LOS MAL LLAMADOS PARKING PÚBLICOS

SI DEJO MI COCHE EN UN APARCAMIENTO ES PORQUE ENTIENDO QUE ALLÍ ESTARÁ MÁS SEGURO QUE EN LA CALLE, QUE LO TENDRÉ PROTEGIDO, PERO NO ES ASÍ.

PARKING LA GLORIETALa firma que gestiona, en Murcia, los parking de la Glorieta de España y la Plaza de Santa Isabel, entre otros, se anuncia en Internet como una empresa líder en el mercado dedicada a la gestión y explotación de estacionamientos subterráneos y en vía pública. Y se publicita así: “Damos servicio al ciudadano trabajando por y para la Movilidad. Actualmente somos más de 2.500 profesionales, y estamos presentes en cinco países gestionando más de 450.000 plazas de aparcamiento. Nuestro trabajo nos ha convertido en líderes en el sector en España y Portugal y cuartos en Europa”. Y claro que lo creemos. Nosotros entendemos que solamente 2,500 profesionales cubran los aparcamientos de la compañía en cinco países y puedan gestionar 450.000 plazas de garaje, porque hemos de suponer que todos ellos funcionarán como lo hacen en Murcia. Y en Murcia, créanme, es para llorar. Llorar de rabia por la impotencia que el ciudadano siento y de pena porque se permita que una concesionaria de un parking llamado publico pueda tomar el pelo al usuario como esta lo hace, un día, si y otro también.

Si a usted se le ocurre tener una tarjeta multiparking, esas que se utilizan para varios aparcamientos, tardó un poco más de lo previsto y agotó el crédito de la tarjeta, no importa en que cantidad, cuando usted intente recoger su coche, a las doce y media de la noche, pongamos por caso, usted se encontrará que la maquinita no le deja salir porque a esa tarjeta la falta un euro de saldo, un suponer. Pero como quiera que al entrar con la tarjetita no necesita el ticket que le facilitaría la salida, no tiene ningún medio a su alcance que le permita salir con su coche. Mira, remira y vuelve a remirar y al lado de la caseta en la que se supone debería de haber un diligente trabajador, encargado de solventar los problemas a los clientes, hay un timbre, donde usted ha de llamar. Llama y suena una voz misteriosa que le pregunta por lo que desea. Usted le explica que al parecer no puede salir por no se que le pasa a la tarjeta. Le dice que ha de esperar, que tardarán un tiempo en llegar. Un tiempo indeterminado. Como a las doce y media de la noche el cuerpo no está como para que le tomen el pelo, usted le dice a la misteriosa voz que vale, pero que cuando venga el sujeto que se traiga una hoja de reclamaciones—que supongo que no valen para nada, ninguna hoja de reclamaciones vale para nada en este país—pero te quedas muy tranquila diciéndolo porque con eso te sientes una ciudadana capaz de protestar ante los atropellos. PARKING SANGTA ISABELLa misteriosa voz llama de nuevo y nos dice que vale, que le des el numero de la matricula, el nombre del usuario y que te pongas en la salida que te darán paso, a distancia, pero que al día siguiente, o cuando intentes utilizar el parking de nuevo te cobrarán el euro que impidió que tu salieras en el momento en que debías hacerlo. Todo esto, porque en ese Parking y en otros que hay en Murcia con el mismo sistema de funcionamiento, los trabajadores brillan por su ausencia—que ya voy yo comprendiendo los misterios de que aumenten los ricos y disminuyan los pobres en este país–. No hay nadie que atienda al cliente. Si el cliente no tiene la moneda adecuada para pagar el ticket—suponiendo que no haya utilizado la tarjeta y sí tenga el ticket– deberá salir a la aventura, a la calle y buscar desesperadamente un establecimiento que quiera cambiarle, que no es fácil a determinadas horas. Y yo me pregunto: si yo dejo mi coche en un aparcamiento es porque entiendo que en el mismo estará más seguro que en la calle, que lo tendré protegido, pero no. Usted, en un aparcamiento de esta empresa, la tiene sometido a los mismos riesgos que en el exterior, con el agravante de que le cobran, como si estuviese protegido, y le pueden hacer esperar el tiempo que estimen conveniente, hasta que usted pueda recoger su coche. Y digo yo, si como al parecer es concesión administrativa municipal ¿el Ayuntamiento no tiene nada que decir al respecto? Yo creo que debería.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 4-11-2015
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: