LOS CIUDADANOS, POR ENCIMA DE LOS POLÍTICOS

martes, 30 noviembre, 2021

Consejo de MInistrosOír a la oposición, un día si y otro también, hablar de cómo funcionan las cosas en nuestro país es un auténtico dolor. Da igual la decisión que tome el Gobierno central, porque siempre encontrará voces que digan que el país va mal, que España es una ruina (esto lo dijo Pablo Casado durante el debate a la totalidad de los presupuestos generales). Una ruina que, según el líder popular, se agrava con los presupuestos del Gobierno de Sánchez propios de un ejecutivo, son sus palabras, «radical y sectario», “no sirven para la recuperación”, «nacen muertos» y van en contra de «lo que hacen los socios europeos».

Ya ven, la oposición aquí negando el pan y la sal al Gobierno, poniendo de ejemplo a “lo que hacen los socios europeos”. Y estos socios europeos aplaudiendo, a su vez, entre otras cosas, la manera en la que tanto el Gobierno central como el autonómico están actuando sobre lo que está ocurriendo en la isla de La Palma.

Sí, como se está trabajando en la llamada isla bonita, o como se está luchando contra el Covid, se está poniendo de ejemplo en otros países, que en teoría, están mejor organizados que nosotros. Los mismos países que hace años pusieron de ejemplo nuestra Transición Democrática, aunque ahora algunos nos salgan con eso del “Régimen del 78” (olvidando que ese proceso fue estudiado, y puesto de ejemplo, en prestigiosas universidades internacionales), intentando poner en cuestión todo lo que significó aquello de entendimiento entre españoles y de renuncia por parte de todos para hacer posible una democracia de la que, con sus imperfecciones, podemos sentirnos orgullosos. Pero al parecer, nos va la marcha de la descalificación por sistema hacia lo bueno que podemos hacer, que hacemos, pero que no hicieron ellos.

Gracias a que la ciudadanía muestra muchas veces, estar por encima de las mezquindades de algunos políticos que solamente se sienten felices en el fango de la descalificación y de la negación de nuestras cualidades; que son muchas, como están poniendo de manifiesto muchos españoles, que llegan voluntarios desde distintos puntos de la península para ayudar e los isleños. Y esos españoles; que si se interesan por lo importante, están demostrando con su entrega desinteresada hacia sus compatriotas de La Palma que pertenecemos a un país serio, en contra de opiniones interesadas que hacen lo imposible por demostrar que estamos en la tierra del caos, de la improvisación, de la inconsistencia, en definitiva.

Yo creo que algunos españoles tienen un problema de autoestima, o de falta de generosidad, porque nos pasamos la vida tirándonos los trastos a la cabeza en los momentos en los que más necesario es el entendimiento, sin percatarnos de que la solidaridad nos sitúa a la cabeza en el número de donantes de órganos. Y esa misma solidaridad que florece en los transplantes nos lleva a ponerla en practica en esa llegada de voluntarios de toda la península a La Palma, demostrando que quizás, los ciudadanos en este país están muy por encima de los políticos, que también son ciudadanos, pero que a veces dan la sensación de perder esa condición, situándose por encima del resto para vivir en ese mundo desagradable, cicatero y matón, en el que muchos están instalados, negando cualquier virtud a los que no piensan como ellos.

Lopez MirasClaro que todo lo que está haciendo el Gobierno central no nos gusta. Claro que hay cosas que nos gustarían que se hicieran de otra manera, pero reconocer en los demás alguna virtud es signo de generosidad y también de inteligencia. Algo que brilla por su ausencia, por ejemplo, en el Gobierno de la Región, donde López Miras, el presidente, se pasa la vida, da igual de lo que se hable, diciendo eso de que el “Gobierno central la tiene tomada con los murcianos” ¿De verdad no le cansa ya el discursito?

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 24 de noviembre de 2021

A %d blogueros les gusta esto: