GUADIX DEMANDA DEDICACIÓN

El nuevo alcalde José Antonio González Alcalá aún no ha dimitido de su condición de diputado provincial de Cultura, en la Diputación de Granada, para, como sería de desear, dedicarse en cuerpo y alma a sus funciones de regidor de la ciudad.

El nuevo secretario de Organización del PSOE, Óscar López, tendrá que dejar la Secretaría General de los socialistas castellano-leoneses. Renunciar de igual manera a su condición de portavoz de su grupo en el Parlamento regional y abandonar su escaño en la Cámara autonómica de su tierra, Castilla y León. Al parecer, esta decisión ha sido impuesta por Rubalcaba, al nombrar a López su “número tres”, porque no quiere que los responsables del partido coleccionen cargos de responsabilidad.

Seguramente Rubalcaba piensa, como pensamos nosotros, que solo Dios tiene el don de la ubicuidad. Siempre se nos ha dicho así, y es algo que continua siendo porque, que sepamos, es metafísicamente imposible que alguien que ha de estar en un lugar determinado para desarrollar una función, un trabajo, una responsabilidad, pueda hacerlo sin menoscabo de esa responsabilidad si, a la misma hora, el mismo día, ha de estar en otro lugar, ejerciendo otro trabajo, otras competencias. Algo como lo que parece estar ocurriendo aquí, en Guadix, con el nuevo alcalde José Antonio González Alcalá porque, cuando escribo esta columna, aún no ha dimitido de su condición de diputado provincial de Cultura, en la Diputación de Granada, para, como sería de desear, dedicarse en cuerpo y alma a sus funciones de regidor de la ciudad.

El portavoz del grupo municipal del PSOE de Guadix, Manuel Gómez Vidal, pidió al nuevo alcalde, en el transcurso de un plano extraordinario, que abandone su cargo de diputado provincial para dedicarse plenamente a la Alcaldía de Guadix.

Una petición muy razonable si tenemos en cuenta que es una ciudad de más de 22.000 habitantes, con muchos problemas por solucionar y mucho trabajo por hacer. Compatibilizar la gestión de la ciudad con otros cargos que demandan tiempo y esfuerzo es hurtar a esta la dedicación imprescindible para su buen gobierno.

Manuel Gómez Vidal, durante la última campaña electoral de las municipales, prometió a su electorado que, ganase o no las elecciones a la alcaldía, continuaría trabajando por esta ciudad dejando su cargo de delegado provincial de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía. Una promesa electoral que cumplió al cesar voluntariamente, en dicho puesto, el 7 de junio de 2011.

Hay quienes si están legitimados para formular determinadas exigencias.

Publicado en Wadi-As, de Guadix, el 10-2-2012
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: