LAS COSAS DE ISABEL DÍAZ AYUSO

Martes, 10 noviembre, 2020

Isabel AyusoTengo la buena costumbre, eso me parece a mí, de acostarme oyendo las noticias y despertarme oyendo las noticias. Así es que, siguiendo ese hábito, el lunes desayunaba acompañada del sonido de la radio, y Àngels Barceló, se hacía eco de una entrevista que le habían hecho, en TeleMadrid, a la Presidenta de esa comunidad, donde esta le reprochaba a la entrevistadora que se permitiera cierto tipo de preguntas porque, según ella, los presidentes, en este caso la presidenta, no podían descender a tratar los pequeños datos de las cosas ya que, fue literal, ella no era la responsable de los recursos humanos de la comunidad. Y todo esto, después de que la periodista intentará, una y otra vez, sin fortuna por supuesto, que la presidenta de Madrid, que ha reconocido en otras ocasiones que faltan sanitarios en la capital de España, con un cierto tono de acusación al Gobierno central (como si la bajada de inversión en la sanidad publica madrileña no fuese responsabilidad de su partido, acentuado durante el mandato de Esperanza Aguirre), dijera el numero de sanitarios que la comunidad está dispuesta a contratar.

Oída la información de la radio, acudí al video de TeleMadrid, y créanme que el gesto, las contestaciones, la manera de salir, no salir, del atolladero en la que se encontraba la señora Ayuso, ante las preguntas llenas de sentido común de la periodista, es digno de estudio. Sobre todo, viéndola titubear, desde un desconocimiento supino de lo que estaba hablando. Porque no se le estaba sometiendo a un tercer grado, no, se le estaba preguntando por la dotación de personal sanitario del hospital de emergencias de Valdebebas, que se comenzó a construir en mayo, que cuesta más de 50 millones de euros, y que la señora presidenta inaugurará esta semana, sin que al parecer conozca como funcionará, y si se contratarán profesionales. Y como quiera que, por lo menos, sabe lo que no sabe, pues no soportó que una entrevista preparada para su lucimiento, pusiera al descubierto su ignorancia sobre lo que ella debería de gestionar. Y les aseguro que las preguntas estuvieron encaminadas, simplemente, a que la presidenta facilitara información sobre dichas contrataciones, pero que si quieres. Díaz Ayuso, quizás porque no sabe ni de eso, ni de otras cosas, ofreció un penoso espectáculo de titubeo, de absoluto desconocimiento sobre lo que pretendía informar, con naderías como: “Estamos en esa contratación. Habrá un refuerzo que venga desde otros hospitales. Al hospital de Valdebebas no le va a faltar ni material sanitario ni personal”.

InchaurrondoVino a decir que se trasladarán profesionales de un hospital a otro, pero no se incrementará el número de sanitarios, cuando ya está comprobado que Madrid está falto de ellos en todos los hospitales públicos. Se desnudará a un Santo para vestir a otro, y aunque no lo explicó así, pero se le entendía todo, la periodista (un aplauso a la valentía de Silvia Intchaurrondo, una profesional, a la que esperemos no le traiga problemas su deseo de hacer bien su trabajo) continuaba inasequible al desaliento hasta que Ayuso soltó eso de “Es un nuevo hospital y es una buena noticia”. Así mismo, la señora Ayuso le apuntaba a la periodista lo que ella consideraba que es una buena o mala noticia, y que de eso es de lo que tenían que hablar, y como quiera que la redactora, lo que quería es informar, al final le sacó lo de: “A ver, yo no soy la responsable de recursos humanos de la consejería de Sanidad. La presidenta no tiene que entrar al detalle de cómo van a reorganizar los turnos. Eso a mí no me compete. Yo no he de bajar a la letra pequeña. Son preguntas que no se hacen a un presidente autonómico”. Le falto decirle, sobre todo cuando la tele en la que tú trabajas depende de mí. No, no lo dijo, pero se le adivinó. Disimula muy mal esta mujer, y me quedé con la sensación de que esta periodista puede tener problemas. Confío en equivocarme.

Publicado en el diario La Opinión, de Murcia, el 28 Octubre de 2020

ESPAÑA NO PUEDE ACTUAR COMO POLONIA

Lunes, 26 octubre, 2020

EuropaQue Polonia está muy cerca de ser un Estado totalitario, aunque pertenezca a la Unión Europea, es de todos conocido. Que la Unión Europea tiene un grave problema con Polonia, es bien sabido Y que Polonia ha encontrado en España una muleta en la que apoyarse para justificar sus excesos en su intento de cercenar la auténtica democracia en su país, también es verdad. Y esa muleta no es otra que la propuesta del Gobierno de España, de reformar el Consejo General del Poder Judicial, teniendo en cuenta que ese intento por cambiar las mayorías ha llegado unos días después de que la Comisión Europea advirtiera, a España, de la necesidad de proceder con urgencia a la renovación del CGPJ, a más de recordar, en ese mismo informe, la necesidad de que los ciudadanos perciban como independientes a los órganos judiciales.

Y esto si que es preocupante, y mucho, porque si España siempre ha salido bien parada en los informes que la Comunidad Europea hace periódicamente, sobre la situación del Estado de Derecho, en todos los países que forman parte de ella, este toque de atención a nuestro país debería de alertar al Gobierno sobre si, en el tema de la justicia, todo se está haciendo bien. Pregunta dirigida también al líder de la oposición, el señor Casado, que está actuando de manera irresponsable, en la no elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial. Irresponsabilidad, que está provocando que, por primera vez, el Estado de Derecho en España, esté siendo cuestionado en la UE. Cuestionamiento en el que ha tenido mucho que ver Pablo Casado que ya se ha encargado de celebrar alguna que otra reunión telemática con sus colegas populares europeos, para contarles no se que de imposibilidad de acuerdo con el Gobierno de España, sobre la administración de la justicia, y de paso poner en peligro la ayuda contra la pandemia a nuestro país. Algo muy grave, y que debería de hacer reflexionar a Casado, un líder demasiado confuso en los últimos tiempos.

cjpjAunque se aparente no darle importancia, el proyecto de renovación del CJPJ, que ha propuesto nuestro Gobierno de coalición, suena tan mal en Europa, que el tema ha provocado que, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia, se exija a la Comisión Europea, que tome las mismas medidas contra el Ejecutivo español que contra el polaco, que en la actualidad tiene activado el artículo 7 de los Tratados (el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea tiene por objeto garantizar que todos los países de la UE respeten los valores comunes de la Unión, incluido el Estado de Derecho), porque el Gobierno ultranacionalista, y ultraderechista, polaco, ha encontrado en la reforma del sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial, planteado por el PSOE y Unidas Podemos, un argumento para defender la suya ante las autoridades comunitarias, reclamando igualdad de trato.

Con todos mis respetos para Polonia, España no es Polonia, y no puede actuar como están actuando ellos en el tema de las libertades, del respeto a la justicia, de separación de poderes. España no puede saltarse a la torera las normas de la UE, y menos en un tema tan sensible como el de la justicia.

Que las ultimas decisiones sobre el funcionamiento de la justicia, en España, haya dado fuerzas a un Gobierno como el polaco para mostrar su extrañeza por la doble vara de medir, que según ellos, está utilizando la Unión Europea, debería de hacer reflexionar al Gobierno, que debe evitar caer en la trampa del no respeto a las normas de la UE, con lo que esto tiene de peligro para la imagen de nuestro país.

Por cierto, que un organismo como el CGPJ, que se encuentra en funciones, continúe acordando nombramientos de Jueces del Supremo, nos parece todo, menos normal, pero es que, últimamente, pocas cosas parecen normales.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 21 de Octubre de 2020

FALTAN SANITARIOS EN MURCIA

Lunes, 26 octubre, 2020

AsambleaHoy miércoles, el pleno de la Asamblea Regional, incluirá el debate y votación de una moción, del Grupo Parlamentario Socialista, para apoyar y mejorar la atención primaria en la Región, con la contratación de 450 nuevos profesionales. Una petición, que se nos antoja absolutamente necesaria, teniendo en cuenta que, según los científicos, ya estamos inmersos en la segunda ola de la pandemia. Y el momento que se está viviendo, en toda España, en esta comunidad también, es lo suficientemente grave como para que los partidos hagan un ejercicio de responsabilidad, y olviden sus enfrentamientos, para luchar por la seguridad de los ciudadanos.

La iniciativa del Grupo Parlamentario Socialista, en la Asamblea Regional, plantea la cobertura, a través del Servicio Murciano de Salud, de al menos, 140 plazas de médicos de familia, 240 plazas de enfermería, y 71 de trabajadores sociales, con destino a cada uno de los centros de salud de la Región, a la vez que se aboga por la contratación de rastreadores hasta completar, como mínimo, la cifra recomendada por la OMS, así como la petición de cobertura de necesidades administrativas de los centros de salud.

ConesaA lo largo de los plenos celebrados en la Asamblea Regional, desde que Gobiernan PP y Cs, hemos venido asistiendo a un continuo ninguneo de la oposición Ninguna propuesta, por parte del grupo socialista, ha sido tenida en cuenta por los populares, y ciudadanos, que al parecer olvidan que la democracia es, en sentido estricto, “una forma de organización del Estado en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que confieren legitimidad a sus representantes”, y teniendo en cuenta que el grupo socialista fue el partido más votado en las ultimas elecciones autonómicas, debemos pensar que sus diputados están plenamente legitimados, como para que el resto de los representantes de los ciudadanos, tengan en cuenta sus propuestas y sus opiniones.

Pero no es así, porque tenemos la sensación de que hay quienes piensan que, aunque se gobierne por alianzas, incluso con un partido al que procuran esconder para que no parezca que lo hacen gracias a ellos (sin su apoyo no seria posible), a la oposición hay que despreciarla, y si es dándole un portazo en la Asamblea, cada vez que osa proponer algo, mucho mejor.

HospitalEs de esperar que hoy no ocurra así, porque lo que, hoy, propone el PSOE en el Ágora Regional, es de puro sentido común, de necesidad perentoria en esta sociedad que ha ido abandonando la sanidad publica para volcarse en la privada. Que ha ido cerrando plantas de hospitales y derivando enfermos a la sanidad privada (desafortunadamente se muy bien de lo que hablo por propia, y no agradable experiencia) que continua teniendo cerrados ambulatorios de atención primaria cuando, ahora, la exigencia de la realidad del coronavirus nos demanda que estén abiertos para comenzar haciendo los seguimientos por ahí, y para que los enfermos crónicos, y no crónicos, no se sientan abandonados en sus casas, mal atendidos, por teléfono, o esperando que esa llamada se produzca, con un mucho de suerte.

No hay médicos ni personal de enfermería suficientes. La segunda ola de Covi-19 ha vuelto a poner en evidencia la falta de sanitarios en nuestro sistema de salud. Un problema que viene de lejos, y que no se atajó a tiempo con las contrataciones necesarias. Pues bien, hoy, la Asamblea Regional, tiene la obligación de solucionar, en parte, el grave problema que Murcia tiene en el aspecto sanitario. Hoy, es el día en el que la coalición gobernante mire, más allá de sus narices, y piense más en los ciudadanos, que en sus puros intereses partidistas, votando sí a la moción del PSOE.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 14 de Octubre de 2020

EL REY Y SÁNCHEZ, JUNTOS EN CATALUÑA

Miércoles, 7 octubre, 2020

Rey IITras el guirigay armado en todo el país por el no viaje del Rey a Barcelona, a la entrega de despachos de los jueces, y el lío formado en la prensa, en el Parlamento, y en las redes sociales; donde se han incrementado notablemente los grupos de apoyo a la monarquía española, el anuncio de que, Felipe VI, y Pedro Sánchez, estarán juntos, el próximo viernes, en Cataluña, para la entrega de premios de la Barcelona New Economy Week, nos hace pensar que, por fortuna, la racionalidad se ha impuesto en las relaciones jefatura de Estado-Gobierno, como no podía ser de otra manera. Porque si no tenia mucho sentido que, el Rey, no pudiera viajar a Barcelona, por no se qué de una cierta inseguridad (no conozco ningún otro caso donde el Jefe del Estado tenga que evitar viajar a uno de sus territorios) , menos lo tiene que la imagen de las dos máximas autoridades del país no se hayan visto reflejadas, juntas, en los últimos tiempos porque, también al parecer, los despachos habituales entre el Presidente del Gobierno, y el Rey, como Jefe de Estado, tal y como era costumbre, habían dejado de realizarse .

FelipeEs cierto que han sido tiempos difíciles, lo continúan siendo; y quizás todo lo que está pasando obligara a dilatar esas reuniones. Se nos podrá decir, también, que ahora hay maneras de realizar encuentros de forma telemática, pero la foto del Jefe del Estado, y del Presidente del Gobierno, juntos, durante alguna de esas regiones, tranquilizaría mucho, a muchos ciudadanos, que no comprenden ciertas cosas que han ocurrido en los últimos tiempos. Exactamente, desde la entrada en el Gobierno de Podemos, y el trato que, desde algunos de los ministerios de su competencia, se le ha tributado al Jefe del Estado.

Quizá, y sin quizá, esa actitud de los componentes de Podemos (excepción de la ministra de Trabajo, que está demostrando que es la única con “sabe estar” de ese partido) ha podido arrastrar a otros miembros del gabinete que se han encontrado, muchas veces, “entre la espada y la pared”, a la hora de hablar de esos acontecimientos, ante el dilema de no dejar (permítanme esta licencia) “con el culo al aire” a sus compañeros de gabinete, y a la vez respetar la figura del Rey; consiguiendo con todo ello sembrar una cierta inquietud en muchos ciudadanos que no sabían a que atenerse con este circo, inimaginable en otras monarquías parlamentarias europeas. Pero, al parecer, nosotros somos espaciales, y nos permitimos estas cosas de “sainete”, que hablan de la inmadurez de algunos que ocupan altos puestos de responsabilidad.

Por todo ello, tranquiliza bastante que desde Moncloa, se haya anunciado que el Rey Felipe VI, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajarán este próximo viernes a Barcelona para participar en el acto de entrega de premios de la nueva edición de BNEW, Barcelona New Economic Week, habiendo comunicado, también, que será el propio Felipe VI, el que presida el acto. Un acontecimiento centrado, entre otras cosas, en sectores como la industria digital, la logística, y el comercio digital, y que comparten el mismo objetivo: la Nueva Economía.

Al parecer, tras la entrega de premios, Felipe VI, y Pedro Sánchez, visitarán, también juntos, la start-up 3D Factory Incubator, con motivo de cumplirse el primer año de vida en la Zona Franca de Barcelona. Un acontecimiento a celebrar, por parte de nuestros gobernantes, por lo que tiene de entrada en una normalidad que, teníamos la impresión, llevaba camino de perderse.

Un país, con tantos problemas económicos, y de salud, como el nuestro, no puede gastar sus esfuerzos en disquisiciones que no tienen sentido, y que a nada conducen; solo a sembrar desasosiego en una sociedad ya bastante preocupada. Así es que, bienvenidos a la normalidad, que esperemos dure, por el bien de este país.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 7 de Octubre de 2020

ASCENSIÓN MARTÍN, LA VOZ DE JUECES PARA LA DEMOCRACIA

Miércoles, 7 octubre, 2020

Hace unos días moría, Ruth Joan Bader Ginsburg, jueza de la Corte Suprema de los Estados Unidos, que destacó, de manera especial, por su trabajo en la lucha por la igualdad legal de género, habiendo fundado, en 1972, la sección de derechos de la mujer en la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles. Una mujer, de una enorme popularidad; no solo en su país, al ser percibida como un símbolo de la justicia social.

ascensiónLeyendo algunos datos biográficos de esta juez, que es considerada un símbolo de la mujer americana, me viene a la mente otra juez, Ascensión Martín Sánchez, esta de nuestra tierra, magistrada de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, que fue designada nueva portavoz de Juezas y Jueces para la Democracia, una asociación profesional de jueces españoles que goza de gran predicamento por su carácter progresista, y que ahora ha venido a corroborar ese progresismo eligiendo a una mujer, no residente en Madrid, como su cara visible, al convertirla en portavoz nacional de dicha asociación.

JusticiaHe de confesarles, que me alegra que una mujer haya sido la elegida para ser la cara de una asociación tan respetada como Jueces para la Democracia. Y que me hace especialmente feliz que esta elección haya recaído en una mujer madura, de larga trayectoria jurídica (ha prestado servicios como magistrada en Caravaca de la Cruz, Totana, Lorca, Cieza, Almería, Alicante y Murcia, donde lleva quince años como Jueza de Menores, y quince en la Sala de la Contencioso Administrativo de Murcia), y que de todo su desempeño profesional destaca, como lo más importante para ella, su estancia en Centro, y Latinoamérica, participando en el área de internacional del Consejo General del Poder Judicial, como Juez de Menores Especialista, para la aplicación de la Convención de Derechos del Niño, y la formación de Jueces, en distintos países de aquel continente, como Honduras, Guatemala, Costa Rica, Colombia, México, Panamá y Paraguay .

Justo nombramiento de una mujer, de larga trayectoria profesional, que sabe mucho de tener que conciliar vida familiar y profesional, que no le ha impedido desarrollar esta última, como ponen de relieve sus más de 30 años de experiencia asociativa que le han permitido adquirir la capacidad de oír, consensuar, y negociar, cuando el interés público está en juego porque, por encima de todo, Ascensión Martín, entiende la justicia como un servicio a la sociedad. Quizás por ello; declara, no concibe su vida profesional sin su pertenencia a JJpD, como una forma de entender la justicia.

Entender la justicia como un servicio público, desde ese puesto para el que ha sido elegida por jueces y juezas más jóvenes que ella (Ascensión luce unos esplendido 68 años) que han creído en su capacidad profesional, en su inteligencia para el dialogo y el consenso, en su entusiasmo por lo que hace, que ahora es también luchar por la igualdad hombre-mujer en su colectivo profesional ya que, según datos del CGPJ, solo el 16% de las presidencias de las Audiencias Provinciales recaen en mujeres; y el 18% de las salas de los Tribunales Superiores de Justicia, porque solo son juezas un 38% y 14% de los magistrados de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo, respectivamente, estando prácticamente ausentes del Poder Judicial: solo son mujeres 2 de los 12 componentes del pleno del Tribunal Constitucional. Al parecer, la equiparidad hombre-mujer también se produce muy lentamente en este ámbito: “Han transcurrido más de 10 años desde la aprobación de La Ley de Igualdad y, sin embargo esta norma no ha tenido una aplicación efectiva en el Poder Judicial. Especialmente, en materia de nombramientos de cargos discrecionales”. Una reivindicación de Juezas y Jueces para la Democracia que, estoy segura, la nueva portavoz hace suya.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 30-9-2020

LAS OBSESIONES DE PABLO IGLESIAS

Martes, 29 septiembre, 2020

iglesiasEl vicepresidente del Gobierno de España, Pablo Iglesias, parece vivir en un mundo cuya única realidad, para él, es la proclamación de la república .Como si este país; en el que él forma parte del Gobierno, no estuviese inmerso, con la pandemia que nos azota, en la mayor catástrofe vivida desde la terrible Guerra Civil, y lo que esta significó de destrucción y de enfrentamiento cainita entre hermanos.

Pero no, está tan obsesionado con ser el artífice de la llegada a nuestro país de la III República ( Iglesias pregona la vocación republicana de Podemos frente a, según él, un PSOE monárquico), que desde su llegada al Gobierno, un día sí y otro también, lejos de preocuparse de sus competencias; si es que tiene algunas dentro del ejecutivo, dedica su tiempo, aparte de ver todas las series del mundo ( el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 tiene la costumbre de recomendar series, entre las que se encuentran ‘Baron Noir’, ‘Vikingos’ y ‘Succession’), a ir sembrando en la mente de los ciudadanos la idea de la necesidad del advenimiento de otra república. Porque a eso es a lo que aspira, a pasar a la historia de este país, no como el vicepresidente con poco que hacer y mucho que hablar, y si como el salvador de la “opresión” de las comunidades independentistas, como puso de relieve, el pasado sábado, en un acto en el que defendió la necesidad de avanzar hacia una “nueva república” que reconozca la plurinacionalidad de España, con una organización “más federal, más confederal”, ya que, “Creo que trabajar y construir alianzas para avanzar hasta el horizonte republicano tiene que ser una de las tareas políticas de Podemos en los próximos años”. Sí, esto lo decía el vicepresidente de un Gobierno donde el Jefe del Estado es el Rey, dando una muestra de deslealtad absoluta.

Pablo Iglesias, está inmerso en un juego peligroso. Va dejando caer sus ensoñaciones, de vez en vez, en los más diversos actos, y al parecer no produce escándalo en la sociedad. Como si lo que dice no llevase una peligrosa carga de profundidad que puede explotar en cualquier momento; que es lo que el querría, porque cuando este hombre habla de la gran conspiración urdida por Vox y PP (no olvidemos que también acusó en el Parlamento a Teodoro García Egea, de estar alentando una “insubordinación” de la Guardia Civil) solo pretende intoxicar al señalar la amenaza de la extrema derecha en una maniobra de distracción de su defensa de Bildu, de ERC, de todos aquellos que se niegan la palabra España, como le ocurre a el.

ireneNo, todo esto no son simples salidas de tono del señor vicepresidente, es una planificación sistemática para subvertir el orden constitucional de este país, porque su discurso es también el de su compañera de partido, y de vida, la ministra de Igualdad, Irene Montero, que días atrás proclamaba en TVE que la derecha llevaba “semanas llamando a la insubordinación del Ejército”.

Iglesias se está impacientando, y ante la posibilidad de un adelanto de las elecciones, y teniendo en cuenta que su formación política no sale muy bien librada en las encuestas, está poniendo en cuestión el modelo de Estado que nos dimos todos los españoles, pretendiendo que el CIS incluya una pregunta sobre la monarquía y abriendo un debate sobre la institución, que en la sociedad española no existe. Propuesta que ya hizo, la vicepresidenta tercera del Congreso y diputada de Unidas Podemos, Gloria Elizo, al pedir “un referéndum sobre la Corona y la abdicación de Felipe VI”.

¿De verdad este país no tiene otros problemas? ¿De verdad la gran preocupación de los españoles es someter a referéndum lo de monarquía o republica? Yo creo que sus antiguos vecinos de Vallecas están, ahora, en otras cosas. Sí, es muy nocivo dejarse arrastrar por las obsesiones, e Iglesias esta, peligrosamente obsesionado.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 23-9-2020

JOSÉ MOLINA, UN HOMBRE HONESTO

Jueves, 17 septiembre, 2020

Hay una canción de Joan Manuel Serrat que comienza diciendo “Harto ya de estar harto, ya me cansé…” Y, al parecer, esto es lo que le ha ocurrido al dimitido presidente del Consejo de la Transparencia de la Región de Murcia (CTRM), José Molina, que ha dicho adiós a un mandato, que se iniciaba en el 2015, y que, según las palabras de su despedida, ha estado caracterizado por un “torpedeo” y una “obstrucción” constante a su labor, por parte del Gobierno regional.

MlinaQue un hombre, con un puesto de relieve en la sociedad, decida que en la vida todo no vale, es digno de destacar. Y que se marche, denunciando aquello que ya había dejado entrever en otras ocasiones, nos habla de lo que él es, de lo que ha sido siempre; un hombre honesto y comprometido con la sociedad a la que ha servido desde hace muchos años en distintos puestos. Un ser humano necesario en los puestos en los que se mejoran las sociedades. Porque estas son más justas cuando hay transparencia en sus instituciones, cuando los gobiernos saben que existe un organismo vigilante de sus acciones, en defensa de la ciudadanía. Y el ha intentado ser fiel a esa ciudadanía contra viento y marea. Tan contra viento y marea que hasta tuvo que soportar, en los inicios del funcionamiento de esta institución, a dos empleados públicos colocados ahí, justo para impedir el funcionamiento del organismo. Es decir, tenía al enemigo en casa, puesto por el gobierno al que tenía que demandar transparencia. Increíble, pero cierto.

Tuve la oportunidad, yo diría la fortuna, de conocer a José Molina Molina cuando llegue a Murcia a dirigir RNE, en el 1983. El formaba parte del primer gobierno de Andrés Hernández Ros, como Consejero de Economía Hacienda y Empleo y la sensación que tuve al conocerlo es que estaba ante un hombre honesto, convencido del ejercicio de la política como un servicio a la sociedad, y convencido también de que, en los puestos de responsabilidad, no hay que eternizarse. Es por esto que no me ha extrañado su dimisión, porque este doctor en economía, sociólogo, auditor, y sobre todo, un incansable luchador, a lo largo de su vida, por la democracia real, la transparencia y el buen gobierno, no nació para que nadie le amedrentara y condicionara su importante labor como responsable de la transparencia en una región que, al parecer, tanto ha luchado para “laminar su independencia”, según ha puesto de relieve en sus declaraciones de despedida.

transparenciaPero puede irse satisfecho porque, durante los cinco años que José Molina Molina ha estado al frente de este organismo, las reclamaciones presentadas por los ciudadanos han sido 465, destacando de manera especial las relacionadas con educación y salud. Precisamente, las reclamaciones presentadas contra el Servicio Murciano de Salud (SMS) permitieron que la comunidad autónoma se viese obligada a publicar los datos sobre listas de espera, derivaciones a la sanidad privada y el cierre de plantas hospitalarias, que en algunos centros, ha llegado a ser escandaloso. Por eso es tan importante que la elección del próximo, o próxima (me gusta pensar que una mujer puede tener las mismas oportunidades que un hombre) responsable de esta institución, recaiga en alguien libre de cualquier sospecha de compadreo con el gobierno de turno porque, si esto no es así, para que queremos un organismo que, al final, sirva solamente para justificar, a veces, lo injustificable: que exista un organismo dedicado al funcionamiento transparente de las instituciones, nos habla de una sociedad madura, pero que ese puesto pueda ser ocupado por alguien alejado del talante de José Molina, nos entristece, porque de lo que se trata es de que las instituciones respondan al perfil para el que fueron creadas. Ya tenemos muchas otras que no justifican su existencia, no convirtamos esta, también, en otro instrumento absolutamente inútil.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 16-9-2020

PRIMERA POLITÉCNICA CON RECTORA

Jueves, 17 septiembre, 2020

El coronavirus lo llena todo: los informativos de todos los medios, la vida diaria de la sociedad, las decisiones del Gobierno. Y está tan presente en nuestras vidas, que parece anular la importancia que otros acontecimientos tienen en nuestra sociedad, como el hecho de que, por primera vez en la historia de la Universidad Española, una mujer haya sido elegida para regir los destinos de una universidad politécnica en nuestro país. Un autentico acontecimiento, si tenemos en cuenta la escasa presencia femenina en las aulas de las universidades politécnicas españolas, que apenas alcanza el 20 por ciento,

MiguelSí, estamos hablando de Beatriz Miguel Hernández, y de la Universidad Politécnica de Cartagena ( UPCT). Y en este primer articulo que les ofrezco, después de los meses de verano, no resisto la tentación de referirme a este hecho, que tuvo lugar en julio (tomó posesión del rectorado el 28 de agosto), porque tengo la sensación de que ha pasado un poco desapercibido, con tanto ruido de coronavirus, de mascarillas, de incumplimientos de los protocolos, para luchar contra este enemigo invisible que algunos, inconscientemente ignoran, y otros temen hasta la psicosis.

Y quiero volver a esa elección de Beatriz Miguel Hernández, como rectora de la UPCT ( una elección que se llevó a cabo en unas circunstancias excepcionales teniendo en cuanta los condicionantes de coronavirus que obligó, primero a cancelar las previstas elecciones y más tarde a realizarlas de manera telemática) porque, como mujer, me alegra que muchas intenten romper ese techo de cristal que impide que se avance en igualdad con respecto al hombre, porque ya es extraño que pese a que en la actualidad se matriculan y acceden a la universidad más mujeres que hombres (54,8%), con una importante diferencia en grado (55,1%), en máster oficial (54,8%) y equitativa en doctorado (49,9%), sólo un 27% de profesores de universidad sean catedráticas, lo que es una clara desventaja a la hora de optar a un rectorado. Así es que se necesita mucha decisión para atreverse a ese reto, como se atrevió la catedrática de la Facultad de Psicología de la Universidad de Murcia, Elena Quiñones, en marzo del 2006, a competir en las elecciones al Rectorado de esta Universidad con otros dos candidatos.elena De alguna manera, esa decisión suya, también ha podido ayudar a que Beatriz Miguel haya sido elegida ahora, quizás porque la marcha por la igualdad, hombre-mujer, es un camino lento, donde los logros se consiguen después de que muchas otras lo intentaran.

Desearle éxito a Beatriz Miguel, es deseárselo a la Universidad de esta Comunidad, y a la Universidad Española, que a veces transmite la sensación de ser extremadamente machista y conservadora a la hora de aplicar nuevas ideas y nuevas maneras de hacer. En una entrevista que LA OPINION le realizaba el 11 de Julio la nueva Rectora de la UPCT mostraba su decisión de que ningún alumno abandone los estudios por no poder pagar la matricula. Y nos gustó esa música: “El hasta ahora equipo de dirección de la Universidad ha estado esta semana poniendo al corriente de pago a todas aquellas matrículas que en este momento permanecían impagadas, nosotros seguiremos promocionando el crowdfunding del que dispone la UPCT para ayudar a sus alumnos y en el que cualquier ciudadano que lo desee puede colaborar. Aún así, tal y como se encuentre la situación de cara al mes de septiembre, seguiremos valorando posibles soluciones para que ningún alumno de la Universidad se quede fuera por no poder pagar sus estudios”.

cartagenaExtraordinario compromiso que hace público esta mujer, que viene a formar parte de la élite de las Universidades Españolas, porque sólo 10, incluida ella, de las 50 universidades públicas en nuestro país están regidas por mujeres: en los ocho siglos de historia de la universidad, en España, sólo ha habido 20 mujeres rectoras.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 9-9-2020

EL CORONAVIRUS DESTAPO NUESTRAS VERGUENZAS

Martes, 14 julio, 2020

descargaEl 25 de abril de 1986, el Congreso de los Diputados aprobaba la Ley General de Sanidad, que permitiría garantizar la cobertura de los servicios sanitarios a todos los españoles. Sí, fue un Gobierno de Felipe González, ese gran político al que muchos querrían amordazar para que no diga las “verdades del barquero” el que, siendo ministro de Sanidad, Ernest Lluch, más tarde asesinado por ETA (para cuando la condena de Bildu al derramamiento de sangre de tanta gente inocente como Lluch), aprobaba la Ley General de Sanidad: la universalización de la atención sanitaria. La ley, extendía a todos los ciudadanos las prestaciones de servicios sanitarios que, hasta ese momento, solo se aplicaban a los cotizantes de la Seguridad Social. Es decir, a los que pagaban esa seguridad. Sí, aquella ley, supuso un cambio trascendental en el modelo político de asistencia sanitaria: se pasó de un sistema de Seguridad Social financiado con las cuotas de trabajadores y empresarios, a ser sufragado directamente a través de los Presupuestos Generales del Estado.

descarga (2)A partir de entonces, nuestro sistema sanitario fue puesto como ejemplo en todos los países. Pero se fueron sucediendo las transferencias sanitarias a la comunidades autónomas, y cada una de ellas; en mayor o menor medida, fue moldeando la sanidad publica, según sus intereses: en muchos casos intereses que no tenían nada que ver con la mejora de esa sanidad y si con los objetivos de esos gobiernos en favorecer la sanidad privada. Tanto, que algunos de esos consejeros de Sanidad de muchas comunidades autónomas proceden de ese mundo, lo que facilitaba, y facilita, las concesiones, los convenios y todos los trapicheos que ustedes puedan imaginarse. Mientras tanto, el dinero publico para la sanidad publica, ha ido disminuyendo escandalosamente (el ejemplo más palpable es lo ocurrido, durante la pandemia, en Madrid y Cataluña) y el resultado ha sido lo que hemos vivido durante este tiempo, de manera especial en esas comunidades.

Porque es cierto que nadie estaba preparado para esto, ningún país del mundo puede cantar victoria de cómo ha actuado, pero no es menos cierto, que antes del coronavirus, en muchas comunidades (en Murcia también) permanecían cerradas plantas de hospitales públicos, mientras los enfermos eran desviados a los hospitales privados, a la vez que las plantillas de sanitarios han ido disminuyendo escandalosamente (en la Región de Murcia el presidente del Colegio de Médicos considera que faltan 500 facultativos en la sanidad publica), cerrándose gran numero de centros de atención primaria.

descarga (1)Sí, 71 de los 172 consultorios de de esta comunidad, dedicados a la atención primaria, permanecen cerrados por el servicio de salud: al parecer, no cumplen con las medidas necesarias, en sus instalaciones, para prevenir la propagación del coronavirus, si es que se nos presenta otra vez, que parece ser que puede ocurrir. Es decir, no se aprendió nada de todo lo que hemos pasado; estamos pasando, porque justo ahora es cuando hay que hacer examen de conciencia, ver donde se han detectado los fallos y aprender, de una vez por todas, entre otras cosas, que los centros de atención primaria son absolutamente necesarios, si no se quiere volver a colapsar los hospitales, y como consecuencia de ello, dejar morir a los ancianos por falta de asistencia en esas residencias convertidas en tanatorios.

Es tiempo de reflexión para el Gobierno, para el Ministerio de Sanidad, para los responsables de las comunidades autónomas. Hay que meditar, y mucho, sobre todo aquello susceptible de mejorar en la sanidad pública: el coronavirus ha venido a destapar nuestras vergüenzas. Dejó al descubierto que no tenemos la mejor sanidad.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 24-6-2020

POBREZA EN ESPAÑA, LA MÁS ALTA DE EUROPA

Lunes, 22 junio, 2020

4La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, ha hecho unas declaraciones en las que felicita a España por haber puesto en marcha el ingreso mínimo vital, porque considera imprescindible proteger a las personas más vulnerables de estas crisis, y porque la pobreza en España es la más alta en relación con la del resto de Europa ya que un 21% de la población se encuentra bajo el umbral de la pobreza, cuando en la Unión Europea es menos del 17%, por lo que, según sus palabras, España tiene una importante labor para mejorar la desigualdad en el país, y este es un buen instrumento. Añadiendo que este es el momento en el que los Gobiernos tienen que gastar, para salir de esta crisis global.

Y este discurso tan razonable, hecho por una autoridad económica tan relevante, deberían leerlo algunos empresarios españoles (nos consta que otros muchos si están de acuerdo), que al parecer están en otras historias. Unos empresarios que parecen pensar solamente en ellos mismos, en sus propios intereses, sin valorar que es este Gobierno, al que ellos critican muchas decisiones, el que ha hecho posible que compañías con problemas, pero otras muy sanas, hayan podido tener liquidez frente al desplome de la actividad económica provocado por las restricciones que ha impuesto el coronavirus: El mecanismo principal para asegurar la liquidez ha sido una línea de avales públicos de hasta 100.000 millones de euros del ICO, dirigidos principalmente a pequeñas y medianas empresas, aunque al parecer otras grandes se han enganchado a esta ayuda.

Pues al parecer, que las empresas tengan ayudas, algo que nos parece muy bien porque estas son las que generan empleo, a los empresarios les parece muy bien, necesario y hasta exigible, pero esos mismos que lloran para que el Gobierno les eche una mano en sus problemas (reitero mi comprensión hacia ellos), resulta que salen en tropel a mostrar su desacuerdo por la puesta en marcha de algo absolutamente necesario como es el llamado ingreso mínimo vital. Pongamos por caso las declaraciones hechas por el Secretario General del Círculo de Empresarios, Alfredo Bonet que ha dicho: “Desde el Círculo de Empresarios no vemos la conveniencia de una renta básica universal, ya que se ha demostrado ineficaz en los países que la han ensayado y desincentiva el espíritu emprendedor” y es que, al parecer, algunos piensan que ya nadie va a querer trabajar, o, según algunas declaraciones, esto “presionaría al alza los salarios y distorsionaría la negociación colectiva”,

Tenemos la impresión de que esto es lo que han querido siempre, tener la sartén por el mango, y el mango también , porque tras eso de “distorsionar la negociación colectiva”, se esconde el deseo de continuar teniendo la fuerza de los salarios y de las condiciones laborales a ofrecer: ya hablan, desde foros empresariales de las dificultades que se encontrarán en la renovación de los convenios colectivos, que venzan próximamente, porque entienden que les será mucho más difícil llegar a acuerdos.

Bueno, pues que pongan la imaginación a trabajar, que no se apoyen en el hambre de muchos trabajadores (hay asalariados que no llegan a final de mes) para conseguir en esos convenios todo lo que los empresarios proponen.

5Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, dijo ayer, durante una charla pronunciada en Santander: “Lo que nos preocupa profundamente es el déficit del Estado”. Algo que nos parece razonable, pero yo prefiero el discurso de La directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgiev, cuando afirma que “Estamos diciendo a los Gobiernos: gasten cuanto puedan. Hay que salir de esta crisis”.

Pues teniendo en cuenta lo que ocurrió en el 2008, a mi esto me parece muy justo: ya era hora de que las crisis no las pagaran siempre los mismos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 17-6-2020

A %d blogueros les gusta esto: