MIGUEL DEL TORO, PRESIDENTE DE CROEM: EL HOMBRE AL QUE NO LE GUSTA QUE LE MANDEN.

Miguel del ToroSiempre nos imaginamos los despachos de los empresarios, y si es el del presidente de estos más, un tanto pretenciosos. Bueno, los empresarios que no sean Miguel del Toro, el presidente de la CROEM de la región de Murcia. Porque el suyo está proyectado solamente para hacer de él un lugar grato para laborar. Estanterías con libros, mesa de trabajo y una más grande de reuniones. En las paredes, el color de los cuadros de Pedro Cano y Manuel Vacas.

Su curriculum nos dice que es un natural de Mula, nacido en Asturias. Bueno, no lo refleja así, pero casi. Y es que, nos cuenta, su padre tenia una flotilla de camiones y fue contratado por la empresa Entrecanales que estaba haciendo en Avilés la planta siderometalúrgica y allí se fue la familia y allí nació y allí fue bautizado. Pero sus recuerdos de infancia están estrechamente unidos a Mula, su tierra, como el nos dice, en la que jugó y a la que recuerda en un ambiente familiar y de amistad: donde los vecinos compartían cosas y hasta sueños y su casa se convertía en el cine vecinal— ellos tuvieron la primera televisión del entorno–y todos al atardecer del verano aparecían en esta para compartir momentos inolvidables.

Parece disfrutar recordando sus tiempos de niñez, y de formación también, porque su entorno fue creando en él un acusado sentido de la responsabilidad, de la cultura del trabajo. Y así, con dieciséis años, ya estaba trabajando en Entrecanales y Contratas como topógrafo para, poco después, desempeñar diferentes cargos de responsabilidad en la misma, y en otras, hasta fundar su propia empresa a los veinticinco años: Compañía Trimtor, S.A. dedicada a la construcción de obra pública. Algo que, se justifica, hizo porque el no quería tener la vida itinerante de sus padres. Una vida que les llevó a vivir en diferentes lugares hasta regresar de nuevo a Murcia.: “Eran épocas de escasez, la casa a cuestas siempre y los lamentos de mi madre por la rotura de los muebles en el traslado. El canario se moría en el camino, y cuando tuve la ocasión me puse por mi cuenta”.

Y no le fue mal en ese “ponerse por su cuenta” porque el tiempo y mucho trabajo le hizo crecer y hoy con legitima satisfacción puede sentirse orgulloso de lo conseguido: “Estoy contento de haber puesto en marcha mis proyectos, de hacer realidad mis ideas. Y sobre todo, no tener jefes, que era algo que no quería”. Le bromeamos sobre esa rebeldía suya de no querer depender de otros y le creemos cuando nos habla de la dureza del camino hasta llegar aquí: “Estoy operado de tres hernias discales, seguramente porque fundí dos SEAT Panda en el camino. Procuraba estar en todos los sitios ante la oportunidad de un proyecto”.

Nos preguntamos, le preguntamos, si con tanto trabajo queda tiempo para los sueños: “Si no tienes ilusión y una pizca de suerte las cosas no salen. Yo soy un hombre afortunado, aunque puedo asegurar que la vida me ha puesto por delante duras pruebas”.

Reconozco que mi admiración por él creció cuando supe de su fortaleza como hombre, como ser humano. Como padre que sufre una dura enfermedad de su hija y cuando se recupera un terrible accidente de tráfico rompe todo y hay que comenzar de nuevo. Y cómo espera su recuperación y cómo confía ciegamente en ella y cómo ahora ve la luz de nuevo después de largo tiempo de inquietud y zozobra. Sí, al ser humano hay que conocerlo fuera de los oropeles y las apariencias porque, al final, lo importante no son los negocios y lo material: lo importante es sentirnos capaces de superar las pruebas que la vida nos pone. Y nos dice que se superan con mucha fe, con mucha esperanza, con la fuerza que da el ser creyente.

Le recordamos su larga vinculación al mundo del asociacionismo empresarial y como la lista es interminable nos permitimos intuir que es que le gusta mandar, pero no, categóricamente nos dice que no, pero como lo hace con una amplia sonrisa no se si creerle. Lo cierto es que, aunque no quiera, ha mandado y manda mucho, eso creemos, hasta llegar a la máxima representación de los empresarios englobados en la CROEM.

Con “la que está cayendo” no es posible dejar de entrar en otros temas; por ejemplo, en el momento económico que vive el país. Y cambia el gesto y firmemente nos dice que lo ve con onda preocupación y con malestar. Preocupación porque se está destruyendo empleo y mucho tejido empresarial: “En la región de Murcia, aproximadamente, se ha destruido el 12% de la masa empresarial. Y hemos de añadir los autónomos: estamos hablando de unos siete u ocho mil que han tenido que cerrar sus empresas. El panorama no es esperanzador”. Y nos apunta que no se están adoptando las medidas necesarias con el coraje político que seria necesario: “No entiendo como desde hace dos años y medio no se han sentado, gobierno y oposición, para llegar a un acuerdo al respecto. Soy pesimista porque denota una incapacidad política, por parte de nuestros representantes, en grado supino”.

Le escucho atentamente y no puedo evitar recordarlo un día en Cabo de Palos, donde la gravedad del puesto se mitiga y emerge el hombre al que le gusta conversar y compartir una tarde con los amigos. Son momentos en el que el ser humano se descubre participando de cosas sencillas como la charla, el paisaje, un buen vino y una comida elaborada al calor de la amistad: “Yo no soy un bicho raro, me gusta disfrutar de la familia, me gusta comer bien, me gusta viajar a un lugar que me fascina: Santorini, una isla griega plena de paz y de armonía, de una belleza indescriptible”.

Consulto Internet y contemplo sus callejuelas empinadas y encaladas. Y emergiendo entre ellas, las cúpulas de las iglesias, con el mismo azul Mediterráneo del mar que le rodea. Creo que le haré caso

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 24-6-2009
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: