LA JUSTICIA Y LOS PORTAVOCES

Miércoles, 31 octubre, 2012

No cuela dar todo un tratado de respeto a la Justicia cuando se ha estado haciendo caso omiso a ella.

MATIAS CARRILLOEl Tribunal Supremo ha sentenciado la inhabilitación, por un periodo de cinco años para ocupar los cargos de alcalde y concejal del, hasta la semana pasada, alcalde de Fortuna, Matías Carrillo, al quedar demostrado que cometió un delito electoral en las elecciones municipales del 2003 con la compra de votos, ofreciendo a cambio puestos de trabajo y otras ayudas económicas. Es decir, para cualquier demócrata, este señor cometió el delito más repulsivo en un político: intentar, y conseguir al parecer, el triunfo electoral, valiéndose de la necesidad de los ciudadanos.

Hasta llegar a esta última y definitiva sentencia, este caso de compra de votos ha recorrido un largo camino judicial, que alcanza su final con la confirmación de la condena impuesta al exalcalde de Fortuna, por un delito electoral porque, tal y como sentencio anteriormente la Audiencia de Murcia, “se gestionó el voto por correo de varios vecinos a cambio de ofrecerles trabajo en el ayuntamiento u otras ayudas, como vales para comida”.

Según definición legislativa “el Tribunal Supremo es un órgano de la justicia único en España con jurisdicción en todo el territorio nacional, constituyendo el tribunal superior en todos los órdenes–civil, penal, contencioso-administrativo y social– salvo lo dispuesto en materia de garantías y derechos constitucionales, cuya competencia corresponde al Tribunal Constitucional”. Es decir, “el Tribunal Supremo es el tribunal de última instancia en todos los casos y sus decisiones sólo pueden ser dejadas sin efecto cuando el Constitucional encuentra lesión de los derechos y libertades constitucionales. En todos los demás casos, no es posible apelar o recurrir una decisión firme del Tribunal Supremo”

LAURA MUÑOZQueda pues meridianamente claro para cualquier ser racional que este es el final del camino, y que no hay otra salida que acatar sus decisiones. Aunque, en política, no se tendría que esperar tanto porque las resoluciones de otros tribunales ya crean la suficiente alarma social como para seguir manteniendo el escándalo a lo largo del tiempo. Algo que no parece comprender la portavoz del PP regional, Laura Muñoz, que en un enrevesado discurso al más puro estilo de “la parte contratando de la primera parte”, nos viene a decir que si pero no, que se acepta la resolución pero menos, que el PP respeta las sentencias pero después de marear la perdiz durante largo tiempo, con cosas como “el Partido Popular de la Región de Murcia y sus militantes cumplen con la justicia, como ha quedado patente”, y que “defiende la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario”, por lo que “respetamos la decisión del Tribunal Supremo en relación al alcalde de Fortuna, Matías Carrillo”, para finalizar diciendo que “el PP muestra su respeto a la justicia y acepta la baja de Carrillo como militante del partido, siguiendo los tiempos oportunos”. Pues mire no, los tiempos no son los oportunos porque ya hace mucho que la justicia se pronunció al respeto y por parte del PP no se reflejó ningún respeto hacia ella. Ha sido cuando se llegó al más alto tribunal, después de largo tiempo de desprestigio público, cuando se decide la dimisión del alcalde, porque no queda otra salida.

Suponemos que ser portavoz no debe de ser nada fácil, sobre todo cuando se trata de temas tan difícilmente defendibles, pero dar todo un tratado de respeto a la Justicia cuando se ha estado haciendo caso omiso a ella, difícilmente cuela.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 30-10-2012

PSOE, TIEMPOS DE TRIBULACIÓN

Miércoles, 24 octubre, 2012

El electorado nunca se equivoca. El voto es mucho, muchísimo más reflexivo de lo que los políticos creen. Y el PSOE ha de analizar, no solamente los resultados, también la abstención.

San Ignacio de Loyola, aconsejaba a los miembros de la Compañía de Jesús, que él fundara, no hacer mudanza en tiempos de tribulación. Y sí, tiempos de tribulación es lo que está viviendo el PSOE. Algo que se ha puesto claramente de manifiesto en los resultados de las elecciones de Galicia y el País Vasco. Y un partido, cuando baja tanto en expectativas de voto, ha de hacer un profundo análisis de lo ocurrido porque quizás, como aseveraba el general de los Jesuitas, no sea el momento de mudanzas, pero sí de reflexión, sí de preguntarse qué se está haciendo mal—porque algo mal se está haciendo—, sí de ofrecer al electorado un mensaje creíble, ilusionarte y de izquierdas. Un mensaje claramente progresista que se ha ido diluyendo con el tiempo y que, al final, no sabemos qué es.

El electorado nunca se equivoca. El voto es mucho, muchísimo más reflexivo de lo que los políticos creen. Y el PSOE ha de analizar, no solamente los resultados, también la abstención. Una abstención que habla elocuentemente porque, cada partido político, posee un número determinado de votantes fieles. Votantes que cuando deciden castigar a su formación política no lo hacen votando a otros. Simplemente manifiestan su rechazo quedándose en casa.

PSOE FEDERALEl nacionalismo—de izquierdas o derechas–, tal y como están las cosas, no se ha quedado en casa, antes al contrario, han ido todos en tropel para mostrar su fortaleza. Es el votante de izquierdas el que tiene un sentido crítico más acusado y es ese votante no nacionalista, el que ha mostrado su malestar. Algo que reconocía el número tres del PSOE, Oscar López, cuando en la noche electoral decía: “Esta vez hay que escuchar a la abstención. Ha lanzado su mensaje”.

Sí, hay que escuchar el mensaje, pero es que tenemos la sensación de que el PSOE se ha quedado sin discurso. No consigue elaborar prédicas ilusionantes en un momento en que tanto se necesita de ello porque, aunque comprendemos a Rubalcaba cuando manifiesta que “el no quiere hacer la oposición que el PP le hizo al PSOE cuando estaba en el poder”, suponemos que existirán otras fórmulas que posibiliten un discurso, inequívocamente socialdemócrata, porque lo cierto es que la abstención registrada en Galicia y el País Vasco es un claro ejemplo de la desafección de los ciudadanos hacia la política y de manera especial hacia los socialistas. EKECUTIVA FEDERAL

Oscar López ha dicho también que “El PSOE sufrió un gran castigo electoral hace un año y recuperar la confianza de los ciudadanos no es algo que pueda lograrse en poco tiempo”.

Ciertamente es así, pero posiblemente la estrategia de esperar a que pase la lluvia, a la espera de que el Gobierno termine empapado, pueda ser equivocada porque se corre el riesgo de que el agua termine mojando a todos. Así es que quizás, y sin quizás, la Conferencia Política que los socialistas tienen previsto celebrar en primavera deberá abordar muchas cosas porque, les guste o no, el batacazo recibido da razones a los que demandan elegir, ya, el candidato para 2015. De ahí, tendrá también que salir el qué hacer en relación con los mensajes soberanistas, nacionalistas, porque nunca dio resultado lo de poner una vela a Dios y otra al diablo. O se está con el soberanismo o el constitucionalismo, o se proponen nuevas fórmulas que lleguen con claridad al electorado: éste no entiende de mensajes equívocos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 23-10-2012

DE SILICON VALLEY A CONTENTPOLIS

Miércoles, 17 octubre, 2012

Hemos llegado a un punto en el que hablamos de cien mil euros como de una menudencia, pero esta fanfarria ha costado más, mucho más que eso.

Silicon Valley es el nombre que recibe la zona sur del área de la Bahía de San Francisco, en EE.UU. Un apelativo con el que le bautizó el periodista Don C. Hoefler en 1971 y que se ha convertido en exponente de imaginación de una industria relacionada con los semiconductores y las computadoras. En definitiva, Valley viene a ser como la meca para los jóvenes investigadores que quieren destacar en el campo de las nuevas tecnologías.

LOGO CONTENTPOLISBueno, pues aquí, el gobierno regional nos hablaba de otro “Silicon Valley de la producción digital”, al presentar Contentpolis en febrero del 2011 lo que, al parecer, situaría a la Región “en la vanguardia de la innovación del audiovisual digital, como sector generador de empleo y riqueza”.

Antes de esta triunfal presentación, se había recorrido un largo e intenso camino. En diciembre del 2008 el Consejo de Gobierno decidía la creación de la Fundación Contentpolis, dotándola de 30.000 euros porque, según se dijo en ese momento “Contentpolis es un proyecto único en Europa que traerá a Murcia a las principales empresas del sector”. Y tanto se confiaba en el proyecto que el presidente Valcárcel, que por esas fechas participó como conferenciante en el Foro Nueva Economía, dedicaba parte de su intervención a destacar la importancia que Contentpolis tendría en la economía regional.

CONNTENTPOLIS-MURCIATras la creación de la mencionada Fundación, se nombra a un Presidente de la misma, cargo que recae en el, entonces, consejero de Universidades, Empresa e Investigación Salvador Marín, que lo presentaba a bombo y platillo en el Foro Internacional de Contenidos Digitales FICOD 2009.

Y como donde hay fundaciones hay patronos la Fundación Contentpolis, creada para impulsar el proyecto de creación de la Ciudad de los Contenidos Digitales, celebra su primera reunión el 26 de enero de 2009, consiguiendo una ayuda de 6,6 millones de euros para el área de creatividad. El presidente de la Comunidad anunciaba que el proyecto recibiría la consideración de Actuación de Interés Regional porque, Contentpolis preveía una inversión total de 1.528 millones de euros y contaría con una aportación pública cercana al 24%.

EQUIPO CICLISTA CONTENTPOLIS-MURCIAContentpolis se convierte así en el centro de la actividad publicitaria de la comunidad. Incluso se llegó a patrocinar el equipo ciclista Contentpolis-Murcia, que costó a las consejerías de Presidencia, y Cultura y Deportes, 700.000 euros—otros 300.000 los puso el Ayuntamiento de Murcia—y que desapareció más tarde con más pena que gloria. Como se esfumó también la Fundación Contentpolis, lo que supuso el cese de los tres altos cargos que dirigían dicho organismo—sin mucho trabajo evidente— y que, al parecer, cobraban un sueldo de unos sesenta mil euros al año por estar al frente de algo que se ha mostrado imposible.

Ayer, LA OPINIÓN nos informaba de que “la Comunidad espera que no les cueste más de cien mil euros parar Contentpolis”—la constructora guarda silencio–, que fue adjudicado a Ferrovial Agromán en más de cuatro millones de euros, cuando ya se comenzó a construir la estructura del edificio y se ha realizado parte de la inversión.

Ya ven, hemos llegado a un punto en el que hablamos de cien mil euros como de una menudencia, pero esta fanfarria ha costado más, mucho más que eso.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 16-10-2012

LORCA NO ESPERA MÁS

Lunes, 15 octubre, 2012

Lorca no puede esperar más. Ha pasado el tiempo de las comisiones y del nombramiento de comisionados. Es el momento de la acción, de la puesta en marcha de un plan de ayuda que los gobiernos–el regional y el nacional–han de agilizar inmediatamente para solventar tanta ruina.

TERREMOTO LORCAEl Boletín Oficial del Estado publicaba hace tiempo una disposición del Ministerio de la Presidencia en la que pomposamente se decía: “Real Decreto 526/2012 de 16 de marzo, por el que se regula el régimen del Comisionado del Gobierno para la Reconstrucción y Reactivación Económica de la Zona de Lorca”. Para continuar relatando la magnitud del seísmo vivido en el municipio de Lorca el 11 de mayo del 2011, cuando la tierra tembló, los edificios se derrumbaron y miles de ciudadanos quedaban en la calle, con la desolación reflejada en sus rostros, mezcla de incredulidad y miedo al futuro.

Inmaculada García, fue nombrada comisionada del Gobierno para los terremotos de Lorca. Pues bien, han transcurrido los meses y la mayoría de las casas continúan sin levantarse, los ciudadanos afectados, casi en su totalidad, no han recibido ayudas y la sensación que el ciudadano tiene es que queda mucho por hacer.

Ahora, Lorca ha vuelto a ser centro de todas las desdichas. La gota fría se cebó con sus campos, con sus huertos, con sus granjas. Los almacenes, la maquinaria agrícola, las infraestructuras, todas, fueron arrastradas con la fuerza que solo parece atesorar la naturaleza cuando se enfada. Algún puente salto por los aires y las ramblas arrasaron todo a su paso.

INUNDACIONES DE LORCALas primeras valoraciones de los expertos nos hablan de que 14.000 hectáreas habrían quedado dañadas en Lorca y Puerto Lumbreras, con lo que esto significa de graves consecuencias para el sector primario, del que tanto depende esa zona.

Lorca no puede esperar más. Ha pasado el tiempo de las comisiones y del nombramiento de comisionados. Es el momento de la acción, de la puesta en marcha de un plan de ayuda que los gobiernos–el regional y el nacional–han de agilizar inmediatamente para solventar tanta ruina, porque los gobernantes no están solo para hacer leyes, como alguien dijo, están también para responder a sus ciudadanos cuando estos más los necesitan. Y Lorca, y Puerto Lumbreras también, necesitan ahora de una respuesta rápida y valiente. No valen las medias tintas y no cuela lo de apoyarse en el difícil momento que este país está viviendo.

Que alguien del Gobierno central diga al respecto que se tendrá que pedir ayuda a la UE es un sarcasmo, porque los mandatarios han de tener un plan que de respuesta a estas tragedias. Y esto es lo que vive Lorca desde hace demasiado tiempo, una gran tragedia a la que no se le ha puesto solución, hasta el momento.

La Reina ha venido a recorrer los lugares más afectados, quizás Rajoy debería haber hecho un hueco en su apretada agenda para constatar in situ la magnitud de los destrozos causados por la naturaleza. Dicen que las imágenes valen más que mil palabras y el vivirlo en directo crea una reacción emocional que la distancia impide, porque en el alejamiento, es difícil imaginarse, por ejemplo, las plantaciones de lechuga y alcachofa anegadas por un metro de fango, o las casas de los agricultores a las que no se puede entrar porque el agua, el fango, arrasó con todo y dejó en sus paredes la huella de la desolación.

No, Lorca no puede esperar más. No puede, otra vez, someterse al retraso de una administración que se ha mostrado tan poco sensible; o tan poco eficaz, en la búsqueda de soluciones para un problema tan grave: no es lo que se ha perdido, es también el tiempo de recuperación de una actividad básica para la economía de la Región.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 9-10-2012

LAS PALABRAS Y LOS HECHOS

Viernes, 5 octubre, 2012

La que armaron los populares cuando se puso en marcha eso del pinganillo que sale por 12.000 euros por sesión. En total, 360.000 euros al año.

RAJOYDespués de los chascarrillos, gracietas, y frases pretendidamente ingeniosas con las que el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, despachaba en la oposición lo de la Alianza de Civilizaciones, de Rodríguez Zapatero, su intervención días pasados en la ONU defendiendo, gallardamente, dicha alianza nos debería haber dejado un tanto sorprendidos, anonadados, asombrados…pero no, no nos extrañó; si acaso despertó en los ciudadanos una mirada de ya no nos espanta nada. Porque este hombre ha conseguido que cuando habla y dice eso de “por el momento” no haremos tal y tal cosa, todos pensemos en que esa tal cosa se hará.

Ya sabemos, el país está como está y es difícil acertar en las decisiones. Pero es que no se acierta en nada. Lo que hoy es blanco mañana es negro, o gris, o verde, da igual. Y esto, créanme, tiene al ciudadano bastante desconcertado, por no decir que un tanto aburrido y harto ya de estar hartoque, como en la canción de Serrat, lleva al cansancio.

También comprendemos que cuando se llega al gobierno hay que orillar algunas opiniones de las que se prodigan en la oposición, pero la repetición de estas ausencias de memoria; que nos llevan a pensar que en política todo vale para desgastar al adversario, lo que consiguen es el desafecto de los ciudadanos hacia la cosa publica, hacia los mandatarios, a los que cada día se les mira con más desconfianza.

Jamás podremos compartir la teoría de Maurice Duverger que presentaba el ejercicio de la política como una “lucha o combate de individuos y grupos para conquistar el poder que los vencedores usarían en su provecho”, porque tenemos la firme convicción de que la mayoría de los dirigentes trabajan creyendo en una sociedad mejor, que entienden la política como un ejercicio de ética encaminada a lograr una comunidad más justa. Por ello, lo que se concibe como mejor para esa sociedad en la oposición ha de realizarse cuando se está en el poder, sobre todo, si en la oposición se está continuamente siendo martillo de herejes.

El Gobierno tiene mayoría absoluta. Una mayoría que ejerce a la hora de no dar cabida a las propuestas de la oposición en sus proyectos de ley. A la hora de no permitir que sus ministros comparezcan en al Parlamento, cuando no les interesa dar explicaciones sobre distintos temas, y así hasta el infinito. Que si, que es legítimo, pero se supone que, con esa mayoría absoluta, deberían acometer esos asuntos que estando en la oposición parecían escandalizarles. Esos temas que servían para arremeter contra el gobierno de turno acusándoles de todos los males del planeta. Y si no del planeta en su inmensidad si de esta España que, según el PP, malgastaba su dinero en traducir en el Senado las intervenciones de los senadores con idiomas diferentes al castellano.

SENADOLa que armaron los populares cuando se puso en marcha eso del pinganillo que sale por 12.000 euros por sesión. En total, 360.000 euros al año. Pero miren por donde, ahora, que cuentan con mayoría absoluta para evitar este supuesto despilfarro, todos los miembros del grupo popular de la Cámara Alta consensúan que pelillos a la mar y que ese dispendio del que hablaban cuando eran oposición puede continuar, porque “tampoco es para tanto”.

Napoleón decía aquello de que “nada irá bien si las palabras contradicen los hechos”. Algunos deberían leer al general francés.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 2-10-2012

A %d blogueros les gusta esto: