LAS EMPRESAS Y EL CORAZÓN

En la Región de Murcia funcionan más de treinta y dos mil empresas dirigidas por mujeres: datos facilitados por la Organización Murciana de Mujeres Empresarias, OMEP. Pero lo que más nos llamó la atención de esta información, facilitada por la Opinión, el pasado miércoles, es que en esta situación de crisis son precisamente las empresas dirigidas por mujeres las que menos cierran. Y en un deseo de ampliar dicha información; con los tiempos que corren es una noticia a tener en cuenta, accedemos a un estudio sobre el Impacto de la actividad empresarial femenina en la economía española elaborado por la Organización de Mujeres Empresarias y Gerencia Activa, OMEGA. Este estudio, dirigido por Beatriz Alonso, pone de relieve que la mayor contribución de las empresas dirigidas por mujeres se produce en el sector servicios, pero lo más destacable de este informe es que refleja que la máxima preocupación en el trabajo de las mujeres empresarias son sus empleados y, por eso, se resisten a hacer despidos y a poner en funcionamiento Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). De hecho, según muestra este trabajo, se descapitalizan para poder sostener la estructura de su plantilla.
Es decir, cuando una mujer es empresaria piensa en mucho más que en la simple rentabilidad económica. Por decirlo de alguna manera, la mujer empresaria hace aflorar en una empresa una sensibilidad social que no siempre se encuentra cuando el responsable de la misma es un hombre. El informe detecta una clara preocupación por la situación de los puestos de trabajo de sus empresas. Algo que se plasma en sus propuestas de medidas de emergencia para conservar la mayor cantidad de empleo: reducción de horarios y de jornadas o la congelación de salarios y, en algunos casos, en la reducción de los sueldos más elevados. Asimismo, una de sus mayores preocupaciones es el mantenimiento del diálogo social, siendo el objetivo más valorado por las empresarias la mejora del servicio a sus clientes.
Y a todo esto, las mujeres emprendedoras, que en un 94% de los casos reconocen que también desempeñan tareas domésticas en sus hogares, creen que las claves de su éxito se deben al capital humano, a su perseverancia, su motivación y su formación. Como ven, no “levitan”, no creen ser el centro del Universo y no piensan que son inventaron el agua caliente. Simplemente son personas que, como se demuestra en el estudio, dirigen negocios “más sólidos y fuertes” porque, aunque el crecimiento suele ser menor que el de las compañías en las que el propietario es un hombre, ellas asumen “menos riesgos” y son más prudentes. Y todo ello, sin hacer ruido.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 22-05-10
Anuncios

One Response to LAS EMPRESAS Y EL CORAZÓN

  1. lola dice:

    Las mujeres, nuestra inteligencia emocional, nuestra inteligencia a secas. !ya éra hora!.Buen post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: