EL TRABAJO DE GOBERNAR

lunes, 18 octubre, 2021

Bueno, pues al parecer el tiempo es “la prueba del algodón”, o lo que es igual, el tiempo es el mejor antídoto para las exageraciones de los políticos, entre otras cosas.

AeropuertoSí, el tiempo, y el titular de LA OPINIÓN, el pasado lunes, comunicando que “Desaparece el servicio médico en el Aeropuerto de Corvera”, ha venido a dejar en evidencia, la hipérbole con la que se manejan los políticos, sobre todo en las inauguraciones. Porque, si ciertamente, ese aeropuerto tuviese la importancia que el Presidente de la Comunidad le adjudicaba en el acto de inauguración del mismo, no es posible que se produzca el cierre de un servicio médico, que hasta los más modestos aeropuertos mantienen. Una modestia que no era posible adivinar cuando en 2019 se inauguraba, a bombo y platillo, el pomposamente llamado Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia. Nombre que prometía mucho, sobre todo cuando en el acto inaugural, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, aseguraba solemnemente, que “es la plataforma definitiva para nuestro despegue turístico y económico ya que posibilitará la creación de nuevos puestos de trabajo, y nuestra economía podrá alcanzar mayores cotas de desarrollo en todos los sectores”. Y tanto progreso se aventuraba que anunciaba igualmente que “abrimos la puerta al mundo, al progreso, a la llegada de millones de turistas y a que las empresas de la Región se puedan aventurar a lograr objetivos mejores y más ambiciosos”.

aeropuerto iiiY recordamos ahora como se nos anunciaban 12 destinos a la Unión Europea, para adelantar que en poco tiempo se establecerían nuevos servicios a España y Europa, confirmando vuelos a Asturias, Leeds y Manchester, con otros a cuatro ciudades de Noruega, a Praga, a Moscú, porque se estimaba que anualmente podían llegar a la Región 5 millones de turistas. Así mismo, 5 millones de turistas que pondrían nuestro aeropuerto a la altura de los mejores de España, donde lógicamente, tienen la obligación de tener un servio médico. Ese que ahora se ha quitado aquí, lanzando un claro mensaje sobre la verdadera importancia de nuestro aeropuerto, o sobre la racanearía de la gestora del servicio aeroportuario Aena, que ahora se ahorra este servicio que anunciaba poco antes de la inauguración del mismo, cuando se comunicaba que se le había otorgado la adjudicación de la “atención primaria de urgencias sanitarias y gestión y coordinación de los traslados a centros hospitalarios” al Hospital Mesa del Castillo, informándose igualmente de que un profesional médico y otro sanitario darían, a partir de ese momento, atención médica a pasajeros, tripulaciones y trabajadores, en un local equipado para la atención de posibles accidentes o problemas de salud. Es más, según se informó en ese momento, para este servicio, que se realizaba 24 horas al día, Mesa del Castillo ponía a disposición del mismo cerca de 15 profesionales, entre médicos y personal de enfermería, que irían repartiéndose los turnos de trabajo.

Pero este servicio ha desaparecido en una extraña decisión. Una decisión, que al parecer se ha tomado por el bajo volumen de tráfico que se mueve en estos momentos en el aeropuerto “a consecuencia de la pandemia”.

1No hemos visto el contrato de adjudicación de la explotación del aeropuerto, por lo que no sabemos si, en cualquier momento, Aena puede prescindir también del servicio de mantenimiento, de seguridad y de limpieza que fueron anunciados a la vez que el de la atención primaria de urgencias sanitarias y gestión y coordinación de los traslados a centros hospitalarios, al que se ha renunciado ahora, sin que al parecer, el Gobierno regional se haya pronunciado al respecto. Porque digo yo, que algo tendrá que decir ¿O no se hizo la concesión bajo determinadas condiciones?

Esto de gobernar da un trabajo…

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 13 de octubre de 2021

QUITAR AULAS, CERRAR CENTROS

lunes, 18 octubre, 2021

colegioComenzó el curso escolar en la región. Aproximadamente, 280.000 alumnos se van incorporando a sus aulas entre unas medidas sanitarias que ya dieron resultado el curso anterior. Pero si es de esperar que ese buen resultado continúe este curso también, nos tememos que la no renovación de los contratos de 1500 profesores, de lo que se dio en llamar “docentes de refuerzo Covid”, que impartieron sus enseñanzas en los colegios de la región el pasado curso, hará que se resienta la calidad de la misma, porque Murcia es una de la regiones en las que, al parecer, no se respeta la ratio de alumnos por aula, que no es otra cosa que la proporción adecuada del numero de alumnos en cada clase que haga posible una enseñanza de éxito: El número máximo de alumnos por aula está establecido en 25 en la educación primaria y en 30 en la educación secundaria obligatoria, y es aplicable tanto a los centros públicos como a los centros privados concertados.

Pero si el debut de la consejera de Educacación y Cultura del Gobierno de la Región de Murcia, María Isabel Campuzano Martínez, ya fue “prometedor” con la publicación de aquella “estrambótica” carta llena de faltas de ortografía donde explicaba cuáles eran sus planes como responsable del área de Educación y Cultura del ejecutivo murciano, con negación incluida sobre las bondades de la vacuna contra el Covid y su pretensión de hacer realidad eso que VOX llama pin parental (es difícil olvidar de donde se viene), no lo es menos su intervención en la inauguración del curso hace unos días, cuando aseveró que la Región tenía algunas de las mejores ratios de España. Y claro, si según ella eso es así, pues es normal que piense y manifieste eso de quitar aulas y cerrar centros, haciendo oídos sordos a las peticiones, en absoluto descabelladas, del Secretario general de Enseñanza de CCOO, Nacho Tornel, que ha pedido recuperar a los 1.500 profesores e incluirlos de manera permanente en la plantilla, así como una reversión de los recortes sufridos desde la crisis de 2012 y una apuesta por las oposiciones al cuerpo de maestros con otras 1.500 plazas para bajar las altas tasas de temporalidad.

Escuelas IIPor cierto, otra petición de este sindicato, que cualquier persona con sentido común ha de apoyar, es que la Consejería determine una agenda y un plan de trabajo para tratar con ellos aspectos como el destino de la financiación extra del Gobierno central o la necesidad de consolidar la plantilla, porque como apunta Tornel, esta Región está sufriendo “descapitalización del sistema educativo en la Comunidad, a través de un desvío continuo de recursos económicos hacia la empresa privada, que es al mismo tiempo, un proceso de descapitalización cultural que sufrirán los jóvenes de cara a su futuro”.

Al parecer, la señora consejera olvida, o desconoce, que aunque la tasa de abandono educativo temprano bajó en el 2020 en la Región de Murcia un 3,9 puntos, lo cierto es que podemos presumir poco de estos datos si tenemos en cuenta que aun con esa bajada, esta Región cuenta con un dato muy preocupante de abandono escolar, ya que se sitúa en un 18,7%.

A veces, tristemente, tenemos la impresión de que, algunos políticos, nos toman por tontos. O eso, o viven en una burbuja que les impide ver la realidad, lo que es peor aún, porque nadie que viva fuera de ella podrá tomar decisiones coherentes; las que toda sociedad a la que dicen servir, necesita. Y la educación en Murcia, necesita al frente de ella a alguien no sectario, no dogmático, y con más conocimientos sobre sistemas educativos que los mostrados por la máxima responsable de dicho departamento. Porque ya no es lo que no hace, es lo que dice cada vez que tiene ocasión.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 6 de octubre de 2021

LOPEZ MIRAS NO QUIERE CRECER

lunes, 4 octubre, 2021

1Hace unos días, oía en La Ser una entrevista que Paco Sánchez hacia al Presidente Fernando López Miras. Hablaba del inicio del curso político marcado por la situación ambiental del Mar Menor, y se refería a la reunión con el comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, diciendo cosas como: «Agradezco su voluntad de colaboración con expertos científicos y fondos. Le he pedido la implicación de la UE». Y aparte de culpar a cualquier organismo; que no sea de la comunidad autónoma, claro, de falta de medidas que impidan la entrada de nitratos a la laguna, se refería también a la manifestación prevista para el próximo día 7 de octubre en Murcia, en defensa del Mar Menor, de la que dice que «es una manifestación que parte de razonamientos erróneos. No sé si por ignorancia o de forma intencionada». Al considerar que “la responsabilidad del estado de la laguna es de muchas administraciones y esta protesta solo culpa al gobierno regional”, para terminar apuntando que esto es algo equivocado.

11Y sobre la Iniciativa Legislativa Popular que pretende dotar al Mar Menor de personalidad jurídica propia, cree que «en el mejor de los casos, se tardará años en dotar al Mar Menor de personalidad jurídica. Eso es no hablar de lo importante, que es salvarlo». Se le olvido decir que posiblemente ahora no tendríamos necesidad de salvarlo si un Gobierno del Partido Popular no hubiese terminado con la ley de Protección y Armonización de Usos del Mar Menor, que aprobó en 1987 el Gobierno socialista de Carlos Collado, con la pretensión de evitar el urbanismo desmedido, e impedir los vertidos de la actividad agrícola que se ha mostrado como el peor enemigo de la laguna.

iiiSiempre que oímos al señor López Miras hablar de los problemas que tiene planteados su Gobierno; e invariablemente, en sus alocuciones siempre culpa al “pregonero”, en este caso al Gobierno central, de la irresolución de los mismos, tenemos la impresión de que se niega a crecer. De que como Peter Pan pertenece a la cultura de aquellos jóvenes, y algunos adultos también, que tienen terror a hacer frente a los problemas. Lo que ocurre es que el señor López Miras es Presidente de esta Comunidad y no puede olvidar que es solamente haciendo frente a los problemas cuando el ser humano crece, porque como bien decía Winston Churchill, “El precio de la grandeza es la responsabilidad.” Así es que ya va siendo hora de que López Miras ejerza su responsabilidad de Presidente de esta Región, desde hace más de tres años. Decir obviedades como «En el Mar Menor, no nos va a llevar a ningún sitio hablar de lo que pasó hace 40 o 50 años. Hay un ecosistema gravemente herido y hay que curarlo», no lo deja en muy buen lugar. Que culpe a otros organismos de la no desmantelación de regadíos ilegales, de no impedir esos riegos ilegales, es de una cierta impudicia, teniendo en cuenta que, según los expertos, la entrada de agua dulce y cargada con nutrientes y nitratos procedente de la actividad agrícola es la raíz del embolado, y que el Gobierno de Murcia “tiene competencias de sobra para controlarlo y para velar porque se deje de envenenar el Mar Menor” y no «diluirlo» en el Mediterráneo, según manifestó la Ministra para la Transición Ecológica en su ultima visita a la Región.

Todas las organizaciones científicas, los colectivos ecologistas, el Gobierno de España y Europa, han indicado que el único camino para comenzar a solucionar el problema es actuar en origen en el Campo de Cartagena para reducir las aportaciones de nitratos agrícolas, y eso es responsabilidad del Gobierno de López Miras, que debería de leer a George Washington Carver para aprender que “El noventa y nueve por ciento de los fracasos provienen de personas que tienen el hábito de poner excusas.” Pues eso.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 29 de septiembre de 2021


A %d blogueros les gusta esto: