ROCÍO Y ÁNGEL, LECCIÓN DE AMOR Y VIDA

images (9)En el reportaje de televisión aparecían sus fotos de cuando eran jóvenes. Muy bien parecidos los dos, yo diría que guapos los dos, en contraste con la imagen de ahora. Sobre todo la de María José. Sin poder moverse, sin poder apenas hablar para decir eso que todos oímos con el corazón encogido de solidaridad con dos personas que llevan mucho tiempo siendo víctimas de la hipocresía de una parte de nuestra sociedad, de la actitud falsaria de quienes se creen en posesión de la verdad, de quienes no dudan, con lo peligroso que es esto. Algunos de esos, que lejos de analizar el sufrimiento hablan con una cierta simplonería de “defender la vida”, como si el resto no la defendiera, seguramente son los que propiciaron que estuviera ocho años en lista de espera para ingresar en una residencia, (según datos de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de Madrid) , pese a que en la resolución médica se le reconociera a María José Carrasco un grado de dependencia III, nivel 1, de los más altos de la escala y que, dicen, deben recibir atención prioritaria. Pero la plaza de residencia nunca se hizo efectiva, y la mujer continuó en su casa, cuidada por un marido que se vio obligado a acogerse a una jubilación anticipada, en 2010, cuando tenía 61 años, para poder cuidarla, después de haber estado una larga temporada con reducción de jornada y un permiso extraordinario por el mismo motivo.

descarga (18)Sí, hablamos de la historia de amor y de vida de Ángel Hernández y María José Carrasco, la victima de esclerosis múltiple que ha visto pasar 30 años de su existencia sintiendo cada día menos fuerzas, menos capacidad para desarrollar una vida mínimamente normal, perdiendo lentamente todos sus capacidades, como la de poder expresarse, la de poder hablar, la de poder comunicarse con su marido, Ángel Hernández. Su compañero de sueños y realidades. Una historia que ha conmovido a todos los que, por fortuna, tienen capacidad para hacerlo

Y ha emocionado también esta historia, porque siempre nos vino de una mujer la actitud abnegada, de entrega a otra persona, de cuidados como si fuese enfermera, médico, y psicóloga a la vez, y ahora nos ha llegado este ejemplo de un hombre que ha hecho de su vida un ejercicio de amor. descarga (19)Un hombre que dejó su trabajo antes de tiempo para poder cuidarla. Que no pudo operarse cuando (no tenía con quien dejar a su mujer), con 69 años, le diagnostican una hernia umbilical, provocada por “los esfuerzos físicos, unidos a su edad”, y esa administración que se escandaliza con la palabra Eutanasia, (muerte sin dolor, muerte sin sufrimiento, muerte asistida), no le permitió hacerlo porque le negaron una residencia temporal para ella. Que ha pasado 30 años de su vida al lado de Rocío para hablar de la vida y de la muerte, de la muerte que ella le pedía, desesperadamente, desde hace meses, porque temía, seguramente, que si tardaba más ni siquiera podría hacerlo. Por todo ello, desde aquí, quiero dedicarle este pequeño homenaje a Ángel y desearle suerte en esa lucha que ha emprendido de concienciar a la sociedad de la necesidad de legislar al respecto. Nadie está preparado para soportar el dolor, sin un horizonte de esperanza, porque los gobernantes sean incapaces de legislar.

Yo me pregunto, si quienes condenan a Ángel; si quienes critican el hecho, serian capaces de pasar 30 años de su vida sin otra perspectiva que una casa, una cama de enfermo y una persona a la que amas apagándose lentamente en medio de dolores; de muchos dolores, que la morfina ya es incapaz de mitigar, como se ha mostrado en los videos que Ángel ha ido grabando a lo largo del tiempo, donde se revela el largo y terrible sufrimiento de María José, suplicando, pidiendo, implorando su final, porque ya le era imposible continuar con esa pesadilla.

André Malraux dejó escrito: “La muerte no es una cosa tan grave; el dolor sí.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 10-4-2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: