FIJACIÓN DE MONTORO CON SAURA

La interpelación que Saura le hacía se quedó sin contestar, que era lo que Montoro pretendía, y lo consiguió, con su revuelo, su prepotencia y esa manera de enredar que tiene para no responder a las preguntas.

MONTORO IITiene una voz poco agraciada. Un discurso, en la mayoría de las ocasiones, escasamente estructurado y, para colmo, se ríe casi bobaliconamente cuando ha de dar las peores noticias, acentuando en los últimos tiempos ese aire faltón que luce en sus intervenciones en el Parlamento, cuando ha de contestar a las interpelaciones de la oposición. Pero eso sí, diariamente intenta hacer un ejercicio de ingenio patentando frases como: “Los salarios no están bajando, sino moderando su subida”, “El cine español está en crisis por su baja calidad”—que gran torpeza que un ministro arremeta contra una industria de su país–, y tantas, y tantas salidas de pata de banco que ya molestan al personal, y mucho.

Que un ministro justifique continuamente las decisiones de su Gobierno es de manual, que un servidor publico se mofe de los ciudadanos con explicaciones que rozan la tomadura de pelo es absolutamente insoportable y que ese mismo ministro se permita dar lecciones desde su escaño a cualquiera que osa preguntarle, en su legítimo derecho como representante del pueblo, es algo que nos hace pensar de que manera afecta el poder a según que personas.

PEDRO SAURAEl señor Montoro, nefasto ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, tiene una absoluta fijación con el diputado socialista Pedro Saura, a quien en más de una ocasión ha ofendido en el Parlamento, poniendo en duda sus conocimientos de Economía—el profesor Saura fue alumno suyo, que cosas–, pero la semana pasada cruzó todas las líneas rojas del comportamiento parlamentario, atacándole groseramente, descalificándole y aprovechándose de que Saura no podía defenderse, después de su incalificable ataque, puesto que en las preguntas parlamentarias los ministros tienen la última palabra.

A todo esto, claro, la interpelación que Saura le hacía se quedó sin contestar, que era lo que Montoro pretendía, y lo consiguió, con su revuelo, su prepotencia y esa manera de enredar que tiene para no responder a las preguntas y terminar diciendo solamente lo que quiere él, que no es lo que quieren otros, lo que necesita la ciudadanía.

Saura, cuestionó la fuerza moral que el ministro tenía para pedir sacrificio a los españoles cuando él y otros dirigentes de su partido recibían sobres que completaban sus sueldos. Y el ministro la armó, como ya es costumbre en él, pero como ya es costumbre también nos quedamos sin saber si, efectivamente, él también cobró sobres, que es lo que Saura pretendía.

No sabemos si el ministro recibió, o no, alguno —a estas alturas, por desgracia, es lo que menos nos importa—pero si sabemos que no son formas, que la mayoría parlamentaria no da derecho a insultar y ofender al contrincante y que, efectivamente, poca fuerza moral se puede tener para continuar pidiendo sacrificio a los funcionarios, a los trabajadores con míseros sueldos, a los pensionistas, cuando en este país el número de millonarios se ha disparado un 13% en plena crisis– ya son 402.000 –y cuando la riqueza del español medio está un 37% por debajo de la de los ciudadanos de la UE.

Si, que fuerza moral se puede tener cuando se pertenece a un gobierno que nos ha colocado los últimos de la fila en la previsible salida del túnel de la crisis, por detrás de Italia, Grecia y Portugal. España aparece en el puesto 182 de un total de 188 países en vías de recuperación. Sólo por delante de Chipre y Eslovenia. Las cosas son así y el discurso burdamente optimista que nos presenta el señor Montoro, sobre que estamos a la cabeza de no se qué, no cuela. Sencillamente porque los números son los que son, aunque él sea un experto en maquillarlos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 15-10-2013
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: