MACARENA OLONA RETUERCE LAS NORMAS

miércoles, 25 mayo, 2022

Me niego a pensar que la política obligue a los que se dedican a ella a hacer el ridículo cuando se acercan una elecciones y cuando, como en el caso de Macarena Olona la candidata a la Junta de Andalucia por Vox, quieren convencernos de que nacieron en el lugar equivocado (ella es de Alicante), porque el lugar en el que siempre soñaron hacerlo es, justamente, en la circunscripción en la que se presentan a las elecciones, en su caso Granada, que la señora Macarena Olona se empeña, ridículamente, en llamar Graná, poniendo especial énfasis en acentuar la a final

A mi, como granadina, me repatea un poquito que alguien se empeñe en llamar a mi tierra Graná, como si esa fuese la forma que los granadinos tenemos de llamarla, pero no, no es así. Y esa lucha que ella tiene ahora por acercarse a las esencias andaluzas, nos hace poner en cuestión la seriedad que siempre le atribuimos a los y las Abogadas del Estado, porque la señora Olona lo es, y como estos funcionarios siempre nos parecieron una cosa muy seria, hemos de pensar que las campañas electorales son capaces de cambiar incluso la personalidad de quienes participan en ellas. AndaluciaPero es que en el caso de la señora en cuestión, esta alteración de la personalidad se hace tan patente que no duda en ponerse en evidencia con tontunas del tipo de aparecer ante la prensa con un mantón de manila colgando de su hombro, sin venir a cuento (ni estaba en una feria, ni en un acto folklórico), como si en Andalucia, la tierra a la que ella se esfuerza en estereotipar, las mujeres fuesen siempre luciendo esa pieza, venga o no a cuento.

Y que la campaña electoral altere su personalidad en los temas lingüísticos, folklóricos (lo de aparecer en un video, claramente de campaña, bebiendo un botellín de Cruz Campo, la cerveza más consumida en Andalucia, es de premio) puede no parecer preocupante, pero cuando se es capaz de saltarse a la torera la legalidad vigente en Andalucia de las condiciones en las que los ciudadanos pueden empadronarse allí, ya estamos hablando de otras cosas, sobre todo cuando se es jurista, cuando se conocen las leyes, así es que no podemos dudar de que ella sabe perfectamente que si bien para ser diputado o diputada al Congreso no se exige ser vecino de la circunscripción por la que se presentan, en el caso de elecciones al Parlamento andaluz, sí. Y esa misma Ley, en su art. 2 nos dice que electores son los que (…)”tengan la condición política de andaluces, conforme al art. 5 del Estatuto de Autonomía“.

Que el propio empresario que dejo que se empadronara en una de sus casas, en Salobreña, Manuel Martín, fuese el expresidente de Vox en Granada, nos puede dar una pista de por donde van las cosas y que esta misma persona admitiese a la Ser que Olona se había empadronado en una de sus viviendas, pero que lo había hecho sin vivir “regularmente” en ella ni tener un contrato de alquiler, nos habla de que la señora Olona se ha saltado las leyes a la torera, algo muy feo en quien presume, y con razón, de tener conocimiento de las mismas, aunque ahora nos salga hablando de “bulos” cuando el Ayuntamiento de Salobreña ha dictado una «resolución de inicio de baja de oficio» de este padrón al no cumplir con la obligación de residir en la vivienda donde está inscrita, después de que la Policía Local no haya podido «acreditar y constatar» que esta resida en la casa donde se empadronó.

Andalucia IILa Junta Electoral de Granada, al contrario que la de Madrid con el caso Toni Cantó, ha decidido que la señora Olona tiene derecho a presentarse a las elecciones en Andalucia, pero pueda o no, ya ha transmitido que no es una persona de fiar, porque como ha dicho la ministra de Justicia, Pilar Llop los procesos electorales son «algo muy serio», la «base y sustento de la democracia» y «no se deben, de ninguna manera, retorcer las normas». Unas normas que esta Abogada del Estado si ha retorcido.

Publicado en La Opinión de Murcia, hoy, 25 de mayo de 2022

APRENDER A DEBATIR, A DIALOGAR, A RAZONAR

miércoles, 25 mayo, 2022

Las películas americanas nos han venido enseñando formas de vivir y de desarrollarse una sociedad que, poco a poco, ha ido formando parte de nuestras vidas. La globalización (el uso del término se utiliza desde los años ochenta), ese fenómeno basado en el aumento de la interconexión entre los diferentes países del mundo en el plano económico, político, social y tecnológico, ha ido acercándonos en la manera de entender y de ver otros mundos.

AprenderPero el libro “Una retórica constructivista”, de los profesores David Pujante y Javier Alonso Prieto, de la Universidad de Valladolid, que profundiza en “la importancia del discurso social, como un elemento básico para construir una sociedad con capacidad crítica”, me ha hecho pensar que, en ciertos campos, nos falta mucho camino por recorrer para alcanzar esa plena interconexión, como ponen de relieve algunas de esas películas americanas a las que hacia referencia al principio, que reflejan en muchas ocasiones la consideración que en su educación tiene el discurso bien construido, la retórica, que no es otra cosa que “el conjunto de reglas o principios que se refieren al arte de hablar o escribir de forma elegante y con corrección con el fin de deleitar, conmover o persuadir”, según apuntaba Aristóteles, y que otros definen como “la disciplina que estudia la forma y las propiedades de un discurso”.

Tanta es la importancia que conceden en su educación a la capacidad discursiva, a la competencia para interaccionar lingüísticamente en el marco de un acto de comunicación en EE.UU. que todos los años, más de 400 institutos debaten sobre los temas más variados de todo el mundo (en el 2014 lo hicieron sobre el asunto de Cataluña), lo que nos produce una gran envidia porque los debates favorecen que los estudiantes adquieran conocimientos, a la vez que desarrollan habilidades como las de la investigación y la argumentación, así como saber diferenciar, jerarquizar, generalizar, cuestionar, analizar, formular preguntas, entre otras muchas técnicas cognitivas. Y aunque en los últimos tiempos en nuestro país, al parecer, se están poniendo en marcha algunos concursos de debates entre centros escolares, lo cierto es que no están generalizados. No desde luego, al nivel de los países anglosajones que tanta importancia dan a esta disciplina extraescolar, que parece dotar de una capacidad especial para el enfrentamiento dialéctico a sus políticos y hombres de leyes, sin tener que entrar en las descalificaciones constantes, en las simplezas a las que muchos de nuestros políticos nos tienen acostumbrados.

Aprender IIIY en todo esto me ha hecho pensar este libro que me hace llegar nuestro paisano, David Pujante, catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, que junto al también profesor Javier Alonso Prieto, presenta un profundo estudio en el que distintas firmas nos adentran en el conocimiento de los más variados discursos, porque tal y como apunta en el prologo del libro que firma el también catedrático Francisco Chico Rico, la retórica constructivista aúna los fundamentos teóricos y prácticos de la retórica “como corriente de pensamiento multidisciplinar defensora de la convicción de que la realidad no es algo que exista fuera y al margen de nosotros, sino que es una construcción mental (una “invención) resultante de los procesos cognitivos que llevamos a partir de nuestras interacciones con el entorno físico y social que nos rodea”.

No estaría mal que se fomentasen estas actividades en los colegios públicos españoles, porque se nos antoja una práctica necesaria para aprender a hablar en público, desde niños. Para aprender a debatir con respeto, a dialogar con razonamientos que, ahora, parecen ausentes de nuestra sociedad. No, no estaría nada mal.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 18 de mayo de 2022

A IGLESIAS YA NO LE HACEN LA OLA

miércoles, 11 mayo, 2022

Iglesias IILos que me siguen en este rincón saben perfectamente que nunca fui de Podemos, sobre todo, nunca fui de Pablo Iglesias. Y esa falta de confianza en él, como político, la he plasmado en ocasiones en esta sección, que después me he permitido colgar en alguna que otra red social, así es que se muy bien como se las gastan su seguidores en dicha redes sociales cuando alguien osa mostrar su rechazo a la manera de hacer del amado líder.

Tengo una profesión a la que todo el mundo puede asaltar, todo el mundo puede ponerse ante un micrófono, ante una pantalla de televisión y proclamarse periodista. Y esto es en lo que está enjugascado en los últimos tiempos el exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias. Ese señor que no aguanta la más mínima crítica y que se permite descalificar a los medios de comunicación, y a la profesionales de esos medios de comunicación, si no le ríen las gracias, si no comparten sus ensoñaciones, si no aplauden sus excesos verbales que tiene, y muchos. En definitiva, en una muestra insoportable de falta de sentido democrático, este señor no aguanta que voces criticas del periodismo le dejaran de hacer la ola, como se la hicieron en sus comienzos, cuando venia a “asaltar los cielos” y solo se preocupó de arreglar los suyos”.

Pablo Iglesias atesora una enorme carga de desagradecimiento, y una pésima memoria, porque hasta hace dos días, esos medios, esas y esos profesionales de la información a los que el denuesta ahora, fueron los que se encargaron de elevarlo a los altares, de publicitar sus maravillosas ideas, de hacer de portavoz de su verborrea cargada de ego y de soberbia.

Soy una obsesa de los informativos, de prensa, de radio, de TV. Como he apuntado alguna que otra vez, me gusta la política porque sin política no hay democracia, y porque soy de una generación que sabe valorarla porque no siempre la conoció. Así es que leo los periódicos y sigo todos los programas de tipo informativo, tanto de radio como de TV, por lo que conozco muy bien quienes fueron los medios, los periodistas, que mas se volcaron cuando apareció el que se mostraba como el salvador de España (perdón, el no quiere decir la palabra España, lo dejamos en país) y entre esos medios que lo magnificaron se encontraba La Sexta, y entre esos y esas periodistas que le aplaudieron se encontraban los de esa cadena y algunos que perteneciendo a otros medios estuvieron de acuerdo con muchas de sus opiniones.

IglesiasY este es el caso, por ejemplo, de la periodista de El Mundo Lucía Méndez, que harta ya de estar harta ha publicaba un artículo de opinión en el que se refiere al director de La Base, Pablo Iglesias, para denunciar como ha obligado a muchos y muchas periodistas, incluida ella, a autocensurarse para no criticar al exvicepresidente segundo del Gobierno, «Escribiendo sobre él, nos exponemos a la ira de sus devotos en las redes, y a que él mismo nos arree una lección de periodismo. Por eso muchos periodistas se autocensuran y no hablan de Pablo Iglesias. No quieren que les ponga a parir. Yo misma me he autocensurado. Hasta hoy». Reconociendo a continuación, esta periodista, que estaba equivocada, para pasar a analizar el nuevo papel como comunicador del líder de Podemos en la sombra.

Iglesias IIIPues bien, como quiera que este artículo ha sido aplaudido por la presentadora de El Objetivo, Ana Pastor «Siempre con Lucía Méndez», el señor Iglesias se ha sentido especialmente ofendido y nos ha dejado una reseña del Quijote para arremeter contra las dos osadas, finalizando con eso de «Dime con quién andas, decirte he quién eres» (Cervantes, El Quijote)». Ya ven, las vueltas que da la vida.

Nunca es tarde para poner a este personaje en su lugar. Y si dicen “que dizan”.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 11 de mayo de 2022

RTVE MERECE OTRA COSA

miércoles, 4 mayo, 2022

TvePasmá estoy con la decisión que en un momento tomaron los responsables de RTVE de investigar la opinión de los ciudadanos con respecto a los contenidos que ofrece la televisión pública. Asimismo, al parecer, iniciaron una licitación para encontrar una empresa que les ayudase a responder las preguntas que ellos deberían de hacerse diariamente y que, visto lo visto, son incapaces de responderse. Ya ven, unos directivos muy bien pagados y contratados para eso, para que piensen, llevan tiempo mostrando una cierta incompetencia para analizar lo que están haciendo mal, que es mucho, y quieren saber lo que piensan los ciudadanos al respecto (como si los bajos índices de audiencia no hablaran elocuentemente), incluso quieren saber “lo que les hastía”. Y como por estudios que no quede, cuando eso del “hastío”, no ha finalizado, los “pensantes” de TVE han decidido gastar 24.000 euros de nada(es el presupuesto de licitación) en otro estudio que sirva para conocer la percepción de la población sobre RTVE, para saber las razones por las que cada vez menos televidentes conectan con La 1, con La 2, con el Canal 24 Horas, y otros por el estilo, con lo fácil que seria, por ejemplo, preguntarles el secreto a sus homólogos de las televisiones publicas británica, francesa e italiana que tan por encima están de nosotros en audiencia.

RTVE es una casa a la que querré siempre, a la que siempre le estaré agradecida, por lo que es fácil entender que todo lo malo que le ocurra a ella me duela a mi. Y en los últimos años le ocurre muy poco bueno. Porque no es bueno que se anuncie la desaparición de una de las series estrella de la cadena que siempre estuvo entre las más vistas, ‘Cuéntame cómo pasó’. Sí, 20 años de éxito y no se renovará. Dicen que porque ha bajado su audiencia (deberían de preguntarse porqué ha bajado tanto durante este tiempo), pero es que esta serie solo es un reflejo de la realidad de la cadena en estos momentos, cuando sus audiencias se encuentran bajo mínimos y cuando el anuncio de cualquier proyecto no es capaz de despertar el más mínimo interés del espectador, como por ejemplo, el reciente estreno del programa de entretenimiento Enred@d@s, y cuya audiencia el pasado jueves fue del 5,3, cuando a la misma hora El Hormiguero conseguía un 16,6% de cuota de pantalla. Y mejor no hablar de los informativos, que presentados por profesionales que transmiten credibilidad (el problema no está en ellos), se encuentran situados en tercer lugar con una audiencia diaria que supone la mitad de la que registran los informativos de Antena 3, pongamos por caso.

tve IEl nombramiento de José Manuel Pérez Tornero (catedrático de Periodismo de la Universidad Autónoma de Barcelona y creador y director de programas de televisión en RTVE, entre otras cosas), como Presidente de RTVE, fue bien recibido, pero los bandazos que está dando, tanto en la aparición y desaparición de programas como en las dimisiones y nombramientos que está llevando a cabo, hace pensar que todo esto no estaría ocurriendo si el elegido hubiese sido, como a mi me hubiese gustado, el Administrador único de la Radio Televisión Autonómica de Canarias, (RTVC) Francisco Moreno, que al frente de ese organismo está dando un ejemplo de saber como ha de actuar una televisión publica. Los programas que ha de hacer y en los acontecimientos en los que una televisión publica ha de estar presente. tve IIIQue RTVE tenga dos centros en Canarias y que muchas veces durante la erupción del volcán de La Palma, contemplásemos la rotulación en sus informativos de imágenes cedidas por RTVC Canarias, es difícil de calificar. Nos preguntamos si realmente, el fracaso de los dirigentes de RTVE no estará en que no hacen una televisión pública, en que con tanto estudio para ver que piensan los demás se les olvidó a ellos lo que hace diferente a una pública de una privada. Y no es tan difícil.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 4 de mayo de 2022

EL TURISMO Y PUERTO DE MAZARRÓN

lunes, 2 mayo, 2022

CortadaA finales del mes de junio del pasado año, los vecinos que han de subir al Faro, en el Puerto de Mazarrón, se encontraban con la sorpresa de que una parte del firme de la carretera se había desprendido. Las medidas que el ayuntamiento tomó en esos momentos parecieron las más adecuadas: corte de tráfico de la subida al Faro, acceso solo para residentes, se acotó la zona para su revisión y reparación y todas esas cosas que se hacen en estos casos. Todo, a la espera de que los gestores del Ayuntamiento tomaran la decisión de arreglar aquello, que era lo normal.

Mientras tanto, y viendo que en los meses de julio y agosto todo continuaba, más o menos igual, los vecinos de un edificio afectado por la caída del muro, o no muro, que ocasiono el desaguisado, visitaron al señor alcalde de Mazarrón, Gaspar Miras Lorente, que los recibió junto a otros responsables del Ayuntamiento y a lo largo de la conversación con los afectados, el alcalde vino a decir algo así como que “el problema podría estar generado por una defectuosa ejecución de construcción del edificio y la comunidad podría ser responsable de ello”. Lógicamente, la cara de los vecinos era todo un poema, y tuvieron que recordarle al regidor las competencias de los ayuntamientos en la correcta finalización de los edificios, ya que son los encargados de dar la licencia de construcción y de la supervisión de la misma.

Carretera IIIComo quiera que el mismo pareció darse cuanta de la barbaridad que había dicho, lo arregló diciendo que esto se licitaría en Noviembre y antes de Semana Santa estaría hecho. Pues bien, ha pasado el tiempo, pasó Semana Santa y la situación de la carretera es dantesca. Porque sí, continúa abierta, pero con media calzada en el aire, porque está hueca y esa tierra la tienen los vecinos del edificio en sus terrenos.

Todo esto ocurre, mientras nos llega la noticia de que el Ayuntamiento de Mazarrón tiene planteadas para 2022 un total de 25 actuaciones destinadas a reformar la localidad, declarando el alcalde del municipio Gaspar Miras, que estas inversiones son de “máxima envergadura”. Y nos lo creemos, porque son casi diez millones de euros los previstos para acometer, entre otras cosas, el Plan de movilidad Urbana Sostenible, la adecuación de los Humedales de Bolnuevo y la rehabilitación de vías públicas en Puerto de Mazarrón. Y que bien que el ayuntamiento caiga en la cuenta de que es muy necesario la rehabilitación de estas vías publicas, porque no se puede pretender atraer turismo a un lugar donde estas vías están pidiendo a gritos un arreglo y donde, por ejemplo, una de las carreteras por las que el turista más transita, en busca de los atractivos paisajes del lugar, que no es otra que la carretera de El Faro, está desde al año pasado a la espera de un adecuado arreglo que evite, de una vez por todas, el peligro de derrumbe que los vecinos están soportando desde entonces.

Junto a los casi diez millones que se esperan para lo apuntado anteriormente, este Ayuntamiento recibirá también más de cuatro millones de euros de los Fondos Next Generation. Fondos que van destinado a impulsar el plan de sostenibilidad Turística Bahía de Mazarrón Sostenible y Digital. El proyecto, dicen, es una apuesta por la modernización de los destinos turísticos a raíz de todas las consecuencias derivadas del COVID-19 y el alcalde Miras ha resaltado que “Este plan de sostenibilidad contribuirá a poner en valor los recursos turísticos de Mazarrón así como renovar su reclamo a otro tipo de turismo, no sólo al turismo de sol y playa”.

corftada IIAhora solo falta que alguien le diga al regidor que el Faro del Puerto de Mazarrón se encuentra entre los atractivos culturales y paisajísticos del mismo, ya que fue construido en 1861, y esa carretera es la unica forma de llegar a él, en coche: en un sitio turístico, esperar ese arreglo desde junio del 2021 es mucho esperar.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 20 de abril de 2022

A %d blogueros les gusta esto: