CAMPAÑA ELECTORAL SIN DEBATES

DEBATES ELECTORALESHoy es día de reflexión, previa a la jornada electoral de mañana. Y está bien que reflexionemos sobre la democracia. Algo que deberíamos cuidar todos los días, a cada momento, para que no pierda la esencia que le hace ser el único sistema político que ha venido dignificando al ser humano a lo largo de los tiempos. Ha sido un largo camino que los ciudadanos hemos recorrido para poder avanzar en nuestra consideración de personas. Personas que cada día están más preparadas y que, por lo tanto, nos deberían llevar hacia una mayor perfección de nuestro sistema político, pero lejos de esto, es fácil percibir como, en los últimos tiempos, se ha producido un adormecimiento de la participación ciudadana en la vida pública que nos habla de desmotivación de la misma.

La campaña electoral que hemos vivido hubiese sido el momento ideal para intentar revitalizar a un electorado con algo más que unos actos que cada formación política celebra para convencer a sus convencidos porque, no nos engañemos, los que acuden a los mítines son los que ya tienen decidido el voto.

Debería haber sido el momento de la confrontación de ideas, de la comparecencia conjunta de los candidatos en la televisión, pongamos por caso, para debatir sus propuestas, para que los posibles electores pudieran valorar, sin intermediarios, a los candidatos: escuchar sus opiniones, sus puntos de vista, saber de sus proyectos, si es que los tienen. Pero no, en esta Región, por ejemplo, no se han celebrado debates. A los murcianos se nos ha hurtado el derecho que todo ciudadano tiene a comparar las distintas opciones electorales porque el debate, la confrontación de ideas, es la esencia de la democracia.

Somos ciudadanos de primera, a la altura de Canarias o Navarra, por poner dos ejemplos de lugares en los que si se han celebrado debates electorales. Aquí no ha ocurrido así. Nuestros políticos, algunos de ellos, han dado la sensación de tener miedo a la palabra. Y la palabra, y la verdad, no lo olvidemos, es lo que nos hace libres.

No se quienes han sido los culpables de que en la Región de Murcia, los debates electorales brillaran por su ausencia. De que los “cara a cara” entre los principales partidos políticos que hubiesen puesto de relieve las ideas de cada cual no se produjesen. La falta de confrontación directa entre candidatos nos hace percibir un déficit democrático que al parecer no existe en otras comunidades autónomas donde si se han realizado debates entre los principales candidatos. Ellos si comprendieron que el hecho de no querer confrontar ideas deja en el ambiente un cierto tufillo totalitario.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 21-5-2011
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: