LOS SILENCIOS DE LA IGLESIA CATOLICA

La iglesia católica está dejando pasar un tiempo precioso para acercarse a los más débiles. El mundo está inmerso en una etapa convulsa y la iglesia católica parece hacer oídos sordos a lo que ocurre a su alrededor.

BENDICTO XVIMiles de personas asistieron en la plaza de San Pedro al penúltimo ángelus dominical de Benedicto XVI como papa, que “suplicó” a los fieles que recen por él y por el próximo pontífice e invitó en este tiempo de Cuaresma a toda la Iglesia a la renovación, “a renegar del orgullo y del egoísmo y a vivir en el amor”.

Hay quienes han querido ver en sus palabras —eso dicen algunos teólogos— su lucha estéril por la renovación de la Iglesia Católica, que ha provocado su renuncia a la silla de San Pedro.

Casi coincidiendo con esto La OPINION publicaba días atrás una información en la que ponía de relieve que el número de católicos desciende en España, a la vez que aumenta el numero de creyentes que viven de espaldas a los actos religiosos; que se alejan de la iglesia católica cada vez más, porque aunque siete de cada diez españoles se declara católico—unos treinta y tres millones de personas–, ha aumentado el número de creyentes de otras religiones y de no creyentes y ateos.

Datos que deberían de hacer reflexionar a la Iglesia Católica porque estamos en el siglo XXI y no puede continuar dando la sensación de que vive anclada en el tiempo, de que continua sin renunciar a ninguno de sus privilegios. Es, además, la única religión que cuenta con unos ingresos procedentes de las arcas del Estado recaudados por la vía segura de la declaración de la renta, teniendo a dicho Estado como disciplinado recaudador.

Cuando miles de personas se ven en la calle porque no pueden atender sus, en la mayoría de las veces, humildes hipotecas, la Iglesia Católica continua siendo en España una de las instituciones con mayor número de propiedades exentas de tributación y de las que, en la mayoría de los casos, extrae una importante rentabilidad económica. Rentabilidad que parece alejarle cada vez más del proyecto liberador de Jesús.

La iglesia católica está dejando pasar un tiempo precioso para acercarse a los más débiles. El mundo está inmerso en una etapa convulsa y la iglesia católica parece hacer oídos sordos a lo que ocurre a su alrededor.

Y no hablamos de esa iglesia—curas y monjas—que entregan su vida a los más débiles, que hacen de su existencia un ejercicio de servicio a los demás, que los hay y muchos. Hablamos de la jerarquía eclesiástica que se muestra demasiado complaciente con los poderosos y demasiado alejada de los débiles. Esa iglesia católica que con sus máximos líderes a la cabeza aparecía encabezando las manifestaciones más variadas para rechazar las decisiones y leyes del partido en el Gobierno; socialista claro, y que ahora no vemos por ningún lugar. Ya no se ponen a la cabeza de las manifestaciones que defienden una sociedad más justa.

ROUCO VARELASí, echamos en falta que el señor Rouco Varela, tan amante de las filípicas cuando le vienen bien, suelte una de ellas para hacer un llamamiento a tanta injusticia. Hay silencios demasiado estruendosos y este silencio de la iglesia católica ante los desahucios; por ejemplo, ante el paro, ante el abandono en que se encuentran los más débiles, constituye una contradicción en toda regla porque, como dice el Teólogo Juan José Tamayo, “detrás de todo esto se oculta una insolidaridad nada evangélica”.

En esta iglesia de ahora, aquí en España, se echa en falta lo que expresara el Concilio Vaticano II al comienzo de la Constitución sobre la Iglesia en el mundo actual: “Los gozos y las esperanzas, las alegrías y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son también gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo”.

Publicado en La Opinión, de Murcia el 19-2-2013
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: