TIEMPO NUEVO, TIEMPO DE DEBATE

Viernes, 29 mayo, 2015

Dentro de nada, como quien dice, tendrán lugar las elecciones generales, en las que todos se juegan tanto, y unos y otros deberán pensarse muy mucho lo que hacen ahora.

ELECCIONESPosiblemente las elecciones que se celebraron el pasado domingo hayan sido seguidas por el electorado en los distintos medios de comunicación con un mayor interés, pese a que al final la participación no respondiese a lo esperado, pero todas las televisiones a partir de las ocho de la tarde realizaron programas especiales con presencia en todas las sedes de los principales partidos, en un intento por mantener la atención del espectador hacia unos comicios que se presentaban un tanto indecisos por la presencia de grupos que jamás habían participado en elecciones municipales u autonómicas.

Quizás tengamos que volver a estas elecciones pasados unos días, cuando las conversaciones entre los diferentes formaciones política den como resultado la formación de ayuntamientos y comunidades, y es que hoy es un tanto precipitado prever lo que puede ocurrir porque Podemos y Ciudadanos, que tendrán en sus manos la posibilidad de apoyar a unos y otros, se mueven en una indefinición calculada que ahora deberán dejar a un lado porque ha llegado la hora de la verdad. Pero es que, como dentro de nada, como quien dice, tendrán lugar las elecciones generales, donde todos se juegan tanto, unos y otros deberán de pensarse muy mucho lo que hacen para no verse perjudicados en los próximos comicios porque, quiérase o no, tanto el líder de Podemos, Pablo Iglesias, como el de ciudadanos Albert Rivera, en lo que tienen puesta su mirada es en las elecciones generales que han de celebrarse como fecha límite a finales de año. Ahora, sí, están muy felices y contentos por los resultados que han obtenido en las distintas comunidades y ayuntamientos; donde en muchos casos serán decisivos en la formación de los gobiernos, pero lo que a ellos les importa son las próximas generales y los movimientos que hagan serán observados con lupa por un electorado que se muestra cada vez menos complaciente.

ELECCIONES IVAquí en Murcia ocurrió lo que nos temíamos, que IU se ha quedado fuera de la Asamblea Regional, y lo sentimos, pero perder sus señas de identidad ha sido un paso muy arriesgado y cuando se arriesga tanto se corre el peligro de perder, y eso ha ocurrido. Y no, no actúo de manera ventajista porque en algunos artículos de esta sección ya lo venia advirtiendo. Dejar en el camino unas siglas respetadas, aunque poco votadas, no puede ser una buena idea. Y que decir de UPyD que se queda fuera en el Ayuntamiento de Murcia, pese a su buena labor, y no entra en la Asamblea, pero durante algún tiempo, desde Madrid, no se hicieron bien las cosas en el partido Magenta y el resultado ha sido el esperado, una auténtica hecatombe.

Caída del PP, siguiendo la estela del resto del país, en menor medida que en otras comunidades, pero que le obligará a pactar y al parecer las relaciones de Pedro Antonio Sánchez y del cabeza de lista de Ciudadanos, Miguel Sánchez, con el que deberá hacerlo, no pasan por su mejor momento; vamos que son manifiestamente mejorables. Veremos, porque tal y como están las cosas todo puede ocurrir. Incluido en el ayuntamiento.

Y el PSOE se recupera, pero deberá continuar trabajando para conseguir que en el futuro se le vea como una opción de Gobierno; que lo será si en estos cuatro años que tiene por delante se entrega a la causa del trabajo intenso, porque las elecciones comienzan al día siguiente de ganar o perder estas y es muy importante darse cuenta de ello. Las actividades en la Asamblea Regional, por desgracia, tienen poca repercusión mediática, quizás porque el sistema de debate es aburrido y tedioso, por eso hay que estar en la calle, en las asociaciones, donde perdieron hace mucho la presencia, en todos aquellos foros desde donde se llega a los más variados colectivos. Es un tiempo nuevo y se tienen que poner en marcha nuevas formas también de llegar al electorado.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 27-5-2015

EL PROGRAMA DE CIUDADANOS

Martes, 19 mayo, 2015

Entre el “ni de derechas ni de izquierdas” de Podemos y los vaivenes de Ciudadanos vamos a tener que rezar para que UPyD rompa los pronósticos porque yo no lo veo muy claro, aunque no sé si debo opinar teniendo en cuenta la edad tope que ha marcado Rivera para la regeneración y el debate.

CARAVANAS ELECTORALESContinúa la caravana electoral, las encuestas y los actos de campaña. Continua el ruido de Podemos y Ciudadanos, el no ruido de UPyD, el trabajo de PP y PSOE y el si pero no de UI. Y nos preocupa la formación de Rosa Diez que casi se da por desaparecida por las torpezas de su fundadora a la que le ha podido ese ego desmedido del que siempre ha dado sobradas muestras. En política no saber medir las fuerzas, no tener suficiente olfato para detectar lo que es conveniente o no y dejarse arrastrar por el exceso de confianza se puede pagar muy caro, que es lo que le está ocurriendo a la política vasca y todo esto, lógicamente, se ve reflejado en los actos electorales de su formación en toda España y aquí no tenia porqué ser diferente. Y miren que para la comunidad UPyD tiene un buen candidato, Cesar Nebot, pero esto no será suficiente y nos inquieta porque al parecer nos quedamos sin el único partido de centro que tenemos. Y es que, conforme se va conociendo más el programa de Ciudadanos, algunos comienzan a cuestionarse eso de ser de centro. Porque se puede ser agnóstico y de derechas y parecer muy moderno y ser muy de derechas. Y no nos desvela que sea de derechas, en absoluto, lo que intranquiliza es el enmascaramiento de sus formas y mensajes así es que la campaña—la de Ciudadanos y la de Podemos por eso de tener que hacer más méritos que los demás—transcurre entre la petulancia y el absurdo por ese deseo de ser los más originales y los que dan más titulares, que eso si lo hacen.

CIUDADANOSFíjense si no tendrán las cosas claras que se ha producido una sonora baja en Ciudadanos; sonora por la manera de hacerlo y por las explicaciones que da la candidata en las listas de la formación en Mataró. Una candidatura trufada de personajes provenientes de las más diversas formaciones políticas que creen encontrar en Ciudadanos el lugar adecuado para sus inquietudes. Sí, la dimisión de la candidata, Nuria Sánchez Viñas, número ocho de la lista de Ciudadanos en Mataró, ha tenido lugar porque, al parecer al leerse el programa electoral de Ciudadanos se ha dado cuenta de que “no es de ideología izquierda moderada”. Declarando en su perfil de Facebook, con un cierto aire cándido, que “La culpa ha sido mía por no haberme leído el programa y ponerme en un partido pensando que era de ideología izquierda moderada”, por lo que “Una vez leído el programa veo que el partido es totalmente contrario a mis ideas”. Y es que encontrar en Ciudadanos limpieza de sangre en eso de las ideas es una quimera, entre otras cosas, porque la formación se ha nutrido de aluvión y pasa lo que pasa, que de pronto Ciudadanos, descubre que uno de sus candidatos a la Asamblea Regional de Murcia, Javier Chacón, hace ocho años se presentaba, para lo mismo, en las listas de Falange Española y de las JONS, obligándole a renunciar a figurar en la candidatura. Claro que puestos a buscar procedencias un tanto extrañas, para lo que se pregona ahora, nos podemos quedar con el mismo Albert Rivera, porque este señor que se pone tan estupendo en la campaña con miles de exigencias para pactar concurrió en 2009; hace dos días, a las elecciones europeas, en algo llamado plataforma Libertas, donde figuraban, nombres de personajes ultraderechistas. Así es que teniendo en cuenta de donde viene el jefe no se porqué se han escandalizado ante la procedencia del candidato por Murcia. Ya ven, entre el “ni de derechas ni de izquierdas”, de Podemos y los vaivenes de Ciudadanos vamos a tener que rezar para que UPyD rompa los pronósticos y consiga representación parlamentaria porque créanme, yo no lo veo muy claro, aunque no se si debo de opinar teniendo en cuenta la edad tope que ha marcado Rivera para la regeneración y el debate.

Y Pablo Iglesias pidiendo el voto “a los socialistas de corazón”, reivindicando incluso su nombre. Ya digo, esto transcurre entre la petulancia y el absurdo.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 19-5-2015

NUEVOS PARTIDOS, VIEJOS DISCURSOS

Miércoles, 13 mayo, 2015

Lo cierto es que la aparición de Podemos y Ciudadanos ha provocado reacciones positivas en los partidos mayoritarios, PP y PSOE.

Llevamos tantos meses de campaña electoral que ahora, cuando ha comenzado oficialmente, tenemos la percepción de estar asistiendo a un periodo demasiado visto y oído. Y miren que lo esperábamos con, por lo menos, un poco de curiosidad, para comprobar que son capaces de ofrecernos nuevas formaciones como Podemos y Ciudadanos. Pero lo que hemos descubierto es que son jóvenes con discursos viejos.

PABLO IGLESIASNos hablan, de lo que nos hablan los otros partidos y, si me apuran, con el mismo lenguaje, porque de manera apresurada se ha ido perdiendo incluso aquella frescura de los primeros días de Podemos donde parecía que habían descubierto una nueva forma de hacer política, de transmitir las emociones. Hoy, cuando ha pasado muy poco tiempo, el difícil equilibrio que se han impuesto para ponerle una vela a Dios y otra al Diablo, en un intento de atraer los más variados votos, les hace aparecer ante el electorado como una formación que camina en busca de su identidad. Una identidad que aparecía clara y nítida en sus mensajes electorales para las europeas y que se ha ido difuminando a marchas forzadas conforme el tiempo ha ido descubriendo sus debilidades, que son muchas. Y ahí los tenemos, con Monedero quedándose en el camino de la incomprensión hacia lo que está ocurriendo en su formación política, y Pablo Iglesias, con el ceño más fruncido cada día, alejándose más y más de los medios que le fueron tan queridos y obrando como cualquier otro político de muchos años en este juego al negarse a un enfrentamiento dialéctico con Rivera por un vaya usted a saber porqué: Podría ser porque le desprecia; con lo que eso transmite de negativo; porque le teme; con lo que eso podría significar de inseguridad; o porque no quiere debatir; con lo que eso refleja sobre su espíritu democrático. Cualquier motivo no le ayuda y el silencio menos.

CIUDADANOSComo tampoco ayuda a Ciudadanos ese ser y no ser, ese estar y no. Porque no sabemos que quiere decir Rivera cuando afirma en Murcia que ellos no están para pactar, ellos están para gobernar. Declaración de principios que cualquier partido podría firmar porque las formaciones políticas están para eso, para gobernar, pero la capacidad de pactar hay que presuponerla porque eso es democracia. No, no es más demócrata el que un partido más votado sea el que gobierne, de ninguna de las maneras, la democracia es alcanzar acuerdos con sus afines para que el país funcione.

Dicho todo esto, lo que si es cierto es que la aparición de estos dos partidos en el ámbito nacional—Rivera lleva diez años en la política en Cataluña—ha provocado reacciones positivas en los otros dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, a los que, entre otras cosas, se les ha visto mucho más dispuestos a hacer limpieza de corruptos en sus filas, ciertamente más el PSOE que el PP; que aún anda un tanto despistadillo en estos temas. Y aunque solamente fuese por esto ya hubiese merecido la pena.

Y no, no me olvido de IU, un partido perdido en la indefinición más absoluta—sus siglas, en Murcia, se confundan con otras más—y que parece no encontrar su verdadero camino como demuestran las declaraciones de su actual líder en el ámbito nacional, Alberto Garzón, que en un acto en Murcia, ha reivindicado sus esencias frente a las encuestas adversas. Y suena un tanto raro esa reivindicación de esencias cuando, insistimos, acuden a las elecciones regionales habiendo abandonado sus siglas. Extraña reivindicación. Como nos parece extraño el que diga solemnemente que “Podemos no ha querido colaborar en Murcia y eso es un error histórico”. Hombre, que un partido, Podemos, que aun no tiene representación parlamentaria, haya podido cometer un error histórico porque no aceptó ir de la mano de IU en las listas es, cuanto menos, una desmesura: por no decir una ridiculez. Pero mire, ya lo he dicho.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 12-5-2015

HEFAME AL DESCUBIERTO

Viernes, 8 mayo, 2015

Este libro intenta hacer comprender, con razones, la necesidad de que el medicamento continúe siendo universal y no un artículo industrial más de consumo y especulación; según su autor.

VALENTINSe ha presentado en Murcia el libro PILDORAS, POTSDATAS (Problemas y soluciones) de Valentín Martínez-Torregrosa Gómez. Un conocido farmacéutico murciano que ha hecho de su vida una continua lucha por la defensa del mundo sanitario y farmacéutico, y la transparencia de HEFAME, por la que ha luchado durante muchos años, porque este es un libro que se ha ido construyendo a lo largo del tiempo. Un libro de investigación y de sinceridad para consigo mismo, de fidelidad a unas ideas. Tanto, que tuvo que ganar en los tribunales su derecho a ejercer la libertad de expresión a la que todos los ciudadanos deberíamos tener derecho. Una libertad de expresión que fue ejerciendo en múltiples artículos y trabajos literarios en los que sobresale, sobre todo, el criterio para expresar sus opiniones y la lucidez para analizar los problemas de una empresa, HEFAME, que considera como algo indisolublemente unido a él y a su entorno: a Murcia.

HEFAMEEste no es un libro fácil, es una publicación que hace reflexionar sobre las vicisitudes acontecidas en el mundo de HEFAME a lo largo de los años. Sobre su nacimiento, sobre su expansión, sobre todos los acontecimientos que se han ido sucediendo, con más o menos ruido. Acontecimientos que no siempre fueron brillantes, porque toda obra tiene sus claroscuros. Un trabajo que refleja la insobornable voluntad de su autor para intentar que la transparencia fuese patrimonio de su funcionamiento, atreviéndose, en su momento, entre otras muchas cosas, a forzar al Consejo Rector de HEFAME a llevar notarios a todas y cada una de las Asambleas Generales celebradas por todo el territorio nacional para dar fe de los votos de sus compañeros. Fue una lucha continua y una defensa de su derecho a ejercer la libertad de expresión en sus artículos y cartas enviadas a las más variadas personalidades, en defensa de sus ideas, porque considera que la crítica no es solo útil, sino necesaria, tan necesaria como lo fue en su momento el nacimiento de Alternativa-Efame, un grupo de jóvenes farmacéuticos que consideraron llegado el momento de levantar la voz para mejorar las cosas en esa institución. Y no debieron estar muy equivocados ya que tanto el actual Presidente de Hefame, Carlos Coves, como el anterior, Antonio Abril, procedían de aquel movimiento de chicos y chicas que, desde ese vestir despreocupado de los Jeans, incorporaron otro lenguaje y otra manera de enfocar las cosas.

Y Valentín Martínez-Torregrosa procuró aportar también los textos que recoge este libro y que reflejan aquella etapa convulsa de Hefame. El autor dice en el libro que “Cuando hay valores económicos en juego, suelen ganar estos, al resto de valores” por lo que confiesa que “Este libro es una historia de cómo el apetito económico del gran capital es capaz de sobornar a quien sea”. Por eso el entiende que “este libro intenta hacer comprender, con razones, la necesidad de que el medicamento continúe siendo universal y no un artículo industrial más de consumo y especulación, por el bien de la salud que es el bien más preciado”.

Ciertamente, sus artículos de denuncia no le hicieron el más popular de Hefame. Pero todo aquello sirvió para ganarse el respeto y la admiración de muchos que le leían con interés y con indisimulada admiración. Este esfuerzo tenia que recopilarse en un libro para dejar constancia de que merece la pena luchar por las cosas en las que creemos, como el último trabajo que presentó para mejorar el Sistema Sanitario Público de España. Trabajo del que se hicieron eco publicaciones especializadas del mundo de la economía. Este libro esta compuesto por relatos cortos, pero entrelazados entre ellos y, como el dice “no dejan dudas sobre cualquier tipo de corrupción, cruzándose en este trozo de tierra murciana los unos con los otros”.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 5 de mayo del 2015

A %d blogueros les gusta esto: