NAVIDAD, SOLIDARIDAD, DIGNIDAD

CARITAS En estas fechas, todos los medios de comunicación dedican parte de su programación a intentar agitar y avivar las conciencias solidarias que en estos días parecen despertarse para acudir en ayuda de los más necesitados a través de organismos como Cáritas, Jesús Abandonado, Cruz Roja y tantas y tantas ONGs que se esfuerzan por mitigar las muchas necesidades que hay en demasiados hogares de la Región. Y está bien, eso está muy bien, aunque nos quede la sensación de que la Navidad pasa y las conciencias se adormecen. De que el aldabonazo de hoy es el silencio del resto del año, algo a lo que no se resignan estas instituciones porque para ellas el resto del año es una continua Navidad por el esfuerzo que hacen, por la entrega absoluta que cada uno de los voluntarios y voluntarias tienen y es que, gracias al voluntariado, que por suerte no ha descendido con la crisis; antes al contrario, estos organismos continúan caminando y buscando soluciones a los muchos problemas que se les presentan diariamente.

 

Y es que para ellos, la palabra solidaridad adquiere un matiz especial, porque no es la solidaridad hueca de algunos ciudadanos que ignoran el significado de la misma y a los que se les llena la boca cuando hablan de manera oportunista de algo que desconocen con la ligereza que aporta una cierta frivolidad. No, es la solidaridad de los que son capaces de sentir indignación hacia el maltrato, dolor antes las injusticias y un deseo irrefrenable de apostar por las causas perdidas, eso que los voluntarios que entregan su tiempo a Cáritas, a Jesús Abandonado, a Cruz Roja, pongamos por caso, experimentan desde la constatación de que es un sentimiento que nace del ser humano cuando este alberga una especial sensibilidad hacia otros seres humanos. Ellos si ejercen la verdadera solidaridad, esa que busca el bien de los demás. Esa que no brota solamente en determinadas ocasiones para ser olvidada el resto del año. Porque ellos si saben que la solidaridad nos hace mejores, que nos aporta la verdadera dignidad; la que da sentido al ser humano.

El próximo miércoles, día 22; ese día en el que algunos de ustedes serán ricos, se celebrará en el Auditorio y Centro de Congresos Víctor Villegas un concierto solidario organizado por Cáritas en colaboración con la Federación de Bandas de Música de la Región, dirigido a recabar fondos para esos que no podrán ser ricos nunca porque no se pueden permitir ni siquiera la compra de un boleto que les permitiría soñar. El concierto costará diez euros. Una cantidad ínfima que, miren por donde, puede servir para que nosotros también podamos hablar de solidaridad.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 18-12-2010
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: