LA EDUCACIÓN Y EL GOBIERNO REGIONAL

Miércoles, 27 febrero, 2013

Que un Gobierno regional dedique más dinero a dos colegios religiosos, que segregan la educación, que a todos los colegios públicos del territorio que administra es absolutamente escandaloso y, si me apuran, vergonzoso también.

El filósofo chino Confucio dejó escritas muchas cosas, entre ellas, algo que nos debería hacer pensar, y mucho: “Donde hay educación no hay distinción de clases”. Y ciertamente es así. Quizás por eso hay quienes pretenden privar de una adecuada formación y educación a determinada parte de la sociedad, seguramente porque lo que se pretende es que se perpetúe la distinción de clases, por los siglos de los siglos.

REGION DE MURCIAPorque algo de esto es lo que denuncia el sindicato de enseñanza FETE-UGT que pone de relieve que el Gobierno de la Región de Murcia dedica más dinero a los dos colegios que hay en Murcia del Opus Dei– que segregan a los alumnos por sexos– que al funcionamiento de todos los colegios públicos de la región.

Según este informe, el anteproyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el año 2013 refleja que el Gobierno Regional dedicará más de tres millones y medio de euros a los colegios del OPUS de Murcia, Nelva—educación solamente para niñas—y Monteaguado—educación exclusiva para chicos–, frente a un total de poco más de dos millones de euros que prevé dedicar a todos los colegios públicos de esta Región, en concepto de gastos de funcionamiento.

OPUS DEIFETE-UGT, inasequible al desaliento, continua adelante con la demanda interpuesta ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia contra la Consejería de Educación por destinar dinero público a un modelo de enseñanza diferenciado por sexos, y claramente elitista. Y ciertamente no somos muy optimistas sobre el resultado final de esta demanda, si tenemos en cuenta que el Tribunal Supremo ya se manifestó en su momento sobre la no subvención del Gobierno de España a la educación discriminatoria por sexos, y el inefable ministro Wert buscó las vueltas a la sentencia para hacer una redacción de la nueva Ley de Educación que permitirá los atropellos que ya conocemos: Como esto de dedicar más dinero de los impuestos de los ciudadanos a la enseñanza privada que a la pública. Como lo de pretender poner en marcha una nueva Ley de Educación—la llamada LOMCE—sin buscar el necesario y obligado diálogo con la comunidad educativa, pero dejando la puerta abierta para que lo privado intervenga en lo público porque, esta ley, extrañamente obvia a las familias y a las asociaciones de padres—no han sido incluidos—pero si cuenta con agentes privados en uno de sus apartados con la siguiente redacción; “El conjunto de agentes, públicos y privados, que desarrollan funciones de regulación, de financiación o de prestación del servicio de la educación en España y sus beneficiarios”.

Ahora, en la Región, nos tememos lo peor, y lo peor seria para la educación publica que, como se nos avisa, se pretenda arreglar el desaguisado del déficit regional—la Comunidad cerró el pasado ejercicio con un desajuste presupuestario de 250 millones de euros—tocando este capítulo, y Sanidad, que es de las pocas cosas que van quedando a los ciudadanos para sentirse iguales entre sí.

Que un Gobierno regional dedique más dinero a dos colegios religiosos– que segregan la educación– que a todos los colegios públicos del territorio que administra es absolutamente escandaloso y, si me apuran, vergonzoso también.

Alguien escribió: “Por la ignorancia se desciende a la servidumbre, por la educación se asciende a la libertad”. Seguramente es lo que se pretende, que el ciudadano sea cada vez más susceptible de perderse en la mansedumbre para que extravíe el sentido de la libertad que incomoda a los que no creen en la igualdad del ser humano.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 26-2-2013

JUAN ROIG, UN EMPRESARIO ESPECIAL

Martes, 26 febrero, 2013

Juan Roig, el dueño de Mercadona, tiene una manera especial de dirigir su negocio y de hablar alto y claro cuando ha sido necesario. Y a veces esa manera suya de hablar no nos gustó, pero siempre nos hizo pensar, que no es poco.

En tiempos tan convulsos como los que estamos viviendo. En esta MERCADNONAsociedad absolutamente capitalista en la que nos encontramos, es muy difícil encontrarnos con empresas que digan no a cobrar una deuda de casi millón y medio de euros. Pero esto es lo que ha hecho Mercadona que, en el convenio suscrito con el Ayuntamiento de Guadix para la instalación en el Parque Empresarial Príncipe Felipe de un Bloque Logístico de esta empresa, tenia derecho a un millón trescientos mil euros, a los que ha renunciado.

Una renuncia que seguramente ha venido muy bien a las arcas municipales, porque no creo yo que estén muy boyantes, como no lo están las de ninguno de los ayuntamientos de este país, excepto Bilbao que cuenta con el honor de no deber nada a nadie, que ya es milagro.

No somos muy dados a piropear a las empresas, pero si queremos ser honestos hemos de reconocer que Mercadona, no solo por esto, ha implantado una manera de funcionar en España que nos hace pensar que si otros actuasen de la misma manera las cosas podrían ir mejor.

JUAN ROIGJuan Roig, el dueño de Mercadona, tiene una manera especial de dirigir su negocio y de hablar alto y claro cuando ha sido necesario. Y a veces esa manera suya de hablar no nos gustó, pero siempre nos hizo pensar, que no es poco. Ahora, ese decir no a una cantidad tan importante de dinero, nos hace ver que estamos ante un señor que ha triunfado en los negocios por algo más que suerte. Lo hizo, por una manera seria de funcionar, porque esta acción suya pone de relieve que para él lo más importante no es el dinero, y si el clima de trabajo que pueda crear alrededor de su empresa en aquellos lugares en los que se instala y en los que, como en Guadix, es una fuente de esperanza para toda la comarca.

Guadix y su Ayuntamiento tienen ahora un especial compromiso para con esta empresa que ha venido a dinamizar una economía necesitada de estímulos como este y a la que, lógicamente, recibimos con los brazos abiertos, no al estilo Mr, Marshall. Sí hacia un empresario que, desde el primer momento, ha sentado las bases de una forma de actuar que hemos de resaltar. Bienvenidos a Guadix.

Publicado en Wadi-As, de Guadix, el 1-2-2013

ADIOS Y GRACIAS A PAQUILLO FERNÁNDEZ

Martes, 26 febrero, 2013

Aquel día se descubría para el mundo un extraordinario marchador pero para nosotros, los accitanos, los que sabíamos de su capacidad como atleta fue el descubrimiento de lo que se puede sentir cuando oyes el nombre de tu ciudad asociada al triunfo y a la gloria.

PAQUILLO FERNÁNDEZA punto de cumplir los 36 años dice adiós a la marcha atlética nuestro paisano Paquillo Fernández. Y ahora que sabemos que no lo veremos más participando en las grandes competiciones atléticas es inevitable rememorar los grandes momentos vividos por él y las grandes emociones sentidas por todos los que hemos seguido su trayectoria deportiva.

Una trayectoria deportiva que hizo que Guadix se paralizara ante el televisor cuando Paquillo participaba en los grandes acontecimientos deportivos que le han dado gloria. Como aquella mañana de agosto de 2004 en que nuestro atleta, participando en 20 kilómetros marcha, entraba en el Estadio de Atenas para conseguir la medalla de Plata en unos Juegos Olímpicos que han quedado grabados en su mente para siempre.

En la suya y en la nuestra, porque aquel día se descubría para el mundo un extraordinario marchador pero para nosotros, los accitanos, los que sabíamos de su capacidad como atleta fue el descubrimiento de lo que se puede sentir cuando oyes el nombre de tu ciudad asociada al triunfo y a la gloria; aunque en menor medida ya lo veníamos experimentando desde el 2004 en que consiguiera su primer campeonato de España de 20 kilómetros marcha situando con este triunfo el nombre de Guadix en el mapa del atletismo español.

PAQUILLO FERNÁNDEZAquel logro olímpico fue el comienzo de una trayectoria que nos llenó a todos de legítimo orgullo, porque nosotros también participamos simbólicamente de aquella medalla si, pero también de esos dos diplomas olímpicos que consiguió en los juegos de Sidney y Moscú y de todos los triunfos que logró a lo largo de su carrera como atleta.

La simbiosis con él se hizo tan estrecha que llegamos a sentir un profundo dolor cuando su nombre se vio asociado a lo que no nos gusta del atletismo, pero nosotros siempre lo recordaremos como el extraordinario atleta que es y la persona sencilla y humilde que conocimos cuando ya estaba en la cumbre y parecía, por su comportamiento alejado de la vanidad, un principiante. Y sí, también lo recordaremos por la semilla que fue sembrando en jóvenes atletas de Guadix que comenzaron en la marcha siguiendo su ejemplo. Entre ellos, Alberto Amezcua, que ya estuvo a punto de participar en los últimos Juegos Olímpicos en la prueba de marcha y al que le deseamos, de corazón, muchos días de triunfo.

Publicado en Wadi-As, de Guadix, el 18-1-2913

CASCAMORRAS, INTERÉS TURISTICO INTERNACIONAL

Martes, 26 febrero, 2013

La fiesta del Cascamorras atesora todo lo que se exige para conceder el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Internacional.

CASCAMORRASYa se ha puesto en marcha la maquinaria que conseguirá para el Cascamorras la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional. El Presidente de la Hermandad de la Virgen de la Piedad, Juan Lechuga, continúa su labor incansable para conseguir poner a la altura que se merece la fiesta del Cascamorras.

No quiero pecar de excesivo optimismo porque después vienen las grandes decepciones, pero como en estos casos la unión de todas las fuerzas políticas y sociales es decisiva para conseguir los objetivos y esta unión se está consiguiendo, las gestiones para lograr el ansiado reconocimiento van en la buena dirección.

Los ayuntamientos de Guadix y Baza han dado un paso al frente y sus alcaldes trabajan en pos de ello. El Obispo de Guadix-Baza ya tiene en su poder el informe elaborado por la Hermandad para conseguir que el Ministerio de Industria y Turismo tome la decisión al respecto y confiamos firmemente en su apoyo porque ese reconocimiento es de suma importancia para la promoción turística de esta zona. Y el turismo es desarrollo económico.

La declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional vendría a mostrar la importancia de este festejo, su indiscutible valor cultural y su atractivo turístico que atraería la atención de muchos visitantes,

CASCAMORRASLa fiesta del Cascamorras atesora todo lo que se exige para conceder el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Internacional: porque son muchos los años que se celebra de manera interrumpida; porque su arraigo popular es indiscutible y la participación ciudadana cada vez es más numerosa. Porque esta fiesta ha tenido y tiene repercusión nacional e internacional. Porque ya posee el reconocimiento de Interés Turístico Nacional y porque esta petición cuenta con el respaldo de los ayuntamientos de Guadix, de Baza; no dudamos de la del Obispado, y, como no puede ser de otra manera, de la Junta de Andalucía, de la que esperamos un pronunciamiento firme al respecto.

Andalucía cuenta, entre otras, con fiestas de Interés Turístico Internacional en Cádiz, Jerez de la Frontera, Málaga, Granada, Sevilla…en esta lista falta la fiesta del Cascamorras y los responsables del turismo del Gobierno andalúz han de poner todo el empeño en que este sueño, largamente acariciado, se haga realidad porque, sencillamente, es de justicia.

Publicado en Wadi-As, de Guadix, el 16-2-2013

LOS SILENCIOS DE LA IGLESIA CATOLICA

Miércoles, 20 febrero, 2013

La iglesia católica está dejando pasar un tiempo precioso para acercarse a los más débiles. El mundo está inmerso en una etapa convulsa y la iglesia católica parece hacer oídos sordos a lo que ocurre a su alrededor.

BENDICTO XVIMiles de personas asistieron en la plaza de San Pedro al penúltimo ángelus dominical de Benedicto XVI como papa, que “suplicó” a los fieles que recen por él y por el próximo pontífice e invitó en este tiempo de Cuaresma a toda la Iglesia a la renovación, “a renegar del orgullo y del egoísmo y a vivir en el amor”.

Hay quienes han querido ver en sus palabras —eso dicen algunos teólogos— su lucha estéril por la renovación de la Iglesia Católica, que ha provocado su renuncia a la silla de San Pedro.

Casi coincidiendo con esto La OPINION publicaba días atrás una información en la que ponía de relieve que el número de católicos desciende en España, a la vez que aumenta el numero de creyentes que viven de espaldas a los actos religiosos; que se alejan de la iglesia católica cada vez más, porque aunque siete de cada diez españoles se declara católico—unos treinta y tres millones de personas–, ha aumentado el número de creyentes de otras religiones y de no creyentes y ateos.

Datos que deberían de hacer reflexionar a la Iglesia Católica porque estamos en el siglo XXI y no puede continuar dando la sensación de que vive anclada en el tiempo, de que continua sin renunciar a ninguno de sus privilegios. Es, además, la única religión que cuenta con unos ingresos procedentes de las arcas del Estado recaudados por la vía segura de la declaración de la renta, teniendo a dicho Estado como disciplinado recaudador.

Cuando miles de personas se ven en la calle porque no pueden atender sus, en la mayoría de las veces, humildes hipotecas, la Iglesia Católica continua siendo en España una de las instituciones con mayor número de propiedades exentas de tributación y de las que, en la mayoría de los casos, extrae una importante rentabilidad económica. Rentabilidad que parece alejarle cada vez más del proyecto liberador de Jesús.

La iglesia católica está dejando pasar un tiempo precioso para acercarse a los más débiles. El mundo está inmerso en una etapa convulsa y la iglesia católica parece hacer oídos sordos a lo que ocurre a su alrededor.

Y no hablamos de esa iglesia—curas y monjas—que entregan su vida a los más débiles, que hacen de su existencia un ejercicio de servicio a los demás, que los hay y muchos. Hablamos de la jerarquía eclesiástica que se muestra demasiado complaciente con los poderosos y demasiado alejada de los débiles. Esa iglesia católica que con sus máximos líderes a la cabeza aparecía encabezando las manifestaciones más variadas para rechazar las decisiones y leyes del partido en el Gobierno; socialista claro, y que ahora no vemos por ningún lugar. Ya no se ponen a la cabeza de las manifestaciones que defienden una sociedad más justa.

ROUCO VARELASí, echamos en falta que el señor Rouco Varela, tan amante de las filípicas cuando le vienen bien, suelte una de ellas para hacer un llamamiento a tanta injusticia. Hay silencios demasiado estruendosos y este silencio de la iglesia católica ante los desahucios; por ejemplo, ante el paro, ante el abandono en que se encuentran los más débiles, constituye una contradicción en toda regla porque, como dice el Teólogo Juan José Tamayo, “detrás de todo esto se oculta una insolidaridad nada evangélica”.

En esta iglesia de ahora, aquí en España, se echa en falta lo que expresara el Concilio Vaticano II al comienzo de la Constitución sobre la Iglesia en el mundo actual: “Los gozos y las esperanzas, las alegrías y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son también gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo”.

Publicado en La Opinión, de Murcia el 19-2-2013

LA TRANSPARENCIA ES OTRA COSA

Lunes, 18 febrero, 2013

Continuamos enjugascados con la renta de Rajoy olvidando analizar, por ejemplo, que los datos sobre el número de cotizantes a la Seguridad Social se ha reducido en enero en más de un cuarto de millón y en caso 800.000 a lo largo de 2012.

Las decisiones en cuento a la comunicación en algunas instituciones están pensadas y bien pensadas. Nada ocurre porque sí. Todo tiene una razón de oportunidad, de conveniencia. Los tiempos se miden milimétricamente para que los acontecimientos que les afectan puedan ver mitigados sus efectos; porque una detonación controlada a tiempo puede ocasionar que no se oiga con nitidez el derrumbe.

LUIS BARCENASComo ya apuntábamos la semana anterior, la publicación de la declaración de la renta y el patrimonio de Mariano Rajoy no aportaría nada nuevo sobre la manera de llevar la contabilidad del PP por parte de Luis Bárcenas. Lo que aparece en su declaración es, como no podía ser de otra manera, lo que percibe como Presidente del Gobierno de España y lo que recibía legalmente de su partido que, al ser un acuerdo privado entre partes, no está sometido a ninguna norma y sí a lo que la institución quiera; aunque hemos de reconocer que es escandaloso que en plena apriete de cinturón de todos los ciudadanos, incluidos los funcionarios a los que se les quiere culpar de no se cuantas cosas, su partido le subiese el sueldo un 27%. Algo que nos habla de la hipocresía reinante en esta sociedad nuestra.

Este dar a conocer lo que Rajoy expone en su declaración de hacienda nos ha hecho tener unos días muy ocupados analizando los datos, leyendo las reacciones a los mismos, pero nos tememos que nos distrajeron de lo sustancial—lo sustancial no es su declaración de hacienda, es la contabilidad B, si existe, de su partido–, que quizás es lo que se ha pretendido, como ponen de relieve las declaraciones casi a coro de todos los portavoces del PP que al unísono nos hablan de transparencia—la transparencia es otra cosa– como si esta declaración, insistimos, pudiese borrar todo lo demás. Y lo demás es mucho, porque aquí lo que importa es saber la procedencia de los fondos con los que este partido se financia y retribuye a sus dirigentes.

Pero sí, estamos hablando más de la declaración del Presidente que de los últimos datos del CIS en los que aparece Mariano Rajoy inspirando poca o ninguna confianza al 82,1% de los españoles, algo perfectamente natural si tenemos en cuenta que estudios económicos nos dicen que la brecha entre ricos y pobres, en nuestro país, es la mayor de toda la Unión Europea: Nunca estuvo el dinero tan mal repartido.

Pero continuamos enjugascados en su declaración de renta olvidando analizar, por ejemplo, una noticia que nos grita la realidad que estamos viviendo. Datos de la semana anterior que reflejan que el número de cotizantes a la Seguridad Social se ha reducido en enero en más de un cuarto de millón y en casi 800.000 a lo largo de 2012. Una pérdida de cotizantes que debería de alarmarnos porque nos indica una tendencia a la baja que pone en peligro el mismo sistema de pensiones.

ANA MATOPero aquí estamos, tratando de la dichosa declaración y no del obligado cese de la señora Mato, aunque solamente sea por mentir—de estética ni hablamos– algo que se antoja demasiado usual en este gobierno. Porque con tanto ruido que nos lleva a la nada, dejamos pasar—ni siquiera hemos oído comentarios al respecto—los últimos datos ofrecidos por UNICEF sobre nuestro país. Datos que reflejan que más de dos millones de niños españoles viven ya en la miseria.

Si, hemos de reconocer los servicios impagables que prestan, algunos gabinetes de comunicación, para soltar la tinta de calamar adecuada que impida ver más allá de nuestras narices.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 12-2-2013

RAJOY Y LA OPOSICIÓN

Miércoles, 6 febrero, 2013

Que el señor Rajoy en una comparecencia centrada en negar la mayor, se acuerde de una oposición a la que debería de agradecer todos días con una misa—él es creyente—su comportamiento, es para pensar.

Como muchos otros españoles, después de la publicación de los apuntes contables del extesorero del PP, Luis BárcenasRAJOY, esperábamos con una cierta curiosidad la comparecencia del Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ante los medios de comunicación—sin permitir preguntas por cierto—el pasado sábado, tras la finalización de la reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo Nacional de su partido. Comparecencia en la que anunciaba solemnemente que a lo largo de esta semana se publicará en la Web de la Moncloa sus declaraciones de la renta y de patrimonio, como si esta sola divulgación pudiese arreglar el desaguisado organizado por la difusión de la contabilidad del señor Bárcenas.

Como es costumbre en estos casos, aprovechó para matar al mensajero acusando a los que difunden las informaciones sobre las presuntas irregularidades del PP de “crear una situación de debilidad en un momento particularmente delicado”, y de paso criticaba al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba “por haber prestado credibilidad a insinuaciones”.

Asombrados nos quedamos ante la pretensión de que la oposición mantenga la boca cerrada ante lo que está pasando, porque es fácil imaginarse el cirio que estarían montando los populares si el tema fuese al contrario. No queremos ni suponerlo.

PSOE FEDERALEl PSOE no levanta cabeza no por la oposición que está haciendo, y sí por la que no está haciendo. No levanta cabeza porque su electorado– de sus militantes ni hablamos– no puede comprender esta manera de hacer oposición un tanto monjil, como de pellizquitos de monja vamos, que se está marcando la cúpula del PSOE.

Desde el primer momento, Rubalcaba se ha mostrado como un firme defensor de “su” oposición responsable. Aquella que permite a su partido, dice, “acordar, discrepar y confrontar” con el Gobierno, siguiendo una estrategia completamente diferente a la que defendió el PP cuando era el PSOE el que gobernaba. El secretario general de los socialistas considera que ese es el camino a seguir ante la situación sumamente delicada por la que atraviesa el país. Pero esta postura le ha ocasionado algunos problemas dentro de su propio partido—fuera del mismo a la vista está–, porque todos esperaban una posición más firme, seguramente porque muchos se preguntan por la necesidad que la política tiene de perder el miedo a los mercados y otros poderes fácticos. Un mensaje de oposición en ese sentido probablemente hubiese ilusionado a un electorado un tanto mohíno. Que el señor Rajoy en una comparecencia centrada en negar la mayor, se acuerde de una oposición a la que debería de agradecer todos días con una misa—él es creyente—su comportamiento, es para pensar.

Como de aurora boreal es que dijese eso de “No he venido a la política a ganar dinero, vine perdiendo dinero”. Para añadir…”Para mí el dinero no es lo más importante en esta vida…”.

Pues que bien, pero molesta sobremanera que un gobernante diga que en política pierde dinero, porque eso refleja su estatus económico, y hablar de eso nunca fue muy elegante, sobre todo porque se supone que a la tan denostada política hay que llegar dispuesto a prestar un servicio a la sociedad. Por cierto, el señor Rajoy comenzó su carrera—no la de derecho–con 26 años, cuando en 1981 fue elegido diputado en las primeras elecciones autonómicas gallegas. A partir de entonces siempre cobró y vivió de la política y, al parecer, no le fue mal. Vamos, que no extraña lo de Registrador.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 5-2-2013

A %d blogueros les gusta esto: