QUE DIOS REPARTA SUERTE

Begoña García Retegui El PSRM-PSOE acomete un nuevo curso político con la renuncia al puesto del actual Secretario General, Pedro Saura, y la convocatoria de elecciones primarias, a las que se presentan la viceportavoz del grupo parlamentario socialista en la Asamblea Regional, Begoña García Retegui y el alcalde de Calasparra, Jesús Navarro; que no se por qué intuyo que no era eso lo que hubiese querido la actual ejecutiva. Y debo señalar que a mi tampoco me gustan las primarias porque, aunque es cierto que estas reflejan la forma de actuar democrática de una determinada formación política, despierta el interés por la participación de los afiliados y les pone las pilas para que saquen lo mejor de si mismos; al percibir que ellos también cuentan en la toma de decisiones del partido, no es menos cierto que la lucha por conseguir los codiciados avales—cada candidato ha de presentar el aval del 15% de los 7.000 militantes socialistas de la Región—deja, muchas veces, cadáveres en el camino y es que, aunque la “puesta en escena” de las candidaturas suele ser versallesca al final la natural lucha por conseguir el apoyo de los que han de darles el sí suele ser un tanto despiadada y ya no basta con que el correspondiente candidato luche por demostrar sus capacidades, su idoneidad para el puesto, al final termina descalificando al que ha dejado de ser compañero o compañera para convertirse en rival, sencillamente.  Es decir, su lucha termina centrándose en destacar más las debilidades del otro, u otra, que en poner de relieve su propia fortaleza. Y como todos tenemos cosas negativas que no queremos que afloren públicamente, al final queda lo que queda, una formación política dividida porque los afiliados hacen publica sus preferencias y porque cuando esto ocurre, ya se sabe, los que ganan protegen a los “suyos” y los que pierden quedan con el amargo sabor de la derrota que les hace sentirse al “otro lado del río”.

El portavoz de la Ejecutiva actual, Joaquín López–quizás debería haber medido sus fuerzas ahora, pero su juventud le permite esperar–ha manifestado, como no podía ser de otra manera, que ésta no intervendrá a favor ni en contra de ninguno de los candidatos. Pues que sea así, que dejen a los dos competir en buena lid, si es que esto es posible en política, y que se haga realidad ese termino taurino de “y que Dios reparta suerte”. Y es que las ejecutivas tienen la tentación, normalmente, de apoyar, casi inconscientemente, al candidato o candidata que les asegura un mejor futuro: puesto en las listas electorales, propuesta para senadores…ya saben. Confiemos en que no sea sí. Nos gustaría asistir a una lección de saber estar, aunque solo sea por la imagen del partido socialista en la Región, que tanto lo necesita.

Publicado en La Opinión, de Murcia el 4-9-2010
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: