MENOS LEYES Y MÁS JUSTICIA

El presidente de la Comunidad Autónoma apoyó públicamente a la alcaldesa de Pliego, Isabel Toledo, condenada por el Tribunal Superior de Justicia de la Región por prevaricación porque, según él, a pesar de que está condenada, hay que presuponer su inocencia. Pasmá me dejó.

MATEO SAGASTAEl varias veces Presidente del Consejo de Ministros, en el periodo comprendido entre 1870 y 1902, Mateo Sagasta, dijo aquello de: “Cuando se cierran las puertas de la justicia, se abren las de la revolución”. Algo que los gobernantes deberian enmarcar y colgar en su despacho en lugar preferente porque hay cosas que no deberían olvidarse. Los ciudadanos que se sienten bien gobernados pueden defenderse de la crisis, pueden luchar contra ella en la esperanza de que vengan tiempos mejores pero lo que no aciertan a comprender, entre otras cosas, es la falta de equidad en la justicia, su lentitud, la incomprensión que genera el que unas huelguistas, por ejemplo, puedan terminar tres años en la carcel y unos estafadores de la sociedad no, o que, pongamos por caso, los juzgados de lo social se encuentren colapsados, cuando hablamos de personas que han de unir, a la angustia del despido, la falta de soluciones a unas demandas que se eternizan y que podrian solucionarse con el aumento del numero de jueces.

El ministro de Justicia; como si no hubiese un mañana, está tan enfrascado en producir leyes que nos retrotraen a treinta años atrás–, aborto, construcciones a pie de playa, seguridad-inseguridad, educación, en una lista interminable–que parece haber olvidado; él que es tan culto, aquello que escribiera Tácito: “Cuando es más corrupto el Estado, hay más leyes”. Y claro, el no leer tiene estas cosas, que ya nos abrumó, el año anterior, con más de una treintena de leyes y este año, dicen los expertos, que nos amenaza con otras cuarenta más; que digo yo que tan mal no andaba el pais como para que demos la sensación, con tanta precipitación legislativa, de que era una sociedad por hacer. Pero con tanto deseo de que cuando se marche su huella quede marcada profundamente en el mundo judicial español, parece olvidarse de que el ciudadano necesita menos leyes y mejor funcionamiento de la justicia: su ministerio parece haber olvidado que sin medios no se puede impartir justicia, que sin jueces no se puede impartir justicia, que sin secretarios judiciales no se puede impartir justicia y que no parece muy justo que se abuse de los indultos porque es, se quiera o no, una manera de enmendar la plana a los responsables de impartirla; los magistrados mismamente.

ALCALDESA DE PLIEGOY mucho tiene que ver con todo esto el que, en la última encuesta del CIS, la preocupación por la corrupción se mantenga como segundo problema para los ciudadanos, tras el paro. Sí, aunque parezca extraño para algunos, en esa última encuesta lo de monarquía sí, monarquía no, apenas inquieta a los españoles, pero el reflejo de su preocupación por la corrupción si es para tenerlo en cuenta porque se sitúa en segundo lugar. Y el mensaje de esa encuesta, y de las elecciones europeas, nos indica lo que verdaderamente inquieta a los españoles que no es otra cosa que el paro y la corrupción, o la tibia lucha contra ella, que acrecienta el desprestigio de las instituciones. Algo que continuará aumentando mientras no se combata con más medios y los partidos políticos no limpien sus filas de los muchos corruptos que les invaden.

ALBERTO GARREPor cierto, el pasado diez de junio, coincidiendo en el tiempo, nos topamos con dos noticias relacionadas con la corrupción, y con la distinta manera que algunos políticos tienen de enfrentarse a ella y es que, mientras que el primer ministro italiano, Matteo Renzi, del Partido Democrático, forzaba la dimisión del alcalde de Venecia, Giorgio Orsoni, de su mismo partido, al ser detenido por delitos de corrupción, aquí en Murcia, el presidente de la Comunidad Autónoma, Alberto Garre, apoyaba públicamente a la alcaldesa de Pliego, Isabel Toledo, condenada por el Tribunal Superior de Justicia de la Región por prevaricación porque, según él—reiteramos que está condenada—hay que presuponer su inocencia. Pasmá me dejó.

Ni se enteran del último mensaje electoral. O están sordos, o se lo hacen.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 24-6-2014
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: