LA OPORTUNIDAD DE SU VIDA

ELECCIONESLas noticias se suceden con tal vértigo que hay veces que algunas de ellas pasan casi desapercibidas en los medios de comunicación cuando deberían de ser objeto de comentarios y estudios de sesudos analistas para descifrar el fondo de la cuestión. Por eso es bueno, de vez en ve, volver atrás y detenernos en alguna de esas noticias que provocan el chascarrillo fácil, el comentario incrédulo y hasta gracioso, pero que deberían hacernos pensar sobre la sociedad que entre todos estamos construyendo.

Una de estas informaciones dignas de estudio se publicaba en las páginas de LA OPINION el pasado día tres. En esa información se llamaba la atención sobre la búsqueda de candidatos para las elecciones de mayo que ha puesto en marcha un denominado Convergencia Ciudadana del Sureste. Es decir, esta formación política no surge porque un grupo de ciudadanos compartan determinada forma de concebir la sociedad y en su presentación capten la atención de otros que lo ven con el mismo prisma. No, esta supuesta formación política-parece ser que existe desde 1999, así es que no hay peligro- invita a quien desee ser candidato a alcalde u ocupar un puesto en las listas de la tal Convergencia a enviar un correo electrónico a una dirección determinada; que no se la facilitamos por si le da un deseo irrefrenable de dedicarse a la política y después nos pide responsabilidades.

Según habíamos creído siempre, en democracia los partidos políticos basan su acción política, diseñan su programa electoral, en base a una ideología determinada. Es decir, un partido político se mueve dentro de una ideología política que defiende un comportamiento ético, unos determinados ideales, principios y doctrinas, encaminado todo ello a captar la atención del grupo social que comparte esos postulados.

Pero no, en el caso que nos ocupa, no vemos que se manifieste un especial interés por exponer una idea, un plan de cómo hay que hacer funcionar las instituciones, la sociedad, pongamos por caso. Pero no, no esperen estos mínimos planteamientos en este proyecto de partido. Los promotores, por lo que se ve, son de amplio espectro que traducido podríamos definir como”el poder por el poder”. Claro que ante la coherencia de algunos partidos políticos que aplican todo lo contrario de lo que prometieron quizás no deba extrañarnos que surja un partido que por toda doctrina su secretario general manifieste:”Creemos que estamos ofreciendo la posibilidad a la gente de actuar, de rebelarse contra lo establecido y de acabar con el centralismo, el bipartidismo y la globalización”. Ante tanto “fondo político”, nos quedamos sin palabras.

Publicado en La Opinión, de Murcia, 19-2-2011
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: