EL SORPASSO QUE NUNCA OCURRIÓ

Miércoles, 27 abril, 2016

HAN PASADO VEINTIÚN AÑOS DE “LA PINZA” ANGUITA-AZNAR Y VOLVEMOS A OIR HABLAR DE SORPASSO; MIREN POR DONDE, TAMBIÉN SE PRODUCE CONTRA EL PSOE.

La expresión “sorpasso” la puso de moda, en España, Julio Anguita, que cuando ejercía de máximo mandatario de IU la utilizaba para hablar de superar al PSOE en el voto de izquierdas. Fue tan querida esa expresión para el llamado Califa, la hizo tan de esa formación política que sus representantes en Andalucia, por aquel entonces, también la utilizaban confiando en poder conseguir lo mismo, sobre el PSOE, en esa tierra. Algo que nunca se produjo, ni aquí ni en Italia, porque sorpasso es una expresión italiana que significa adelantamiento de un vehículo a otro y, a partir de ahí, se aplica también en el sentido de ‘superación’ de un adversario en una confrontación política, hasta el punto de que en Italia, de donde nos llega el vocablo , se usaba en la segunda mitad del siglo pasado para aludir a una hipotética victoria electoral del Partido Comunista Italiano que le permitiría ocupar el puesto de la Democracia Cristiana en el Gobierno.

AZNARPues bien, como les digo, allí en Italia nunca se produjo el mencionado sospasso y aquí tampoco. Y miren que aquí lo intentaron, pero tanto en el ámbito nacional como en el andaluz la alianza contra natura de Aznar y Anguita, y Arenas y Rejón, consiguió el efecto contrario; que los votantes de izquierdas dejaran a IU con las vergüenzas al aire. Sí, fue aquella famosa “pinza” que tanto beneficio a Aznar y tanto perjudicó a Anguita y que escenificaron el Jueves, 12 de enero de 1995, cuando José María Aznar y JULIO ANGUITAJulio Anguita hacían pública su alianza apareciendo en la cafetería del Congreso, para conversar ante la mirada estupefacta de otros diputados y periodistas, dejando claro que estaban dispuestos a ir juntos de la mano contra el PSOE, o lo que es igual, contra Felipe González. Tanta era la decisión que Aznar, el líder del PP entonces, hacía una propuesta formal, por escrito, al cabeza de IU donde, entre otras cosas, la decía: “nada impide en coincidir en lo inviable de la actual situación”.

Y coincidiendo en el tiempo, 1994-1996, Javier Arenas, PP, y Luis Carlos Rejón, IU, pactaban un acuerdo para asfixiar la gobernación del PSOE, en Andalucía. Una decisión que marcó en gran medida el devenir de IU allí y el de Luis Carlos Rejón que, no pasando mucho tiempo, tuvo que dejar la política.

Pues bien, han pasado 21 años de aquello y volvemos a oír hablar de sorpasso y miren por donde, también se produce contra el PSOE y también en la utilización del mismo se encuentran de nuevo algunos medios afines al PP y un partido a la izquierda del PSOE. Si, se trata de Podemos y del señor Iglesias que habla como si España fuese suya, como si la razón suprema solo anidara en su cabeza, como si la verdad absoluta solo estuviera en él, dispuesto a creer esos datos que él quiere oír, esos que le hablan de que en unas próximas elecciones el PSOE podría perder hasta 10 diputados y una coalición entre Podemos e IU lograría entre 74 y 81 escaños. Es decir, de 5 a 12 más de los que ahora tiene Podemos. Y tanto se cree los datos que fuentes interesadas le ofrecen, que ya inició la campaña electoral con un acto en Madrid, que tiene todos los visos de haberse montado para que su líder alimente su enorme ego, diciendo cosas como que su partido está preparado para gobernar después de las elecciones de junio y prometiendo ser “generosos” con el PSOE si hay elecciones. Incluso, en el colmo de la prepotencia, se ha permitido dirigirse a los socialistas en estos términos: “si se repiten elecciones, aunque el PSOE tenga un resultado muy negativo, aunque sean muy duros con nosotros (…) vamos a seguir tendiendo la mano”.

Alberto Garzón, el candidato de IU que transmite grandes dosis de sensatez, debería hacerse mirar ese interés suyo por unirse a Podemos—sobre todo por las perspectivas electorales de IU– porque puede ocurrir que al que le hagan el sorpasso sea a él.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 27-4-2016
Anuncios

OTEGUI, UN FALSO HOMBRE DE PAZ

Miércoles, 27 abril, 2016

QUE GENTE COMO ARNALDO OTEGUI PUEDA LLEGAR A GOBERNAR ES COMO PARA PREOCUPARSE.

El acoso policial de España y Francia estimuló el cese de los atentados de ETA, que en 2011 se vio forzada a anunciar el fin a 43 años de terrorismo. Y ciertamente este país recobró la tranquilidad que durante tanto tiempo había perdido, hasta el punto de que casi nos habíamos olvidados de todo aquel horror. ARNALDO OTEGUIPero miren por donde ha irrumpido con fuerza el discurso del Secretario general de Sortu, Arnaldo Otegui, no solo en el programa de televisión Salvados, que tanta polvareda ha producido, y si también en declaraciones que han puesto de manifiesto lo que ya nos temíamos, que debajo del discurso de paz y bienaventuranza del hoy aspirante a Lehendakari se esconde el etarra que fue. Y es que han pasado los años, pero no hay en sus palabras un atisbo de piedad hacia los que murieron de forma tan vil y que Arnaldo Otegui es incapaz de condenar. Sí, Arnaldo Otegui es un personaje que tuvo la oportunidad de dejar el mundo del terrorismo al disolverse ETA p-m, banda en la que militaba, y que prefirió continuar formando parte del ámbito de la extorsión, del tiro en la nuca, de los ruines secuestros, pasándose a ETA militar para seguir en el terrorismo, y que hoy se presenta ante los ciudadanos como aspirante a presidente del Gobierno vasco sin un atisbo de pesar en sus declaraciones, sin el menor arrepentimiento por todo el dolor que sembró la banda terrorista ETA, a la que él pertenecía.

Esta indecencia parece haber cogido a algunos de improviso, pero los que hemos seguido las declaraciones de este personaje al salir de la cárcel, asegurando en rueda de prensa que será “el lehendakari más peligroso para los intereses del Estado”, nos da una idea de por donde ira este exetarra que ahora se presenta como hombre de paz y que habla y obra con tal inmundicia que es capaz de decir ante una cámara, sin que se le caiga la cara de vergüenza, que el día del terrible asesinato del joven concejal del PP, Miguel Ángel Blanco, el estaba en la playa con su familia. Dios Mio que nauseas sentí al verlo diciendo esto. MIGUEL ANGEL BLANCOEl, que formaba parte de la mafia de ETA, no sabia que ese día seria asesinado Miguel Ángel. No se puede ser más vil y despreciable, como una vez más puso de manifiesto este abyecto personaje que se negó a condenar como parlamentario el asesinato de Miguel Ángel Blanco en 1997 y que ahora –según él “la palabra ‘condena’ no ayuda dentro de la izquierda abertzale porque significa ‘bajada de pantalones'”– no pide perdón sino “disculpas” por los asesinatos cometidos.

Ciertamente, que se puede esperar de un personaje que, como contó en Salvados la hija de Fernando Buesa, dirigente del Partido Socialista vasco asesinado por ETA, este aspirante a Lendakari le regaló un mechero a su padre, semanas antes de su asesinato, y tras el mismo Otegi no tuvo la valentía de condenar la acción. Pero lo más incalificable es que cundo Sara Buesa, dijo: “Otegi conocía a mi padre y no fue capaz de condenar su asesinato”, el lo justificó cínicamente, con una frialdad solo al alcance de los desalmados: “Porque la violencia refuerza al Estado”. Esto apuntó este personaje capaz de decir, sobre el atentado de Hipercor, en Barcelona– en el que los matones de ETA asesinaron a 21 personas, en 1987–, que ETA avisó en tres ocasiones para que el centro comercial fuese desalojado porque: “La intención no era matar”. Es decir, ponían bombas, pero no tenían intención de matar, que hay que ser cínico.

Que gente como esta pueda llegar a gobernar Euskadi es para preocuparse. Hemos de confiar en que la sentencia del Tribunal Supremo que le inhabilita para ocupar un cargo público hasta 2021, al considerarlo “integrante” de la banda armada, impida que pueda llegar a tener influencia en las decisiones del Gobierno vasco porque, alguien que piensa que “la violencia refuerza al Estado” no puede estar al frente de un Gobierno, no importa cual.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 20-4-2016

PODER JUDICIAL E IGUALDAD

Martes, 19 abril, 2016

LA SUPERIORIDAD DEL CURRÍCULUM DE MARÍA PILAR ALONSO SAURA SOBRE EL DE MIGUEL PASCUAL DEL RIQUELME ES SENCILLAMENTE APABULLANTE.

En la administración pública española, no importa en que cuerpo porque casi todos se mueven con el mismo ritmo, el primer criterio fijado por las distintas bases de las diferentes convocatorias, para promocionar en los variados cuerpos, es el tiempo de servicio activo que, a mi, que quieren que les diga, nunca me pareció lo más sensato porque hay gente que se pasa en el mismo puesto toda su vida y al final de la misma no han dado sensación de haber aprendido nada. Dicho esto, las normas son para cumplirlas, sobre todo si hablamos de jueces. Pero miren por donde, aquí, cuando dichas normas se dejan de cumplir, invariablemente es una mujer la afectada. Desconozco los motivos, aunque me los imagino, pero así ocurre. PASCUAL RUIZ DEL RIQUELMEPorque esto es lo que pasó en la elección de Pascual del Riquelme como Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, cuando competía para dicho nombramiento con una juez—permítanme que me tome la licencia de decir una juez, y no un juez–, María Pilar Alonso Saura que se encontraba 1.160 puestos por encima, en el escalafón, del a final nombrado Pascual del Riquelme. Y esto hubiese necesitado de una exhaustiva explicación porque a mi se me ocurre solamente una: machismo o, si les resulta más políticamente correcto, discriminación de la mujer, en este caso de la jueza María Pilar Alonso Saura. MARIA PILAR ALONSO SAURAY hablo del tema ahora, pese a que el señor Riquelme ocupó su puesto hace más de un año, porque es ahora cuando se ha manifestado al respeto el Tribunal Supremo que ha anulado dicho nombramiento.

Un nombramiento que fue acordado por el Pleno del Consejo General del Poder Judicial en enero de 2015 y que provocó que seis vocales del CGPJ suscribieran un voto particular en el que acusaban a la mayoría del Consejo de discriminar a la candidata. Que digo yo que alguna razón tendrían estos vocales porque, como les apunto antes, Alonso Saura, se sitúa en el escalafón de la carrera más de mil puestos por encima del designado. Y teniendo en cuenta que el primer criterio fijado por las bases de la convocatoria para el nombramiento era el tiempo de servicio activo y la aspirante femenina, al parecer, es una de las más antiguas en la carrera judicial, superando en casi diez años en este aspecto a Riquelme, y el segundo criterio era el ejercicio en civil y penal, en el que María Pilar Alonso ha estado 23 años en la Audiencia Provincial de Murcia, con competencias civiles y penales, mientras que Miguel Pascual del Riquelme sólo ha sido juez de instrucción, pues que quieren que les diga. Que hay motivos suficientes, al parecer, para tener en cuenta el voto particular redactado por la vocal y entonces presidenta de la Comisión de Igualdad, CLARA MARTINEZ DE CAREAGAClara Martínez de Careaga, que consideraba el nombramiento como una “discriminación en razón de su sexo”, añadiendo que la decisión “bordea la arbitrariedad”, “no respeta los principios de mérito y capacidad e incumple los requisitos anunciados en la convocatoria”.

El caso es que hace unos días, tras una larga deliberación, los magistrados de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, del Tribunal Supremo, anulaban el nombramiento por 18 votos frente a 15, al entender que la motivación que hizo el CGPJ no fue suficiente ni razonable, según han informado fuentes del tribunal. O lo que es igual, el Pleno de la Sala tercera estima así el recurso de la magistrada Pilar Alonso Saura, quien optó al puesto y fue derrotada por Pascual del Riquelme.

Pues verán, a mi, como mujer, me resulta un tanto mosqueante que con lo que vamos conociendo del tema la decisión del Supremo, al parecer, no esté basada en una posible discriminación por sexo, porque la superioridad del currículum de María Pilar Alonso Saura sobre el de Miguel Pascual del Riquelme es sencillamente apabullante.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 13-4-2016

PODEMOS Y EL TIEMPO

Miércoles, 6 abril, 2016

SÁNCHEZ Y RIVERA ESTÁN HACIENDO UN EXTRAORDINARIO EJERCICIO DE RESPONSABILIDAD, PERO SE HALLAN EN UN CALLEJÓN SIN SALIDA, PUES IGLESIAS NO ES DE FIAR.

IGLESIASHan pasado más de cien días desde aquella noche electoral en que este país descubrió el grado de prepotencia, de arrogancia y de soberbia que atesora Pablo Iglesias. Un descubrimiento que se produjo en su comparecencia ante la prensa en esa noche de borrachera triunfal que le hizo dirigirse al PSOE marcando “líneas rojas” inasumibles para los socialistas. Después de aquello, fuimos descubriendo que bueno, que era un gran triunfo, pero menos, porque tanto Mónica Oltra, de Compromis, como Ada Colau, de Barcelona en Comú, han ido dejando claro; con elegancia, pero con firmeza, que ellas comparten algunos postulados de Podemos pero que tienen su propio camino. Y claro, cuando esto ocurrió, aquellas mareas que tanto hicieron presumir a Iglesias han puesto de relieve que quieren dejarse llevar por un oleaje distinto a un Podemos que les había prometido aquello que no estaba en sus manos conceder, como lo de conseguir para cada una de esas formaciones grupo parlamentario propio, a más de referéndums a tutiplén, en sus comunidades, y no sabemos cuantas cosas más.

Sí, han transcurrido muchos días desde que el señor Iglesias presentará al mundo mundial su candidatura para la vicepresidencia del Gobierno Español, sus ministros y hasta las carteras que desempeñarían–por cierto que tanto hablar de los desfavorecidos y no se pidieron la de Servicios Sociales–. Tantos días han pasado que dio tiempo a que salgan a la palestra distintas encuestas electorales en las que se refleja el bajón de Podemos y lo poco de fiar que aparece su líder después de ese ejercicio de totalitarismo con el que arregló lo de su Secretario de Organización. Por cierto que curioso lo de Podemos, el amado líder cesa por las bravas al Secretario de Organización y después de hacerlo pide a los miembros de su formación que opinen al respecto, que hay que tener mucho arte para hacer las cosas así.

Lo cierto es que han ido sucediéndose tantos días, que ha dado tiempo a que, según estas encuestas, el desastre sea de tal magnitud que si hubiesen nuevas elecciones descenderían a tercera fuerza política perdiendo un montón de escaños. Tantos como para estar en un sin vivir. Un sin vivir que se ponía de manifiesto cuando después de la ultima reunión con Sánchez, o la penúltima—en esto ya me lío–, Iglesias aparecía con aire frailuno ante la prensa renunciando generosamente a una vicepresidencia que nadie le había concedido. Atrás quedaba esa arrogancia de las “líneas rojas”, esa prepotencia de perdonavidas que concedía favores a Sánchez para que pudiese ser Presidente del Gobierno. Atrás quedaba todo eso para hacer suyo un nuevo estilo de falsa humildad, que es imposible creer porque nadie cambia tanto en tan poco tiempo.

La fragmentación del voto y la incapacidad de los líderes políticos para ponerse de acuerdo están impidiendo que este país entre de una vez por todas en la normalidad institucional, que tanta falta está haciendo, sobre todo cuando se descubre que el Gobierno engañó a Europa y a los españoles con sus falsas cifras de déficit, con su irresponsabilidad al hacer campaña electoral—lo del IRPF es difícil de calificar — jugando con este país, al que tanto dicen amar, y provocando una inestabilidad presupuestaria altamente preocupante para el presente y el futuro de España.

RIVERA Y SANCHEZSánchez y Rivera están realizando un extraordinario ejercicio de responsabilidad intentado que este país salga del laberinto en que se encuentra desde hace tanto tiempo, pero creo que se hallan en un callejón sin salida y es que, tenemos la sensación de que Iglesias, por sus actos, por su comportamiento en este tiempo, no es un personaje de fiar. Por cierto, al PP le descubren casos de corrupción, un día sí y otro también, y a estas alturas presenta una estimación de voto del 27,7%. Es decir, sólo pierde un punto con respecto a las generales de diciembre. Que quieren que les diga.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 6-4-2016

A %d blogueros les gusta esto: