HEREDEROS DE MILTON FRIEDMAN

Se facilita al empresario la posibilidad de modificar unilateralmente jornada, horario, salarios. Se permite, sin autorización administrativa, suspender o reducir temporalmente la jornada de trabajo, y conduce los trabajadores a la negociación individual de sus condiciones laborales con lo que ello supone de debilidad.

imagesEn el Congreso del PP celebrado en Sevilla Javier Arenas, candidato a la Junta de Andalucía, manifestó en su intervención que “el Gobierno de Rajoy ha tomado más medidas en mes y medio que Zapatero en ocho años”.

Se refería al ajuste presupuestario, reforma financiera y reforma laboral. Esta última pensada para satisfacer, sobre todo a los empresarios—no había más que ver la amplia sonrisa con la que comparecieron en rueda de prensa, tras hacerse publica la reforma laboral del Gobierno—y a eso llamado mercados financieros.

Al señor Arenas habría que decirle que no se trata solo de tomar muchas medidas, se trata de reflexionar sobre lo que producirán las mismas. Y si lo que pretendían con ellas es cambiar totalmente las relaciones laborales, con las que nos hemos regido hasta ahora empresarios y trabajadores, desde luego lo han conseguido porque esa reforma consigue eliminar, de un plumazo, los controles laborales dejando toda la responsabilidad de los ajustes de empleo en manos de las empresas. Ni Milton Friedman lo hubiese hecho con más esmero.

El domingo salieron a la calle en todo el país miles y miles de trabajadores—aquí en Murcia se estima la asistencia en más de 25.000– claramente asuntados con lo que se les viene encima. En esas manifestaciones, la mayoría de los asistentes no están incrementando la lista de parados, no. Son trabajadores temblando por lo que pueda ocurrirles a partir de ahora porque, en esa pregonada panacea en que se convertirá la reforma laboral, se modifican las causas de despido para evitar el control judicial. Se elimina la autorización administrativa en los despidos colectivos. Se facilita al empresario la posibilidad de modificar unilateralmente jornada, horario, salarios. Se permite, sin autorización administrativa, suspender o reducir temporalmente la jornada de trabajo, y conduce a los trabajadores a la negociación individual de sus condiciones laborales, con lo que ello supone de debilidad.

Nuestro Estado siempre ha funcionado en el plano laboral como un país poco desarrollado, porque nuestro modelo económico siempre ha estado basado en salarios bajos– en comparación con otros países europeos– y en poca inversión en I+D+I, eso que permite a países como Alemania estar a la cabeza del desarrollo. Pues bien, seguimos en ello con especial dedicación porque esta reforma laboral se produce cuando el Gobierno ha decidido dejar de aportar a la investigación más de 600 millones de Euros. En síntesis: juntar los dos factores, abaratamiento de los salarios y acortamiento de la investigación, es retroceder muchos años. Ah, los expertos consideran que, al abaratarse el despido, y a la vez facilitar el mismo, el desempleo se disparará a corto plazo. El Gobierno, por su parte, nos dice que a medio plazo el paro bajará. Pero es que el país no está para medios plazos. O eso decían antes de ser Gobierno.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 21-2-2012
Anuncios

One Response to HEREDEROS DE MILTON FRIEDMAN

  1. Carmen G J dice:

    Suma y sigue, suma y sigue… y lo que vendrá. Pero que nadie diga que no estábamos avisados: una campaña electoral con programa oculto lo dice todo. (Y de lo poco que dijeron, mintieron y hacen lo contrario. Ahora se han caído del guindo y lo que llamaban “Zapatero”, ahora llaman “no queda más remedio”). Y ésto no es nada comparado con lo que nos queda por ver y sufrir. Y si no, al tiempo.

    Lo más reciente: Valencia. Ahora resulta que, para un responsable de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los estudiantes -en este caso- son “el enemigo”. Mañana seremos todos los ciudadanos.

    Pero ¿qué nos extraña? Rajoy ha dicho en el homenaje al fundador de su partido que: “Fraga no está ahora para ayudarnos pero nos deja su legado y ejemplo impagable, y a mí me va a guiar para el futuro”. Pues ya está: hemos pasado de “la calle es mia” a ser “el enemigo”.

    ¡Y le quedan años para seguir haciendo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: