SMS, DESCONTROL CONTROLADO

Jueves, 24 marzo, 2016

LA ESPECIALISTA HA DE SALIR AL PASILLO, CORRER HACIA OTRO LUGAR DONDE SE ENCUENTRA EL DICHOSO ORDENADOR PARA PODER REALIZAR EL INFORME.

SERVICIO MURCIANO DE SALUDO IILa Comunidad Autónoma informaba que el Servicio Murciano de Salud ha reclamado 789.465 euros a diferentes clínicas privadas de la Región de Murcia por “un desajuste en el aprovisionamiento de material para cirugías traumatológicas que estaban suministrando las áreas de salud, y que correspondía por contrato a los centros concertados”.Y la nota continua explicando las muchas incidencias que al parecer se han producido en este campo. Incidencias que han ocasionado un gasto, no justificado, desde los años 2011, a nuestros días. Y después de contar, no se cuantas cosas más, se nos dice que, con estas actuaciones, “se está dando respuesta a las recomendaciones del Tribunal de Cuentas, de la Intervención General y la Intervención Delegada en materia de subvenciones, contratación, conciertos, patrimonio, contabilidad, facturación, aprovisionamientos y servicios, obras, dietas y otros gastos corrientes, farmacia, recursos humanos y en los recientemente firmados acuerdos de gestión”.

Ya ven, cosas que deberían escandalizarnos y que al ciudadano le dejan frío porque, ya está acostumbrado a sufrir y padecer los recortes en la sanidad publica murciana y la cada vez más frecuente externalización de sus servicios. Sí, el resignado paciente ya sabe muy bien lo que está pasando porque lo está sufriendo y es que, créanme lo que les cuento, un doliente de esta Región se puede encontrar con que, después de esperar largo tiempo para que le realicen una ecografía, le llamen de uno de esos servicios externos y le citen para hacerle la dichosa prueba. Y puede ocurrir que llegue allí, que espere y que le dejen tendido o tendida en la mesa en la que le han de hacer la mencionada ecografía un tiempo interminable hasta que aparece la médico y de pie, de prisa y corriendo, le haga la prueba en menos que canta un gallo.

SERVICIO MURCIANO DE SALUDLos expertos consideran que una ecografía renal ha de durar unos quince minutos, incluso doce puede ser suficiente, lo que no podrá ser nunca suficiente es una ecografía de tras minutos, con la especialista de pie, dando sensación de prisa y corriendo porque, en el lugar en el que efectúa la prueba, no cuenta con el ordenador que le permita hacer los informes. Así es que, con cada prueba, la especialista ha de salir al pasillo, correr hacia otro lugar, donde se encuentra el dichoso ordenador para poder realizar el informe pertinente. Es decir, dedica más tiempo en ir de la ceca a la Meca para poder efectuar los informes de las pruebas que en hacerlas porque, créanme, en cuatro minutos escasos despachó la ecografía de riñón: que hay que ser un genio para saber si todo está bien en ese tiempo. Y bueno, difícilmente ese paciente se escandalizará cuando después de esperar una operación de cataratas le desvían a una clínica privada; el médico es el de la Seguridad Social, y como ya saben que en una operación de cataratas el paciente permanece despierto, escucha al oftalmólogo decirle, al que le ayuda de la clínica, que porqué no le ha traído la lente que le dijo. Y oye también cómo el susodicho ayudante acierta a decir que esa es buena, por lo que el paciente se queda con la duda de si la lente es la acertada o no. Duda que se disipa cuando comprueba, pasado el tiempo; no mucho, que la lente puede ser mejor o peor pero que a él le han creado unos problemas que no padecía cuando solamente tenía una catarata y no le habían operado. FRACISCO AGULLOA todo esto, es de suponer que la ecografía fue cobrada como se si le hubiese dedicado el tiempo de rigor en su realización y la lente facturada también como aquella que pidió el especialista. Así es que cómo nos vamos a extrañar de que la sanidad acapare casi el 80% de las quejas contra la Administración regional según ha resuelto el Consejo Jurídico durante el año 2015.

Nosotros le aconsejaríamos al señor Francisco Agulló, director gerente del SMS, que vigile los mecanismos de control de dicho servicio que, según él, existen. Lo de funcionar…? Bueno, eso es otra cosa.

Publicado en La Opinión, de Murcia,  el 23-3-2016

GARRE EN SU LABERINTO

Miércoles, 16 marzo, 2016

NI EN SUS MEJORES SUEÑOS PODRÍA PENSAR EN ALCANZAR TAN ALTO GRADO DE NOTORIEDAD COMO EN ESTOS DÍAS EN QUE HA SACADO A LA LUZ SU INGRATITUD.

Pues sí, el expresidente de la Comunidad, Alberto Garre, ha tenido sus cinco minutos de gloria. Bueno, cinco no, que algunos medios de ámbito nacional le sacan de vez en cuando para avivar sus ataques al que ha sido su partido de toda la vida; ahora ya no se como estará eso. Ni en sus mejores quimeras podría pensar en alcanzar tan alto grado de notoriedad cuando se ha pasado años y años de carrera política sin que nadie le conociese fuera de nuestras fronteras. Y esto no lo digo yo, que también, esto lo dijo en La Sexta el que fue vicealcalde de Madrid, con Gallardón. Sí, Manuel Cobo, lo apuntó en un programa de ámbito nacional, poniendo en duda la capacidad de Garre para crear opinión, dentro de su propio partido. Literalmente vino a decir que “fuera de Murcia quien conoce a este señor”.

A mi, como comprenderán, me preocupa muy poco que el señor Rajoy continúe siendo el máximo responsable de su partido; si me preocupa su nefasta labor de Presidente; que eso es otra cosa. Pero que algunos políticos, cuando dejan de estar en el machito, arremetan contra sus correligionarios porque le han dejado fuera del reparto del pastel, eso, que quieren que les diga, si que me repugna porque por encima de todo valoro la lealtad, que no quiere decir sumisión. Sí, valoro la lealtad para con los que han formado parte de nuestra trayectoria profesional y de vida. Valoro la amistad como un bien supremo. Valoro la nobleza, valoro el cumplimiento de nuestras promesas y detesto todo lo contrario; la vileza y la traición. Por eso, cuando alguien habla de valentía para ensalzar la actitud del señor Garre yo digo que no, que valentía no puede ser deslealtad–la RAE define la lealtad como el cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor–, que la valentía es otra cosa muy diferente.

Valentía hubiese sido que, cuando al señor Garre le hacen Presidente de esta Comunidad por el dedo caprichoso de su antecesor, el hubiese dejado claro que aspiraba a continuar en el cargo en el futuro porque, que nosotros sepamos, Garre conocía, desde el primer momento, que el desempeño de esa labor tenia fecha de caducidad. Precisamente no se eligió a otro porque se suponía que él; que como ha dicho la Vicepresidenta, “está de vuelta”, comprendería que era un presidente de transición porque todo el mundo sabia que el candidato para continuar era otro. Lo que ocurre es que, cuando se sentó en el sillón que está detrás de la mesa presidencial, le tomó el gustó y no midió bien sus jugadas; que fueron muchas, y sus triquiñuelas; que también GARREestuvieron presentes, para forzar su continuidad en el cargo, algo que no consiguió. Y bueno, el se hubiese conformado con un puesto de Senador pero, miren por donde, tampoco le concedieron este honor y claro, pasar de una presidencia a nada debe de ser muy duro cuando se ha estado ocupando puestos muy principales tantos años porque; por si alguno de ustedes lo ha olvidado, Alberto Garre, fue diputado regional durante 1991-2004 y 2011-2015. Diputado nacional en el 2004-2011 y presidente de la Región de Murcia en 2014-2015. Y no se llega a tanto en un partido si no se muestra la obligada disciplina y la demandada fidelidad al mismo.

Valentía hubiese sido que, cuando han venido a Murcia el Presidente Rajoy y la Vicepresidenta Sáez de Santamaría—se han pasado un tiempo que parecía que vivían aquí– él les hubiese dicho personalmente; que es lo que tienen que hacer los que ejercen un mínimo de lealtad, lo que ahora ha pregonado a los cuatro vientos, que no es otra cosa que el tiempo de Rajoy ya finalizó y que debe de dar un paso atrás o al lado; que en esto ya me pierdo. Ante la reacción de muchos de sus compañeros del PP en contra de sus manifestaciones el señor Garre ha dicho: “En el PP, como en todos los partidos, siempre hay una corte de palmeros y de plañideras”. Justo: lo que el fue tantos años.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 16-3-2016

POLICIA LOCAL DE LORCA

Miércoles, 9 marzo, 2016

LA LEY DE SEGURIDAD CIUDADANA ES UN ATENTADO A LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS, UN DESPRECIO A LA LIBERTAD PARA MANIFESTAR NUESTROS DESACUERDOS SIN TEMOR A QUE ALGUIEN DE PIEL EXTREMADAMENTE SENSIBLE LOS JUZGUE SIN ESTAR CAPACITADO PARA ELLO.

policia local iiSegún informaba LA OPINIÓN, el pasado día 29 de febrero en la avenida de las Fuerzas Armadas de Lorca, sobre las ocho y media de la tarde, se producía un hecho; la verdad es que no sabemos como calificarlo, que ponía de manifiesto la sensible piel de la policía local de esa ciudad y es que, al parecer, existió un intercambio de impresiones entre un ciudadano de Cartagena y agentes de dicho cuerpo, que ha terminado en una denuncia administrativa de los agentes hacia el chico al que se acusa de “faltas de respeto” a los policías, y, de esta manera, al ciudadano le llegará una multa de 100 a 600 euros por, al parecer, “realizar comentarios irrespetuosos y con desprecio” como: “para qué me paras, hijo mío” o “sois la hostia” a agentes de la Policía Local de Lorca. Sí, como oyen, por decir esto a un joven de 28 años le ha caído esta multa y, sobre todo, le quedará para siempre la sensación de que el ciudadano está indefenso ante los policías, no importa de que cuerpo sean, porque, como todos ustedes saben, ahora tienen potestad para abrir un expediente sancionador por el solo hecho de hacer un comentario que, cuando se tienen 28 años; y por sus expresiones, los agentes no deberían tener más, forma parte del lenguaje coloquial que los jóvenes utilizan. En el expediente no se habla de que se pusiera violento, en ningún momento. De que insultará, de que elevara la voz. No, pone que faltó el respeto. Pero claro visto lo visto, debemos preguntarnos cual es el umbral de lo que estos policías consideran falta de respeto.

PoliciaEn la controvertida Ley de Seguridad Ciudadana—conocida también como Ley Mordaza– queda establecido que se podrán multar con cantidades que oscilan entre los 100 y los 600 euros “las faltas de respeto y consideración cuyo destinatario sea un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones de protección de la seguridad”. Y como quiera que en esa Ley las fuerzas de seguridad tienen ahora capacidad para imponer sanciones administrativas que antes quedaban solamente en manos de un juez, pues eso, que este chico puede darse por contento con que su “para que me paras hijo mío” y “sois la hostia” hayan sido considerados por los agentes como falta leve y se conformen con ponerle una sanción de entre 100 a 600 euros, porque imagínense que puestos a considerar hubiesen apreciado gravedad en el tema: pues le hubiesen caído de 601 a 30.000 euros. Y dejémoslo aquí porque podrían llegar a más.

Siempre me pareció esta Ley un atentado hacia los derechos de los ciudadanos, un desprecio a la libertad que tenemos para manifestar nuestros desacuerdos sin temor a que alguien de piel extremadamente sensible juzgue sin estar capacitado para ello, pese a que le otorgue esa potestad una Ley que solamente fue votada por un partido, el PP, montado en su mayoría absoluta. Y sí, a esta Ley se le intentó prestar apariencia de legalidad al contemplar que las sanciones puedan ser recurribles ante los tribunales, pero no me negarán que ejerce un efecto disuasorio sobre aquellos ciudadanos que temen verse atrapados en las redes gubernativas o administrativas si osan discrepar públicamente del Gobierno. No ponemos en duda que los policías locales de Lorca actuasen conforme a derecho; es lo que les permite esta Ley pensada para un país mucho menos demócrata que el nuestro, pero si nos preocupa que las fuerzas del orden puedan considerar falta de respeto que alguien les diga lo que este chico de Cartagena, porque díganme donde ponen ellos el soportal a la falta de consideración o no.

Pues a mi, que quieren que les diga, lo que me parece una falta de consideración extrema es que a alguien se le pueda multar por hacer los comentarios que se reflejan en la denuncia administrativa.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 9-3-2016

MURCIA EN CIUDAD RODRIGO

Jueves, 3 marzo, 2016

EXPOSICIÓN QUE LLEVA LOS NOMBRES DE ANTONIO CAMPILLO Y DE MURCIA POR LUGARES COMO EL PALACIO GÓTICO RENACENTISTA DE LOS ÁGUILAS EN LA CIUDAD SALMANTINA.

De mil maneras se ha escrito algo parecido a eso de que “nadie muere totalmente mientras permanezca en la memoria y en el corazón de otros”. Y si hablamos de artistas, de creadores que trascienden su propia vida, ellos no mueren nunca porque siempre encuentran cobijo en la memoria de otros, en el respeto por su arte y en la admiración por su obra. Y cuando esos creadores, esos artistas, cuentan con la labor incansable de una fundación cuyo objetivo máximo es mantener viva la memoria de aquellos que le dieron nombre es improbable que su recuerdo desaparezca. ANTONIO CAMPILLOPor eso, la obra del escultor, Antonio Campillo, es imposible que se pierda porque hay quienes se han propuesto que continúe viva a través de una fundación, la que lleva su nombre, que lucha para agrandar la figura del maestro murciano. Una figura que es reconocida dentro y fuera de esta tierra nuestra que tanto sabe de artistas y creadores.

Tengo ante mí el programa de una exposición que esta fundación presentará el próximo viernes en el Palacio de los Águila de Ciudad Rodrigo. Una extraordinaria construcción de concepción plateresca dedicada, desde 2010, a albergar el Centro Hispano-Luso de Estudios de Patrimonio, dedicado a la protección, conservación, investigación y promoción del patrimonio cultural español y portugués. Declarado Monumento Histórico – Artístico en 1.969, el Palacio de los Águila–también conocido como Palacio del Príncipe o Palacio de Altares–, es la construcción de estas características de mayores dimensiones de la ciudad y, sin temor a equivocarnos, el palacio más hermosos de la misma que se levanta en pleno centro histórico. Datos estos a tener en cuenta para valorar adecuadamente la importancia de esta exposición que mueve la Fundación Antonio Campillo, uno de los más grandes escultores españoles del siglo XX. Un escultor capaz de tratar con el mismo mimo, casi con ternura, los materiales más diversos, porque en ellos era capaz de verter la sombra de su alma de artista, que le hacía transmitir las más fuertes emociones a través de la escayola, del barro, de la madera, del hierro que se sometía dócil a los dictados de las manos del artista, de quien se puede ver en esta exposición desde A coscoletas, pasando por La danza, o esos rostros idealizados donde el maestro de la Era Alta, vertía la emoción de los grandes.

Pero esta exposición depara muchas sorpresas y en mi ha despertado una especial emoción porque, entre las muchas obras que ofrece, destaca, para mí, la presencia de un pintor, Ismael González de la Serna, que nació en mi mismo pueblo, Guadix, en 1898 y que trasladándose su familia más tarde a Granada, tuvo la fortuna de

Compartir escuela con Federico García Lorca, su amigo de siempre, una amistad que continuará hasta la muerte del poeta porque, nacido en el mismo año que García Lorca y los pintores Alfonso de Olivares, Francisco Bores, Joaquín Peinado y Pancho Cossío, Ismael González de la Serna formó parte como ellos, del grupo de pintores españoles que se instalaron en París. Porque esta y otras historias es lo que nos cuenta esta exposición que lleva el nombre de Antonio Campillo y Murcia por lugares como ese palacio de estilo gótico-renacentista en Ciudad Rodrigo. CIUDAD RODRIGOUna bella ciudad de la provincia de Salamanca, que acogerá el nombre del maestro, su obra y su tiempo. La figura de Antonio Campillo: “Hijo Predilecto capaz de continuar pregonando la vida en esta tierra y su gente”, como diría el presidente de la fundación, Clemente García.

Pues que quieren que les diga, a mi me gustaría que esta exposición, esta muestra de un tiempo de intensa creación artística, recorriera cada rincón de esta tierra, paso a paso. Sí, me gustaría que, como en Ciudad Rodrigo, los ayuntamientos de esta Región también ofrecieran sus mejores instalaciones para mostrarla. Qué menos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 2-3-2016

A %d blogueros les gusta esto: