EL PROGRAMA DE CIUDADANOS

Entre el “ni de derechas ni de izquierdas” de Podemos y los vaivenes de Ciudadanos vamos a tener que rezar para que UPyD rompa los pronósticos porque yo no lo veo muy claro, aunque no sé si debo opinar teniendo en cuenta la edad tope que ha marcado Rivera para la regeneración y el debate.

CARAVANAS ELECTORALESContinúa la caravana electoral, las encuestas y los actos de campaña. Continua el ruido de Podemos y Ciudadanos, el no ruido de UPyD, el trabajo de PP y PSOE y el si pero no de UI. Y nos preocupa la formación de Rosa Diez que casi se da por desaparecida por las torpezas de su fundadora a la que le ha podido ese ego desmedido del que siempre ha dado sobradas muestras. En política no saber medir las fuerzas, no tener suficiente olfato para detectar lo que es conveniente o no y dejarse arrastrar por el exceso de confianza se puede pagar muy caro, que es lo que le está ocurriendo a la política vasca y todo esto, lógicamente, se ve reflejado en los actos electorales de su formación en toda España y aquí no tenia porqué ser diferente. Y miren que para la comunidad UPyD tiene un buen candidato, Cesar Nebot, pero esto no será suficiente y nos inquieta porque al parecer nos quedamos sin el único partido de centro que tenemos. Y es que, conforme se va conociendo más el programa de Ciudadanos, algunos comienzan a cuestionarse eso de ser de centro. Porque se puede ser agnóstico y de derechas y parecer muy moderno y ser muy de derechas. Y no nos desvela que sea de derechas, en absoluto, lo que intranquiliza es el enmascaramiento de sus formas y mensajes así es que la campaña—la de Ciudadanos y la de Podemos por eso de tener que hacer más méritos que los demás—transcurre entre la petulancia y el absurdo por ese deseo de ser los más originales y los que dan más titulares, que eso si lo hacen.

CIUDADANOSFíjense si no tendrán las cosas claras que se ha producido una sonora baja en Ciudadanos; sonora por la manera de hacerlo y por las explicaciones que da la candidata en las listas de la formación en Mataró. Una candidatura trufada de personajes provenientes de las más diversas formaciones políticas que creen encontrar en Ciudadanos el lugar adecuado para sus inquietudes. Sí, la dimisión de la candidata, Nuria Sánchez Viñas, número ocho de la lista de Ciudadanos en Mataró, ha tenido lugar porque, al parecer al leerse el programa electoral de Ciudadanos se ha dado cuenta de que “no es de ideología izquierda moderada”. Declarando en su perfil de Facebook, con un cierto aire cándido, que “La culpa ha sido mía por no haberme leído el programa y ponerme en un partido pensando que era de ideología izquierda moderada”, por lo que “Una vez leído el programa veo que el partido es totalmente contrario a mis ideas”. Y es que encontrar en Ciudadanos limpieza de sangre en eso de las ideas es una quimera, entre otras cosas, porque la formación se ha nutrido de aluvión y pasa lo que pasa, que de pronto Ciudadanos, descubre que uno de sus candidatos a la Asamblea Regional de Murcia, Javier Chacón, hace ocho años se presentaba, para lo mismo, en las listas de Falange Española y de las JONS, obligándole a renunciar a figurar en la candidatura. Claro que puestos a buscar procedencias un tanto extrañas, para lo que se pregona ahora, nos podemos quedar con el mismo Albert Rivera, porque este señor que se pone tan estupendo en la campaña con miles de exigencias para pactar concurrió en 2009; hace dos días, a las elecciones europeas, en algo llamado plataforma Libertas, donde figuraban, nombres de personajes ultraderechistas. Así es que teniendo en cuenta de donde viene el jefe no se porqué se han escandalizado ante la procedencia del candidato por Murcia. Ya ven, entre el “ni de derechas ni de izquierdas”, de Podemos y los vaivenes de Ciudadanos vamos a tener que rezar para que UPyD rompa los pronósticos y consiga representación parlamentaria porque créanme, yo no lo veo muy claro, aunque no se si debo de opinar teniendo en cuenta la edad tope que ha marcado Rivera para la regeneración y el debate.

Y Pablo Iglesias pidiendo el voto “a los socialistas de corazón”, reivindicando incluso su nombre. Ya digo, esto transcurre entre la petulancia y el absurdo.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 19-5-2015
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: