GOBERNAR ES TOMAR DECISIONES

Lunes, 30 septiembre, 2019

descarga (23)Ha pasado DANA, ese fenómeno atmosférico, con nombre femenino de origen hebreo, que intentó arrasar con una parte de la geografía murciana, aunque por fortuna no lo consiguiera. Ha pasado, ha salido el sol que seca las calles de los municipios más afectados (a la cabeza Los Alcázares), y poco a poco parece que estamos entrando en la normalidad, sin que se hable de responsables. Es cierto que la única culpable ha sido Dana, que los miembros de nuestro Gobierno autonómico no han propiciado tal desastre, pero no es menos cierto que la sensación que nos ha quedado, tras el suceso, es de que, cuando pasado el tiempo, y la meteorología vuelva a castigarnos, tornaremos a contemplar el cauce del río Segura lleno de cañas que impedían que viésemos el agua, en un espectáculo que transmitía una infinita dejadez por parte de las autoridades responsables. Dejadez y abandono de sus responsabilidades que nos dejó para el recuerdo la imagen de grandes grúas, cerca de los puentes del río, intentando sacar, a prisa y corriendo, las cañas que taponaban los ojos de dichos puentes por el peligro de desborde que amenazaban.

descarga (25)Mario Urrea, el director de la Confederación Hidrográfica del Segura, tuvo un gesto de honestidad cuando reconoció, en unas declaraciones en la radio, el mal estado de los cauces como consecuencia de las restricciones motivadas por la crisis (eso dijo él). Reconocimiento que le honra, pero que tampoco le deja en muy buen lugar porque cuando se ocupa un puesto como el suyo hay que cumplir con su responsabilidad y si no se puede, por los motivos que sean, hay que dejarlo. Denunciarlo y dejarlo, porque de lo contrario, el también se convierte en responsable. (Debería leer a Thomas Jefferson)

Nuestro Gobierno regional tampoco puede irse de rositas, en este suceso. Una administración pública tiene la obligación de prever, no solo de intervenir, en estos hechos, y como quiera que ha de contar con expertos en la materia debería oír las voces de dichos expertos, o las de organizaciones como, por ejemplo, Ecologistas en Acción, que hacen informes periódicos de la situación del medio ambiente en la Región. En esos informes, vienen advirtiendo del peligro de que estos fenómenos atmosféricos aumenten “se verán incrementadas la frecuencia y virulencia de estos fenómenos con el avance del cambio climático”. Algo que, al parecer, solamente desconocen nuestros gobernantes que, tal y como denuncia esta organización ecologista, olvidan hacer una mínima planificación territorial, y si la hacen, se muestra “nefasta”, a la vez que ponen de relieve el incremento “desmedido y desordenado” de las superficies de regadío y las zonas urbanas y el olvido de la red de drenajes naturales que provocan “pérdidas de vidas, familias despojadas de sus hogares, daños en infraestructuras que costará años recuperar y, posiblemente, la estocada final a la maltrecha laguna que estamos dejando morir, el Mar Menor”.

descarga (24)Así es que están bien las fotos de nuestros dirigentes vestidos para la ocasión: sensación de una gran actividad, con declaraciones encaminadas a mostrar esa dedicación y entrega que quieren transmitir. Pero, por favor, no nos regalen más fotos con sus atuendos de campaña. No nos inunden de declaraciones en busca de la admiración del ciudadano por “tanta entrega”. No nos vendan las bondades de su errática gestión y pónganse a trabajar, de verdad, a tomar decisiones que prevengan y mitiguen los efectos de las gotas frías “o las calientes” que siempre nos afectan.

Por cierto, ante la “decepción” de López Miras por la ayuda estatal (le parece insuficiente) es necesario preguntarnos si cuando ocurre algo así no es competencia, también, de la autonomía correspondiente, tomar ciertas medidas económicas para paliar los efectos del temporal. Parece olvidar que Gobernar es tomar decisiones.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 25-9-2019
Anuncios

IGLESIAS SE HACE MONÁRQUICO

Lunes, 23 septiembre, 2019

descarga (21)De nuevo con ustedes, que me honran con la lectura de este rincón que LA OPINION me concede porque, a veces, un tiempo de descanso, de los que escribimos y los que nos leen, es necesario: el inicio de una nueva etapa es como el comienzo de algo nuevo. Lo que ocurre es que es difícil encontrar algo nuevo porque, al regreso, todo parece encontrarse en el mismo lugar donde lo dejamos en Julio, así es que continuamos tratando de las mismas cosas: el Gobierno sigue sin formarse, las declaraciones de unos y otros parecen oler a naftalina, de lo viejas que parecen, y algunos y algunas consiguen sorprendernos con según que tontuna o exceso verbal, como es el caso de la noble portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, acusando a sus compañeros de partido, en Euskadi, de ser tibios con el nacionalismo (una recién llegada a ese partido debería de tener más respeto hacia unos compañeros que en un momento vivieron amenazados por ETA), o de un declarado republicano, que siempre ha mostrado su desprecio hacia la monarquía, en sus exposiciones y en su forma irrespetuosa de vestir en sus visitas al Rey, y que hace ahora unas declaraciones en TV pidiendo la intermediación del Jefe del Estado para que abogue por un Gobierno entre PSOE y Podemos.

Lo conocen, estamos hablando de Pablo Iglesias, que se ha descolgado con una exposición en la que suplica que el Jefe del Estado intervenga para hacer posible un nuevo Gobierno, en el que esté Podemos, por supuesto.

descarga (22)Realmente no salgo de mi asombro. O no se ha leído la constitución; algo que no creemos, o intenta que el monarca caiga en una trampa, que no caerá, por fortuna, porque el Artículo 56 de la Constitución Española nos viene a decir que el Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes. El Rey es árbitro y moderador del funcionamiento regular de las instituciones pero como apunta algún catedrático de Derecho Constitucional, el Rey no tiene ni poderes implícitos, ni poderes de prerrogativa, ni poderes de reserva, ni reserva de poder. O lo que es igual, el Rey no puede, y por lo tanto no debe tampoco, intentar influir en la formación de un nuevo Gobierno.

descarga (20)Pero así están las cosas. Tenemos un personal político que juega a epatar un día si y otro también (la última aparición de Rivera en busca de un salvavidas es de premio). Un personal que, como en el caso de Iglesias, se permite rechazar una vicepresidencia y tres ministerios en el mes de Julio, y en el mes de septiembre anda lloriqueando en las más diversas entrevistas pregonando que ahora sí. Que ahora, aquello que se le ofreció en un momento, y que el despreció de la peor manera, ahora sí vale, quizás porque las ultimas encuestas no son muy generosas con su formación y unas elecciones que parecen estar a la vuelta de la esquina no les llega en el mejor momento. Tan de los nervios parece estar, que ahora quiere investir al Rey de unas prerrogativas que la constitución no le da. Sí, el líder podemita pretende que Felipe VI abandone su papel institucional, de neutralidad, y convenza a Pedro Sánchez de que ha de abrir a los morados las puertas del próximo Ejecutivo: “Le diré al Jefe del Estado que le toca una labor de arbitraje, que es más importante que nunca. Entender que en un sistema parlamentario la coalición es la fórmula natural más importante cuando nadie tiene una mayoría absoluta”. Y esto lo dice un republicano que ahora, por esas cosas extrañas de la política, y de la desfachatez también, reconoce en el Rey unas atribuciones que la Constitución no le concede ¿Se nos estará haciendo monárquico?

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 18-9-2019

A %d blogueros les gusta esto: