LA DIGNIDAD DE JOAN MANUEL SERRAT

LE LLAMABAN COMUNISTA PORQUE, EN AQUELLOS TIEMPOS, EN ESTE PAÍS EL QUE NO ERA FASCISTA ERA COMUNISTA, Y AHORA LE LLAMAN FASCISTA.

Cuando escribo este articulo aún no ha declarado Puigdemont la independencia de Cataluña, y mientras esto llega, o no, recuerdo cuando Joan Manuel Serrat prefirió no asistir al festival de Eurovisión, en 1968, antes de cantar la canción La, La, La, en castellano (el exigía hacerlo en catalán). MASSIELMassiel fue su improvisada sustituta y ganó el por entonces prestigioso certamen musical. España vivió con aquello una eclosión de españolidad. Aquel fervor patrio solo se repitió cuando nuestro país ganó el Mundial de Futbol y es que, al parecer, los españoles necesitamos fuertes dosis de adrenalina para sentirnos orgullosos del hecho de ser españoles. Y rememoro ahora las críticas que la prensa del régimen vertió sobre Joan Manuel Serrat. Un catalán, mitad aragonés, que quiso ser fiel a sus ideas a riesgo de perder muchos seguidores con lo que eso significa para un cantante de desafección del público, que siempre se traduce en pérdida de muchos ingresos por ventas de discos y asistencia a sus conciertos.

SERRATJoan Manuel Serrat era uno de los artistas más comprometidos en su moderada lucha antifranquista (todos éramos moderadamente luchadores contra el franquismo, porque tampoco era cuestión de provocar) y él, como muchos otros, salieron a la calle para gritar eso de “amnistía y libertad”, un desahogo juvenil que servía para constatar que algo estaba cambiando en este país nuestro. Y claro, a Serrat se le llamaba comunista porque, en aquellos tiempos, en este país el que no era fascista era comunista, no había término medio.

Han pasado los años, Serrat es llamado ahora “fascista” por una pléyade de personajes que en aquella época en la que él pregonaba su sentimiento democrático ellos deberían estar “a Belén con los pastores”, porque nunca supimos de sus andanzas. Sí, en Cataluña, y al parecer también en otros lugares de España, hemos vuelto a hacer una división entre los que están conmigo o contra mí. Porque ya se sabe, los que están conmigo son los buenos y los que están en desacuerdo los malos. Vamos, y para que me entiendan, ahora los buenos son aquellos que se están saltando a la torera las leyes que todos los españoles nos dimos hace años. Ellos, aunque suene extraño, son los demócratas, y los que defienden el estado de derecho, los fachas. Algo a lo que está contribuyendo alguna que otra nueva formación política que confunde las “churras con las merinas” y atesora un discurso rancio y antiguo aunque la mayoría de sus componentes sean tan modernos. Así es que a Joan Manuel Serrat se le está tratando de fascista, simplemente porque en unas declaraciones en Argentina vino a decir lo que muchos y muchas pensamos, que el referéndum catalán es ilegal. Que el gobierno catalán está incumpliendo las leyes y que espera, por el bien de todos, el dialogo necesario para impedir lo que la mayoría de españoles no queremos que ocurra. Eso fue todo lo que dijo, lo que muchos piensan y no se atreven a decir:”Sabemos lo que ha ocurrido hasta ahora: ha habido una ley del referéndum aprobada en un día sin debate parlamentario. Y sabemos que el Gobierno de España ha ninguneado las voces de Cataluña durante 5 años, sin hacer el mínimo gesto. Sabemos que el Gobierno de Rajoy ha sido una fábrica de independentistas”, dice Serrat, que asegura que la solución no puede ser otra que “el diálogo”.

Y no es que compartamos eso de que la solución sea el dialogo, cuando los primeros que no quieren dialogar si no se les promete el referéndum pactado son los independentistas, pero si creemos que algo se tendrá que hacer, porque lo que no se puede pretender es que sean los jueces y fiscales los que marquen el paso de las decisiones que han de ser estrictamente políticas, porque como dejó escrito José Martí, “Gobernar no es más que prever”.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 11-10-2017
Anuncios

One Response to LA DIGNIDAD DE JOAN MANUEL SERRAT

  1. carmen2254 dice:

    Tiene gracia que tachen a Serrat o a Sabina de facha o a todo el que tenga una bandera de España, aunque sea del tamaño de un pin. Y tiene mucha más gracia que no solo sean los independentistas quienes te ponen el letrerito sino un partido politico fraccionado en varios, con un líder que pretende ser Presidente del país.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: