LA RADIO Y TELEVISIÓN PÚBLICA

ANA BLANCODesde los 19 años he venido trabajando en la radio y televisión pública. A lo largo del tiempo he tenido oportunidad de conocer a muchos directores generales, a muchísimos jefes de informativos. En diferentes etapas y con diferentes partidos políticos. Y puedo decir, sin temor a equivocarme, que jamás RTVE gozó de la libertad y del respeto al pluralismo político de que goza ahora. Sí, nunca antes los profesionales que hemos trabajado en ese organismo pudimos sentir el orgullo que experimentamos a partir del 2006

Porque es gracias a la Ley 17/2006, de 5 de junio, de la Radio y la Televisión de Titularidad Estatal; que obliga a que el presidente de la corporación RTVE tenga que ser designado por una mayoría de dos tercios en el Congreso de los Diputados, cuando los partidos políticos han de poner4se de acuerdo en la elección del candidato—ya no basta con la decisión unilateral del partido gobernante—con lo que esto significa de garantía de elección de una persona capaz de garantizar la necesaria pluralidad informativa. La objetividad y neutralidad exigibles. En definitiva, la decisión de Rodríguez Zapatero de aproximar el funcionamiento de RTVE a la BBC produjo que los profesionales de la radiotelevisión publica española dejásemos de envidiar a nuestros colegas británicos.

Porque es a partir de entonces cuando se pone en marcha, por primera vez en la historia de RTVE, el Consejo de Redacción que puede impedir, entre otras cosas, la barbaridad que perpetraba el Consejo de Administración: poder acceder al sistema informático que contiene el minutado de los informativos.

Y es por esto, porque creo en la radio y televisión publica, por lo que me alegra que se haya concedido el Premio Pedro Antonio de Alarcón a una mujer que trabaja en ella, Ana Blanco. Porque aunque es cierto que no todos los presentadores y presentadoras son los responsables del contenido del informativo que presentan, como es el caso de Ana—los responsables son los editores y editoras de los mismos– no es menos cierto que la credibilidad profesional, en la parcela que sea, se gana día a día con un buen hacer y ella ha labrado esa credibilidad a lo largo de muchos años ante las cámaras: de Telemadrid primero y TVE más tarde. Enhorabuena por lo tanto a Ana Blanco, porque se lo merece.

Publicado en el semanario Wadi-As, de Guadix, del 30 de septiembre al 6 de octubre de 2011
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: