GOBERNAR MIRANDO EL RETROVISOR – WADI-AS

 Hace poco leía un artículo del profesor  Ferrán Ramón en el que se refería a la diferencia entre conversar y discutir, en razón a lo escrito por  Michael P. Nichols que mantiene que “la principal razón por la que una conversación se transforma en discusión es porque reaccionamos emocionalmente a lo que otro dice”, preguntándose a continuación cómo se produce el paso de la charla a la pelea, asegurando que “lo que el otro nos dice, activa en alguna parte de nuestro interior un resorte emocional que nos hace saltar”.

guadix4

Foto de la Catedral de Guadix, vista desde uno de los arcos de la Plaza de Las Palomas 

 Y es que, efectivamente, es imposible evitar una especial reacción emocional cuando, de manera gratuita, sin venir a cuento, sin justificación alguna y solamente para ocultar nuestra propia dejadez, ponemos en cuestión la labor de otros, el trabajo realizado anteriormente. Y esto es lo que, a principios de este mes, parecía intentar  provocar  el Alcalde de Guadix en el partido de la oposición, el PSOE, cuando al dar cuenta de las conversaciones mantenidas con el responsable de la Gestión  Económica e Inversiones de Turespaña, Javier Rodríguez, para retomar el tema de la instalación de un Parador Nacional en Guadix–cuyas gestiones había iniciado el anterior gobierno socialista en el Ayuntamiento–manifestaba en rueda de prensa: “Pude saber que en cuatro años nadie ha pasado por Turespaña para seguir el proyecto del Parador en nuestra ciudad, cuando es evidente que es el Ayuntamiento el que deberá de estar encima de la propuesta para que se vaya avanzando”

Ante esta mirada atrás no podemos por menos de  preguntamos como es posible que al alcalde haga alusión a cuatros años de “dejadez” cuando el lleva gobernando el municipio un año y medio. Si dice que el proyecto llevaba cuatro años de abandono a que se está refiriendo ¿cuatro años antes de que el gobernase, o con el año y medio de su gestión, incluido, en el que no se hizo nada al respecto?

No se puede gobernar “mirando el retrovisor”.Al político se le elige para que cumpla su programa, para que ponga en marcha sus proyectos. Dejar que la sombra del antecesor continúe siendo “alargada” es confiar muy poco en las propias capacidades. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: