ABOGADOS “ESTRELLA”

Cuando el aún alcalde de Totana cambió de abogado y encargó su defensa al letrado, José Ángel Franco, un viento de cordura se impuso en un caso que, como todos, necesita de la prudencia y de la mesura; del equilibrio, en definitiva. Porque este letrado, vino a poner un poco de sensatez, cuando todo había sido ruido y barullo.

Y los que creemos en la independencia de la justicia agradecemos su manera prudente de llevar el caso porque este ha escandalizado, tanto por los delitos de los que se acusa a los imputados como por las declaraciones realizadas en su momento por algunos políticos que deberían haber sido más prudentes a la hora de manifestarse respecto al papel de la justicia. Declaraciones de desprecio y rechazo a las decisiones judiciales, y de puesta en cuestión del rigor de estas. Y no estuvo mal que llegase alguien de fuera a poner un poco de juicio con su clara apuesta por una defensa alejada del ruido mediático y de la politización; una defensa profesional, en definitiva.

Vamos, todo lo contrario de lo que ocurre con al abogado del alcalde de Torre Pacheco, José Pardo Guijo, que ha entrado como un ciclón en la defensa de este con declaraciones tan fuera de lugar como escandalosas, arremetiendo contra el juez, Salvador Calero, que está dando muestras de una prudencia infinita y de una paciencia sin límites ante un abogado que le acusa de no se cuantas “infracciones constitucionales y legales”. Que ataca el nombramiento del mismo como juez sustituto de la jueza Aranzazu Moreno. Que se permite indicarle como debe de llevar el caso. Que cuestiona los informes elaborados por los peritos a petición del ministerio fiscal. Que niega la validez de las escuchas llevadas a cabo por la Guardia Civil–escuchas realizadas con la autorización de la jueza– en las que se demuestran que las conversaciones entre el alcalde de Torre Pacheco y el empresario Facundo Armero, son altamente preocupantes. Tan preocupantes, que la juez las consideró válidas.

Ya se que el ser humano, todos, nos inclinamos a valorar como justas las injusticias que se cometen en nuestro favor. Por eso podría comprender las declaraciones que el Alcalde de Torre Pacheco pudiera hacer en este sentido, e incluso el “apoyo” que recibe de los  también imputados alcaldes de Totana y alcaldesa de Fuente Álamo —aunque estarían mejor callados—pero que un jurista sea el que pone en cuestión todo el funcionamiento de la justicia, me resulta sencillamente escandaloso; porque si siempre me parecieron deplorables los jueces “estrella”, los abogados “estrella” me resultan patéticos.

[LA OPINIÓN DE MURCIA, publicado el 14 de abril de 2008]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: