LOS BANDAZOS DE PODEMOS

Jueves, 17 diciembre, 2020

PODEMOSEl nacimiento de podemos fue un tanto peculiar, con eso de “las mareas”, que significaban, más o menos, que pequeñas formaciones de izquierda de cada autonomía, trufadas de nacionalismo, algunas de ellas con tufillo anticapitalista, y que no contaban con la fuerza suficiente como para tener representación parlamentaria, encontraran el asidero para empezar a hacerse ver. Pero los últimos datos electorales, en Galicia y País Vasco, en las autonómicas, vinieron a demostrar que la formula es muy difícil de mantener, porque no se puede estar en misa y repicando a la vez. No se puede ser un partido de ámbito estatal, y a la vez responder a las exigencias de los nacionalistas-independentistas de cada región que demandan otras cosas para su territorio. Y ese ejercicio de funambulismo, tan difícil de sostener, provoca que el señor Iglesias haya hecho muchas veces el más absoluto de los ridículos apareciendo besando una ikurriña, en un acto electoral en el País Vasco, y casi lanzándose a hablar gallego en Galicia, lo que no impidió que en las ultimas elecciones autonómicas, celebradas el pasado mes de julio en esas comunidades autónomas, recibiese un varapalo de alcance monumental quedándose, como todos ustedes saben, fuera del parlamento gallego y permaneciendo de manera residual en el Parlamento vasco.

En cualquier otro partido político, hubiese habido una profunda reflexión sobre esos desastrosos resultados, pero el peligro de las formaciones donde se impone la figura del “amado líder”, es que no queda espacio para la reflexión ni el análisis, si este no lo desea. Y, al parecer, Pablo Iglesias no lo desea, embolicado con lo de derribar a la monarquía y ser el artífice de lo de la plurinacionalidad.

PODEMOS 2Pues bien, este partido de profundos bandazos estratégicos, dependiendo del lugar en el que se encuentre. Este partido, que ha defendido con uñas y dientes la llamada Ley Celaá (sobre todo en lo referente a la subordinación del castellano al catalán, en aquella autonomía), hasta el punto de que en el texto final se ha eliminado la frase que figuraba en el propio proyecto de la Lomloe: “Castellano, lengua oficial del Estado”, dando todo el protagonismo al diputado de en Comú Podem, Joan Mena, en su calidad de portavoz de Unidas Podemos en la Comisión de Educación del Congreso, para que dijera que la reforma permitirá “el blindaje de la escuela catalana y del modelo de inmersión lingüística”, porque “Es un paso importante para Cataluña y para el conjunto del Estado, que da pasos firmes en reconocimiento del plurilingüismo y de la plurinacionalidad”, ha registrado una iniciativa para pedir al Gobierno de la Comunidad de Madrid que tome las medidas pertinentes para que el castellano sea la lengua vehicular en la región ya que “en muchos centros la vehicular es el inglés con efectos segregadores y negativos para la enseñanza”. Sí, en la exposición de motivos de la iniciativa, IU-Podemos ha señalado que este modelo de enseñanza funciona como segregador, teniendo en cuenta “que muchas familia no pueden acceder en buenas condiciones al mismo, al carecer los padres y madres de conocimientos de ingles que les permitan ayudar a sus hijos de poder sufragarse un esfuerzo extraescolar en idiomas”.

Asimismo, en Madrid, se pide que el castellano, la lengua oficial de este país llamado España, sea “vehicular” porque los padres no pueden ayudar en inglés. Pero en Cataluña, el castellano no tiene que serlo, porque al parecer, todos los padres, todos, pueden ayudar a sus hijos a reforzar sus clases con sus conocimientos lingüísticos.

¿Qué les parece? Seria para reírnos a carcajadas, si no nos produjese una profunda indignación. Porque que otra cosa puede provocar la tomadura de pelo que subyace en la iniciativa de Podemos, en el Parlamento de Madrid. A no ser, que lo que pretendan es mofarse de la defensa del castellano: yo ya me creo todo de estos genios.


HABLÓ QUIEN TENIA QUE HACERLO

Lunes, 14 diciembre, 2020

AIILa Constitución española determina que el Gobierno es el encargado de dirigir la política interior y exterior, la Administración civil y militar, y la defensa del Estado. Así es, el artículo 97 de la Constitución deja claro que es el Gobierno el que “dirige la política interior y exterior, la Administración civil y militar y la defensa del Estado”. Y como no podía ser de otra manera, las Fuerzas Armadas están completamente sometidas a esa dirección, porque la defensa nacional se basa en el pleno ejercicio de los derechos y libertades públicas reconocidas en la Constitución española de 1978 y en la Carta de las Naciones Unidas de 1945.

Que después de tantos años de democracia tengamos que recordar esto, puede parecer extraño, pero al parecer hay quienes se empeñan en olvidarlo e involucrar al Rey en cosas que nada tienen que ver con su desempeño, como estamos viendo reflejado en las redes sociales, donde algunas fuerzas políticas se manejan muy bien, y las han convertido en algo así como lo que dijo en abril de 1990 el entonces presidente del PNV, Xavier Arzalluz, en una reunión con la cúpula de Herri Batasuna, aquello de:

“Unos sacuden el árbol, pero sin romperlo, para que caigan las nueces, y otros las recogen para repartirlas”, refiriéndose así a la coincidencia de intereses que había entre su partido, la izquierda aberzale, y la organización terrorista ETA, y al necesario reparto de papeles para alcanzar el objetivo común, que no era otro; que no es otro, que la independencia para Euskadi.

Pues bien, al parecer ahora, las redes sociales se han convertido en ese árbol del que las nueces que caen son la siembra de las dudas sobre el que ellos han dado en llamar “Régimen del 78”, con la puesta en cuestión de la legitimidad de la Constitución (según se percibe la Carta Magna es algo que ha de cambiarse cada generación), y el cuestionamiento de la monarquía, que se ha amplificado ahora con el famoso chat de unos trasnochados militares. Sí, les ha venido como anillo al dedo las impresentables cartas hechas publicas por un grupo de militares jubilados que, a falta de cosas que hacer, se dedican a poner en cuestión nuestro Estado de derecho, proclamando su ignorancia y su falta de respeto hacia este país, al que dicen estar dispuestos a defender hasta dar sus vidas. Pero este país no necesita héroes, este país necesita ciudadanos, políticos, y militares jubilados también, con más sentido de Estado del que, unos y otros, manifiestan.

A1Porque no son solo las redes sociales las que han salido en tropel a hacer el juego a quienes declararon su lucha contra Felipe VI, que es tanto como decir contra la monarquía. No, hay quienes pontifican, a sabiendas de que mienten, cuando rechazan que sea la ministra de Defensa, Margarita Robles, y no un portavoz oficial de la Zarzuela, pongamos por caso, quien tenga que salir a decir las verdades del barquero a los que intentan implicar a Felipe VI en una entupida intentona golpista.

aIIIY esto es grave, porque quienes escriben, quienes dicen cosas así, saben perfectamente, como nos han explicado hasta la saciedad los constitucionalistas, que el mando del Rey como jefe supremo de las Fuerzas Armadas es meramente simbólico y necesitado de refrendo presidencial o ministerial (art. 64 CE), por lo que no puede existir una conexión ejecutiva directa de las Fuerzas Armadas con la Corona, sin contar con el ejecutivo, es decir, el Gobierno, Presidente y Ministro de Defensa. De manera que en este país, donde la democracia funciona mucho mejor de lo que muchos quisieran, las cosas se han hecho como se tenían que hacer. Hablando quien tenía que hacerlo, que no es otra que la Ministra, Margarita Robles.

Aunque a algunos, les hubiese encantado enfangar al Rey.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 9-12-2020

INCAPACIDAD DE NUESTROS POLITICOS

Lunes, 7 diciembre, 2020

Angel IIISegún los datos publicados, el presente año, por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat, España es el país con mayor tasa de abandono escolar de la UE. Un informe que debería de sonrojarnos, y obligarnos a hacernos muchas preguntas, sobre los motivos por los que el 17,3 % de los jóvenes españoles, entre 18 y 24 años, no siguieron formándose tras finalizar secundaria en 2019. Sí, España, uno de los países fuertes de Europa, en otros campos, encabeza esta humillante lista. Tan humillante, que tras él, se sitian países como Malta, Rumanía y Bulgaria. Datos de este año, datos que deberían de hacer reflexionar a los políticos, si es que son capaces de mirar más allá de las próximas elecciones.

Desde el 15 de junio de 1977, en que se celebraron en España las primeras elecciones democráticas, este país ha conocido muchos Gobiernos, y ni siquiera en tiempos en que los consensos parecían más fáciles, hemos sido capaces de ponernos de acuerdo sobre algo tan importante, tan vital para el desarrollo de una sociedad, como un sistema educativo, cuyos resultados no nos avergüencen. Un sistema educativo alejado del que hoy tenemos, que solo está sirviendo para fomentar que nuestra nación se aleje, cada vez más, de la excelencia, en este campo.

AngelLa primera vez con atisbo de un posible acuerdo fue con un Gobierno de Zapatero, siendo Ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que presentaba un documento donde proponía la modificación de la Ley Orgánica de Educación (LOE) con vistas a la consecución de un Pacto Social y Político por la Educación. Sí, Gabilondo, presentó a todas las Comunidades Autónomas, las 137 medidas que proponía, marcando un calendario para conseguir un acuerdo sobre “el que decir sí o no” a dicho ofrecimiento, que tendría lugar tras reunirse con los grupos parlamentarios, la mesa social de educación, la comunidad educativa y las consejerías de Universidades. Por encima de todo, Gabilondo buscaba el “consenso global sobre objetivos”, y es que, para ese ministro de consenso y entendimiento “Este texto no es un brindis al sol o una declaración de intenciones ya que recoge 12 objetivos determinantes para dar respuesta a la demanda ciudadana”, ya que, “el Gobierno ha tenido en cuenta todos los puntos de vista”. Tanto fue así, que el PP puso diez condiciones para sumarse al pacto, hasta el punto de que Gabilondo manifestó “Algunos dicen que el texto se acerca demasiado al PP, otros al PSOE, pero es un pacto de consenso”.Angel II Lo que no tuvo en cuenta Gabilondo fue que el tacticismo del PP, de cara a las inminentes elecciones, le hizo retirar ese apoyo, apareciendo Cospedal, Secretaria General del PP, entonces, diciendo aquello de “se retrasa el pacto educativo porque Gabilondo no tiene auténtica voluntad de cambiar el modelo”. Todo eso después de decir que era necesario alcanzar un pacto educativo con el Gobierno ya que, “el sistema actual no funciona y hay que cambiarlo”.

Pero aunque el PP lo cambió, continúa sin funcionar, porque los políticos son incapaces de pensar más en la sociedad que en ellos. Y ahora, con la aprobación de la llamada Ley Celaá, mientras que el PNV sugiere que la cumplirá, a medias, el PP se moviliza en contra de esta Ley. Así, mientras que la señora Diaz Ayuso, promete “dar la batalla” contra ella, porque ha salido “sin consenso y por la espalda” (olvida que la llamada Ley Wert solo contó con los votos del PP) , Casado y García Egea, se dedican a pregonar que ya se encargarán ellos de que esta Ley se ignore en las comunidades gobernadas por su partido, porque según García Egea, que no se caracteriza por su “finezza”, en esto de hacer oposición, esta Ley durará hasta que ellos alcancen el poder.

Yo me pregunto ¿Los políticos, de uno y otro signo, desconocen los datos que damos al principio de este artículo? ¿Y si los conocen; que sí, no se avergüenzan?

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 25 noviembre de 2020

A LA IGLESIA LE SOBRA IDEOLOGIA

Viernes, 4 diciembre, 2020

IglesiaLa Iglesia católica es la institución de carácter internacional más antigua del mundo. Son dos los milenios de historia que atesora, y a lo largo del tiempo, ha influido notablemente en la filosofía occidental, en la cultura, en el arte y en la ciencia. Es cierto que, como primer objetivo, se encuentra la difusión del Evangelio, pero no es menos cierto que hace una ingente labor en la realización de obras de misericordia, en todos los campos, como parte de su doctrina social. De hecho, la Iglesia católica, es la mayor proveedora no gubernamental de educación y servicios médicos del mundo

Iglesia IISegún los últimos datos del Anuario Pontificio, habría en el mundo 1,285 millones de bautizados, el 17,7 % de la población mundial, habiéndose producido en los últimos años un aumento del número de católicos en Asia y África, superior al crecimiento de la población. Estos datos nos hablan de que es una institución viva y dinámica, una institución que no debería de anquilosarse en las viejas ideas, porque la única manera de no perder el contacto con la realidad es actualizando y modernizando ​estas. Y las nuevas ideas, no pueden ser transmitidas con discursos viejos y anclados en el tiempo, con razonamientos intransigentes transmitidos desde los pulpitos, que llenan de desasosiego a unos fieles que, muchas veces, no comprenden la desmesura y el comportamiento extremista de algunos de los que ,formando parte de la iglesia, lo hacen con un discurso muy alejado de lo que se espera de aquellos que deberían de hacer realidad la doctrina de una Iglesia católica, que se ve asimisma, como la encargada por Jesucristo para ayudar a recorrer el camino espiritual hacia Dios.

La Iglesia católica considera que tiene encomendada la misión de elaborar, impartir y propagar la enseñanza cristiana. Y ciertamente, no nos parece muy cristiano las peroratas (“Discurso largo y poco oportuno que se hace con cierto apasionamiento y vehemencia”) que se marcan algunos sacerdotes en los templos, que nada tienen que ver con los sermones (“Discurso cristiano u oración evangélica que predica el sacerdote ante los fieles para la enseñanza de la buena doctrina”), que son de esperar en las comunidades católicas.

España es una país, tradicionalmente católico, en el que la mayoría de las personas son bautizadas al poco tiempo de nacer. Es normal que nos declaremos católicos un 73,7 %, de la población. Quizás lo que ya no es tan normal es que, al parecer, el 56,8 %, declare que no asiste a las celebraciones religiosas. Y la iglesia debería de hacerse muchas preguntas al respecto. Porque puede ser, que muchos de esos que se proclaman católicos, se sientan muy incómodos acudiendo a iglesias donde el sacerdote les puede sorprender, no con un sermón más o menos bien construido, y sí con una perorata, trufada de mitin electoral, con muy poco contenido de la auténtica misión de la Iglesia que no es otra que “transmitir fielmente el Evangelio de generación en generación con lo que eso supone de esperanza, de fe y de caridad”.

imagesY muy poca esperanza, casi ninguna fe, y nula caridad, es lo que sembró el pasado día domingo 22 de noviembre, en misa, el párroco de la basílica de la Purísima de Yecla, José Antonio Abellán, que arremetió contra la llamada ‘ley Celaá’, recientemente aprobada en el Congreso de los Diputados, con un argumento tan mendaz, tan falaz, como que “la ley busca integrar a los niños con necesidades especiales en los colegios ordinarios para que “estorben” y “entonces digan: ¿veis? Estos niños es que ni siquiera tienen que existir, hay que matarlos”.

Pensar que todos los creyentes tienen la misma ideología es lo que hace que muchos se alejen de una iglesia que alberga a sacerdotes como este, que incluso se permiten pedir el voto desde el pulpito para determinadas formaciones políticas.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 2 de Diciembre de 2020

A %d blogueros les gusta esto: