LA JUSTICIA, NO SIEMPRE ES JUSTA

Lunes, 18 abril, 2011

Baltasar GarzónEscribir sobre el juez Garzón es exponerse a las iras de unos o al aplauso de otros, dependiendo del contenido del artículo. Y es que, en mucho tiempo, no ha existido en este país una figura tan controvertida como la de este juez capaz de despertar la admiración unánime de todos por su persecución a ETA y poco después el odio más visceral de esos que le aplaudían, al producirse su paso fugaz por la política. Cuando salió de ella, unos y otros, por diferentes motivos, coincidieron en vilipendiarlo.

Hace unos días hablaba con una juez del TSJ de Murcia. Sus opiniones siempre me interesan porque es una profesional de gran lucidez capaz de hacerte un análisis jurídico que te permite aclarar todas las dudas que puedas tener en relación con esos asuntos. Ella no es “garzonista”—yo tampoco– y aunque no está de acuerdo con la decisión del Tribunal Supremo de encausarle, menos aún coincide con la manera de instruir los casos de Garzón. Me hizo reflexionar sobre lo que me apuntaba, pero no dejo de pensar que, con todos sus defectos, Garzón es una persona honesta, que no se ha casado con nadie—seguramente ese es el motivo de la inquina de unos y otros—y que, equivocándose o no, ha intentado ser justo, que es lo que hay que exigir a un juez.

Lee el resto de esta entrada »


A %d blogueros les gusta esto: