LA SANIDAD PÚBLICA EN ESPAÑA

HOSPITAL MORALES MESEGUERLos avatares de la vida son tan imprevistos, el ser humano tan frágil, que muchas veces nuestros proyectos se vienen abajo por lo más nimio, por lo inesperado. Y eso es lo que me ha ocurrido en las vacaciones. Me las prometía muy felices comenzándolas en Cabo de Gata; por eso de vivir otra manera de entender el turismo, para continuar por otros lugares de España–tampoco es necesario irse al fin del mundo–, pero una desafortunada caída me obligó a cambiar de planes y me hizo descubrir la sanidad pública de Andalucía, primero, y de Murcia, después.

En ambos casos la asistencia fue ejemplar, pero no resisto la tentación de destacar el servicio de urgencias del Morales Meseguer porque, si no tenemos “empacho”, que dicen algunos, en criticar lo criticable, la credibilidad en este oficio de escribir solamente se consigue reconociendo también lo bueno. Y sí, ese servicio, al que llegue porque prefería ser intervenida aquí, funciona y muy bien. En todo momento los facultativos me hicieron sentir que estaba en buenas manos y, como ocurrió en Almería, solamente después de haberme atendido se entró en eso del papeleo correspondiente.

Esto me hizo recordar un viaje a Nueva York que hicimos un grupo de periodistas con motivo de algo que ahora no viene al caso. Uno de mis colegas sufrió un Neumotórax y lógicamente lo llevamos al hospital más cercano porque, entre los muchos síntomas con los que se puede manifestar, se encuentra “un dolor torácico agudo, de carácter punzante que aumenta su intensidad con la inspiración y la tos, generalmente en región axilar propagándose a la región del hombro y/o espalda”. Es decir, los síntomas que él tenia, y que nos hacia temer que fuese un infarto. Pues bien, antes de atenderlo averiguaron concienzudamente si teníamos dinero para pagar su ingreso y, hasta que eso no estuvo suficientemente comprobado, nuestro compañero se retorcía de dolor ante nuestros ojos incrédulos.

Ciertamente me tranquiliza mucho vivir en un país donde, si necesito de asistencia en un hospital, primero me atienden y después averiguan como justificar esa asistencia. Sí, la sanidad es, junto a la educación, la esencia del llamado estado del bienestar, eso que hace que los ciudadanos, todos, tengan la posibilidad de acceder a las prestaciones que nos hace un poco más iguales. Por eso es tan importante que los “ajustes” que se tengan que hacer, obligados por la crisis, no afecten a algo que es la base de la igualdad entre seres humanos. Por eso también, nos preocupan tanto los recortes que en materia de sanidad está acometiendo el gobierno de la Generalitat de Cataluña…por lo del mimetismo, ya saben.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 1-10-2011
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: