A VUELTAS CON LA SANIDAD PUBLICA

Miércoles, 30 enero, 2013

Fue un gobierno socialista el que creó en 1986 el Sistema Nacional de Salud y el que, dos años más tarde, reconociese el derecho a la sanidad publica a personas sin vinculación con la Seguridad Social que tuvieran pocos recursos, para en octubre del 2011 promulgar una Ley haciendo posible la Universalidad de la Sanidad en España.

Se cumple una década desde que se realizaron las últimas transferencias sanitarias a las comunidades autónomas por parte del Estado. Ocurría en Enero de 2002—gobernaba José María Aznar—cuando, entre otras comunidades, la Región de Murcia se hacia responsable del funcionamiento de la sanidad.

Han pasado 13 años y hemos de reconocer que el Servicio Murciano de Salud ha venido y viene funcionando muy bien, pero como sí es cierto que en los últimos tiempos se ha detectado un incremento de la externalización de las prestaciones: radiológicas, de rehabilitación, analíticas… es lógico que nazca una cierta alarma entre los ciudadanos, teniendo en cuenta el fervor privatizador de las comunidades de Valencia y Madrid, del mismo signo ideológico porque, como reitero, están en general contentos con el funcionamiento de la Sanidad Publica en esta Región, se preguntan; como los de Madrid, por la necesidad que hay de cambiar lo que funciona.

Que la oposición– ante el vendaval privatizador que esta sufriendo la sanidad en las comunidades de Madrid y de Valencia, gobernadas por el PP– muestre su alarma, entra dentro de la más absoluta normalidad, o debería de ser considerado así, pero que, ante cualquier reacción en ese sentido se despierte las iras del partido gobernante ya no es tan normal: los gobiernos están para administrar y la oposición para controlar las acciones de los gobernantes. De lo contrario, no es democracia, es otra cosa.

LAURA MUÑOZTodo esto viene a cuento de la visita que hiciera hace unos días a la Región de Murcia el Secretario de Organización del PSOE, Oscar López, donde expuso su preocupación por la privatización que el PP está realizando de la Sanidad en algunas de las regiones que gobierna. En ningún momento se refirió a la Región de Murcia, aunque mostró su temor de que pueda ocurrir lo mismo. Pero como estamos perdiendo la capacidad de asumir que los demás también tienen derecho a opinar–sobre todo cuando esos demás forman parte de la oposición política—la portavoz del PP regional, Laura Muñoz, salió a la palestra para negar que el Partido Popular “esté privatizando la Sanidad”, afirmado que “por contra, estamos haciendo todos los esfuerzos para gestionar el desastre financiero que dejó el PSOE, sin poner en riesgo el servicio básico fundamental, gracias a una reforma que hace sostenible un sistema que el Gobierno socialista dejó herido de muerte”

RODRIGUEZ ZAPATEROPues mire no, estamos dispuestos a aceptar que Zapatero tuviera algo que ver con la herida de muerte de Manolete, pero con la de la Sanidad Pública no. Porque la realidad es que hace un año—gobernaba el PSOE– era el servicio publico más valorado en las encuestas del CIS y ahora, en esas mismas encuestas, aparece entre una de las cuatro preocupaciones de los ciudadanos. Porque la realidad es que fue un gobierno socialista el que creó en 1986 el Sistema Nacional de Salud y el que, dos años más tarde, reconociese el derecho a la sanidad publica a personas sin vinculación con la Seguridad Social que tuvieran pocos recursos, para en octubre del 2011 promulgar una Ley haciendo posible la Universalidad de la Sanidad en España. Esta es la verdad, como es verdad que a partir del 24 de abril del 2012, por Real Decreto del Gobierno de Rajoy, la Sanidad en España dejara de ser universal y gratuita. Esa es la realidad, aunque no le guste.

Algunos políticos deberían tener en cuenta una máxima en psicología que nos dice que “la gente que no asume la responsabilidad de sus propias acciones se siente victima de los demás y se lamenta por su mala suerte. Así, cuando fracasa, siempre puede culpar a alguien”.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 29-1-2013

SER MUJER EN ESPAÑA

Miércoles, 23 enero, 2013

En las empresas de trabajo temporal, la primera pregunta que se plantea a las candidatas a trabajar es si están casadas y, sobre todo, si tienen hijos. Es decir, por encima de su cualificación, de su capacidad laboral, de su actitud y aptitud lo que importa es si tiene hijos, pregunta muchas veces decisiva.

MUJERES EN EL PARLAMENTOLos últimos datos difundidos por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) nos hablan de que España es el país de la UE con mayor paro femenino, superando al parecer en 12,4 puntos la media comunitaria.

A la cabeza de Europa, además de España se encuentra Grecia, quedando Portugal lejos de las cifras que ofrece nuestro país. En el lado opuesto, los países que registran las tasas de paro más bajas entre las mujeres son Alemania, Países Bajos y Austria.

De igual manera, España cuenta con la natalidad más baja de Europa y una de las más bajas del mundo, situándose dicha tasa de natalidad en 1.1 cuando especialistas de la talla de Manuel Moro, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, estiman que se necesitaría una media de 2,1 hijos por mujer para que las futuras generaciones reemplacen a las actuales.

Por otra parte, la edad media de las madres primerizas ha aumentado, situándose ahora en treinta años, lo que dificulta un segundo embarazo, hasta el punto de que en un congreso los especialistas expresaron su preocupación por el incremento de los partos prematuros en España, que achacan a la edad de las nuevas madres.

Antes todo esto, el presidente de la Sociedad Española de Neonatología, Eduardo Doménech—Rector de la Universidad de la Laguna–reclama incentivos a la natalidad, no solo con ayudas económicas y si también con medidas laborales que faciliten a las trabajadoras el poder ser madres.

MUJERES TRABAJANDOAl hilo de esto, hemos tenido la oportunidad de acceder a unos cuestionarios o relación de preguntas que hacen algunas empresas de trabajo temporal para seleccionar trabajadoras, en Murcia; nos imaginamos que en el resto del país ocurrirá igual. Entre las cuestiones que se plantean en la entrevista personal con las candidatas para trabajar, no importa en que empresa porque todas comienzan igual, la primera duda que se formula es si la joven está casada y, sobre todo, si tiene hijos. Es decir; por encima de su cualificación profesional, por encima de su capacidad laboral, por encima de su actitud y aptitud lo que importa es si tiene hijos y es que, dependiendo de la contestación a esta; muchas veces decisiva pregunta, transcurre el resto de la encuesta.

Si esto está ocurriendo; que está ocurriendo, un gobierno tan próximo a la iglesia Católica algo debería de emprender para hacer posible que las mujeres en edad fértil—las otras ya no cuentan—no tengan la tentación de abortar si es que, en un descuido—la naturaleza tiene sus necesidades—han cometido el error de embarazarse y la decisión de no abortar. Porque esa es otra. Muchos de los prebostes que dirigen las grandes empresas que ponen veto a las jóvenes que tienen hijos pequeños son católicos practicantes, que seguramente se escandalizan hipócritamente ante el hecho de que una mujer aborte y lo haga; siempre es así no se confundan, obligadas por una vida que no se lo pone fácil. En este caso, elegir: si trabajar, para poder formar una familia, o tener un bebé que le impedirá mantenerla: muchas casas viven del trabajo de la mujer.

El Gobierno debería legislar menos sobre el aborto y más sobre las leyes que protegen la natalidad leyendo los informes de la OCDE, la Organización para la cooperación y el Desarrollo Económico, que relaciona la baja tasa de fertilidad en España, con la falta de incentivos y ayudas a la familia, poniendo como ejemplo de lo contrario a países como: Francia, con una tasa de natalidad del 1.99, Irlanda, con 2.07, y Noruega 1.98, que conceden las ayudas familiares de las que aquí carecemos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 22-1-2013

LAS LECCIONES DE MARTÍNEZ CONESA

Miércoles, 16 enero, 2013

Sinceramente, esta señora ya molesta un poco con tanta prepotencia y, si me apuran, tanta arrogancia, porque este carácter suyo de estar por encima del bien y del mal viene de lejos. La contestación a Juan Patricio Castro está ausente de argumentos que lo rebatan con cifras reales.

Tal y como informaba días pasados LA OPINIÓN, el ayuntamiento de Madrid ha colgado en su página Web—www.madrid.es—un estudio sobre fiscalidad; informe que el consistorio capitalino lleva haciendo desde la década de los noventa y en el que este año aparece Murcia es uno de los municipios de España donde la presión fiscal es más alta.

En este Ránking tributario de los municipios españoles durante el año 2012 se refleja como las empresas de Murcia pagan el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) más alto del país y como, de igual manera, los ciudadanos de Murcia soportan el segundo Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) más caro –sólo por detrás de Málaga–; el tercer Impuesto sobre Construcciones y Obras (ICIO) más elevado –le preceden Madrid y Málaga–; al igual que el de plusvalías. Y de igual manera, en relación con el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica–más conocido como el impuesto de circulación–, los vecinos de Murcia pagan el cuarto precio más alto de España, sólo por detrás de Málaga, Barcelona y Madrid.

JUAN PATRICIO CASTROAnte esta información a la que, reiteramos, cualquier ciudadano puede acceder, la oposición ha expresado su opinión, como no podía ser de otra manera en un estado de derecho y lo ha hecho de una forma moderada porque, sinceramente, el concejal del Grupo Socialista en el ayuntamiento de Murcia, Juan Patricio Castro, está muy lejos de responder al perfil de un broncas por lo que se ha limitado a decir que estos datos “son la confirmación de la pésima gestión que el Partido Popular está haciendo en la Glorieta, infligiendo un severo castigo a los ciudadanos con subidas indiscriminadas, regresivas e intolerables de impuestos”. Vamos, de manual: lo que se espera de una oposición tan prudente.

ISABEL MARTINEZ CONESALo que ha estado lejos de ser prudente es la reacción de la concejala de Hacienda del ayuntamiento de Murcia, Isabel Martínez Conesa, que a falta de argumentos que rebatan los datos ofrecidos por el ayuntamiento de Madrid—por cierto un trabajo elaborado por la Agencia Tributaria de la capital de España—entra en la descalificación del concejal socialista poniéndose estupenda en lo de dar lecciones de conocimiento diciendo eso de “da pena que un catedrático como Juan Patricio Castro no someta los datos a la racionalidad crítica” o “es una simulación teórica sin datos reales y sin ningún valor académico”, para ya embalada, tildar la intervención de su colega de “frivolidad” a la vez que le calificaba de “demagogo” y “oportunista”.

Sinceramente, esta señora ya molesta un poco con tanta prepotencia y, si me apuran, tanta arrogancia, porque este carácter suyo de estar por encima del bien y del mal viene de lejos ya que no es la primera vez que pone en cuestión la capacidad para opinar del señor Juan Patricio Castro, al que debería tener un poco de más respeto intelectual auque solo fuese porque son colegas. Personalmente no conozco a ninguno de los dos, no se quien es el más listo de la clase—al parecer ella se atribuye esa cualidad– pero como ambos son Catedráticos de Economía se supone que poseen el mismo nivel de cualificación y desde luego el mismo derecho a opinar sin correr el riesgo de recibir una lección del otro.

A todo esto, la contestación de la señora Martínez Conesa está ausente de argumentos que rebatan con cifras reales—déjese de monsergas academicistas—el estudio elaborado por la Agencia Tributaria de Madrid. La descalificación como único argumento no cambia los datos que se ofrecían el pasado sábado en este diario. Un poco de humildad no estaría mal.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 15-1-2913

UN PAÍS MUY ESPECIAL

Miércoles, 9 enero, 2013

Mariano Rajoy proclama que “en Galicia no hay caciques”, solo”personas que tienen influencia y la utilizan en época electoral”. La capacidad del señor Rajoy para eludir los asuntos que no le son gratos es digna de admiración

Durante los días en que nos alejamos de esta sección, no hemos dejado de asomarnos a lo que ocurre a nuestro alrededor—los periodistas no dejamos de serlo nunca—y aunque nos hubiese gustado quedarnos con la imagen esperanzadora de los niños mirando embelesados las cabalgatas de Reyes Magos y los Papas Noel de turno, lo cierto es que la realidad no descansa ni en Navidad, antes al contrario, estos pasados días acrecentaron muchas cosas, entre ellas la sensación de que vivimos en un país muy especial.

JOSÉ LUIS BALTAR PPEn un país donde es posible contemplar un documento gráfico que nos muestra juntos, tomándose un reconfortante vino de la tierra—hablamos de Galicia—al Presidente del Gobierno Mariano Rajoy junto al expresidente de la Diputación de Ourense, José Luis Baltar, que como ya conocen, ha sido imputado por la presunta contratación a dedo de 104 personas.

Acusación realizada por el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Ourense y donde se pone de relieve un comportamiento un tanto caciquil del señor Baltar al comprobarse que dichas contrataciones se llevaron a cabo durante su etapa de presidente de la Diputación sin informes previos, sin salir a concurso y siempre a través de decretos firmados por el susodicho, tal y como refleja el diario de Prensa Ibérica “Faro de Vigo” publicando que “en ninguno de los casos de las 104 contrataciones existió previa convocatoria u oferta en el Boletín Oficial de la Provincia o en el tablón de edictos, o de cualquier otro modo o manera que evidenciara la publicidad de las ofertas de contratación”. Añadiendo que existe “una intención del querellado, José Luis Baltar, que conocía la absoluta ausencia de procedimiento de contratación y que quería de manera directa que fuesen esas personas y no otras, las que ocuparan los puestos por lo que hizo pasar por inaplazables y necesarias las contrataciones bajo su propia consideración”.

RAJOYPues bien, pese a todo esto, el señor Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy proclama que “en Galicia no hay caciques”, solo”personas que tienen influencia y la utilizan en época electoral”. Y se quedó tan pancho.

La capacidad del señor Rajoy para eludir los asuntos que no le son gratos es digna de admiración como comprobaron los periodistas cuando le preguntaron sobre la imputación del alcalde de ANGEL CURRÁS PPSantiago de Compostela, Ángel Currás (PP), en la Operación Pokemon—presunta trama de corrupción en las adjudicaciones públicas—diciendo eso de “hoy vengo a otra cosa”. Pero es que la gente de lo que quiere saber es de esas cosas tan incómodas para los gobernantes. Esas cosas que nos hablan de corrupción, de aprovechamiento de los puestos para los propios intereses: de partido o particulares.

Como esos 63 diputados que, según denuncia la asociación Democracia Real Ya, aunque residen en Madrid en vivienda propia, cobran el complemento de desplazamientos y manutención de 1.820 euros mensuales para los diputados que viajan desde otras provincias, amparándose en la triquiñuela de haberse presentado a las elecciones por lugares de fuera de Madrid.

Esta asociación considera que esos diputados estarían cometiendo un delito de malversación de fondos públicos y apropiación indebida, pero el señor Rajoy tampoco tendrá nada que decir, al respecto. Como tampoco el PSOE, al parecer.

Sí, vivimos en un país muy especial.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 8-1-2013

Los números de 2012

Sábado, 5 enero, 2013

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2012 de este blog.

Aquí hay un extracto:

4,329 films were submitted to the 2012 Cannes Film Festival. This blog had 15.000 views in 2012. If each view were a film, this blog would power 3 Film Festivals

Haz click para ver el reporte completo.


A %d blogueros les gusta esto: