TRABAJAR POR UN MUNDO MEJOR

Jueves, 8 abril, 2021

a ivEste país da la sensación de paralizarse, cada vez que se celebran elecciones; no importa donde, porque todos los partidos, de ámbito nacional, tienen intereses en cada territorio español. El resultado es que el tiberio no acaba nunca, porque nuestros políticos cambiaron la oferta de programas por la descalificación del contrario. Como está ocurriendo en la campaña electoral de Madrid, donde Isabel Ayuso (o su álter ego Miguel Ángel Rodríguez) descubrieron el agua caliente de las elecciones con eso de lo que alguien ha dado en llamar “Operación libertad”, que al parecer representa ella, porque el resto es comunismo, y los que se supone que son los malos cayeron en la trampa y lejos de dedicarse a explicarles al personal las ventajas que tendría su mandato, con propuestas electorales que mejoren la vida de los ciudadanos, devuelven la moneda (que falta de imaginación con tanto politólogo suelto) y dicen eso de “Viva el comunismo y la libertad”, en un vídeo con el que el señor Iglesias responde a Ayuso. Que hay que ser antiguo y torpe, para grabar el mensaje con el himno del Partido Comunista Italiano. En fin, que nunca percibimos tan poca imaginación en la política

a vAfortunadamente, la vida normal continua, esa de los ciudadanos que se dedican a hacer su trabajo con honestidad, con entrega a los demás, con ganas de mejorar el mundo; el que les rodea y ese que nos queda más lejos, y que también merece ser mejorado. Algo así como la campaña que durante años ha venido desarrollando la profesora murciana, Mari Carmen Hidalgo, ( trabajando todos los veranos en la enseñanza de las matemáticas, con pueblos indígenas del Paraguay, como base para enseñarles a leer y a escribir), y el Club Rotary Murcia Universidad, de la que es Socia de Honor, que cuenta con la colaboración del Gobierno de Paraguay, la Comunidad Autónoma de Murcia, Mensajeros de la Paz y el Ayuntamiento de Águilas, para hacer realidad un material escolar trabajado y consensuado con los maestros, directivos y líderes de las diversas comunidades, dentro de los Pueblos indígenas de Paraguay. Materiales que gracias a la incansable labor del profesor Alberto Requena, han sido traducidos, desde el castellano a sus lenguas nativas y que esperan ser aprobados por la Dirección de Curriculum del Ministerio de Educación y Ciencia del Gobierno de Paraguay, con el objetivo de lograr el Desarrollo Sostenible de los Pueblos Indígenas.

Este proyecto, llamado La Educación Intercultural como base para el Desarrollo Sostenible de los pueblos indígenas de Paraguay, es una más de las labores solidarias, a las que Club Rotary Murcia Universidad nos tiene acostumbrados, ya que la población indígena paraguaya se encuentra entre las más desprotegidas y vulnerables, pese a que cuentan con una cultura milenaria: Lengua, valores, costumbres….que desean mantener, logrando diversas mejoras que afectarían, fundamentalmente, al problema del cambio climático y que, sobre todo, busca lograr su integración en el mundo del siglo XXI, y con ello el intercambio de ambas culturas: la indígena y la del propio Paraguay. Porque se necesita un desarrollo sostenible que sensibilice a la población a través de la educación, cuyos programas educativos tendrán que estar de acuerdo con los nacionales, manteniendo simultáneamente su cultura y su identidad. Y es que, según los autores de este proyecto, que afecta a 12 pueblos indígenas y que la UNESCO avala y patrocina, la base segura para esa integración, llevaría consigo la desaparición del hambre y la pobreza, potenciando su integración en el mundo actual en igualdad de condiciones. Al mismo tiempo, nos dicen, el mundo se beneficiaria de esos valores y culturas que se mantienen a través del tiempo.

Hemos de sentirnos felices al ver que, en medio del estruendo, hay gente que trabaja en silencio por un mundo mejor, y más justo.

Publicado en el diario La Opinión, de Murcia, el 7 de abril de 2021

UN FRAUDE AL ELECTORADO

Jueves, 8 abril, 2021

a iiiEl bochornoso espectáculo ofrecido por el PP, en Murcia; y no solo en Murcia, con la incalificable compra de los diputados procedentes de Cs, que ha servido para que López Miras se libre de una moción de censura, ha puesto de relieve que, en España, muchos políticos consideran que el escaño es cuyo, cuando en la mayoría de los casos, van en las listas de partidos sin que previamente sean conocidos y reconocidos socialmente, alcanzando visibilidad social gracias a ir en esas listas, por lo que lo más digno sería que cuando deciden dejar su formación política, se viesen obligados a dejar su escaño, más que nada para no perjudicar, más, a ese partido que les ha dado todo.

El show llevado a cabo por el PP, no solo admitiendo a tránsfugas sino fomentando esa deleznable practica, es absolutamente vergonzoso, porque lo que se consigue es el falseamiento de los usos democráticos (un moción de censura entra dentro de esos usos democráticos) produciendo sensación de fraude en el electorado, y sobre todas las cosas, un debilitamiento del sistema de partidos, que es la base del sistema parlamentario actual, como concluye la Sentencia del Tribunal Constitucional 32/1985, que habla de la inestabilidad del sistema, el fomento de la corrupción y la pérdida de credibilidad de la clase política, redundando en perjuicio de la cultura democrática, porque el transfuguismo afecta directamente a los grupos parlamentarios en cuanto pueden ver aumentado o disminuido el número de sus miembros como consecuencia de la actuación transfuguista de un parlamentario que, en la mayoría de las ocasiones; con honrosas excepciones, solamente busca su lucro personal, con recompensas varias, tanto de carácter económico como político.

En definitiva, el transfuguismo aparece como una de las más claras muestras de la distancia que separa, en ocasiones, la realidad política de la realidad jurídica, en cuanto supone una modificación no formal del resultado de las elecciones, porque si en un sistema como el nuestro el señor López Miras pudo presidir, legal y dignamente, el Gobierno de la Región habiendo perdido las elecciones (las ganó el PSOE), gracias a su alianza con Ciudadanos, lo que ha ocurrido ahora tiene un cierto tufillo a ilegalidad y, desde luego, nula dignidad, porque la política no puede ser sinónimo de chalaneo.

AEn los últimos tiempos, Portugal nos está dando muchas lecciones de comportamiento cívico y político, y yo me pregunto los motivos por los que no copiamos algunas cosas de nuestros vecinos lusos, sobre todo en el caso concreto del transfuguismo, ese fenómeno que llama tanto la atención de otros países y que parece afectar, de manera especial y escandalosa, a Italia y España. Porque en Portugal, es su Ley Fundamental, o Norma fundamental, el equivalente a nuestra Constitución, y no los reglamentos parlamentarios, quien regula la figura del transfuguismo. La Constitución portuguesa prevé el mandato ideológico, así como la pérdida de escaño de los tránsfugas en la Asamblea de la República, con lo que se sanciona duramente al trásfuga. Al mismo tiempo, se prevé la figura del diputado independiente, con lo que se reduce, en gran medida en la práctica, el número de actuaciones transfuguistas.

La diferencia entre Portugal y nosotros es que allí, al parecer, los partidos respetan sus acuerdos, al contrario que aquí, donde el PP firmó el Pacto contra el Transfuguismo, que fue suscrito por los representantes de todos los partidos, el 7 de julio de 1998, ampliado en 2006 y 2020, y ahora se ha ciscado en él, sin ningún rubor.

a iiLa última vez que se amplió, el secretario de Estado de Política Territorial y Función Pública, Francisco Hernández Spínola, afirmaba que “la actualización del Pacto representa un avance importante en la calidad democrática y además refuerza el criterio para que el tránsfuga no reciba premio o privilegio”. Pues que bien.

Publicado en el diario La Opinión, de Murcia, el 32 de marzo de 2021

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: