LA CANSERA DEL “PROCES”

Martes, 26 marzo, 2019

Procuro escribir poco sobre la cuestión catalana, y no porque no me interese, es que he terminado por experimentar una cierta ‘cansera’ sobre el asunto. Y quizás también porque no salgo de mi asombro ante el ‘buenismo’ de los que intervinieron en la declaración de independencia de Cataluña y de su reclamada República. Porque de quienes utilizaron el Parlament para proclamar sus ensoñaciones esperábamos que aparecieran en el juicio con una cierta dignidad, defendiendo sus principios ideológicos, proclamando las razones de sus actos. Pero no, nos encontramos con gentes que niegan sus acciones, que dicen no saber el porqué estaban allí, que niegan la mayor y pregonan sus bondades, hasta caer en el ridículo como, pongamos por caso, el señor descarga (11)Junqueras, que nos dijo que era muy buena persona, o el señor Jordi Cuixart, que es tan ‘medio español’ que hasta habla castellano en la intimidad (suponemos que para poder entenderse con su madre murciana), y que se empeña en continuar diciendo que el día en que acosaron a la secretaria judicial obligándola a abandonar el edificio por una terraza lo hicieron sin violencia. Y el acto de destrozar los coches de la Guardia Civil se produjo sin violencia porque ellos son así de pacíficos: «Asumimos un acto de desobediencia civil y de no responder con violencia, aunque hubiese violencia por parte de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. descarga (12)La no violencia es nuclear en la desobediencia civil». Ya ven, unos pacifistas al nivel de Mahatma Gandhi. Y no hablemos de la declaración de Forcadell. De aquella altanería con la que solemnemente declaró, como presidenta del Parlament, la independencia de Cataluña, y la creación de la República, ha quedado una mirada sumisa y un decir que solo había sido algo testimonial. Cara humillada, voz tenue y mirada huidiza eran lo que tocaba. Ni un atisbo de dignidad, como tampoco la tuvo cuando desobedeció al Tribunal Constitucional y la ley del Consejo de Garantías Estatutarias de Cataluña.

images (6)Pero lo que me hace hablar hoy de este cansino asunto es lo último de la señora Artadi, que en el colmo de la desfachatez, ha intentado comparar a Ana Frank con los lazos amarillos. Porque, al parecer, en este llamado Procés cabe todo. Cabe el cinismo y la mentira. Cabe la desmesura y la incoherencia. Cabe decir ayer una cosas y hoy todo lo contrario para salir en titulares. En esto parece haber quedado la política.

Elsa Artadi, en contestación a Soraya Sáez de Santamaría, aseguró en julio de 2018 que «las banalizaciones del apartheid o del nazismo no caben en el debate político catalán porque es una falta de respeto a las víctimas del nazismo o del apartheid». Así, como lo leen, y claro que llevaba razón. Pero ahora, en un ejercicio infumable de mala memoria publicó un tuit: «No se nos permite tener nuestra opinión. La gente quiere que tengamos la boca cerrada, pero esto no te impide tener tu propia opinión. Todo el mundo debe poder decir lo que piensa. Una frase de Ana Frank para el día de hoy en el que se cumplen 69 años de su muerte en Bergen-Belsen» (murió hace 74 años, no 69, como la desinformada Artadi dice). El mensaje se acompañaba de un lazo amarillo. Como era de esperar, la embajada de Israel, a través de Assaf Moran, ministro consejero de la misma en España, ha mostrado su indignación por esta vergonzosa comparación porque Ana Frank y su familia fueron detenidos por los nazis y enviados a un campo de exterminio por el solo hecho de ser judíos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 20-3-2019

LA POLITICA, LA DEMAGOGIA, LA INCOHERENCIA

Martes, 26 marzo, 2019

descarga (8)El nuevo Gobierno de Andalucía tomó posesión de San Telmo en el mes de enero, poco tiempo transcurrido para juzgar su labor porque, ciertamente, se precisa de un periodo de reflexión en la toma de decisiones. Sí, poco tiempo para demandar resultados, pero suficiente para percibir la incoherencia de algunos miembros del gabinete que, si en la oposición aparecían ante la ciudadanía como los paladines de la defensa de los intereses de los andaluces, denunciando, al parecer, cientos de tropelías por parte del Gobierno andaluz, ahora dicen eso de “donde dije digo, digo Diego”, en un ejercicio de falta de coherencia personal digna de estudio.

La coherencia se define como la relación lógica entre dos cosas, o entre las partes o elementos de algo, de modo que no se produzca contradicción ni oposición entre ellas. En otras palabras: “En toda sociedad debe haber coherencia entre las formas de vida y los principios éticos” Y una de las cualidades que deberíamos valorar más, en el ser humano, es que actúe en consecuencia con sus ideas o con lo que expresa. Por ejemplo, un político hablará con coherencia si no realiza promesas imposibles de cumplir ni distorsione la realidad. Y lo incoherente sería que prometiese cosas que no podrá cumplir. Justo lo que está haciendo el PP y Ciudadanos, en el Gobierno de Andalucía, al defender hoy lo que ponían en cuestión ayer, y es que la llegada al poder debe trastornar tanto que hasta puede cambiar los principios de algunos, como le ha ocurrido al hoy presidente, Juan Manuel Moreno Bonilla, que, cuando él era líder de la oposición, criticaba duramente a Susana Día, la anterior presidenta, por facilitar vivienda gratis a los altos cargos de la Junta. descarga (9)El entonces presidente del PP decía: “Es prescindible la calidad en la educación o la sanidad, pero no es prescindible pagar la vivienda a los altos cargos o la maquinaria política que ha engrasado en torno a la Junta de Andalucía”. Se refería a unos 60 altos cargos de la Junta que residen en municipios lejanos al lugar donde ejercen su puesto. En su mayor parte son consejeros, viceconsejeros y secretarios generales que no son de Sevilla, pero trabajan en dicha ciudad, donde se encuentran la mayor parte de las instituciones del Gobierno andaluz.

Pues bien, el nuevo Ejecutivo mantendrá estas ayudas. Sí, los populares se pasaron años criticando que esto ocurriera, pero ahora gobiernan ellos y las cosas se ven de otra manera. Y ya no se habla de “maquinaria política” y si de necesidad, porque cuando se tiene el poder, la memoria suele mostrarse frágil y los portavoces han poner su mejor cara para, sin que se les mueva un músculo de la cara, aparecer ente los medios de comunicación para decir todo lo contrario a lo que se proclamaba hace unos días.

Normal el evidente nerviosismo, exhibido en esa comparecencia por parte del portavoz del Gobierno y consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo (PP), al anunciar que se mantendrían las ayudas económicas para los cargos políticos de otras provincias que tengan que trabajar en Sevilla. Ya olvidaron las andanadas a Susana Díaz sobre el mismo tema. Fantástica la capacidad de adaptación y la ausencia de un mínimo pudor que exhiben algunos.

descarga (10)A mí, el hoy vicepresidente de la Junta, Juan Marín, siempre me pareció un hombre razonable. Tenia un discurso ausente de excesos verbales y daba la impresión de ser alguien de palabra (eso tan en desuso y que tanto me enseñaron a valorar), pero ahora, al parecer, la vicepresidencia le ha dotado de otras cualidades: las de negar lo evidente. Ahora, el señor Marín rechaza las criticas al Gobierno andaluz, sobre este tema, porque, según él, “Forman parte de la demagogia y no de la realidad”.

Yo me pregunto a que realidad y demagogia se refiere, porque muy claro no está.

Publicado en Accitania. Guadix, Granada.


FOTOPERIODISMO 2018

Lunes, 11 marzo, 2019

images (4)Permítanme que este artículo de hoy lo dedique a resaltar el trabajo que durante 2018 desarrollaron los periodistas gráficos en nuestra Región. Y lo hago así, porque los profesionales de los medios de comunicación transmitimos una cierta indiferencia hacia los valores profesionales de otros colegas. Quizás, porque como no le damos importancia a lo que hacemos, tampoco valoramos lo que hacen los demás. Pero hoy siento la necesidad de hacerlo, de reconocer ese trabajo, posiblemente porque siempre he sentido una profunda admiración por el periodismo gráfico.

Trabajé muchos años en TVE y por fortuna también en la prensa escrita. Y siempre me sentí más protegida profesionalmente cuando mi trabajo se apoyaba en la imagen de un buen profesional gráfico. En ambos medios, televisión y prensa, tuve, y tengo, la fortuna de trabajar junto a magníficos profesionales que con sus imágenes mejoraban y mejoran mi trabajo. Porque un redactor puede hacer una magnífica entrevista, pongamos por caso, pero esa entrevista adquirirá otra dimensión, tendrá más fuerza, si la expresión gráfica del personaje al que se entrevista capta la atención del lector de manera especial, porque estoy segura de que un buen documento gráfico transmite un lenguaje que, a veces, el texto no es capaz de legar.

images (5)Pues bien, a partir del pasado viernes, y hasta el próximo 5 de abril, en el Archivo General de Murcia, y con el título Fotoperiodismo 2018, la Asociación de Informadores Gráficos de Prensa y TV de la Región de Murcia presenta un resumen de los acontecimientos más significativos ocurridos en la Región de Murcia durante el año 2018, desde el punto de vista de los fotoperiodistas que viven y trabajan aquí.

descarga (6)La magnífica fotografía que el 8 de marzo del pasado año realizara Guillermo Carrión, al final de Gran Vía de Salzillo, de aquella manifestación de mujeres y hombres, en Murcia, que asombro, y fue puesta de ejemplo en otras comunidades Autónomas, se convierte, para mí, en el símbolo de la exposición. Aquella fotografía de miles y miles de mujeres, con sus móviles encendidos, parecía querer iluminar un movimiento, que ya es imparable, y que fue captado de manera fascinante por Carrión convirtiéndose en un ejemplo de sensibilidad periodística. No puede haber un texto que supere aquella imagen. Imposible.

Y junto a esa fotografía, como máximo exponente de un momento importante para el movimiento feminista, en la Región, aparecen otras muchas que dejan testimonio gráfico de lo ocurrido en nuestra tierra a lo largo del 2018. Acontecimientos informativos que el paso del tiempo les convierte en auténticos documentos históricos para las generaciones venideras y que nos viene dado por el clic de una máquina pulsado con el corazón, con el gusto por la imagen, por el deseo de contar y expresar las cosas que cualquier fotoperiodista lleva dentro.

images (3)Hay quienes se preguntan si tiene sentido en estos tiempos el fotoperiodismo. Yo pienso que sí tiene sentido y comparto absolutamente la opinión de Gervasio Sánchez, Premio Nacional de Fotografía de España y ganador del premio Ortega y Gasset de periodismo gráfico, que razona ese desprestigio que algunos pretenden del periodismo gráfico en que: “Documentar gráficamente es más caro y más difícil que escribir, la fotografía solamente puede ser producida en el lugar de los hechos”. Para añadir, “El fotoperiodismo tiene más sentido que nunca en un mundo coaccionado por la propaganda y la mentira, porque es más fácil engañar con la palabra que con la imagen, aunque también haya imágenes monstruosas creadas para manipular y mentir”.

Nosotros no mentimos al decirles que Fotoperiodismo 2018 merece la pena dedicarle un tiempo: refleja una manera diferente de hacer periodismo.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 6-3-2019

TU ABANDONO ME PUEDE MATAR

Lunes, 4 marzo, 2019

images (2)Diariamente recibimos decenas de mensajes y otros tanto videos. Muchos de ellos solo nos hacen perder el tiempo, pero otros muchos nos permiten tomar conciencia de cosas que ocurren a nuestro alrededor, y que no damos importancia, muchas veces, porque el colectivo afectado es poco ruidoso, y otras muchas, porque es tal el cúmulo de información que recibimos que no da tiempo a procesarlo todo. Pero sí nos hemos detenido en lo que ocurre con el colectivo de funcionarios de Instituciones Penitenciarias que, hartos ya de estar hartos, de que tanto el Gobierno de turno como, al parecer, los sindicatos mayoritarios les ignoren, han puesto en marcha la Asociación de trabajadores de Instituciones Penitenciarias con el lema ‘Tu abandono me puede matar’. Y hemos leído todos sus planteamientos, todos sus razonamientos, todas sus justificadas quejas que les ha llevado a decidir que si ellos no se mueven nadie lo hará. Sí, recibí uno de esos mensajes que me ha impactado por la fuerza que emana del mismo y que pregona “La Administración no valora mi trabajo. ¿Lo valoras tú?”. El mensaje, como decimos, forma parte de la campaña ‘Tu abandono me puede matar’, que ha lanzado una plataforma independiente de funcionarios de Prisiones que dicen sentirse «abandonados por la Administración”. Y entendemos esa sensación porque es difícil comprender que un determinado colectivo, entre otras cosas, tenga importantes diferencias salariales, dependiendo del lugar del país en el que prestan sus servicios(un funcionario de la Región gane 300 o 400 euros menos que uno del País Vasco) porque, al parecer, cuentan con una “obsoleta clasificación de centros penitenciarios”, que produce esas desigualdades: ‘Lo único que queremos es que nos traten con dignidad y respeto, en otras palabras, que se nos considere como autoridad al igual que otros colectivos igual de importantes’, según nos ha manifestado Jacob Fernández, un murciano que forma parte de la cúpula de la asociación, que reivindica también, entre otras cosas, la creación de una Escuela de Estudios Penitenciarios, y que su trabajo sea valorado, como por ejemplo, el de policía nacional o guardia civil.

descarga (4)La charla con él, me ha hecho reflexionar sobre lo poco que parece importar a esta sociedad los aproximadamente 700 funcionarios en la Región de Murcia para atender a unos 1.700 reclusos, que forman parte de los 23.000 empleados públicos que trabajan actualmente en cárceles de nuestro país. Un colectivo, quizás demasiado silente, que le hace no reclamar lo que parece muy justo, como “dignidad y reconocimiento” mediante las plantillas adecuadas, la reducción de la brecha salarial con trabajadores de otros territorios, y con los funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Porque ellos no creen (nosotros tampoco), que su trabajo esté ausente de riesgo cuando, cada día más, nos enteramos de las agresiones sufridas por trabajadores de este colectivo a manos de internos, como se puso de relieve durante una comparecencia ante la Comisión de Interior del Congreso, del secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, que desveló que, en 2018 su departamento había contabilizado 218 agresiones de presos a funcionarios de prisiones. Y aunque para Ortiz, se trata de una cifra que representa “una baja conflictividad”, el dato que proporcionaba difiere del que manejan las distintas centrales sindicales, que llegan a contar dos agresiones diarias. images (1)Bien, pues ya es hora de que esta sociedad les escuche porque, como reconocía en alguna Fran Mauri, coordinador de Acaip (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias) los miembros de este colectivo, que han de hacer de “policías, bomberos, psicólogos, hermanos mayores, padres y madres, y hasta de pañuelos de lágrimas de los reclusos”, se encuentran absolutamente desprotegidos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 17-2-2019

A %d blogueros les gusta esto: