LOS AFILIADOS, A BELEN CON LOS PASTORES

Miércoles, 3 abril, 2019

descarga (15)Nunca hubieron tantos responsables de partidos políticos, con tanto libre albedrío para confeccionar sus listas, como ahora. Ni afiliados a esos partidos, tan “a Belén con los pastores”, como ahora, incapaces de imponerse a lo que, a todas luces, son cacicadas de sus secretarios generales, o presidentes, a la hora de confeccionar las listas electorales porque, en muchos casos, han sacado de las mismas a quienes ejercían una impecable labor sustituyéndoles por gentes que llegan a la política por los caprichos de los “jefes”. Sus caprichos en muchas ocasiones, sus inseguridades en otras, han propiciado que las listas hayan sido confeccionadas sin tener en cuenta las razones internas de los partidos imponiéndose, en todos los casos, las estrategias de los líderes de los mismos; cuando no sus inseguridades, que les impulsa a obrar de manera un tanto caciquil, para sentirse más fuertes en su debilidad. Al parecer desconocen que cuando se tiene autoridad, no es necesario hacer alarde de la misma: se ejerce y basta.

Hace un tiempo, los partidos políticos buscaban la fortaleza de sus ideas con la selección de los militantes más capacitados. Ahora se impone el espectáculo de los personajes que se fichan para encabezar las listas, o figurar en los primeras puestos, mientras dichos militantes brillan por su ausencia, y el compromiso con las siglas, de los que se incorporan, en muchos casos, es inexistente porque, al final, lo que se busca es la fidelidad perruna de los que forman parte de las mismas.

descarga (16)Sí, para las próximas elecciones ya se publicaron las listas, tras haberse abierto la espita para desarrollar una guerra de fichajes que nos hace pensar en un Parlamento y Senado del todo imposible de predecir. Yo me atrevería a decir que con muy poca altura política y mucho espectáculo. Porque teniendo en cuenta que los primeros, o primeras, de esas listas se supone que son quienes han de llevar el peso de las actividades; tanto en el Senado como en el Congreso, no nos imaginamos a muchos de ellos, y ellas, fichados para dar esplendor a las listas, pergeñando discursos, tomando iniciativas parlamentarias o enterándose de los secretos de la política que, suponemos, es algo más; debe ser mucho más, que el oropel, la popularidad o la amistad personal con los jefes de las formaciones políticas. Los más variados empresarios, deportistas, militares, toreros, nos muestran un futuro panorama político muy difícil de predecir. Pablo Casado, Pedro Sánchez y Albert Rivera han elegido personalmente a quienes figurarán en los primeros puestos de sus distintas candidaturas. Y sabemos que es así porque, al parecer, no han tenido mucho interés en que no se notase que fue de esa manera. Unas listas a medida de ellos, y en algunos casos, poca preocupación por las indemostradas capacidades políticas de quienes llegan a la misma creyendo que esto es sentarse en el Parlamento y salir en la tele.

descarga (14)Capitulo especial merece lo que ha hecho Ciudadanos con, José Manuel Villegas, que forma parte del comité ejecutivo del partido desde 2007; siendo desde 2016 Secretario General. O Miguel Gutiérrez, secretario general del grupo parlamentario de esa formación política y Marta Rivera de la Cruz, que es Secretaria de Relaciones Institucionales y Responsable del Área de Cultura. Los tres han sido situados en puestos con peligro de no salir elegidos, lo que sin lugar a dudas es digno de estudio. Y tenemos la sospecha de que Iglesias no ha entrado en esta subasta de nombres, porque bastante tiene con los incendios que se suceden en distintas partes del país en sus “confluencias”. Nos imaginamos que ya no tendrá suficientes bomberos para apagarlas o, posiblemente, porque el lleva mucho tiempo haciendo limpieza en Podemos. Quizás, como los tres anteriores, para poder sentirse seguro en la cima.

Pero esto es lo que hay. Mucho desconcierto y tristeza por el espectáculo.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 27-3-2019
Anuncios

LA CANSERA DEL “PROCES”

Martes, 26 marzo, 2019

Procuro escribir poco sobre la cuestión catalana, y no porque no me interese, es que he terminado por experimentar una cierta ‘cansera’ sobre el asunto. Y quizás también porque no salgo de mi asombro ante el ‘buenismo’ de los que intervinieron en la declaración de independencia de Cataluña y de su reclamada República. Porque de quienes utilizaron el Parlament para proclamar sus ensoñaciones esperábamos que aparecieran en el juicio con una cierta dignidad, defendiendo sus principios ideológicos, proclamando las razones de sus actos. Pero no, nos encontramos con gentes que niegan sus acciones, que dicen no saber el porqué estaban allí, que niegan la mayor y pregonan sus bondades, hasta caer en el ridículo como, pongamos por caso, el señor descarga (11)Junqueras, que nos dijo que era muy buena persona, o el señor Jordi Cuixart, que es tan ‘medio español’ que hasta habla castellano en la intimidad (suponemos que para poder entenderse con su madre murciana), y que se empeña en continuar diciendo que el día en que acosaron a la secretaria judicial obligándola a abandonar el edificio por una terraza lo hicieron sin violencia. Y el acto de destrozar los coches de la Guardia Civil se produjo sin violencia porque ellos son así de pacíficos: «Asumimos un acto de desobediencia civil y de no responder con violencia, aunque hubiese violencia por parte de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. descarga (12)La no violencia es nuclear en la desobediencia civil». Ya ven, unos pacifistas al nivel de Mahatma Gandhi. Y no hablemos de la declaración de Forcadell. De aquella altanería con la que solemnemente declaró, como presidenta del Parlament, la independencia de Cataluña, y la creación de la República, ha quedado una mirada sumisa y un decir que solo había sido algo testimonial. Cara humillada, voz tenue y mirada huidiza eran lo que tocaba. Ni un atisbo de dignidad, como tampoco la tuvo cuando desobedeció al Tribunal Constitucional y la ley del Consejo de Garantías Estatutarias de Cataluña.

images (6)Pero lo que me hace hablar hoy de este cansino asunto es lo último de la señora Artadi, que en el colmo de la desfachatez, ha intentado comparar a Ana Frank con los lazos amarillos. Porque, al parecer, en este llamado Procés cabe todo. Cabe el cinismo y la mentira. Cabe la desmesura y la incoherencia. Cabe decir ayer una cosas y hoy todo lo contrario para salir en titulares. En esto parece haber quedado la política.

Elsa Artadi, en contestación a Soraya Sáez de Santamaría, aseguró en julio de 2018 que «las banalizaciones del apartheid o del nazismo no caben en el debate político catalán porque es una falta de respeto a las víctimas del nazismo o del apartheid». Así, como lo leen, y claro que llevaba razón. Pero ahora, en un ejercicio infumable de mala memoria publicó un tuit: «No se nos permite tener nuestra opinión. La gente quiere que tengamos la boca cerrada, pero esto no te impide tener tu propia opinión. Todo el mundo debe poder decir lo que piensa. Una frase de Ana Frank para el día de hoy en el que se cumplen 69 años de su muerte en Bergen-Belsen» (murió hace 74 años, no 69, como la desinformada Artadi dice). El mensaje se acompañaba de un lazo amarillo. Como era de esperar, la embajada de Israel, a través de Assaf Moran, ministro consejero de la misma en España, ha mostrado su indignación por esta vergonzosa comparación porque Ana Frank y su familia fueron detenidos por los nazis y enviados a un campo de exterminio por el solo hecho de ser judíos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 20-3-2019

LA POLITICA, LA DEMAGOGIA, LA INCOHERENCIA

Martes, 26 marzo, 2019

descarga (8)El nuevo Gobierno de Andalucía tomó posesión de San Telmo en el mes de enero, poco tiempo transcurrido para juzgar su labor porque, ciertamente, se precisa de un periodo de reflexión en la toma de decisiones. Sí, poco tiempo para demandar resultados, pero suficiente para percibir la incoherencia de algunos miembros del gabinete que, si en la oposición aparecían ante la ciudadanía como los paladines de la defensa de los intereses de los andaluces, denunciando, al parecer, cientos de tropelías por parte del Gobierno andaluz, ahora dicen eso de “donde dije digo, digo Diego”, en un ejercicio de falta de coherencia personal digna de estudio.

La coherencia se define como la relación lógica entre dos cosas, o entre las partes o elementos de algo, de modo que no se produzca contradicción ni oposición entre ellas. En otras palabras: “En toda sociedad debe haber coherencia entre las formas de vida y los principios éticos” Y una de las cualidades que deberíamos valorar más, en el ser humano, es que actúe en consecuencia con sus ideas o con lo que expresa. Por ejemplo, un político hablará con coherencia si no realiza promesas imposibles de cumplir ni distorsione la realidad. Y lo incoherente sería que prometiese cosas que no podrá cumplir. Justo lo que está haciendo el PP y Ciudadanos, en el Gobierno de Andalucía, al defender hoy lo que ponían en cuestión ayer, y es que la llegada al poder debe trastornar tanto que hasta puede cambiar los principios de algunos, como le ha ocurrido al hoy presidente, Juan Manuel Moreno Bonilla, que, cuando él era líder de la oposición, criticaba duramente a Susana Día, la anterior presidenta, por facilitar vivienda gratis a los altos cargos de la Junta. descarga (9)El entonces presidente del PP decía: “Es prescindible la calidad en la educación o la sanidad, pero no es prescindible pagar la vivienda a los altos cargos o la maquinaria política que ha engrasado en torno a la Junta de Andalucía”. Se refería a unos 60 altos cargos de la Junta que residen en municipios lejanos al lugar donde ejercen su puesto. En su mayor parte son consejeros, viceconsejeros y secretarios generales que no son de Sevilla, pero trabajan en dicha ciudad, donde se encuentran la mayor parte de las instituciones del Gobierno andaluz.

Pues bien, el nuevo Ejecutivo mantendrá estas ayudas. Sí, los populares se pasaron años criticando que esto ocurriera, pero ahora gobiernan ellos y las cosas se ven de otra manera. Y ya no se habla de “maquinaria política” y si de necesidad, porque cuando se tiene el poder, la memoria suele mostrarse frágil y los portavoces han poner su mejor cara para, sin que se les mueva un músculo de la cara, aparecer ente los medios de comunicación para decir todo lo contrario a lo que se proclamaba hace unos días.

Normal el evidente nerviosismo, exhibido en esa comparecencia por parte del portavoz del Gobierno y consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo (PP), al anunciar que se mantendrían las ayudas económicas para los cargos políticos de otras provincias que tengan que trabajar en Sevilla. Ya olvidaron las andanadas a Susana Díaz sobre el mismo tema. Fantástica la capacidad de adaptación y la ausencia de un mínimo pudor que exhiben algunos.

descarga (10)A mí, el hoy vicepresidente de la Junta, Juan Marín, siempre me pareció un hombre razonable. Tenia un discurso ausente de excesos verbales y daba la impresión de ser alguien de palabra (eso tan en desuso y que tanto me enseñaron a valorar), pero ahora, al parecer, la vicepresidencia le ha dotado de otras cualidades: las de negar lo evidente. Ahora, el señor Marín rechaza las criticas al Gobierno andaluz, sobre este tema, porque, según él, “Forman parte de la demagogia y no de la realidad”.

Yo me pregunto a que realidad y demagogia se refiere, porque muy claro no está.

Publicado en Accitania. Guadix, Granada.


JOSEP BORREL, UN HOMBRE DE ESTADO

Viernes, 22 febrero, 2019

descargaEl presidente del Gobierno Pedro Sánchez, cree que el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, podría ser un extraordinario candidato, por parte del PSOE, a las elecciones europeas del 26 de mayo. Lo dijo hace tiempo y, al parecer, ahora se reafirma en esa idea.

En aquel momento y pensando que la legislatura duraría más, no me gustó nada la idea de que Borrell fuese alejado del Gobierno español, y sobre todo, de la cartera que dirige, Asuntos Exteriores, porque ha sido el único ministro del gabinete que ha mostrado un alto sentido político, el único que en los foros internacionales ha plantado cara a los independentistas. El único que, siendo catalán, les ha dicho que las cosas se hacen de otra manera y que una minoría de catalanes (el que los independentistas tengan más diputados no significa que tengan más votos) no pueden imponer sus puntos de vista a una mayoría. Y, el único también, que ha impedido que continuaran creciendo las embajadas catalanas en el extranjero, impidiendo el pasado mes de noviembre, que fuesen creadas delegaciones en los Balcanes, Viena, Países Bálticos, Beirut, Portugal, y Estocolmo, porque la cartera que dirige Josep Borrell consideró que la petición servía únicamente para apoyar fines “manifiestamente contrarios a los principios y objetivos de la política exterior de España”, considerando; con toda la razón del mundo, que las delegaciones catalanas en el extranjero se han convertido en un “instrumento fundamental para la internacionalización del ‘procés”, asegurando además que, en “numerosas ocasiones”, la labor de estas delegaciones está básicamente centrada en “la promoción de la causa secesionista”, y el “ataque al Estado español”.

Por todo esto, y por otras muchas cosas, en aquel momento pensamos que lo preferían lejos de Madrid para que no continuase interfiriendo, con sus declaraciones de firmeza institucional, en las relaciones que el Gobierno de Sánchez quería mantener con el independentismo. Incluso otros ministerios, que algo deberían de haber dicho sobre el tema de las embajadas, no osaron mostrar su opinión en contra: el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, cuya ministra es Meritxell Batet y el Ministerio de Hacienda con María Jesús Montero. Pues bien, ninguno de estos dos ministerios, que también están concernidos por el tema, oso poner el más mínimo impedimento limitándose a reseñar alguna cuestión de tipo técnico, pero dando la impresión de que no querían entrar en detalles para no molestar a los nacionalistas.

descarga (1)Ahora, la idea de que encabece las listas del PSOE para las europeas no nos parece tan mal porque preferimos una figura como Borrell, no dejándose pisar por los nacionalistas en Europa, que alguien más tibio políticamente o más fácilmente manipulable. Y Borrel ni es tibio en sus manifestaciones, en sus palabras, en sus determinaciones, ni es fácilmente manipulable como ya lo está demostrando en el día a día. Si Borrell ya se había ganado el respeto de todos los españoles con su actitud hacia el independentismo, ahora, ese respeto se acrecentó más con su influencia en el Parlamento Europeo (fue presidente la Eurocámara entre los años 2004 y 2007) para evitar que, como estaba previsto, Puigdemont y Torra dieran una conferencia en esa institución porque, aunque es cierto que PSOE, PP y C’s presentaron escritos para impedir la conferencia titulada “Catalunya y el juicio sobre el referéndum: un desafío para la Unión Europea” que estaba anunciada para el pasado lunes, no es menos cierto que en la decisión del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, que decidió no autorizar el evento, ha pesado y mucho la opinión de Borrell que, tras la suspensión de la conferencia ha declarado que “seguramente” si él fuera el presidente del Parlamento europeo “hubiera hecho lo mismo”. No albergamos la más mínima duda.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 20-2-2019

LA AGRESIÓN A VOX ES TOTALITARISMO

Lunes, 4 febrero, 2019

images (2)LA OPINION, publicaba el pasado lunes una fotografía que denunciaba, nítidamente, la barbarie de la que ha sido objeto el escaparate del negocio de un afiliado de VOX, en Lorca, al sufrir, durante la noche, el apedreamiento de la fachada de su establecimiento, causando daños en los cristales del escaparate donde los energúmenos, además, dejaron pintadas del tipo de “sabemos lo que haces”, (se supone que en alusión a su pertenencia a VOX), tal y como ha expresado dicho partido en una nota de prensa hecha publica en la que manifiesta su rechazo a dicho atropello, mientras se está a la espera de conocer la identidad de su autores.

Les aseguro que estoy muy lejos de la ideología de Vox. Quienes me conocen lo saben. Soy demócrata. Lo seré siempre. Y muchos puntos que defiende VOX me parece que rozan la democracia y, desde luego, alguno de ellos, pone en cuestión nuestra Constitución, que es quien garantiza la misma en España. Pero precisamente por eso, porque lo soy, no puedo entender el ataque que ese afiliado de VOX ha recibido en su establecimiento. Ni puedo entender que algún colectivo lo haga. Ni quiero callarme ante este atropello que va en contra de todo aquello en lo que creo. Y creo en el respeto a las opiniones de los demás. En la tolerancia con las ideas de otros, porque la democracia solo puede ser viable si se fundamenta en un conjunto de valores, como la libertad, la igualdad, la justicia, el respeto, el pluralismo y la participación. Por eso, quien agrede a alguien porque no comparte sus ideas, ni es demócrata ni puede ser justificado de ninguna de las maneras. Y como los silencios pueden expresar un cierto tipo de justificación, los partidos políticos, todos, deberían sentirse obligados ha mostrar su rechazo hacia esta barbarie. Pero los medios de comunicación, también, tenemos la obligación de publicarlo y de decir que no, que así no. Que en nombre de las ideas no se puede agredir a nadie por el simple hecho de que piense diferente a nosotros. Y si lo hace Vox, hemos de denunciarlo. Pero si lo hacen otros, también.

¿En nombre de quién o de quienes se puede hacer esto? Pues solamente en nombre del totalitarismo, de derechas o de izquierdas, porque lo hay en las dos formas de concebir la sociedad. Y los demócratas hemos de rechazar cualquier tipo de totalitarismo, venga de donde venga, porque ya sabemos lo peligroso que puede llegar a ser. La agresión de Lorca, la leyenda escrita en el escaparate de Lorca, es una prueba de totalitarismo. De no respeto a los demás. De querer imponer unas ideas sobre otras.

Paul Preston, es uno de los más insignes hispanistas ingleses, junto con Gerald Brenan y Hugh Thomas, que gusta de repetir mucho la expresión: “Quien no conoce su historia está condenado a repetir sus errores”. Y el apunta que, “Para entender la sociedad actual, es necesario conocer la historia de tu propio país, España, y la de tu continente, Europa”. Y quizás a ustedes les parezca exagerado remontarnos a las barbaridades nazis y estalinistas para hablar de los temas de ahora, pero es necesario hacerlo, para no repetir los mismo errores que el ser humano ha venido cometiendo durante siglos. Así es que es oportuno recordar que a lo largo de la guerra fría apareció una teoría científica sobre el totalitarismo. Y fue durante esos años, cuando emerge la figura de Hannah Arendt y su obra “Los orígenes del totalitarismo”, cuando se consolidaba la teoría del mismo. Sí, por primera vez una pensadora unía nazismo y estalinismo bajo un mismo concepto, “Totalitarismo”, que significa la supresión radical por parte del poder de “la política” y, con ello, la instauración como derecho de Estado del desprecio absoluto hacia los individuos.

descargaPues la agresión al afiliado de Vox es totalitarismo. Venga de donde venga. Cerrar los ojos a la realidad no ayuda a la convivencia. Y hay que denunciarlo.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 30-1-2019

EL CINISMO EN LA POLÍTICA

Jueves, 17 enero, 2019

imagesEl Presidente del Gobierno de la Región de Murcia, Fernando López Miras, se nos aparece muy activo en los medios de comunicación, contando sus puntos de vista sobre los más variados temas. Temas de actualidad que producen en el presidente rápidas y apasionadas reacciones. Como la semana pasada, en que se manifestada contrario a su partido, el PP, en el tema de Vox y Andalucía. Y así lo debemos entender porque López Miras decía: “Esa lista no la firmaría en la Región de Murcia”, para apuntar: “No me gusta la lista de reivindicaciones de Vox por muchas circunstancias. Podemos analizarlas una a una, pero, por ejemplo, no estoy de acuerdo con el punto de la violencia machista. No podemos dar un paso atrás en la violencia machista”, para hacer especial énfasis en su rechazo a la derogación de la Ley contra la Violencia de Género que plantea Vox en sus exigencias porque, según el presidente, “Hay que cambiar para avanzar y para mejorar, no para retroceder”.

Sí, esto decía López Miras que, en la misma comparecencia, resaltaba el hecho de que el año que acabamos de estrenar estará “marcado por las urnas” porque “Vamos a tener elecciones europeas, autonómicas y locales, y esperemos que por el bien de los españoles tengamos elecciones nacionales”. Y ahí es cuando comprendemos muchas cosas. Tendremos elecciones, él se tendrá que someter a ellas, así es que está bien poner sobre la mesa expresiones de firmeza que lleguen al electorado. Y no ponemos en duda la fe feminista de López Miras defendiendo la Ley contra la Violencia de Género (2018 se cerró con 47 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en España), pero no en todos los puntos está en contra de Vox. Por ejemplo, el modelo de enseñanza que Vox propone, en gran parte, es el que le hemos oído defender a López Miras en muchas ocasiones. Pero bueno, no es cuestión de comparar ahora, uno por uno, esos 19 puntos de Vox con las reflexiones que, en muchas ocasiones, hace nuestro presidente. Claro que no se como le han podido caer esas declaraciones, a Pablo Casado, presidente de su partido que, en una radio de ámbito nacional, manifestaba que “lo que está defendiendo Vox en Andalucía está dentro de la Constitución”.

descargaSí, con esta sorprendente afirmación, Pablo Casado, salía al paso de las críticas recibidas por su pacto con la ultraderecha en Andalucía. Ya ven, al señor Casado le parece constitucional que Vox quiera cargarse el Estado de las Autonomías (título VIII de la Constitución Española), por poner solo en ejemplo. Y es que, algunos políticos, o toman por tontos a los electores o atesoran tal carga de cinismo que pueden decir las mayores barbaridades sin que se les mueva un músculo de la cara.

Nos parecen un exceso las manifestaciones que se han venido haciendo en Andalucía, en contra de Vox, porque han conseguido buenos resultados allí. Es un partido legal y tiene todo el derecho del mundo a presentarse y ganar, si puede, elecciones. Y los andaluces lo tienen también a votar la formación política que les parezca bien, pero que el Presidente de un partido como el PP nos diga que Vox es un partido constitucionalista es para llorar. O no se ha leído la Constitución (teniendo en cuenta que aprobó un montón de asignaturas de derecho en un plisplas, entendemos que no haya tenido tiempo para leérsela), o su grado de cinismo esta por encima de la media. A todo esto, VOX Murcia, ha querido mandarle un recadito a López Miras por sus declaraciones recordándole que: “En las próximas elecciones de mayo tanto municipales como autonómicas VOX no aspira a entrar en la cámara regional y en muchos ayuntamientos, sino a ser la llave de gobierno”. Y en esas estamos, porque a mi no me extrañaría que, llegado el caso, aquí también se nos diga que Vox es un partido “constitucionalista”. Esperemos que no sea necesario.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 16-1-2019

VOX SUBIENDO, LA CREDIBILIDAD BAJANDO

Lunes, 14 enero, 2019

Aznar con FragaA lo largo de nuestros 40 años de democracia pareció no existir la ultraderecha, que por supuesto existía. Pero al comienzo, Aznar hizo una adecuada labor de integración de la misma, en el PP, y Santiago Abascal, el líder de Vox, se ganaba, muy bien, el sustento en las filas populares desde que se afiliara a este partido con 18 años, fuese elegido concejal con 23, en el Ayuntamiento de Llódio, y continuara a lo largo del tiempo viviendo de los presupuestos del Estado: hasta ahora en que amenaza con “salvarnos”.

descarga (24)Felipe González, por su parte, había conseguido la fusión con el PSP, el partido socialista de Tierno Galván, y lograba que el PSOE fuese hegemónico en esta ideología. Por su parte el PCE, que marchaba a trancas y barrancas, terminó perdiéndose en IU (1986), para que Julio Anguita avergonzase a los antiguos comunistas con la “pinza” con Aznar, en su lucha contra el PSOE, consiguiendo que Aznar ganase, pero que el quedase tan tocado en su credibilidad que, más tarde, tuvo que dejar la jefatura de IU y marcharse a su casa. Mientras, este país caminaba en el bipartidismo, con los catalanes aparentemente tranquilos, hasta la aparición de Podemos y Ciudadanos.

Y así las cosas, Alberto Garzón, terminaba de empujar por el precipicio a IU al permitir que Podemos fagocitara sus siglas, a la vez que el partido morado; con un discurso populista de izquierda radical, continua perdiendo credibilidad social con el paso del tiempo, al mismo ritmo que han ido desapareciendo del primer plano algunos de sus fundadores. Ciudadanos, por su parte, ha eliminando su referencia al socialismo democrático, para sustituirla por el liberalismo progresista porque, según sus dirigentes, el centro político es ser “un partido constitucionalista, liberal, demócrata y progresista”. Definición que, en un principio, debería alejarle de Vox, pero lo cierto es que ese partido, que en sus inicios se presentaba con vocación de centro izquierda y más tarde liberal, ahora se nos ofrece como un partido dispuesto a gobernar junto a los ultraderechistas de Vox, ante el asombro y la preocupación de sus correligionarios europeos que no entienden nada. Porque sí, el PP (no nos extraña porque parte de los militantes de Vox, incluido su líder, proceden de sus filas), y Ciudadanos, están negociando el Gobierno de Andalucía de la mano de la ultraderecha, aunque Ciudadanos ande haciendo el ridículo diciendo cosas como que ellos no se “sientan en la misma mesa de Vox” y no negociarán con esta formación, cuando saben que sin su apoyo seria imposible ese proyecto de gobierno tripartido de la derecha en Andalucía, lo que nos lleva a pensar que, quizás, el bipartidismo no fue tan malo para este país.

descarga (25)Sube la ultraderecha, sí, pero posiblemente tenga mucho que ver con el índice de credibilidad que percibimos en los políticos, de uno y otro signo, como han puesto de manifiesto las encuestas realizadas en la calle por los distintos medios de comunicación. Así fue posible oír a un joven seguidor de Vox: “los he votado porque los he creído”. Y este es el gran problema en estos momentos en España, que sube Vox porque el electorado está dejando de creer en la sinceridad de las palabras de quienes fabrican mensajes que parecen dirigidos a ganar concursos de publicidad, pero olvidan dotarlos del tono de la credibilidad. Sube la ultraderecha, sí, y quizás tenga mucho que ver con la desaparición de auténticos líderes en nuestro país. Lideres creíbles a los que les oigamos el mismo mensaje, en no importa el territorio en el que suelten sus soflamas. Lideres con valores que piensen más en el bienestar general que en sus intereses personales. Lideres para los que no exista el cortoplacismo, que crean más en ser útiles que en ser importantes. Tenemos la sensación de que los políticos se retroalimentan entre ellos y son incapaces de percibir el latido de la ciudadanía. Están sordos.

Deberían leer a Churchill: “Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; valor también es lo que se necesita para sentarse y escuchar”.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 9-1-2019

A %d blogueros les gusta esto: