ALCANTARILLA, SOLUCIONES YA

Es esperanzador que los ciudadanos se movilicen ante este tipo de agresiones a su salud y que se hagan fuertes desde asociaciones como la Plataforma Aire Limpio, pero los habitantes de Alcantarilla se sentirían mucho más seguros si las administraciones  actuasen con más determinación.

MANIFIESTACIONGobernar es aportar soluciones a las necesidades de los ciudadanos, y cuando se ve la real capacidad de los gobernantes es en tiempos de tormenta, de contratiempos, cuando hay que tomar decisiones porque, aunque hay quienes creen que el silencio es oro, el silencio solo pone de relieve la ausencia de ideas para reparar los conflictos que la vida genera. Pues bien, el domingo, pareció romperse el silencio—no el de la administración, que hubiese sido lo deseable—cuando, en un día desapacible; lluvia y baja temperatura, los ciudadanos de Alcantarilla, unos cuatro mil, decidieron que ya no pueden esperar más y se lanzaron a la calle para pregonar su descontento, su malestar, sus miedos también, ante lo que está ocurriendo, año tras año en su localidad, sin que los que han de hacerlo tomen medidas, gobiernen solucionando los problemas de una población que sabe mucho de malos olores, de no poder abrir las ventanas las noches de verano porque la sensación de ahogo es insoportable.

LA OPINION IIEs cierto que la manifestación del domingo se debía a lo ocurrido la semana pasada, cuando la dirección del Instituto SANJE, de esa localidad, tuvo que tomar la determinación de desalojar las instalaciones ante los síntomas que presentaban los alumnos: vómitos, mareos, pero no es menos cierto que esto viene de lejos y que el desalojo de aulas no se ha producido solo en SANJE, también ha ocurrido en colegios como Río Segura, Jacinto Benavente y las Tejeras, donde el olor procedente de la empresa Derivados Químicos les impide respirar con normalidad.

Es esperanzador que los ciudadanos se movilicen ante este tipo de agresiones a su salud y que se hagan fuertes desde asociaciones como la Plataforma Aire Limpio, pero los habitantes de Alcantarilla se sentirían mucho más seguros si la administración regional y municipal actuase con más determinación ante unos hechos que no son de ahora, que están ocurriendo hace ya muchos años y a los que no se les pone solución.

Hasta ahora, la administración regional, a través de su Consejería de Presidencia, se ha limitado a decir que “Alcantarilla no ha registrado ningún problema de contaminación atmosférica; lo ocurrido es consecuencia de unos trabajos de limpieza en una balsa de reserva de la estación depuradora de aguas residuales”. Pues esto no es suficiente. Y no lo es porque los vecinos de Alcantarilla viene sufriendo, padeciendo, los malos olores, los mareos y los vómitos desde hace mucho tiempo porque, si nos permiten la autocita, ya en el 2008 en esta misma sección nos hacíamos eco de la alarma surgida en esa localidad cuando Ecologistas en Acción presentaba un escrito de denuncia de episodios de contaminación por Tolueno y Benceno, detectados en la estación medidora de Murcia-Alcantarilla en la que llegaron a alcanzarse 545’4 microgramos por metro cúbico de Tolueno, a las 9 horas, cuando lo habitual es que se midan en esta zona valores de Tolueno entre 2 y 6 microgramos.

DERIVADOS QUIMICOSHan pasado seis años y todo parece continuar igual. Nuestra esperanza se centra en que la investigación iniciada por la Fiscalía de Medio Ambiente no se quede a la mitad del camino–el expediente disciplinario abierto por el Consistorio no nos produce ni frío ni calor, teniendo en cuenta los antecedentes–, porque los puestos de trabajo de Derivados Químicos no pueden ser una justificación para que no respeten el más mínimo protocolo de contaminación ambiental. Que una empresa de estas características se permita hacer una limpieza en pleno día, cuando sabe las consecuencias que eso conlleva, y que, en el colmo de la prepotencia, incluso no disponga del protocolo de limpieza de la balsa nos hace pensar en la manera libérrima que tiene de actuar ante, al parecer, la indiferencia de la administración y la impotencia de los ciudadanos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 21-1-2014
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: