NINGÚN DIPUTADO MURCIANO PUEDE VOTAR SÍ

Martes, 20 abril, 2010

TRASVASE TAJO SEGURA La democracia es el espacio por excelencia de la libertad. La base de la gobernabilidad, la ética, la participación y la representatividad. Pero la convivencia democrática es algo que los ciudadanos tenemos que construir diariamente, sobre todo los gobernantes, ocupen el lugar que ocupen, sin dejarse arrastrar por las pasiones; normalmente bajas, que los conflictos hacen aflorar.

Uno de los instrumentos más poderosos que tiene la democracia para hacer del conflicto una oportunidad positiva es la deliberación, porque ésta se convierte en un valor social cuando, frente a un conflicto, los que defienden distintos puntos de vista son capaces de olvidarse de sus propios intereses partidistas para defender el bien común con serenidad y transparencia.

Hay quienes confunden la democracia con el enfrentamiento entre adversarios políticos, entre los que no piensan lo mismo, llegando a convertir en enemigos a todos aquellos que opinan de manera diferente.

Lo que está ocurriendo estos días con la dimisión de José Fuentes Zorita, como presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura— que ha dado un ejemplo impagable de coherencia personal al no aceptar la reserva de cuatro mil hectómetros cúbicos del trasvase Tajo-Segura que Castilla la Mancha ha introducido en el texto del Estatuto de Autonomía que se debate en el Congreso—con declaraciones de políticos, en muchos casos oportunistas, viene a decirnos que, a veces, el debate en busca del entendimiento interesa menos que la confrontación que fomenta el desacuerdo.

Ahora es el momento de buscar caminos nuevos y recorrerlos unidos en busca de la solución necesaria a un problema, el del agua, que es de todos. Hay que dejarse de banderías, hay que buscar un entendimiento entre todos los partidos políticos y hay que decir, alto y claro, en lo que no se está de acuerdo. Pero este no es el momento de cosas como que “es muy difícil ser murciano y socialista” y alguna otra boutade por el estilo.

Dejen de buscar el titular más ocurrente, la frase más ingeniosa y el epíteto más despectivo hacia el contrario. Es el momento de unirse porque ninguna formación política tiene toda la razón ¿o es normal la abstención del P.P en el Congreso hace nueve días? Todos tienen servidumbre hacia sus partidos, como no podía ser de otra manera, pero llegados a este punto, ningún diputado murciano puede votar sí al estatuto Castellano-Manchego, lo diga quien lo diga ¿vale? Pues eso.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 17-4-2010

A %d blogueros les gusta esto: