QUIM TORRA NO SERÍA PRESIDENTE EN OTRO PAÍS

Miércoles, 20 junio, 2018

descarga (6)Los españoles de todos los rincones de esta vieja nación llevamos leyendo hace largo tiempo ese slogan que los independentistas catalanes crearon: España nos roba. Mantra que ha ido calando como lluvia fina y que para algunos justifica sobradamente ese ardor independentista que bulle en una parte de la sociedad catalana. Esa parte que considera que el resto de los españoles son inferiores a ellos y no se cuantas barbaridades más, haciendo suyas las teorías, absolutamente supremacistas, y por lo tanto de claro tufillo nazi, que el president de la Generalitat, Quím Torra, ha ido vertiendo a lo largo del tiempo en sus escritos en diarios y en libros infumables, e inflamables, de contenido absolutamente racista y xenófobo, diciendo barbaridades como: “la configuración racial catalana es más puramente blanca que la española”, o llamándonos “bestias con forma humana”. Si, esto dice de los españoles, de nosotros, el incalificable president. Excesos verbales que le han llevado a que el diario francés ‘Le Monde’ se refiera al personaje como un político “sectario, radical, antiespañol y xenófobo”. Del mismo país, ‘Le Fígaro’, en una columna de opinión, lo compara con Mussolini y Milosevic. Y hasta el “The New York Times”, en un artículo del escritor aragonés, Daniel Gascón, habla de la excepcionalidad del momento, “como, por ejemplo, que fuerzas de izquierda permitan que dirija el Gobierno un conservador de discurso xenófobo”. Pues sí, esto nos lo preguntamos nosotros también. Que partidos que se declaran de izquierdas como ERC y la CUP hagan posible que este “pensador” gobierne Cataluña es todo menos comprensible. Pero al parecer, el independentismo es así.

descarga (7)El lunes vi en una televisión de ámbito nacional al alcalde de Valencia, Joan Ribó, decir en relación con la continuidad de Franco en el Valle de los Caídos, que no se imaginaba a Italia dedicando un lugar a Mussolini ni a Alemania haciendo lo propio con Hitler. Y lleva razón el señor Ribó. Pero ni Mussolini ni Hitler tenían un discurso distinto al hoy president de la Generalitat. Solo cambiaban los objetivos. Unos contra los gitanos y los judíos, el señor Torra contra los españoles. Pero lo mismo que en Italia y Alemania seria imposible un homenaje a Hitler y Mussolini también sería impensable que en los landers alemanes, pongamos por caso, los presidentes de sus gobiernos ganen más que la presidenta de su país. Porque los integrantes del Gobierno del “España nos roba”, hasta el cuarto escalón, no solo pueden decir barbaridades contra los españoles, también pueden cobrar más, cobran más, que el presidente de España.

Así, el president Quím Torra cobrará este año 146.925 euros anuales. Por el contrario, Pedro Sánchez, como presidente del Gobierno de España, percibirá 79.458. Pero aquí no queda la cosa, el jefe del Ejecutivo español está, también, peor pagado que los consejeros del gobierno catalán, que recaudarán cada uno 110.759 euros anuales. Es decir, ellos cobrarán 30.000 euros más de los recibidos por el presidente de todos los españoles. El tercer escalón de la administración catalana o, lo que es igual, los secretarios generales de las respectivas consejerias, también percibirán más que el presidente Español, 85.769 euros anuales. Y hasta los directores generales de la Generalitat recibirán un salario bruto anual de 82.209 euros. Sí, ellos, también cobran más que el Presidente del país que los oprime y les roba.

descarga (8)Pues bien, el president de la Generalitat exigirá al Gobierno de España que compense económicamente a Cataluña por el “daño ocasionado” por la aplicación del artículo 155. Así, Torra que casi duplica el sueldo de Pedro Sánchez nos habla de “daño ocasionado”, cuando la Generalitat catalana depende del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), la deuda de Cataluña asciende a 77.793 millones de euros y Mody’s tiene calificada su solvencia al nivel de países tercermundistas.

Es de Aurora Boreal.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 20-6-2018
Anuncios

ME GUSTA ESTE GOBIERNO

Lunes, 18 junio, 2018

images (2)Me gusta el nuevo Gobierno. Sí, me gusta mucho: Me gusta la formación académica y profesional de ellas y ellos. Me gusta que, no por cuota, y si por su valía, haya más mujeres que hombres. Me gusta que en el Gobierno figuren dos personas que se declaran gay, porque es tiempo de normalizar en las instituciones lo que es normal en la sociedad. Me gusta lo bien que ha sido recibido en el extranjero y me molesta que haya quienes, como no les pueden reprochar nada profesionalmente, se dediquen a analizar la forma de vestir de las ministras porque, miren por donde, ningún articulista ha comentado las corbatas o los trajes, más o menos adecuados, de ellos. Pero supongo que esto ocurre por la falta de costumbre. Sí, estábamos acostumbrados a que, en algunos casos, el nombramiento de mujeres ministras llevase más aroma de cuota femenina que de auténtico valor como gestoras y esto no ha ocurrido ahora, por suerte para el país. Así es que demos tiempo a este Gobierno para saber como actuará porque, se empeñen los que se están empeñando, este Gobierno es legítimo, lo han votado los españoles (si señor Rajoy, estamos en un sistema parlamentario, cuyos poderes emanan del pueblo español en el que el candidato a presidente del Gobierno debe ser aprobado al menos por mayoría simple en el Congreso de los Diputados) y, como todo en la vida, necesitará de un tiempo para mostrar sus capacidades. Es cierto que tiempo no tiene mucho. Dos años quedan para la finalización de esta legislatura, aunque no creo que se agote el plazo. Y aunque pensamos que tendrá una oposición feroz por parte del PP, se atisba igual de dura por parte de Ciudadanos, y Podemos ha comenzado a asomar la patita, en un prematuro nerviosismo, no creemos que los de la formación morada sean tan torpes como para alinearse con PP y Ciudadanos y hacerle la vida imposible al PSOE. No, no lo creemos, aunque alguno y alguna hayan comenzado a dar síntomas de una cierta intranquilidad. Pero tan obtusos no pueden ser.

descarga (5)Dicho esto, ya sabemos que el tema catalán necesita de diligencia, pero también de prudencia, y nunca han sido buenas consejeras las prisas, las precipitaciones. Pero esa es la sensación que nos están dejando las primeras declaraciones y acciones de la Ministra de Administraciones Publicas, Meritxell Batet, al que un lógico deseo de solucionar la cuestión catalana puede estar llevándole a no medir bien sus pasos. Quizás, esa natural ansia de ella por buscar solución al problema provoca en los independentistas una suerte de satisfacción propia que les lleva a un cierto tipo de chulería. Una chulería que les hace actuar como si ellos no tuviesen ninguna responsabilidad en lo de arreglar el lío en el que nos han metido y esta recayera íntegramente en el Gobierno español. Pero quieran asumirlo o no, y como dice Josep Borrel, en Cataluña se ha instalado un conflicto civil que hay que solucionar.

descarga (6)Así, ERC exige al Presidente del Gobierno diálogo sin descartar la autodeterminación y el PDeCAT, muy prepotente, fija como punto de partida de las conversaciones con el Gobierno de España el 1-0 y el 21 D porque, según la portavoz de este partido formado por gentes de derechas ahora inmersas en el más absoluto fundamentalismo separatista ( me reafirmo en mi opinión de que el separatismo es intrínsecamente fascista al negar a los demás el derecho a no pensar igual ), “el punto de partida es el 1 de octubre y el 21 de diciembre de 2017 porque cosas del 1978 y del 2006, son de épocas pretéritas que ya no son la realidad del momento”. Justo, en aquel momento los independentistas no habían pisoteado la Constitución Española, no habían incumplido todas las leyes y no habían armado la que han armado con sus delirios separatistas, racistas y supremacistas: Basta leer los escritos del President Torra.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 6-6-2018

EL PP, ALGO QUE APRENDER

Martes, 12 junio, 2018

Algunos políticos pierden con frecuencia la memoria; y el pudor también, por no decir otras cosas, cuando se trata de criticar a las demás fuerzas políticas y resaltar sus logros; que no siempre son tantos como ellos presumen.

A1El PP nunca se caracterizó por su buen gusto a la hora de hacer oposición, antes al contrario. Cuando no ha gobernado, sus señas de identidad siempre fueron la desmesura, la falta de respeto, el todo vale, a la hora de mostrar su desacuerdo, porque siempre estimaron que solo su partido está legitimado para gobernar este país. Pero tengo la sensación de que los miembros de esta formación política nunca comenzaron sus diatribas contra el Gobierno, que no presidieran ellos, tan tempranamente. Y es que, el mismo día que legítimamente (por mucho que nieguen la mayor la oposición se ha basado escrupulosamente en la Constitución para poder ganar la moción de censura) Pedro Sánchez era proclamado en el Parlamento Español Presidente del Gobierno de España, ya tuvimos que oír al portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernándo, acusar al líder socialista de poner “en jaque” la unidad de España de “mendigar” para su investidura el apoyo de los independentistas porque, según el señor Hernándo, se desconocen los acuerdos a los que el nuevo Gobierno ha llegado con ellos.

Se le olvidó decirnos a que acuerdo había llegado el Gobierno de Rajoy con el PNV para justificar la partida de cientos de millones de euros de los Presupuestos del Estado, adjudicados a un partido que se está planteando, junto a Bildu (los etarras según los populares), incluir en un nuevo Estatuto el pasaporte vasco y la nacionalidad de esa tierra. Pero al arecer esa intervención de Hernándo en el Parlamento ha sido el pistoletazo de salida para que los responsables del PP se lancen por los caminos de la hipérbole, el ditirambo, la exageración y todos los excesos lingüísticos que ustedes se imaginen.

A 3Excesos que les hace faltar a la verdad y hacer el más absoluto de los ridículos. Porque ridículo, sin paliativos, es lo dicho por el Presidente de la Comunidad López Miras en un acto de su partido y es que, “poniéndose la venda” por si acaso, se refirió al nuevo Gobierno diciendo cosas tan extrañas como: “Íbamos a seguir creando puestos de trabajo, íbamos a seguir bajando impuestos, porque por fin, después de tanto años, llegaba el AVE, porque después de 30 años se iba a abrir el Aeropuerto de Corvera”. Sí, han leído bien, según el presidente de Murcia “después de 30 años se iba a abrir el Aeropuerto de Corvera”, jugando con fechas tendentes a confundir al personal. Como si la idea de hacer otro aeropuerto en Murcia hubiese sido del Gobierno que precedió a los del PP, el PSRM-PSOE. Pero no, los populares, comenzaron a gobernar esta Región en el año 1995, con Ramón Luís Valcárcel, al frente. Y fue el señor Valcárcel, el que decidió que se hiciese un aeropuerto en Corvera. Y las obras comenzaron, Gobernando el PP, en julio de 2008. Terminaron a principios de 2012 y, por fin, esta prevista su apertura para enero de 2019.

Esto es así, y el fragor del entusiasmo de una intervención de partido no puede hacerle mentir y tergiversar los hechos. Al final, el que lleva sin gobernar esta región desde hace 23 años va a ser el culpable de las consecuencias económicas de los sueños de grandeza que los populares han ido vendiendo: Desde un parque temático (el más grande el mundo mundial), a algo que llamaron Contentpolis y que al parecer situaría a la Región “en la vanguardia de la innovación del audiovisual digital, como sector generador de empleo y riqueza”. Quimeras que se quedaron en el camino, después de dejar en la cuneta miles y miles de euros sin que se haya dado ninguna explicación. Un poco de más prudencia no vendría mal. Deberían de aprender, de una vez por todas, que en democracia todos los partidos legalizados están legitimados para gobernar su país. Aunque a los populares les cueste tanto creerlo.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 6-6-2018

A %d blogueros les gusta esto: