CUIDEMOS LA JUSTICIA

EL JUEZ AUGUSTO MORALES NO CONSIDERÓ SUFICIENTEMENTE PROBADO QUE EL ACUSADO INTENTASE ASESINAR A SU PAREJA, NO DESCARTANDO QUE FUERA LA PROPIA VÍCTIMA LA QUE SE ROCIARA CON LA GASOLINA

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIASentimos una profunda admiración por todos aquellos que han de impartir justicia, porque como no pensamos que jueces y fiscales sean seres al margen de debilidades propias de los humanos, entendemos que ha de ser muy difícil abstraerse de sus propios sentimientos, ideologías y maneras de ver la vida para impartir la justicia que se espera de ellos. Por eso pensamos que deben extremar las precauciones a la hora de redactar sus sentencias, a la hora de reflejar en ellas sus considerandos porque si “la mujer del Cesar no solo ha de ser buena, ha de parecerlo también”—es por ello que para hacerle un favor a la justicia algunos jueces deberían renunciar a la solución de casos en los que puedan estar emotivamente concernidos–, la responsabilidad que un magistrado tiene ante la posibilidad de escandalizar con sus opiniones es de importancia vital para que el ciudadano no se alborote con ciertas resoluciones. Sí, el escándalo en la justicia ha de procurar evitarse porque afecta a la credibilidad de la misma y si los ciudadanos dejan de creer en ella, díganme que nos queda. Y escándalo es lo que ha producido el voto particular de uno de los tres magistrados que días pasados tenían que pronunciarse sobre un suceso. Verán, la Audiencia Provincial de Murcia condenó días pasados a 8 años de prisión y una indemnización de 7.000 euros a un ciudadano de Bullas, Jesús G.M –que digo yo que como el acusado y condenado no es un menor bien podría facilitarse el nombre completo porque a estos personajes hay que destaparles la cara –, acusado de intentar asesinar a su mujer al rociarla con gasolina e intentar prenderla fuego con un mechero. Algo que no ocurrió, afortunadamente, porque miren por donde el mechero falló y no pudo prender el líquido inflamable.

VIOLENCIA DE GENEROY es aquí donde se produce la incredulidad de muchos ciudadanos al enterarse de que, como decíamos antes, uno de los tres magistrados de la sala, consideró, en un voto particular, que el acusado debería haber sido absuelto por el delito de homicidio en grado de tentativa al considerar que se vulneró la presunción de inocencia de Jesús G.M. y que los indicios no son suficientes para dictar la sentencia condenatoria. Así es, el juez Augusto Morales, en contra de la opinión del presidente del tribunal, José Luís García y del ponente de la sentencia mayoritaria, Álvaro Castaño-Penalva, que señalan en la sentencia al acusado culpable de los delitos de homicidio en grado de tentativa y quebrantamiento de condena ya que Jesús G.M. no podía acercarse a la víctima, viene a decir que no consideró suficientemente probado que el acusado intentase asesinar a su pareja–asegura que el mechero con el que iba a prenderle fuego no fue aportado a las actuaciones–, no descartando tampoco que fuera la propia víctima la que se rociara con la gasolina.

VIOLENCIA DE GENEROCréanme, no consigo salir de mi estupor, de mi incredulidad, de mi estupefacción. Así, como suena: rociar con gasolina a su pareja e intentar prenderle fuego puede no ser considerado delito porque quien sabe, lo mismo ella– hay mujeres para todo– se roció y no se prendió fuego porque…que quieren que les diga. Por eso hay que felicitar al colectivo de mujeres de la Región de Murcia que se han organizado para asistir a la primera Marcha Contra las Violencia Machista en el ámbito nacional que tendrá lugar el 7 de noviembre en Madrid con la que “Se pretende hacer una llamada a la concienciación civil, porque el machismo mata y hace imposible la convivencia exigible en una democracia; pero también señalar que cada institución, partido político o gobierno tiene que tomar partido y aplicar soluciones para no ser cómplices de esta barbarie”, según explica la asamblea de mujeres murcianas que participará en esa protesta del 7N. La protesta de la vergüenza que nos produce la violencia de género, algunas sentencias y algunos pronunciamientos de jueces también.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 28-10-2015
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: