EL EJEMPLO DE JESÚS ABANDONADO

CARLOS EGEA Si la crisis está sirviendo como justificación para desmontar el “estado del bienestar” en los países europeos—las medidas tomadas por el primer ministro británico David Cameron y las declaraciones de la canciller alemana Ángela Merkel así lo confirman—también está sirviendo para justificar, al parecer, que los ciudadanos normales nos olvidemos de instituciones que necesitan de la ayuda de todos nosotros como, por ejemplo, Jesús Abandonado. Y es que esta crisis que ha dejado tocado al sistema financiero internacional, que ha demostrado que el capitalismo tampoco es perfecto; que el neoliberalismo es peor. Que ha puesto de manifiesto que la especulación financiera ha tenido perversos efectos sobre la estabilidad económica, sobre el crecimiento y sobre el empleo, amenaza con sumir en la más completa de las miserias a miles de personas que cada día han de buscar su sustento en lugares como Jesús Abandonado: una fundación que procura diariamente el milagro de un plato de comida caliente para cientos de personas.

 

Por eso hemos de felicitarnos todos de la puesta en marcha de un nuevo comedor de la fundación Jesús Abandonado, en la calla Barahundillo, de Murcia, El nuevo comedor que ha sido inaugurado esta semana permitirá atender a unas 600 personas al día; comidas y cenas Usuarios que no necesariamente pertenecen al grupo de los más desfavorecidos, como los “sin techo”, y si a colectivos de ciudadanos que no cobran una pensión suficiente para vivir con dignidad o que el paro les obliga a buscar el alimento allí donde se encuentra: hay tanta tragedia escondida tras las paredes de muchas casas que la labor que llevan a cabo instituciones como Jesús Abandonado es necesario destacarla para intentar despertar nuestras conciencias.

La inauguración contó con la presencia de distintas personalidades, entre ellas el obispo de la Diócesis de Cartagena-Murcia, José Manuel Lorca Planes y el presidente de Cajamurcia, Carlos Egea. Y quiero destacar, de manera especial, esta ultima asistencia porque las entidad que el preside ha hecho posible la realización de las obras llevadas a cabo, con la aportación de 300.000 €. Y celebramos que sea así porque, si siempre hemos destacado la actividad cultural de esta caja ahora, en tiempos de crisis, la inversión en hacer posible una mejor calidad de vida de los que se ven obligados a ir a Jesús Abandonado-se ha puesto en funcionamiento también una sala de estar-, refleja la inquietud social de esta institución. Quizás la crisis nos esté haciendo volver a los sentimientos de solidaridad que posiblemente hayamos olvidado con tanta adoración al becerro de oro.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 23-10-2010
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: