversaciones con el Gobierno de España el 1-0 y el 21 D porque, según la portavoz de este partido formado por gentes de derechas ahora inmersas en el más absoluto fundamentalismo separatista ( me reafirmo en mi opinión de que el separatismo es intrínsecamente fascista al negar a los demás el derecho a no pensar igual ), “el punto de partida es el 1 de octubre y el 21 de diciembre de 2017 porque cosas del 1978 y del 2006, son de épocas pretéritas que ya no son la realidad del momento”. Justo, en aquel momento los independentistas no habían pisoteado la Constitución Española, no habían incumplido todas las leyes y no habían armado la que han armado con sus delirios separatistas, racistas y supremacistas: Basta leer los escritos del President Torra.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 6-6-2018

EL PP, ALGO QUE APRENDER

Martes, 12 junio, 2018

Algunos políticos pierden con frecuencia la memoria; y el pudor también, por no decir otras cosas, cuando se trata de criticar a las demás fuerzas políticas y resaltar sus logros; que no siempre son tantos como ellos presumen.

A1El PP nunca se caracterizó por su buen gusto a la hora de hacer oposición, antes al contrario. Cuando no ha gobernado, sus señas de identidad siempre fueron la desmesura, la falta de respeto, el todo vale, a la hora de mostrar su desacuerdo, porque siempre estimaron que solo su partido está legitimado para gobernar este país. Pero tengo la sensación de que los miembros de esta formación política nunca comenzaron sus diatribas contra el Gobierno, que no presidieran ellos, tan tempranamente. Y es que, el mismo día que legítimamente (por mucho que nieguen la mayor la oposición se ha basado escrupulosamente en la Constitución para poder ganar la moción de censura) Pedro Sánchez era proclamado en el Parlamento Español Presidente del Gobierno de España, ya tuvimos que oír al portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernándo, acusar al líder socialista de poner “en jaque” la unidad de España de “mendigar” para su investidura el apoyo de los independentistas porque, según el señor Hernándo, se desconocen los acuerdos a los que el nuevo Gobierno ha llegado con ellos.

Se le olvidó decirnos a que acuerdo había llegado el Gobierno de Rajoy con el PNV para justificar la partida de cientos de millones de euros de los Presupuestos del Estado, adjudicados a un partido que se está planteando, junto a Bildu (los etarras según los populares), incluir en un nuevo Estatuto el pasaporte vasco y la nacionalidad de esa tierra. Pero al arecer esa intervención de Hernándo en el Parlamento ha sido el pistoletazo de salida para que los responsables del PP se lancen por los caminos de la hipérbole, el ditirambo, la exageración y todos los excesos lingüísticos que ustedes se imaginen.

A 3Excesos que les hace faltar a la verdad y hacer el más absoluto de los ridículos. Porque ridículo, sin paliativos, es lo dicho por el Presidente de la Comunidad López Miras en un acto de su partido y es que, “poniéndose la venda” por si acaso, se refirió al nuevo Gobierno diciendo cosas tan extrañas como: “Íbamos a seguir creando puestos de trabajo, íbamos a seguir bajando impuestos, porque por fin, después de tanto años, llegaba el AVE, porque después de 30 años se iba a abrir el Aeropuerto de Corvera”. Sí, han leído bien, según el presidente de Murcia “después de 30 años se iba a abrir el Aeropuerto de Corvera”, jugando con fechas tendentes a confundir al personal. Como si la idea de hacer otro aeropuerto en Murcia hubiese sido del Gobierno que precedió a los del PP, el PSRM-PSOE. Pero no, los populares, comenzaron a gobernar esta Región en el año 1995, con Ramón Luís Valcárcel, al frente. Y fue el señor Valcárcel, el que decidió que se hiciese un aeropuerto en Corvera. Y las obras comenzaron, Gobernando el PP, en julio de 2008. Terminaron a principios de 2012 y, por fin, esta prevista su apertura para enero de 2019.

Esto es así, y el fragor del entusiasmo de una intervención de partido no puede hacerle mentir y tergiversar los hechos. Al final, el que lleva sin gobernar esta región desde hace 23 años va a ser el culpable de las consecuencias económicas de los sueños de grandeza que los populares han ido vendiendo: Desde un parque temático (el más grande el mundo mundial), a algo que llamaron Contentpolis y que al parecer situaría a la Región “en la vanguardia de la innovación del audiovisual digital, como sector generador de empleo y riqueza”. Quimeras que se quedaron en el camino, después de dejar en la cuneta miles y miles de euros sin que se haya dado ninguna explicación. Un poco de más prudencia no vendría mal. Deberían de aprender, de una vez por todas, que en democracia todos los partidos legalizados están legitimados para gobernar su país. Aunque a los populares les cueste tanto creerlo.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 6-6-2018

LA CARCEL EN UN VESTIDO

Jueves, 31 mayo, 2018

Ya se que algunos ciudadanos de este país nuestro se permiten dar lecciones de democracia a otros con muchos más años de experiencia en la materia que nosotros. Ya se que en nombre de no se que progresismo algunos dirán que este artículo atenta contra los derechos fundamentales de no se que. Pero miren, decidí hace tiempo que no me dejaría amedrentar por los fundamentalistas (religiosos o políticos) porque quiero sentirme una ciudadana libre para expresar mis opiniones. Y como este diario me lo permite, eso pretendo con este artículo; hablar con libertad.

descarga (4)El pasado día 17, jueves, me encontraba comprando en Carrefour. Miraba las frutas y, de pronto, a mi lado, vi a una mujer (bueno, podría ser un hombre, porque solamente se le veían los ojos), vestida absolutamente de negro, que asomaba sus ojos por una rendija abierta en el tejido que le cubría totalmente el cuerpo. Sí, aquí, a las 13 horas, aproximadamente, hacia su compra alguien que vestía con un “niqab”. Me sorprendió sí, muy desagradablemente. Quizás porque no estoy acostumbrada a ver esa indumentaria en esta tierra. Posiblemente porque siempre pensé que nadie sabe quien va debajo de esa vestimenta. Y porque, por mucho que se empeñen los que hablan de que la mujer musulmana elige libremente llevar esa prenda, yo me permito dudar de ello, porque nadie puede sentirse cómodo en una cárcel, y eso atuendo tiene mucho de eso.

La experta en estudios islámicos y políticos de medio oriente, Raihan Ismail, investigadora de la Universidad Nacional de Australia, es autora de una publicación sobre el significado del ropaje que visten las mujeres musulmanas. Estas prendas son cinco: niqab, hijab, burka, chador y dupatta. El niqab, el que llevaba la persona que iba debajo de la vestimenta que yo vi en Carrefour, solo deja al descubierto los ojos.

descarga (2)Pues bien, esta investigadora, que se declara musulmana, justifica en su escrito este atavío diciendo: “Las mujeres lo hacen porque creen que es una obligación religiosa, sin embargo, algunos hombres piden a sus esposas usar el niqab o la burqa para evitar que los demás las vean. “Cuando esto sucede, no es culpa del atuendo, sencillamente hay opresión en el hogar”. Esto es lo que asegura la experta. Y a mi me parece que cuando vivimos en una sociedad tan sensibilizada por la dignidad de la mujer, esta sociedad debería impedir la utilización de estos atavíos, algo que ya avala el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Sí, en Julio de 2017 el TEDH respaldó la prohibición del “burqa” o del “niqab” en los espacios públicos con el fin de facilitar la convivencia y proteger los derechos y las libertades de los demás, añadiendo que la prohibición puede ser “necesaria” en una sociedad democrática. Esto decía la sentencia del alto tribunal europeo que daba la razón a la ley de Bélgica de 2011, que prohíbe cualquier vestuario que tape la cara total o parcialmente.

La resolución respondía a recursos presentados por dos mujeres, una belga y otra marroquí, contra la ley belga de 2011. El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo daba así la razón al Estado belga. El fallo concluía que “la prohibición del burqa no vulnera el derecho al respeto de la vida privada y familiar ni tampoco el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, como tampoco puede considerarse un caso de discriminación”. Así de claro.

imagesPaíses que nos pueden dar lecciones de tolerancia, que tienen muchos mas años que nosotros de democracia (hablamos de Francia, Bélgica, Austria, Holanda, Alemania y Dinamarca, y otros con menos experiencia democrática como Bulgaria y Letonia) ya prohibieron la utilización de estas prendas en sus espacios públicos. Por cierto, es la segunda vez que el Tribunal de Estrasburgo respalda prohibir cualquier prenda que cubra total o parcialmente la cara de una persona. Y son demócratas.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 30-5-2018

LARRA, KAFKA O EMPADRONARSE EN MURCIA

Jueves, 31 mayo, 2018

A 0La obra “Vuelva usted mañana”, de Mariano José de Larra, escritor y periodista español del siglo XIX, ha quedado en el imaginario español como algo que representa como nadie la pereza que siempre se adjudicó al funcionariado español a lo largo del tiempo. Un funcionariado que secularmente estaba mal pagado; no es el caso de ahora, y que se cobraba con sus excesos de dejadez, con su desidia hacia el administrado, el mal trato que creía percibir. Así es que, ese “Vuelva usted mañana” ha quedado; incluso para los que nunca leyeron un libro, como ejemplo de la burocracia y de todos los que muestran desinterés por las obligaciones de su profesión.

Verán, una amiga fue a empadronar a su hijo. No un recién nacido no. Un chico algo mayorcito que hace tiempo se vio obligado a salir de esta tierra en la que nació, y a la que ama, porque a determinadas edades hay que buscarse la vida donde sea. Pues bien, la vida ha sido generosa con el y ahora puede volver a esta tierra suya, con sus padres, con sus amigos, con sus recuerdos. Y necesita empadronarse, miren por donde. Algo muy normal, que bebería ser muy sencillo y que, por esas cosas de la administración, aquí se puede convertir en un dilema.

descarga (1)Su madre; las madres sirven tanto para un empadronamiento como para las cosas más insospechadas de los hijos, que también es nacida y criada en Murcia, su marido también y toda su familia (más de siete apellidos murcianos, por lo menos) se dispone a empadronarlo, porque quien mejor que una madre para hacernos la vida más fácil y quitarnos esos pequeños problemas que pueden amargar nuestra existencia. Bueno, lo de pequeños problemas es un decir, porque esa madre abnegada (abogada y todo, que ya es decir) se dispone a iniciar los tramites de este engorroso (engorroso ahora, ella nunca lo hubiese pensado así antes) tramite. Y se dirige a la plaza de los Apóstoles porque al parecer era el sitio adecuado para tamaño proceso. Y no, ahí no le atienden. Oficina cerrada y la remiten a la plaza de Europa. Y allí se encamina, alegre y feliz porque su hijo hará realidad ese ansiado deseo de volver a ser murciano, oficialmente murciano, porque él lo ha sido siempre.

Allí, en la plaza de Europa, le dicen que si quiere presentarlo tardarán dos o tres semanas en hacerlo porque ellos solo son un registro y han de mandarlo a la inscripción correspondiente que, al parecer, está en la plaza de la Pólvora. Y añaden: ha de pedir cita por Internet para acudir allí (me pregunto que hace la gente “normal” en Murcia que desconoce eso de Internet, que los hay, si no pueden solucionar sus cosas por la vía de toda la vida de Dios). Y sí, los conocimientos sobre la vida moderna de esta abnegada madre dan para conocer el funcionamiento de Internet (ya les digo que es universitaria) pero miren por donde, le dan cita parta el día 30.

descargaSí, desde el día 19, en que ella pide ese empadronamiento, no lo logrará hasta el día 30. Es decir, 12 días después. Pues yo, ante este absurdo, no puedo por menos de acordarme de Larra, un madrileño del siglo XIX. Pero es inevitable rememorar también a un tal Frank Kafka nacido en el siglo XVII, en Bohemia, en el Imperio austrohúngaro y resaltar la coincidencia de ambos en la globalización del siglo XXI porque ya sabemos que algo kafkiano, o “venga usted mañana” lo decimos ahora al referirnos a cosas o situaciones absurdamente complicadas, extrañas, como las que describía Kafka: asunto kafkiano; broma kafkiana. En definitiva, “venga usted mañana, Como esa ciudadana que clama en el desierto para poder empadronar a su hijo. Nacido en Murcia y que quiere volver a ella. Sí: algo kafkiano.

¿De verdad ha de ser tan complicada la administración pública?

Publicado en La Opinión, de Murcia el 23-5-2018

LA VIGENCIA DE ANTONIO CAMPILLO

Lunes, 21 mayo, 2018

Antonio CampilloConocí al artista Antonio Campillo en el 2008. Yo estaba haciendo, para este periódico, una serie de perfiles (después esos perfiles pasaron a formar parte de un libro), a personajes nacidos o residentes en esta tierra. Había tenido el placer de conocer su obra así es que me encontré con él para charlar de manera sosegada y tranquila, para conocerle más de lo que reflejaba su trabajo, y creo que lo conseguí, porque esa conversación; que recordaré siempre, dejó en mí una profunda admiración por su obra y un gran respeto por la persona.

Museo 3Y es por esa admiración, por ese respeto, por lo que hoy les hablo de algo que me hace especialmente feliz, porque pasados los años de su adiós continua presente en la memoria y en la admiración de muchos otros que aman el arte con mayúsculas y que procuran que la obra del maestro se expanda por nuestra geografía, porque Antonio Campillo estará representado en el Museo Ibáñez de Olula del Río; que según los expertos alberga la colección de arte contemporáneo más importante de Andalucía, y que es uno de los centros culturales más activos de esa comunidad. Y es allí donde se dedicará una sala monográfica a la obra del artista murciano (privilegio del que, en ese museo, sólo disfrutan contados artistas, como Goya y Antonio López) donde se ofrecerán 41 esculturas, 5 de ellas de gran formato, y 28 dibujos que muestran distintas técnicas, materiales, temas y épocas que revelan la gran capacidad de uno de los escultores figurativos mas importantes del siglo XX. Y todo ello, gracias a un convenio firmado por la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino que gestiona el museo y la Fundación Antonio Campillo. Convenio que ha dado como resultado un contrato de depósito; entre las dos instituciones, por un periodo inicial de 5 años.

A partir de junio, la obra de Antonio Campillo se sumará al cuidado discurso histórico–artístico presente en el museo teniendo como vecinos a algunos de los más destacados artistas españoles de todos los tiempos: desde Goya a Antonio López (con 11 obras, y después del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, este centro es uno de los que guarda más creaciones del artista manchego) pasando entre otros muchos, por Sorolla, Zuloaga, los Madrazo (Federico, Raimundo y Ricardo), Eduardo Rosales, Esquivel, Benlliure, y una lista que se haría interminable entre los que deberíamos incluir los más destacados artistas almerienses del siglo XX.

MuseoEs inevitable que al hilo de esta noticia, no podemos evitar acordarnos de aquella entrevista que le hicimos en plena huerta, en la antigua casa de sus padres, en un jardín que contaba con la presencia de esas esculturas de mujer que le hicieron un artista de una gran singularidad. De esas obras fácilmente identificables y a las que llamamos “campillos” y que lucían en una tierra de la que el formó parte desde su nacimiento, desde siempre. Que invitaban a la confidencia y a que el maestro nos confesara que el fue un niño que dibujo mucho desde pequeño porque “primero fue el dibujo y después la escultura” pero es que, nos decía, no se puede esculpir sin tener un conocimiento profundo del dibujo. Y él tenía ese conocimiento. Y lo fomentó, y lo reflejó en esas creaciones que le hicieron ganar el Premio Nacional de Escultura Francisco Salzillo, para permitirle viajar y conocer a artistas de la talla de Marini y Manzú. Y pasado el tiempo, volver a lograr ese prestigioso premio con su obra “Venus en Bicicleta”, que lo impulsó a alcanzar su estilo definitivo porque es, a partir de ese momento, cuando inicia la colección de figuras de mujer que le dieron reconocimiento de virtuoso de la escultura.

Antonio 2Si es verdad lo que decía Gaudí de que “la escultura es el juego de la luz”, la obra de Campillo es el destello de su alma de artista.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 16-5-2018

EL LENGUAJE DE UNA SECRETARIA DE ESTADO

Jueves, 10 mayo, 2018

1dAndrea Fabra, una diputada que como otras muchas, y muchos, de distinto signo político pasan por el Parlamento español, con más pena que gloria, y que no se caracterizan por su capacidad política ( su gran mérito fue ser hija de Carlos Fabra, procesado judicialmente por diversos delitos siendo condenado en noviembre de 2013 a cuatro años de cárcel) alcanzó sus minutos de gloria al gritar de manera extemporánea (yo diaria que mal educada para su condición de niña pija) “¡que se jodan!» el 11 de julio de 2012, durante el pleno del Congreso de los Diputados en el que el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presentó el mayor recorte presupuestario de la reciente historia de España. Aquel exabrupto se interpreto, y creemos que justamente, como dirigido a los parados. En aquel momento se pudo pensar que era una mal educada, una grosera y un ser falto de la más minima sensibilidad, pero cuando su grosería fue coreada por los aplausos de sus compañeros y compañeras de bancada popular sentimos una gran tristeza porque nos dimos cuenta de que ella no estaba sola en esa zafiedad expresiva: fueron muchos y muchas las que le acompañaron en su salida de tono.

Y ha pasado el tiempo, pero al parecer hay muchos y muchas, dentro del PP, que comparten estas expresiones barriobajeras, de taberna, de grupo arrabalero, que no se corresponde a la educación que muchos de ellos y ellas han debido de recibir en colegios como, pongamos por caso, Agustinos, El Pilar, Compañía de María y otros por el estilo. Porque yo me eduqué en un colegio de monjas (no tan principal claro) y jamás hubiese osado (ahora tampoco) proferir tamañas expresiones de desprecio hacia los más necesitados, pero al parecer en algunos y algunas del PP es lo más normal.

Verán: Yo puedo entender que en conversaciones privadas digamos muchas tonterías, gastemos bromas y hagamos chascarrillos sobre los más diversos temas. Pero esas bromas, esos chascarrillos retratan a los que lo hacen. Por ejemplo, yo soy muy “merengona” (madridista, vamos) luego cuando estoy con culés hago chistes sobre los últimos años de triunfo de los mismos y ellos y ellas procuran molestarme a mi. Todo normal, pero les aseguro que jamás se me ocurriría hacer bromas, ni en publico ni en privado, sobre las pensiones y los pensionistas. Sencillamente, porque eso no entra en mi “sentido del humor”, así es que cuando alguien, como 1hla secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez de Castro, se permite bromear sobre los pensionistas ( un grupo de ellos recibía entre pitidos al presidente Rajoy a su llegada a un acto de su partido en Alicante) diciendo groserías de mujer zafia y maleducada tales como: : “Entran ganas de hacerles un corte de mangas de cojones y decirles ‘os jodéis'”, en referencia a los pensionistas (casi el 42 por ciento de las pensiones en España son inferiores a los 800 euros), a mi me hace pensar que algo no anda bien en los colegios privados y concertados. O en las casas de algunos alumnos y alumnas de los privados y concertados porque, al final, la educación que tienes es la que has recibido en tu casa, con el ejemplo diario de tus padres que te han enseñado que no se pueden decir ciertas tonterías, que te han castigado si en algún momento te fuiste de la lengua y que te han recordado que cierta expresiones no quedan bien en boca de una persona medianamente educada.

Pero ahí sigue, haciendo declaraciones entre bromas y veras, diciendo eso tan socorrido de “si ofendí a alguien”, para finalizar con cierto aire de chulería con un “y Santas Pascuas”. Pues no, usted no puede hablar así, o no debería hacerlo. Pero por desgracia, al parecer, se lo permiten en su partido. Todos, o casi todos, educados en colegios de élite. Ya ven, se hace verdad eso de “el hábito no hace al monje”.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 9-5-2018

A %d blogueros les gusta esto: