TONI ROLDAN, UNA LECCIÓN DE DIGNIDAD

Miércoles, 26 junio, 2019

Pensaba escribir un artículo deseándoles a todos un feliz verano. No quería despedirme en este estío con la política que tan “contentos” nos tiene, pero al parecer es imposible. Y lo es, porque hemos recibido tal lección de coherencia personal, de honestidad, de fidelidad a las ideas, por parte de un político, que como quiera que estamos muy poco acostumbrados a estos gestos no tengo más remedio que despedir esta temporada con una noticia que me ha inquietado y que a la vez me ha reconciliado con la idea de que si, de que hay mucha gente honesta y coherente.

descarga (18)Verán, el reloj se acercaba a las 12 del mediodía del pasado lunes cuando comparecía antes los medios de comunicación el portavoz económico en el Congreso y miembro de la ejecutiva permanente de Ciudadanos, Toni Roldán. Y lo hacía con gesto serio, con discurso contenido, con palabras creíbles dando una lección de integridad, y de saber estar y decir adiós a la política.

Y se va, sencillamente, porque su partido ha dejado de responder a los postulados con los que nació. Y se va diciendo cosas como “Uno no puede ser lo que no es durante mucho tiempo”. Y él ha querido dejar de ser ese “Pepito Grillo” que durante todos los lunes clamaba, al parecer, en el desierto, en las reuniones de su partido en un intento, vano, por evitar la deriva derechista del mismo, con su acercamiento al PP, y sobre todo, son su farsa con respecto a Vox, y los vetos al PSOE. Porque él ha luchado para que su partido recupere la vocación centrista con la que llegó, y llenó, el panorama político español de esperanza, donde se priorizaba la regeneración y las reformas. Pero no se puede hablar en esos términos por el comportamiento, en los últimos tiempos, de Ciudadanos y el seguimiento que está haciendo de la derecha más rancia de este país. No, no nos extraña que alguien como Toni Roldán, que dejó sus clases en una universidad británica para formar parte de un proyecto, en principio ilusionante, haya dicho: “No me voy porque yo haya cambiado, sino porque Ciudadanos ha cambiado”. Y ha cambiado tanto, que este no es el primer personaje de peso que se está quedando en el camino (el eurodiputado Javier Nart también ha dejado la ejecutiva de C’s, y en Murcia, Miguel López Bachero, ha hecho lo mismo). descarga (17)Y lo sentimos, lo sentimos, porque la política española necesita de gente como ellos, de personas como Toni Roldan, responsable del programa de Ciudadanos, que ha tenido la dignidad de dejar todas sus responsabilidades orgánicas, renunciando de igual manera a su escaño en el Congreso.

Toni Roldán nos ha ganado para el futuro. Quizás nuestra emoción venga de que conocemos a muy pocos políticos que se marchen con tanta señorío, por lo que nos hace pensar que, posiblemente, su adiós le haga perder amistades hechas a lo largo de su tiempo en Ciudadanos, pero también nos queda la seguridad de que sus amigos serán los mejores, porque este tipo de personas saben rodearse de gente honesta como ellos, de gente de fiar, como él ha demostrado. Él ha dio capaz de dejar atrás una actividad política a la que se ha entregado con pasión porque, acertadamente, llegó a la conclusión de que para conseguir el reconocimiento de los demás como persona, como político, hay que mostrar honestidad, carácter, la integridad que él ha puesto de relieve, y la lealtad que también la ha tenido con el proyecto de Ciudadanos. Un proyecto que se fue quedando en el camino, envuelto en subterfugios y triquiñuelas, y con el enmascaramiento de la verdad como forma de actuación.

Al parecer, los dirigentes de Ciudadanos no leyeron a Abraham Lincoln y eso que en algún momento dijo y que dejó para la posteridad: “Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.”

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 26-6-2019
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: