PODEMOS Y AMANCIO ORTEGA

Miércoles, 29 mayo, 2019

descarga (9)Los investigadores, cada vez más, buscan fondos que les permitan trabajar en sus estudios porque, aunque es cierto que todos podemos estar de acuerdo en que la administración pública ha de tener la obligación de invertir en I+D+I , no siempre se consigue en la medida en que es necesario, por lo que la financiación colectiva, la que busca la participación de los ciudadanos, en mayor o menos escala, para recaudar fondos que permitan el desarrollo de las investigaciones, supone ya un gran apoyo al desarrollo científico, en la mayoría de los países.

images (2)Conocí hace tiempo la labor que hace la plataforma Precipita, una iniciativa de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) , que permite que cualquier persona interesada pueda apoyar económicamente una investigación y es que, según palabras de sus responsables “A pesar de los fondos públicos, en ciencia siempre necesitas más dinero”, así es que, desde hace años y con la inestimable ayuda de Internet, el crowdfunding, financiación colectiva o micromecenazgo, se emplea para multitud de iniciativas, especialmente las relacionadas con la investigación sanitaria. Y si es cierto que aquí en España la irrupción de este sistema coincidió con la crisis económica, no es menos cierto que hace años que se convirtió en una fenómeno internacional y que, en EE.UU, y en la mayor parte de Europa, las donaciones de entidades o personas para la investigación de distintos tipos de enfermedades tienen una capital importancia para el desarrollo de dichas investigaciones, y a ningún partido político se le ocurriría criticarlo y ponerlo en cuestión, porque esto es de una cortedad de miras que no resiste el más mínimo análisis.

images (1)Algunos políticos en España, como de costumbre no dicen nada que pueda seducir, de vez en vez sueltan algún disparate para que los medios de comunicación se hagan eco de sus desmesuras y sus naderías y ocupar así espacios en los medios a los que se dirigen. Y mucho de esto tiene que ver con el que, de nuevo, Podemos salga con la critica feroz hacia Amancio Ortega, porque este señor ha decidido donar 300 millones de euros para luchar contra el cáncer, algo que su fundación viene haciendo hace tiempo con donaciones, primero al Servicio Gallego de Salud (SERGAS), para en 2017 ampliar la ayuda al resto de comunidades autónomas, después de reunirse con las diferentes consejerías de salud para conocer sus necesidades. Tras este proceso, la su Fundación decidió asignar este dinero a la compra de máquinas para luchar contra el cáncer: mamógrafos para detectar el de mama, aceleradores lineales de electrones para la radioterapia intraoperatoria. Una inversión con la que España ha paliado su déficit tecnológico (lo alertaba la Sociedad Española de Oncología Radioterápica), permitiendo que los hospitales puedan tratar mejor a los pacientes con cáncer. descarga (7)Pues bien, comenzando por el señor Iglesias, que ya ha desbarrado al respecto todo lo imaginable, en Unidas-Podemos parecen haber dado orden de que “leña al mono hasta que hable ingles” y lejos de hablar de los problemas que este país tiene se han puesto todos en formación para ir soltando los más diversos disparates sobre este tema. Así, la candidata de ese partido a la Comunidad de Madrid, Isa Serra, se ha lucido en las redes sociales diciendo cosas como “la sanidad pública no puede aceptar donaciones de Amancio Ortega”, ya que se debe financiar con impuestos, “los mismos que esquiva y elude Inditex”, para continuar en esta línea el secretario de Comunicación Juanma del Olmo, o el secretario de Organización, Pablo Echenique. Un completo dislate. ¿Pero de verdad alguien en su sano juicio puede rechazar una cantidad tan importante de dinero para investigación? ¿Por qué no leen más y se enteran de lo que ocurre en otros países sobre las donaciones de este tipo? ¡¡Qué disparate, y cuanta ignorancia¡¡

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 22-5-2019

RUBALCABA, EL VALOR DE LA PALABRA

Jueves, 16 mayo, 2019

descarga (5)A muchos parece haber extrañado la unanimidad en los halagos, en la calificación que se ha hecho de Alfredo Pérez Rubalcaba como de hombre de Estado, por parte de toda la sociedad. A muchos si, a los que lo conocieron no, porque conocerle era tener la seguridad de que había pocos políticos como él, tan lúcidos, tan íntegros, con tanto sentido del deber. Hombre de fino sentido del humor, síntoma de inteligencia y, sobre todo, socialista de los de verdad. Y esa coherencia atrajo hacia su capilla ardiente a todos los socialistas, de antes y de ahora, que quisieron decirle su adiós.

En una entrevista que se le hizo hace tiempo, de manera un tanto irónica, dijo aquello de “sabemos enterrar a nuestra gente, no tratarlos en vida con respeto, pero sí enterrarlos adecuadamente”. Algo que ahora han recordado muchos, pero sobre todo lo ha hecho Felipe González, el primer presidente socialista en esta España democrática, por la que lucharon muchos, entre los que se encontraba el ex secretario general socialista fallecido, al que su partido le debe ahora un comportamiento distinto al que ha tenido hacia él en los últimos tiempos. A unos les parecerá tarde, a otros no. Es el momento justo para, como ha expresado Felipe González en una reciente entrevista, el PSOE aproveche el fallecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba para hacer una “reflexión interna” y “volver a integrar talento” de personas cercanas a él.

Álvarez Cascos, el que fuera hace tiempo Secretario General del PP, decía con motivo de este fallecimiento que Rubalcaba conocía el valor de la palabra dada. Que se podía negociar con él, porque siempre cumplía lo que prometía: en definitiva, era un hombre de fiar. Ahora González nos dice de él que era un hombre que reivindicaba el valor de la lealtad a los proyectos, no a las personas. Algo que practicaba Rubalcaba porque, por encima de todo, aplicaba la lealtad de “no callarse y decirte todo lo que pensaba”. Pues bien, es el momento de que su partido le haga justicia y aunque él ya no pueda verlo, le borre la tristeza de su cara al ver nombres tan valiosos del socialismo como los de Elena Valenciano y José Blanco, entre otros, fuera de las listas de un partido al que ellos han servido con absoluta lealtad durante muchos años.

En algún momento leí que la verdad tiene tres verdades “tu verdad, mi verdad y la verdad”. Y nadie está en posesión de ella. Por eso este es el momento en el que, en las filas de los socialistas, ha de haber unión y olvidar desencuentros porque la generosidad dignifica al ser humano. Y cuanto más alto se está, más ennoblece bajarse de las alturas y reflexionar sobre las cosas en las que han podido equivocarse,

descarga (6)Felipe González, con su acostumbrada lucidez, dice que este es “un buen momento de reflexión interna a nivel de partido por la emoción auténtica y compartida” que ha vivido el PSOE con la muerte de Rubalcaba y que es “un buen momento para volver a integrar talento”. Sí, es el momento de olvidar los agravios, de una y otra parte, porque el sentimiento de rencor más que reconfortar hace daño. La imagen de Sánchez, junto a Felipe González, junto a Zapatero, junto a tantos socialistas diciendo el ultimo adiós a un político capaz y honesto no debe de quedarse ahí. Debería de ser el momento de la unión del socialismo, porque no descubrimos nada al decir que la unión de los partidos los hace más grandes y la desunión los debilita.

Por cierto, desde hace un tiempo, más del que debería, nuestro país parece estar viviendo en una continua zozobra. Ningún partido habla de los auténticos problemas de los ciudadanos y todo lo han convertido en eso tan manido de “y tu más”. Y ahora, con la muerte de Rubalcaba, quizás es el momento de oír a alguien como Felipe González cuando dice “vuelvan a jugar en un tablero que no sea solo de crispación, ni de inclinación hacia extremos poco razonables, ni de irredentismos de cualquier tipo”.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 15-5-2019

EL BUEN CAMINO DEL PSRM-PSOE

Lunes, 6 mayo, 2019

La vida, parece sucederse tan deprisa que los artículos hechos sobre las elecciones generales celebradas en nuestro país el pasado domingo, y las autonómicas valencianas, ya parecen fuera de tiempo, porque ya se hicieron todos los análisis, y se dieron todas las razones que motivaron los resultados. Pero lo cierto es que hemos de continuar reflexionando sobre los resultados de estas elecciones para poder intuir lo que puede ocurrir en las próximas autonómicas y municipales que se celebrarán el próximo 26 de mayo y que, después de 20 años, coincidirán también con las elecciones europeas.

descarga (2)Y lo que puede ocurrir, aquí, en las próximas elecciones autonómicas, es que el PSOE, después de casi 30 años de gobierno del PP en la Región de Murcia, se presente como un aspirante legítimo a ganarlas. Quizás también, porque la digestión de una derrota como la que se ha producido en las filas populares es de tan difícil digestión que no queda tiempo para la reflexión serena y para el análisis sensato y se continúan diciendo las mismas naderías de la campaña electoral sin analizar si esa desmesura lingüística ha podido llevarles a este resultado. Y es que la misma noche electoral (no hay que hablar en caliente), el presidente de la Comunidad, López Miras, continuó diciendo eso tan sin sentido de “van a gobernar los que quieren romper España”. Un discurso que nadie se cree y con el que el PP les ha venido haciendo el juego a los que les han birlado los votos, a Vox, porque siempre se ha dicho que el elector termina votando al original y no al sucedáneo. Y no se si me explico, o sí, porque si los populares han perdido 154.000 votos, logrando situar en el Congreso solamente al secretario general del PP nacional, Teodoro García, y a Isabel Borrego, y VOX ha logrado gran parte de esos votos, 143.000, colocando en el Parlamento otros dos, es porque el PP se ha confundido bastante a la hora de no saber calibrar sus alianzas, cegado quizás por lo ocurrido en Andalucia donde, aún habiéndose dado un castañazo de padre y muy señor mío, está gobernando con Ciudadanos y con Vox, y esto les hizo perder el oremus. Pero lo cierto es que, con el 23,4%, el PP ha cosechado, en estas elecciones, el peor resultado de toda su historia en la Región, logrando mantener solamente dos de los ocho escaños que llegó a conseguir en el año 2011.

descarga (3)Algunos justifican el triunfo del PSOE aquí (ha recuperado 45.000 votos en la Región), en la elevada participación que siempre benefició a la izquierda, pero eso es quitarle mérito a los socialistas porque, si solo fuese eso, Podemos le hubiese seguido en esa ascensión y, antes al contrario, los morados ha perdido casi 25.000. Debemos preguntarnos si el triunfo del PSOE, aparte de la labor del gobierno central, no es el resultado, también, de una política responsable por parte del líder de los socialistas murcianos, Diego Conesa, que desde la delegación del Gobierno tomo el prudente camino de las apariciones justas y precisas en los medios de comunicación; sin querer ser el perejil de todas las salsas, que a veces cansa al electorado, y con el discurso que se espera del socialismo: el de la moderación y el entendimiento.

descarga (4)Queda apenas un mes para que se celebren las otras elecciones, y el comportamiento de unos y otros se medirá con lupa. El de Ciudadanos también, porque creo que es pasarse un “pelín” el que, en la misma noche electoral, Miguel Garaulet vaticinara, sin datos en los que apoyarse, que Ciudadanos “liderará el cambio” en la Región en las próximas elecciones autonómicas y municipales”. Y que quieren que les diga, a mi, por ahora, no me dan los números. La prudencia es una buena consejera, pero hay que disculparle el exceso. En una noche electoral, donde se ganan algunos votos, la desmesura está a la orden del día. No vendría mal la vuelta a la moderación y el sentido común, olvidándose de los excesos verbales. Digo yo.


A %d blogueros les gusta esto: