MARTINEZ PUJALTE Y SU INCONTINENCIA VERBAL

 

Siempre lo habíamos visto arengando a las masas—léase compañeros de escaño en el Parlamento—vociferando y riéndose estruendosamente cuando la oposición intervenía. Nunca nos pareció un ejemplo de moderación y buenas formas, pero ha conseguido superarse así mismo en su intervención en una televisión de ámbito nacional diciendo cosas como que los lorquinos han recibido su dinero pero no saben como gastarlo. Vamos que lo gastan mal. Que no rehabilitan sus casas porque no quieren. No lo dijo así, pero casi, porque afirmó que a Lorca, “han llegado cuatrocientos y pico millones del Consorcio y no se ha puesto prácticamente ni un ladrillo”. Y ya puesto a desbarrar continuó con su incontinencia verbal afirmando que “han aumentado las ventas en los comercios y los ahorros de algunos ciudadanos que han visto que tienen un dinero y tienen miedo del futuro, y prefieren guardarse ese dinero a rehabilitar su vivienda”, que hay que tener valor para decir tamaña barbaridad.

MARTINEZ PUJALTESi, estamos hablando del inefable diputado por el PP, Vicente Martínez Pujalte, del que no pensábamos hablar porque cuando se escribe un articulo de opinión de periodicidad semanal, que es nuestro caso, las cosas se quedan lejos con una facilidad pasmosa, pero miren por donde la semana anterior se nos descuelga con unas declaraciones en la SER, de Murcia, en las que nos viene a decir que no entendimos nada de lo que declaró en la televisión, que el había dicho no se que de los seguros que cobraban los ciudadanos y que donde dije digo, digo Diego, algo a lo que ya estamos acostumbrados.

Pues mire no, lo que ocurrió es que, una vez más, se le calentó la boca y cuando comprobó las consecuencias de su desmesura verbal intentó rectificar culpando al pregonero, que normalmente son los periodistas que, al parecer, todo lo sacamos de contexto—que invento esta palabra—y no sabemos escuchar los mensajes claros y nítidos de personajes como él. Mensaje que ha obligado al alcalde de Lorca, de su mismo partido, a salir al paso de tamaño desatino afirmando: “No lo comparto porque se trata de una opinión personal. No se puede poner en duda la firme voluntad de los vecinos de reconstruir sus casas. Lo que hace falta es que lleguen las ayudas en los términos marcados en el último Real Decreto”.

Exactamente, lo que hace falta es que las cosas se hagan bien y los vecinos puedan, de una vez por todas, rehacer su vida, porque un año viviendo fuera de sus casas, un año de cierre de muchos comercios, un año de incertidumbre y sobresaltos, merece bastante más respeto que el mostrado por Martínez Pujalte.

Los ciudadanos de Lorca están dando muestras de un sentido cívico que debería ser ejemplo para personajes como el señor diputado. Los vecinos de Lorca comprenden y hasta parecen disculpar la tardanza en las ayudas porque el país vive una crisis que, posiblemente, esté impidiendo una mejor reacción por parte de las autoridades, pero los vecinos de Lorca tienen derecho; todo el derecho del mundo, a sentirse ofendidos; insultados y ofendidos, por unas declaraciones que no tienen sentido. Declaraciones plenas de demagogia para defender lo indefendible.

Le guste o no, la gestión de las consecuencias del terremoto no ha sido la más acertada, hasta ahora.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 22-5-2012
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: