DISCULPAS A JOSÉ DAVID BAÑO

Martes, 1 febrero, 2011

JOSÉ DAVID BAÑO Han pasado los días desde la rechazable agresión al consejero de cultura Pedro Alberto Cruz y las aguas parecen haber vuelto a su cauce. La investigación de la policía para localizar al autor o autores de la agresión seguirá su curso, el consejero mejorará por fortuna día tras día, las declaraciones de los políticos en este sentido se van atemperando, los cinco minutos de gloria que algunos senadores del PP han vivido en la cámara alta pidiendo a gritos la dimisión del Delegado del Gobierno en la Región se van difuminando-como si se pudiese poner un policía a cada ciudadano que por su profesión o cargo pueda sentirse amenazado-y el ruido del enfrentamiento, por lo menos en esto, parece estar atemperándose.

A todo esto nosotros nos preguntamos si nadie se disculpará ante el linchamiento social de un chico, José David Baño Lorente, que tras permanecer dos días en los calabozos de la Policía y ser puesto posteriormente a disposición judicial, no ha podido ser identificado por el Consejero como autor de la agresión y ha tenido que ser puesto en libertad ante la falta de pruebas. Pero si la detención y la puesta a disposición judicial se hubiese hecho con la discreción que debería de ser exigible en estos casos seguramente el daño producido a la imagen del chico hubiese sido mucho menor. Pero no, la detención se convirtió en un espectáculo mediático que la policía no supo evitar o no quiso evitar—las prisas por demostrar apresuradamente la capacidad y sagacidad policial son malas consejeras—y la corta biografía de David fue propalada, al parecer por la misma policía, a todos los vientos produciéndole un daño irreparable a el y a sus padres que vieron como registraban su domicilio familiar a bombo y platillo.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

ANDRÉS PACHECO, PRESIDENTE DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE MURCIA

Martes, 1 febrero, 2011

O JUEZ O NADA

ANDRES PACHECO En su despacho hay colgada una leyenda que dice: “Se prohíbe mentir sin necesidad”. Es como una declaración de intenciones o un exponente de un acusado sentido del humor del que hace gala a lo largo de la charla. Un sentido del humor inteligente, ese que permite reírse de uno mismo. Y el lo practica, lo que nos hace pensar que la Audiencia está en buenas manos porque una persona así se encuentra más cerca de los ciudadanos y es que, a veces, tenemos la sensación de que la justicia está un tanto alejada de la realidad, demasiado subida en su propio pedestal, algo que no percibimos en nuestro interlocutor. Un interlocutor que recuerda su niñez, en Lorca donde nació en una familia de funcionarios, unida indisolublemente a su hermano mellizo con el que compartía todo en una población, nos dice, que era grande para pueblo y pequeña para ciudad pero en la que todos los chicos se conocían, quizás porque todos terminaban asistiendo al mismo instituto.

Lee el resto de esta entrada »


A %d blogueros les gusta esto: